Lo ultimo

lunes, 30 de abril de 2007

Walter Flores, un orureño


El futbolista es uno de los dos orureños en San José. Es capitán y referente del plantel. Está optimista porque su club se clasifique a la Libertadores y él tenga una oportunidad en la Selección.



El lateral izquierdo no sólo se abrió paso en San José, sino que en la actualidad es uno de los pilares del plantel minero. Wálter Flores participó del ascenso del equipo santo hacia el seno liguero el 2001 y hoy no sólo es el capitán, sino una de sus figuras. Además de que es uno de los contados orureños que actúan en el plantel.



¿Cómo se inició en el fútbol?

Juego desde los siete años. Lo hice en el equipo de mi barrio, luego pasé a otro club y finalmente a la escuela de fútbol Daniel Valencia. Tuve diferentes experiencias que considero fueron de aprendizaje del fútbol.



¿Cuándo empieza a competir?

Pienso que desde que actué en Enaf en la No Aficionados de la AFO. Otro salto importante fue actuar en Oruro Royal y disputar la Copa Simón Bolívar, luego pasé a Atlético La Joya.



¿Cómo fue su salto a San José?

Recibí una invitación de un dirigente. Inicialmente estuve a prueba en el equipo. Me observó el profesor Ramiro Vargas y me dio el visto bueno.



¿Cuál es el éxito que recuerda?

Haber logrado el título de la AFO, luego la Simón Bolívar y el ascenso a la Liga. Fueron momentos especiales e inolvidables. Además el recibimiento que nos hizo la afición fue inolvidable.



¿Recuerda cómo fue su debut con la casaca santa?

Fue en marzo del 2001, en un partido que jugamos frente a Oruro Royal por el campeonato de la asociación orureña.



Usted desarrolló un ascenso meteórico, ¿a qué se debe?

Al trabajo disciplinado que hice. Uno siempre pone el máximo de su esfuerzo en el trabajo diario y creo que todo esto es producto del empeño que se expone en las prácticas y en los cotejos.



¿Qué opciones de protagonismo tiene San José este año?

Se conformó un equipo sencillo para pelear los dos primeros puestos. Hay gente joven, aunque no es muy conocida. Entre nosotros pensamos que sí o sí debemos acceder a la Libertadores.



San José no contrató a grandes figuras, ¿eso limita?

Sabemos que no tenemos a jugadores con gran cartel, ya lo hemos hablado. Somos un equipo de obreros, donde todos corremos y nadie se mezquinará en el esfuerzo, porque el éxito del equipo será de todos nosotros.



¿Qué aspiraciones personales tiene para esta temporada?

Primero, el gran deseo es clasificar con San José a la Libertadores y seguir siendo tomado en cuenta para la Selección.



¿Por qué cuesta que surjan futbolistas de la región altiplánica?

Por falta de campos deportivos, pero básicamente porque no tienen continuidad. Los jugadores carecen de apoyo decidido para que tengan oportunidad en el profesionalismo.



¿Eso acontece en Oruro?

En Oruro, La Paz y Potosí vi a muchos chicos talentosos. Son hábiles y pícaros con el balón, pero creo que los mismos padres no los apoyan decididamente y además la gente es seria y callada.



¿Usted cómo se abrió paso en el equipo santo?

No sé cómo explicar. Creo que el lado positivo del descenso fue que abrió las puertas a algunos chicos de Oruro, aunque después igual se apeló a gente del interior. La verdad que es muy complicado entrar al equipo profesional.



¿Son pocos los orureños que actuaron en la Liga?

Personalmente no sé de muchos. Escuché de algunos que se destacaron como Mario Parrado, Marcos Ferrufino, Tomás Pórcel, Rodney Pórcel y Valentín Zanca.



Hoja de vida


Wálter Alberto Flores Condarco nació en Oruro el 29 de octubre de 1978. Mide 1,73 metros y pesa 75 kilos. Graciela (madre), Escarlet, Viviana, Willy, Neis, Alvaro, Eva (hermanos). Salió bachiller del colegio Saracho en 1997. Hizo cursos de contabilidad. Ya está hace tres años en San José. 2006 paso a Real Potosi y el 2007 juega para The Strongest Admira a Julio Baldivieso.

Entrevista a Alejandro Gómez Lanza


Cambiar el mal concepto que él piensa que dejó tras los incidentes del 2006, cuando fue detenido por agredir a un policía junto a otros jugadores de Blooming, es una de las causas para jugar en Oruro. Además, el paceño Alejandro Gómez considera que su temperamento en cancha puede llevarle a ser el caudillo de San José.

¿Cuál es su trayectoria en el fútbol profesional?

Me inicié en Blooming. Debuté en la Liga en 1997 y el 2005 pasé a Wilstermann, donde jugué un año. Luego retorné al equipo celeste de Santa Cruz el 2006. Ahora tengo contrato con San José por la temporada 2007.

¿Por qué eligió Oruro?

Me motivó el interés que demostraron los directivos del club por contar con mis servicios en el equipo. Además, el cuerpo técnico también tuvo buenos conceptos sobre mí y opté por venir a jugar aquí y creo que no me equivoqué.

¿Con qué sueños llegó al club?

Con la idea de consolidarme y jugar la mayor parte de los partidos para que posteriormente, por mi esfuerzo y empeño, sea tomado en cuenta en la selección boliviana. Tengo la esperanza de participar en el equipo que irá a la Copa América.

¿Se considera una de las piezas claves en el equipo?

Sí, para eso vine, espero que el equipo retorne a una copa internacional después de tiempo. Es difícil, no todo está perdido y pelearemos hasta el final.

¿Existen las condiciones?

Sí, porque contamos con gente que tiene sueños por cumplir.

¿Por qué volvió al lugar donde tuvo problemas el 2006?

Quise venir para lavar mi imagen. No soy mala gente, como creen, por lo que pasó con la Policía. En Oruro demostraré que soy otro en realidad. La afición ya me conoce y me trata bien. Hay mutuo respeto de ambos.

¿Qué recuerda de ese ingrato incidente del año pasado?

Ellos (San José) convirtieron un gol en posición adelantada, fuimos a reclamar al juez de línea y la Policía nos reprimió y me culparon por golpear a uno de ellos.

¿Cuál es su trato con la afición orureña en las calles?

Muy bueno; desde que estuve cuatro días en prisión, algunos venían a visitarme y ahora me considero uno de sus ídolos, porque me piden autógrafos. Como le dije, nos respetamos.

¿Cómo se autocalifica dentro del campo de juego?

Soy un jugador bastante temperamental, no me gusta perder ni siquiera en un entrenamiento; muchas veces por esta razón se producen inconvenientes, por mi carácter fuerte dentro de la cancha.

¿Qué destaca del plantel?

Tenemos buen equipo, con jugadores importantes. Lastimosamente nos persigue la mala racha; jugamos bien, pero no marcamos los goles y pagamos los errores con derrota.

¿Ud. es jugador paceño?

Sí, yo nací en La Paz y de niño me llevaron a Santa Cruz con mi familia, lugar donde viví la mayor parte de mi vida.

¿Qué recuerdos tiene de la ciudad donde nació?

Me fui al oriente de muy niño, aproximadamente a los cinco o seis años, no tengo muchos recuerdos, no jugaba todavía. Cuando tenía 10 años me llevaron a la Academia Tahuichi y ahí aprendí a jugar fútbol.

¿Por qué el balompié?

Mi padre era futbolista. Él es chileno y jugaba en su país; cuando vino a Bolivia trajo su pasión y me la transmitió.

El Perfil

Nombre: Alejandro Gómez Lanza.

Lugar y fecha de nacimiento: En La Paz, el 18 de julio de 1979.

Familia: Juan y Miriam (padres).

Estatura: 1.71 m.

Peso: 71 kg.