Lo ultimo

lunes, 18 de febrero de 2008

Luis Alí. Nació en La Paz hace 13 años. Vivió en Argentina desde chico


Que el Barcelona, el Real Madrid y otro club grande de Europa estén tras un jugador argentino o brasileño no es novedad, pero que la “joya” que persiguen sea de origen boliviano es para no dejar pasar por alto. Con 13 años, Luis Alberto Alí Vega es el futbolista más pretendido de la cantera del club Lleida. En los próximos días, el delantero paceño, que vive hace tres años España, fichará con el Tottenham de Inglaterra. Su deseo de vestir algún día la “Verde” de la Selección Boliviana sigue vigente, a pesar de que en algunos días tendrá la nacionalidad española. Una corta vida que tiene mucho para contar.

La vida futbolística de Alí, quien nació en La Paz, se inició en las categorías infantiles del club Huracán de Argentina, el país donde nació su madre, Ana María Vega, y donde se fue a vivir cuando tenía dos años. Cumplidos los ocho regresó a su tierra natal, donde radica su padre, Nicómedes Alí, quien lo apoyó para que comenzara a entrenarse en la Academia ABB, donde mostró muchas cualidades, que lo hicieron destacarse.

“Estuve dos temporadas jugando en La Paz”, explica Luis, quien recuerda su paso por la Sub-9, en 2003, y la Sub-10, un año después.

Por esas cosas de la vida, sus hermanos Elisabeth y Ronald y su madre viajaron a España en busca de mejores días. Ese hecho marcaría la vida del niño futbolista, ya que algunos meses después decidieron llevárselo para que empezara una nueva etapa. “Al comienzo todo fue muy difícil, pero gracias a Dios las cosas salieron bien. Luis es un buen hijo”, indicó la mamá del jugador.

El destino de la familia fue el estado de Lleida, que está en la ciudad de Barcelona. Allí Ronald, hermano de Luis, hizo contacto con dirigentes del club de esa localidad y concretó una prueba para su hermano, quien pisó suelo español el 15 de marzo de 2005.

Una semana bastó para que el boliviano demostrara que era un privilegiado con el balón. Aunque no pudo jugar en esa temporada, que estaba en la mitad, siguió entrenándose. Desde julio de 2005 fue habilitado y comenzó su idilio con las redes, se convirtió en el goleador del equipo Sub-11.

En 2006 lo subieron a una categoría superior (un año más), pero no sintió el peso, ya que anotó 35 tantos. Los “cazatalentos” no tardaron en enterarse y enseguida comenzaron a “invadir” Lleida, para ver al jugador. “Es un centrodelantero explosivo, que además tiene buena técnica”, afirmó José Cosculluela, coordinador del fútbol base del club.

Desde noviembre del año pasado, algunos medios españoles, como el diario El Mundo Deportivo y El Segre, abrieron páginas para describir el interés oficial que tuvieron Barcelona, el Real Madrid y el Chelsea por Alí, al que le dicen la “joya” del Lleida.

La última semana de noviembre estuvo entrenándose en el Chelsea, pero las negociaciones no avanzaron. Entonces apareció inmediatamente el Tottenham y ya hay un preacuerdo que puede firmarse en los próximos días.

Según el jugador, optó por el club inglés porque considera que la propuesta es buena para él y su familia. “Lo más seguro es que firme. Es la mejor oferta”, afirmó Alí, quien dejó de lado, por el momento, su sueño de jugar en el Barcelona, equipo del que es hincha en España, ya que en Bolivia se identifica con la camiseta celeste de Bolívar.

Se conoce que el contrato con el Tottenham establece que Luis debe ser colocado en un club español para que juegue en las divisiones base durante dos años más, esto porque en Inglaterra no se puede fichar a un futbolista menor de 16 años. “Espero quedarme en Lleida hasta cuando llegue el momento de viajar a Londres”, expresó Alí.

El dato

Desde chico es futbolista

Luis Alberto Alí Vega nació el 17 de abril de 1994 en La Paz. Es el último de cuatro hermanos (Ronald, de 33 años; Elisabeth, de 30, y José Luis, de 28), nacido del matrimonio entre Nicómedes Alí y Ana María Vega.

A los dos años su madre lo llevó a vivir a Argentina, donde se entrenó en infantiles de Huracán.

A los ocho regresó a La Paz y estuvo dos años entrenándose en ABB, luego viajó a España (marzo de 2005) y comenzó su era en el Lleida.

El delantero, que mide 1,70 metros de estatura, es hincha de Bolívar y su ídolo en el fútbol boliviano es Joaquín Botero.

Otra mirada

POR OBJETIVOS

El contrato del Lleida con el Tottenham, por Luis Alí, es por objetivos de ascensión de nivel del jugador. Es decir que cada vez que el futbolista boliviano ascienda de categoría, el club inglés debe pagar un cierto monto establecido a su par español.

VENDRÁ A BOLIVIA

Desde España, Luis confirmó que vendrá a Bolivia en junio para visitar a su padre y a sus familiares que viven en La Paz. La temporada futbolística y la escolar en España terminarán en mayo, por lo que el jugador tendrá algunas semanas de vacaciones que quiere disfrutarlas en su tierra natal.

SU NACIONALIZACIÓN

La idea de nacionalizarlo español es para que el jugador no tenga inconvenientes a la hora de tramitar sus documentos cuando llegue el momento de incorporarse al Tottenham (de Londres). Además, pensando en el futuro, si Alí tiene la nacionalidad, será comunitario, por lo que no ocupará cupo de extranjero.

Es un protegido por el Lleida

La dirigencia del club Lleida ha pedido a los entrenadores y responsables de las categorías base que protejan al jugador boliviano, ya que por ahora es el centro de la atención de varios representantes y de los medios de la ciudad.

“Sabemos que hay mucha presión sobre Luis por lo que está viviendo, pero nosotros estamos cuidando de que eso no influya en su vida cotidiana”, señaló José Cosculluela, coordinador del fútbol base. El dirigente expresó estar admirado por la madurez del boliviano, ya que sigue siendo el mismo de siempre.

En casa nada ha cambiado, Luis se levanta temprano para asistir al instituto Torre Vicens, donde cursa el octavo grado. Por las tardes se entrena con sus compañeros de la Sub-15 (lo ascendieron a una categoría superior). “Le gusta estar con nosotros. Es muy familiar”, afirmó su madre, Ana María, quien trata de aconsejar al menor y al más “adulado” de sus hijos. Pero no es la única, pues la buena relación que tiene Luis con sus hermanos Elisabeth y Ronald (uno de sus representantes) ha sido fundamental para tener al adolescente con los pies sobre la tierra.

¿Ya está todo cerrado con el Tottenham? “Ese tema lo está manejando mi hermano (Ronald) y un representante, porque soy menor de edad, pero creo que firmaré por el club inglés, pues la propuesta es buena”.

ALÍ Dentro de poco tendrá la nacionalidad española. Sin embargo, su sueño es vestir la “Verde” de Bolivia.

“Yo jugaré para la Selección”

A punto de firmar por el Tottenham de Inglaterra, Luis espera que las cosas sigan por buen rumbo. Con una voz gruesa y una mentalidad madura, el paceño tiene muchas metas por cumplir; llegar a ser profesional y luego, cuando sea el momento, ser convocado a la Selección Boliviana.

Cuando llegaste a España ¿te costó adaptarte a tu nueva vida?

Al principio siempre es complicado, pero gracias a que jugaba fútbol en el colegio y el Lleida tuve la oportunidad de ir haciendo muchos amigos, que te ayudan a que las cosas se faciliten.

¿Cuánto aprendiste en Lleida?

Recuerdo que cuando jugaba en ABB me decían que retenía mucho el balón, que no lo pasaba nunca, no pensaba en mis compañeros; en cambio, aquí me enseñaron a tocar el balón, aunque me costó al principio. Ahora sé cuando hay que hacer una gambeta o cuando pasarla.

En tu corto tiempo en Bolivia ¿tenías el sueño de jugar en algún equipo profesional?

Soy hincha de Bolívar y me hubiera gustado jugar en ese equipo, pero ahora será difícil.

Y en España ¿en qué club te hubiera gustado estar?

Cuando comencé a entrenarme en Lleida, siempre hablaba con mi hermano (Ronald) de que soñaba con jugar en el Barcelona. Ellos estaban interesados, pero no hubo acuerdo. De todas maneras soy muy joven aún.

Dentro de poco tendrás la nacionalidad española si tuvieras que decidir entre Bolivia y España, ¿para cuál jugarías?

Yo jugaré para la Selección Boliviana. Cuando era pequeño hablaba con mi familia del deseo de algún día llegar a defender a mi país. Mis amigos de acá me piden que juegue para España, pero ya les dije que no, porque quiero cumplir otro de mis sueños.

Numeralia

35 Fueron los goles que convirtió en la temporada 2005-2006 en la categoría Sub-11 del Lleida. En lo que va del actual campeonato ya superó los 15 tantos. Quiere ser el goleador nuevamente.

3 Son los años que se cumplirán desde que Luis llegó a España. El joven futbolista boliviano arribó a Lleida el 15 de marzo de 2005. Antes ya había vivido en Argentina y en Bolivia.

Las frases

A Luis siempre le gustó el fútbol. En Argentina lo llevé a entrenar a Huracán”

Ana María Vega

Madre de Luis

Estoy orgullo de mi hijo, que todavía es un niño. Siempre fue buen jugador”

Luis Alí

Padre de Luis

La llegada a España fue difícil, pero el fútbol me dio muchos amigos”

Luis Alí

Jugador juvenil de Lleida

Es un delantero explosivo, con buena técnica y es más fuerte de lo normal”

José Cosculluela

Coor. de fútbol base de Lleida

sábado, 16 de febrero de 2008

Diego Cabrera, a punta de goles


Apenas se dio a conocer el nombre del ganador del Premio Mayor 2007, EL DEBER, vía teléfono, se comunicó ayer con el futbolista para darle la noticia. Lejos de Bolivia, y al otro lado de la línea, estaba Diego Cabrera, el delantero que, a punta de goles, se ha metido en la galería de los galardonados por este medio escrito desde 1991, cuando por primera vez el riberalteño Miguel Ángel Rimba levantaba la codiciada estatuilla, el año pasado en manos de Juan Carlos Arce y dentro de poco la recibirá también el goleador del Cúcuta.
‘Manacha’, como es conocido en el medio futbolístico, fue elegido, por más del 40% de los votos, el mejor jugador de la temporada pasada. Y como todos los años, el Diario Mayor EL DEBER lo premiará con una estatuilla, hecha de mármol y bronce, en una velada especial, a efectuarse en el salón Pedro y Rosa de esta casa periodística, posiblemente el 9 de abril.
La carrera futbolística de Cabrera comenzó desde muy temprana edad. Se inició en el Club Don Bosco de la ACF y de ahí saltó a Oriente Petrolero, donde debutó profesionalmente. Jugó también en Blooming, Bolívar, The Strongest, Cerro Porteño y Aurora, su último equipo antes de su consagración en el Cúcuta.
El Premio Mayor es el máximo reconocimiento a un futbolista en el país, o fuera de él, que entrega anualmente este diario, desde hace 17 años. El galardón, que muy pronto reposará en manos de Diego, es un premio codiciado por los futbolistas, que tiene como objetivo incentivar a la práctica del deporte. Sólo una vez fue declarada desierta la entrega, en 2004, porque justo ese año no hubo una figura descollante, además que se registraron varios casos de dopaje en el campeonato de la Liga, atentando contra el juego limpio.
El aspirante al Premio Mayor puede ser cualquier futbolista, nacional o extranjero, que milite en uno de los 12 clubes de la Liga, o puede ser elegido también alguien que hubiera destacado en la selección nacional o en un club del exterior, como es el caso de Diego Cabrera, en el Cúcuta, o Juan Arce, en el Corinthians.
Antes, los votantes sólo eran periodistas deportivos de radio, televisión y prensa escrita en el país, además de los corresponsales de las diferentes agencias internacionales; sin embargo, ahora también pueden votar los capitanes de los equipos de la Liga y los entrenadores.

El dato

El único futbolista que ganó dos veces el Premio Mayor del diario EL DEBER fue Víctor Hugo Antelo, en 1997 y 1998

La entrevista

“Me siento muy feliz”
Diego Aroldo Cabrera Flores
Emocionado por la mejor noticia del día que recibió, el ganador de la decimoséptima edición del Premio Mayor, Diego Aroldo Cabrera Flores, dijo sentirse feliz, ya que la jornada de ayer fue especial por las llamadas que recibió del periodismo de Bolivia. La familia Cabrera - Flores
Esta fotografía familiar fue tomada en 1992, cuando Diego Aroldo tenía 10 años. En el centro están sus padres, Gilberto Cabrera y Alcira Flores; parados, de izquierda a derecha, Héctor, Franco y Denis. Abajo, de izquierda a derecha, Rony y Diego, el menor de todos.

- ¿Cuál fue tu primera impresión al enterarte de que fuiste el ganador del Premio Mayor?
- De mucha alegría, porque el sueño que yo quería lo voy a tener en mis manos. Es un premio motivante y espero seguir haciendo las cosas bien como hasta ahora.

- ¿Qué significa este premio?
- Mucho, el Premio Mayor es el más importante en mi carrera, y esto lo conseguí con mucho trabajo y sacrificio.

- Si lo tuvieras en tus manos, ¿con quién los compartirías primero?
- Con mi padre (Gilberto), porque él me ayudó a luchar por la vida, y a que siguiera adelante cuando perdí a mi madre.

- ¿Qué se viene de aquí en adelante para vos?
- No bajar el nivel, porque muchas veces es fácil llegar arriba, pero lo más difícil es mantenerse.

- ¿Te imaginaste ganar alguna vez el Premio Mayor?
- Nunca se me pasó por la cabeza tener este premio, pero siempre tuve envidia, sana por supuesto, de aquéllos que lo ganaban, y gracias a Dios ahora lo podré tener en mis manos.

- ¿Este premio te ayudará a borrar esa mala imagen que tuviste en su momento?
- No me arrepiento de lo que hice, porque fueron errores que cometí siendo joven.

Las frases

“En la infantil de Don Bosco era el mejor de todos. Siempre fue un soñador del fútbol”
Juan Durán / Su primer Dt en Don Bosco

“Es el punto de partida de su reivindicación, es como comenzar una nueva etapa”
Gilberto Cabrera / Padre de Diego

Al ángulo

‘Cata’ roque lo hizo debutar
El uruguayo Wálter Roque fue clave en la carrera futbolística de Diego Aroldo. El ex técnico de Oriente lo convocó nada menos que para un clásico y se animó a meterlo. Tenía 15 años cuando se estrenó en el Tahuichi. El resultado fue lo de menos.

kempes le dio continuidad
Mario Alberto Kempes llegó a Bolivia para dirigir a Blooming en 1999. Ese año Diego había abandonado Oriente porque el DT argentino Dalcio Giovagnoli lo hizo a un lado.

El 17, número de la suerte
La decimoséptima edición del Premio Mayor le cayó como anillo al dedo, ya que coincide con el número (17) que utiliza. “Mi padre me dijo que elija un solo número para jugar donde quiera que esté, y yo me incliné por el 17”. Es el número de veces que el diario EL DEBER entrega este galardón.

Ahora tiene por quién luchar
Diego no está solo, se casó con la paraguaya Hilda Amarilla y tienen un hijo: Tobías, de dos años. “Va a ser goleador, igual que su padre”, dijo el delantero.

El tiempo lo eligió como el mejor
Los goles de Diego en Colombia fueron determinantes para que el diario El Tiempo de Bogotá lo eligiera el mejor futbolista del torneo Finalización 2007. Gabriel Melú, editor del área deportiva de ese diario, admitió la clase goleadora del boliviano.

Su mamá lo vio jugar un solo partido
“Hijo, me voy con la tristeza de no verte triunfar”. Esas palabras a Diego le destemplan las fibras más íntimas de su interior cuando las recuerda. Un día de 1998, poco antes de morir a raíz de una insalvable enfermedad, su madre lo mandó a llamar para aconsejarlo que siga adelante porque había visto en él un potencial futbolístico. Fue en su estreno como jugador profesional, a los 15 años, nada menos que en un clásico frente a Blooming en el estadio Tahuichi.
“Fue el único partido que vio jugar a Diego. Después su enfermedad empeoró y se nos fue. Él más que nadie lo sintió muchísimo porque soñaba con dedicarle sus goles”, manifestó don Gilberto Cabrera, el papá de Diego y el que guió los pasos en sus inicios como futbolista.
Diego Aroldo Cabrera Flores debutó el 10 de agosto de 1998, a tres días de cumplir 16 años. Su madre estaba en las graderías viéndolo jugar y poco después murió. Se fue ella pero el consejo quedó para siempre. “Lo recuerdo bien y Diego también. Las palabras de su madre fueron un compromiso de superación para él y lo ayudaron a llegar donde ahora está. Lástima que ella no esté entre nosotros para disfrutar de sus goles y de este gran momento”, dijo ‘Manacha’ mayor, ligado al fútbol por más de 30 años y actualmente kinesiólogo de Oriente Petrolero, donde debutó Diego goleador, ganador del Premio Mayor.

Sondeos

Ana maría Pereira
“La alegría que nos dio Diego Cabrera al estar en el fútbol colombiano, que es muy competitivo, ha sido lo mejor del año pasado. La presencia de este cruceño en Colombia también es histórica, ya que es el primer boliviano que se consagra como el segundo goleador del campeonato local de ese país. La elección de los periodistas deportivos y entrenadores que votaron es excelente. El Premio Mayor para él es merecido”.

Fernando Nürnberg
“Fue un año excepcional de Diego Cabrera, ya que no todos llegan a ser el mejor extranjero en un fútbol tan competitivo como el colombiano, que exporta muchísimos futbolistas al exterior. Que vaya uno de los nuestros (boliviano) y que se consagre como el segundo máximo artillero del campeonato de ese país, en un gran logro. El premio lo tiene bien merecido. Lo único que pido es que tenga más orden en su vida”.

Vito Lavadenz
“Me parece bien la elección de ‘Manacha’ (Diego Cabrera) como el ganador del Premio Mayor, porque es un jugador joven, además que fue uno de los goleadores (segundo) en el campeonato colombiano, y eso es algo que alegra al fútbol boliviano. También felicito al diario EL DEBER por entregar tan importante premio al mejor jugador de cada temporada. Cabrera es justo merecedor de este galardón”.

Fernando Durán
“Creo que los periodistas, entrenadores y capitanes de equipo que participaron en la votación no se equivocaron al elegir a Diego Cabrera como el mejor de 2007. El futbolista cruceño pasa por un buen momento futbolístico, lo demostró en Aurora en el primer torneo del año pasado y lo ratificó en el Cúcuta de Colombia. Por todo aquello, Cabrera es el justo merecedor del Premio Mayor que entrega el diario EL DEBER”.

Los galardonados

Jugador - Año - Camiseta

1. Miguel A. Rimba 1991 Bolívar
2. Álvaro G. Peña 1992 San José
3. Marco Etcheverry 1993 Selección
4. Erwin Sánchez 1994 Selección
5. Juan B. Suárez 1995 Guabirá
6. Ramiro Castillo 1996 T. Strongest
7. Víctor H. Antelo 1997 Blooming
8. Víctor H. Antelo 1998 Blooming
9. Limberg Gutiérrez 1999 Blooming
10. Joselito Vaca 2000 Oriente P.
11. José A. Castillo 2001 Oriente P.
12. Joaquín Botero 2002 Bolívar
13. Luis H. Cristaldo 2003 T. Strongest
14. Ronald Raldes 2005 Selección
15. Se declaró desierto 2004
16. Juan C. Arce 2006 Oriente P.

Los momentos en su vida

Cuando tenía un año de edad
Diego Aroldo en una foto tomada en 1983, en el dormitorio de sus padres. “Era un chico despierto, a veces travieso. Se distraía con los pocos juguetes que tenía”, comentó su padre, Gilberto Cabrera.
Diego siempre tuvo en casa una pelota, porque el papá estuvo ligado al fútbol siempre. “Diego comenzó a hacer técnicas desde cuando estaba en etapa de gestación”, dijo el papá, en tono de broma.

Al lado de un gran arquero
El 5 de julio de 1992, Olimpia llegó al estadio Tahuichi para enfrentarse a Oriente, por la Copa Conmebol. Antes del partido, Diego se le acercó al arquero del equipo visitante, que era nada menos que Sergio Goycochea, el famoso ataja penales y amigo personal de Diego Armando Maradona. ‘Manacha’ guarda esta foto como si fuera un tesoro. Ambos jugaron en Cerro Porteño, obviamente no juntos, primero Sergio.



En su primera comunión
Tenía 12 años cuando Diego Aroldo dio su primera comunión en 1994, en la iglesia de Don Bosco, donde hizo sus estudios primarios.
Cuenta su papá que ese día, especial para toda la familia, el ahora goleador del Cúcuta estaba feliz de su encuentro espiritual con Dios. “Si vieras la pintanga que tenía Diego, parecía un actor de cine”, manifestó su padre. Don ‘Manacha’ fue determinante en la carrera de su hijo.

El día de su lanzamiento
Esta foto la tomó el diario EL DEBER, el 10 de agosto de 1998, previo a un clásico frente a Blooming por el torneo de la Liga. Diego tenía 15 años, a tres días de sus 16. Esa noche el DT de Oriente Petrolero, Wálter Roque, hizo debutar al joven atacante. La felicidad era doble para el jugador porque su papá, Gilberto, era el kinesiólogo del equipo. Padre e hijo juntos defendiendo la misma camiseta en un día especial e histórico.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Carlos Saucedo jugará en Ecuador




Luego de superar las diversas revisiones médicas a las que se sometió, el atacante boliviano Carlos Saucedo concretó su incorporación al conjunto del Deportivo Quito, de Ecuador.
El ex delantero de Bolívar acordó con los dirigentes ecuatorianos su permanencia en el club.

Los medios locales destacaron la efectividad goleadora del futbolista en la temporada pasada en el fútbol boliviano. Paralelamente, el delantero fue convocado a la selección nacional para disputar los amistosos.

Anteriormente actuaron en el fútbol ecuatoriano los bolivianos Róger Suárez, Gonzalo Galindo, Julio Baldivieso y Marco Antonio Etcheverry, y como director técnico estuvo Ramiro Blacut.

Saucedo comenzó su carrera futbolística en Oriente Petrolero y hasta hace poco probó fortuna en el Sao Caetano, del fútbol brasileño, y luego se informó que jugaría en el fútbol colombiano.

lunes, 11 de febrero de 2008

Huella. Velocidad y entrega de ‘TATÚ’ Padilla

El Deber

Jugando siempre como si fuera el último partido de su vida, con fuerza, velocidad, entrega y como él mismo lo asegura, con mucho amor propio, así lo conocimos a Luis Enrique Padilla al que también le decían Moroco ‘e pato, Chato, Tatú, Chiquinho y varios otros sobrenombres que se ganó jugando en los mejores equipos del país y en la selección nacional.
‘Moroco’ hizo sus primeras armas a los 13 años en la escuela de la Asociación Cruceña de Fútbol como arquero, pero cambiado casi inmediatamente como delantero por el profesor Ernesto Ferrante, del que guarda grandes recuerdos y agradecimientos por sus enseñanzas, que puso en práctica durante toda su carrera.
Estuvo durante tres años en esa escuela para luego pasar a La Bélgica, que jugó la Copa Simón Bolívar en 1977. Ese mismo año conformó la selección cruceña que obtuvo el tricampeonato en Trinidad (Beni).
De ahí fue un salto hacia la Liga profesional. Pasó a The Strongest de La Paz, habiendo salido subcampeón y disputando su primera Copa Libertadores enfrentando a River y Boca de Argentina. En esa gestión se hizo acreedor al Botín de Oro como la mejor promesa del fútbol boliviano. En 1981 jugó en la selección nacional juvenil que participó en un torneo clasificatorio en Ecuador, logrando el cuarto lugar, tras Uruguay, Brasil y Argentina. En 1985 fue convocado al combinado absoluto.
En 1983 militó en Oriente y en 1984 volvió a La Paz para jugar en Bolívar, que disputó la Libertadores contra los equipos chilenos.
En 1985 pasó a Real Santa Cruz, el equipo de sus amores. Jugó con el equipo albo la final de la Liga en la ciudad de Cochabamba, en un partido que dice que el árbitro les ‘robó’ el título al anularle un gol legítimo a Juan Ernesto Lazcano. En Real jugó hasta 1988 y pasó a Guabirá donde estuvo por unos cuatro meses y se fue a San José de Oruro en los tiempos en que aparecieron los famosos ‘quirquigans’. Entre 1990 y 1991 vistió la casaca de Wilstermann, habiendo vuelto a Real Santa Cruz en 1992, año en que el club merengue descendió, diciéndole él también adiós al fútbol profesional.

Perfil

Tabaja en la madre patria
Luis Enrique Padilla Moreno nació en Santa Cruz de la Sierra el 6 de julio de 1960, en el hogar de los esposos Ignacio Padilla (+) y Neysa Moreno. Casado con Jackeline Subieta tiene una hija: Mary Silvia, que le ha dado dos nietos. Tras dejar el fútbol se dedicó a negocios particulares y hace ocho años que vive en España, donde trabaja como almacenero de una empresa constructora. También es fisioterapeuta del equipo Roquefort del ayuntamiento de Valencia, que participa en torneos amateurs de esa región.

viernes, 8 de febrero de 2008

Mario Pariente


Mario Pariente fue en la década de los años 70 uno de los más destacados mediocampistas del fútbol boliviano. Seleccionado nacional, integrante de clubes como Aurora, Bolívar, Always Ready y Litoral, sobre todo brilló en The Strongest, con el que se identificó durante mucho tiempo.

Con el “Tigre”, al que llegó para dar vida al “nuevo The Strongest”, tras el trágico accidente de Viloco, fue campeón por primera vez en 1971.

En filas de la Selección tuvo extraordinarias jornadas, como aquella del Mundialito efectuado en Brasil, donde convirtió frente a la representación de Yugoslavia (1-1).

Ese hábil, potente y a la vez goleador nacional ya no está más. Falleció el viernes y ayer fue enterrado en su natal Cochabamba.

jueves, 7 de febrero de 2008

Ricardo Pedriel: “Tengo mucho por aprender”


Desde que fue convocado por primera vez, la semana pasada, y en cada uno de los entrenamientos, Ricardo Pedriel se mostró ansioso. Era evidente que quería que su debut no pasara desapercibido. Anoche mostró que está en racha y se ganó la confianza del técnico. “Es un chico que de a poquito se va a ganar un lugar en la Selección”, dijo Erwin Sánchez.

Al final del partido, Ricardo Pedriel se mostró tranquilo, como si se le hubiera quitado un peso de encima. El de la primera vez...

¿Fue el debut que querías?

Estoy muy contento porque cumplí uno de mis sueños de jugar en la Selección y el debut fue con gol. Me da mucho ánimo para seguir luchando por estar en futuras selecciones.

A la Selección le estaba faltando goles y tu rompiste esa mala racha...

Sí, sabemos que la misión de los delanteros es ésa. Esto motiva para seguir trabajando y mejorando. Todavía tengo mucho por aprender.

El técnico Sánchez dijo que se te notaba ansioso en los entrenamientos, pero a la hora de jugar estuviste sereno...

La verdad es que había ansiedad, pero me calmé y pude jugar tranquilo.

Ha sido muy importante la confianza que me brindó el cuerpo técnico y también mis compañeros, a quienes agradezco por las constantes muestras de apoyo fuera y dentro de la cancha.

Se te abren las puertas para futuras convocatorias...

Ojalá que siga en las listas del entrenador, creo que he cumplido y seguiré trabajando en mi club para luego aportar a la Selección.

Hay varios delanteros, muchos juegan en el exterior, ¿qué te dice competir con ellos por un lugar en el equipo?

Tengo que trabajar muy duro, el entrenamiento diario será importante. Quiero ganarme un puesto, a eso estoy apuntando.

¿Qué piensas de la reacción de la gente?

El público se puso impaciente, nosotros cumplimos en la cancha y le regalamos un triunfo, creo que no debía reaccionar así.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Castillo quiere volver a ser el de antes



Volver a la Selección Nacional no le quita el sueño a José Alfredo Castillo, aunque el delantero no ocultó su aspiración por estar en el plantel que hoy se medirá con Perú en el estadio Hernando Siles.

El atacante de Bolívar, que con Joaquín Botero integran la pareja ofensiva en el nuevo equipo “celeste”, se reencontró con el gol en su último cotejo de la Copa AeroSur, cuando la “Academia” visitó a Blooming y cayó 3-2 en el “Tahuichi” Aguilera de Santa Cruz.

“No me quita el sueño estar en la Selección, además el entrenador me desilusionó. En general el equipo nacional no está bien en el ámbito internacional”, sostuvo Castillo, haciendo evidente que esperaba ser convocado en esta ocasión.

“Primero quiero rendir al cien por ciento en Bolívar, para ello me estoy poniendo bien en la parte física. Creo que llegaré en buenas condiciones al inicio del torneo de la Liga. Mi deseo en este primer semestre es ser el goleador de la ‘Academia’. Mi contrato es sólo por seis meses y aprovecharé al máximo este tiempo para retornar a mi nivel”, agregó.

El “Pícaro” admitió que en este momento “está medio complicado volver” a la Selección e hizo referencia a que “el técnico dijo que debo tratar de hacer mucho mejor las cosas de las que estoy haciendo, seguramente para poder convercerlo y para que me llame. Aquello me desilusionó. Ahora debemos ser conscientes de que la Selección no está bien en el ámbito internacional”.

Insistió en que está apegado de momento a lo que es Bolívar. “La verdad, no me interesa mucho estar en el equipo nacional, lo que me interesa es rendir bien en Bolívar para poder salir una vez más al exterior. Si bien en el segundo semestre debo volver a Tecos de México (club con el que tiene contrato), mi intención es poder buscar otro futuro, porque posibilidades existen y el emigrar va a depender de mi rendimiento”.

De a poco, Castillo está mejorando físicamente, y ello hace que futbolísticamente se sienta mejor. El delantero afirmó que el haber jugado los partidos de la Copa AeroSur, y convertido un gol, le devuelve la confianza para mejorar.

lunes, 4 de febrero de 2008

Joaquin Botero: “Quiero volver a ser el Botero de antes, el goleador”

El atacante bolivarista espera recuperar el nivel que todos le conocen en la selección nacional. Para eso quiere jugar y jugar, además anotar los goles. Sabe que sale de una situación difícil, por las lesiones y falta de confianza en los dos últimos años, pero confía en su capacidad para anotar muchos goles para la selección y Bolívar.

¿Qué esperanza tiene en esta nueva convocatoria a la selección nacional?

Lo único que espero es trabajar bien en cada práctica, y hacer un buen papel el día miércoles ante Perú, luego veremos si se puede hacer algo más adelante.

¿Puede conformar una buena dupla de ataque con Pedriel?

No sólo con él, está también (Pablo) Salinas y otros más, así que hay que esperar para ver qué decide el entrenador. Lo mío es tratar de aportar con goles.

¿Con quién se siente más cómodo arriba?

Con cualquiera, yo vengo sólo a trabajar y esperando la oportunidad de entrar en el equipo titular, lo demás no lo decido yo sino el entrenador.

¿Está lejos del nivel futbolístico que usted quiere?

Estamos ahí, tampoco puedo lograr en un mes todo lo que perdí en cuanto a ritmo futbolístico, por eso me estoy esforzando día a día para poder ser el mismo de antes, y volver a ser el goleador que todos conocen.

Lo bueno es que le quedan cuatro meses para demostrar el nivel que pretende...

No, lo que yo quiero es llegar al cien por ciento lo más antes posible. Primero en la Liga, mi club me necesita ahora. En este momento me queda trabajar bien en la selección y jugar de la mejor manera ante Perú, donde espero volver a concretar un gol para el equipo.

¿Anotar muchos goles en la selección sería un gran respaldo anímico para su juego?

Sí, obviamente, eso es importante para cada delantero; uno está acostumbrado a anotar goles y cuando hay una sequía preocupa un poco, pero yo sé que los goles van a llegar. Sólo hay que confiar en la capacidad de uno.

¿Qué metas se ha trazado para esta temporada?

Volver a ser el goleador de la Liga, lograr el título nacional con Bolívar, y que le vaya bien a la selección. Hay que tener paciencia e ir paso a paso, eso es lo único que me queda ahora.