Lo ultimo

jueves, 30 de abril de 2009

Fierro se va al Portuguesa

El delantero Juan Eduardo Fierro confirmó que hoy viajará a San Pablo, Brasil, para una revisión médica en el club Portuguesa y firmar un contrato hasta diciembre de este año si pasa la prueba y llega a un acuerdo satisfactorio con la entidad brasileña.

El atacante de Blooming dijo que físicamente está bien porque, a pesar de no ser tomado en cuenta por el técnico Pablo Reppeto, trabaja con normalidad en el plantel cruceño y no tendrá problemas en la revisión médica por lo que algunos detalles del contrato serán cerrados para ser jugador del Portuguesa, club que juega en la serie “B” del campeonato nacional de Brasil.

Después de pasar la revisión médica Fierro volverá a Santa Cruz de la Sierra para comenzar con los trámites para sacar el documento de trabajo que solicita el vecino país y recién podrá entrenarse con su nuevo club.

Los dirigentes del Portuguesa conversaron con sus pares de Blooming para hacerles conocer que el acuerdo es a préstamo hasta diciembre con la opción de compra, que permitirá al jugador proyectarse de mejor manera a otro país en el futuro.

lunes, 27 de abril de 2009

Boliviano • Luego de una pretemporada por África, el volante se consolidó en el club Whitecaps de Canadá



Un comienzo de temporada espectacular fue el que tuvo Vicente Arze, en el fútbol de Canadá. El volante boliviano es titular indiscutible en su equipo, Vancouver Whitecaps, luego de un periodo de pretemporada que pasó por Londres (Inglaterra) y llegó hasta Tanzania (África), donde el último campeón canadiense jugó varios partidos amistosos. La experiencia en el continente negro fue algo inolvidable para el zurdo, que ahora apunta a consolidarse para luego emigrar a Europa.
Pagó derecho de piso durante 2008, año en el que alternó en la mayoría de los encuentros de la USL, que es la Liga en la que participan equipos de fútbol de primera división de Canadá y de Puerto Rico, y algunos de segunda de Estados Unidos. Aún así, Arze logró estar entre los tres mejores novatos o debutantes de año.
“A diferencia de 2008, este año realicé la pretemporada con el equipo, por lo que empecé igual que todos”, señaló el volante, que fue contratado en marzo de la temporada pasada, luego de graduarse como administrador de empresas de la Universidad de Mercer (Atlanta). Fue seleccionado en sus años de estudios, lo que le valió que algunos equipos de la MLS lo tuvieran en cuenta, pero decidió fichar por los Whitecaps, porque el contrato económico era mejor.
En febrero comenzaron los entrenamientos en Vancouver, donde estuvieron algunas semanas. La próxima parada fue en la capital de Inglaterra, donde realizaron la segunda parte de la pretemporada.
El trabajo concluyó en Tanzania, donde a más de 50 grados centígrados Whitecaps jugó tres amistosos. Perdió ante el campeón de ese país, Young Africans FC (3-0), venció a Simba FC (2-0) y empató con la selección nacional (0-0).
La gira sirvió para que el boliviano convenza al DT Teitur Thordarson's , que no dudó en ponerlo de titular en los primeros partidos de esta temporada, que comenzó el 9 este mes. Empataron contra Charleston Battery (0-0), perdieron con Puerto Rico Islanders (2-1), que venía de jugar la semifinal de la Concacaf, y volvieron a igualar frente a Austin Aztex (1-1).

Algo más

Llevaron regalos
El plantel de Whitecaps llevó muchos regalos para niños de Tanzania. “Entregamos chuteras, pelotas, ropa deportiva del club y también material de entrenamiento”, apuntó Arze.

Firmó con Adidas
Hace dos semanas, el cruceño firmó un contrato por una temporada con la marca Adidas, la que le dotará de zapatillas y ropa deportiva de calle. “Sólo puedo vestir Adidas cuando no esté concentrado con el equipo, que usa Umbro”, afirmó.

Hasta octubre
El boliviano tiene contrato con el club canadiense hasta que termine esta temporada, en octubre. Aunque el club quiere renovarle por un año más, Arze espera poder salir a Europa.

En 2011, en la MLS
El club Vancouver Whitecaps será parte de la MLS desde 2011. El actual campeón de la USL ya tiene acordado con la dirigencia del fútbol estadounidense competir allí.

Profesional que va paso a paso
Vicente Arze
Nació en Santa Cruz, hace 24 años. Pasó por la divisiones menores de Blooming en 2000, luego fue becado por Newell’s Old Boys de Argentina, donde estuvo dos temporadas. Allí fue dirigido por Edgardo Malvestiti, ayudante de campo de Gustavo Quinteros. En 2004 ganó una beca para estudiar en la Universidad de Mercer (Atlanta), de donde se tituló como administrador de empresas en marzo del año pasado, días después fue contratado por Whitecaps.

viernes, 24 de abril de 2009

Bolivianos • Ronald Raldes y Diego Cabrera tuvieron una jornada para el olvido; sus equipos perdieron



Minuto 92 del partido, Diego Cabrera acaba de convertir el 3-3 para Independiente de Medellín y sale corriendo como un loco a festejar. Con ese resultado, frente a Defensor Sporting, el equipo colombiano sellaba su avance a los octavos de final de la Copa Libertadores con el boliviano como héroe. Segundos después, en la última jugada del partido, el cuadro local anotó el 4-3, en un final de película.
Cabrera, que no terminaba de celebrar su gol, de pronto se dejó caer y una lágrima de impotencia caía por su mejilla. Las imágenes mostraban al boliviano rendido, como buscando una explicación.
Más temprano, en México, Ronald Raldes salía cabizbajo por la derrota de su equipo en la primera final de la Liga de Campeones de la Concacaf, ante el Atlante. De local, el Cruz Azul perdió por 2-0, justo en el debut del boliviano.
En el 1-0 llegó tarde a una marca que no era la suya y un comentarista de televisión calificó la jugada de ‘horrendo’ error del boliviano. “No quiero hablar, no quiero hablar de nada”, dijo ayer, sin ánimo de atender llamadas. El ex Rosario Central dio la sensación de estar abatido psicológicamente. Su equipo perdió en casa y prácticamente le dijo adiós al Mundial de Clubes.
Cabrera y Raldes, a miles de kilómetros de distancia, la pasaron mal en una jornada para el olvido.

lunes, 20 de abril de 2009

Carlos Arias: “Nunca hay que creerse el mejor, aunque uno lo sea”



Atraviesa su mejor momento dentro de las canchas. Está más maduro en lo futbolístico. Es el indiscutible número 1 de la Selección Nacional, gracias a una tarea que no afloja día a día. Para muchos es el mejor arquero del país.

Carlos Arias lleva 12 años en el fútbol profesional boliviano, desde que en 1997 debutara en el cruceño Blooming. Sólo tres clubes hay en su carrera, los otros dos son los paceños The Strongest y actualmente Bolívar. Hoy por hoy está plenamente consolidado y él dice que listo para, si se presentase la oportunidad, irse a algún club del exterior.

¿Crees que éste es el mejor momento de tu carrera?

La verdad, yo me considero un arquero regular. En toda mi carrera deportiva siempre he mantenido un cierto nivel desde que me inicié en 1997. Creo que tener una regularidad me ha permitido, por ejemplo, estar vigente en tres de los clubes más grandes del país.

Hay mucha gente que cree que eres el mejor arquero boliviano, ¿tú piensas igual?

Yo tengo un dicho: “Nunca hay que creerse el mejor, aunque uno lo sea, porque cuando uno se cree, deja de serlo”, así que siempre he mantenido un equilibrio en toda mi vida y hoy lo sigo haciendo. Cuando jugué bien nunca me creí el mejor, y cuando jugué mal tampoco me creí un desastre. Es importante tener un equilibrio mental para seguir trabajando. Siempre trabajo como uno más que quiere mejorar y aprender, porque cada día uno aprende algo y pule algunas cosas.

¿Qué aspectos han sido determinantes en tu vida deportiva para que llegues a este buen momento?

Todos y cada uno. La verdad es que nunca hay que bajar los brazos. Muchas veces caí, pero siempre me levanté y ésa es la clave del éxito, porque el que persevera alcanza lo que quiere.

¿Las lesiones que has sufrido a lo largo de tu carrera te llevaron en algún momento a pensar en irte del fútbol?

No, la verdad que no. Siempre uno tiene bajones en lo futbolístico, pero haciendo un balance, en mi carrera siempre mi trabajo ha sido de regular para arriba, más han sido los partidos que he atajado bien que los que he atajado mal. En torno a las lesiones, he tenido algunas muy complicadas, me fracturé la tibia derecha, estuve tres meses con yeso, pero en ningún momento se me pasó por la cabeza dejar el fútbol porque me considero un jugador fuerte mentalmente y siempre que he caído me he levantado.

¿Qué significa para ti jugar esta eliminatoria mundialista con más oportunidades de ser titular?

Es lo más grande que hay, no se puede explicar con palabras, hay que vivirlo; el momento en que cantas el Himno Nacional se te hace un nudo en la garganta y piensas en toda tu familia. Jugar contra jugadores de primer nivel, de clase, que están triunfando en el mundo, es una sensación indescriptible. Le doy gracias a Dios y a la Virgen, que me dan la oportunidad de poder estar en estos partidos.

¿El partido más trascendental de esta eliminatoria crees que fue la goleada a la Argentina?

Son varios partidos, pero en esta “era” del profesor Erwin (Sánchez) las cosas se han hecho bien, al margen de que se hayan perdido algunos partidos, porque se ha logrado una identidad del equipo. Un resultado importante fue el empate frente a Brasil, de visitante, dejar el arco en cero, ése fue un partido inolvidable, igual que el que le ganamos a la Argentina, porque no todos los días se juega ante esos rivales. Son cosas que han entrado en la historia del fútbol, pero lo más grande que queremos es clasificarnos al Mundial y nuestras chances yo creo que están intactas, estamos a cinco puntos del que juega el repechaje y vamos a seguir peleando porque faltan todavía varias fechas.

¿Qué significó para ti enfrentarte con figuras como Lionel Messi y Carlos Tevez?

Siempre uno quiere jugar esa clase de partidos. Sólo cuando juegas en el PlayStation puedes elegir y armar tu equipo con Messi, Mascherano, Tevez; pero tenerlos ahí, como adversarios, es un sueño cumplido. Aparte de ellos, hemos jugado frente a Ronaldinho, Robinho y otros, y si uno viene de un pueblo, como es mi caso, sueña más aún y hay que hacer todo lo posible por tratar de cumplir esos sueños.

¿Qué crees que pasó en el partido frente a Argentina para que se dé ese amplio resultado que hoy por hoy se sigue comentando?

El día del partido nos olvidamos de los Messi, de los Tevez y sólo pensamos en nosotros, en ganar, y arrollamos en todo sentido. Nos quieren quitar méritos (a los jugadores de Bolivia) con lo de la altura, pero la altura no juega sola, han venido varias selecciones acá y nos han ganado, y nunca se quejaron. Lo que hicimos no tienen por qué taparlo.

Mucha gente opina que si Messi te hacía un gol, la historia podía cambiar. ¿Recuerdas esa jugada en la que quiso hacerte un “sombrerito”?

Me tenía confianza, porque ya jugué en Argentina contra él, y tuve dos manos a mano y le gané ambos, así que no le tenía miedo a nada y no le tengo miedo a nada, no nos asustan por más que sean estrellas, porque igual somos once contra once, y a veces las cosas salen, y a veces no.

¿Cuál crees que fue tu mejor partido en esta eliminatoria?

El de Brasil, porque la última tapada en el último minuto fue el cabezazo de Julio Baptista que lo saqué con la punta de los dedos y logramos empatar, para mí ése fue el mejor.

¿Se podrá dar tu transferencia al exterior en algún momento?

Ésa es la ilusión de los que jugamos al fútbol, queremos jugar afuera. En mi caso, siempre he tenido posibilidades, pero nunca se ha definido nada. Este año he estado en algunas conversaciones y me siento capaz, con la madurez necesaria. Uno tiene que ir quemando etapas, tiene que ganar partidos importantes, pero también tiene que “comerse” algunos goles porque eso le hace fuerte. En eso estamos.

¿Es verdad que el arquero, mientras más experiencia gane y más años tenga, es mejor?

Sí, es verdad. Hay pocas excepciones, unas de las pocas que conozco son (Iker) Casillas (golero del Real Madrid) y (Gianluigi) Buffon, que son arqueros jóvenes con talla y jerarquía. Pero si uno analiza, Oscar Córdoba fue el mejor arquero cuando tenía 32 años, (Roberto) Abbondanzieri también por ahí, (Edwin) Van der Sar, a los 38 años fue el mejor arquero. Es así, de los goles que le hacen uno va aprendiendo, porque piensa y dice: “Me paré mal” y así uno va puliendo las cosas, y si estás bien físicamente; como dice el dicho, “mientras más viejo, mejor”.

¿Recuerdas tu debut en la Selección Nacional?

Sí, me acuerdo, fue en 2001 frente a Venezuela, ganamos 5-0. Estaba nervioso, porque el que dice que no tiene nervios miente, de nuestro trabajo dependen las emociones de muchas personas, y saber que estás en el arco tratando de hacer feliz a más de nueve millones de personas hace que sientas la presión, pero hay que aprender a convivir con ella porque nuestro trabajo es así.

Bolívar, tu actual club, está experimentando algunos cambios, por ejemplo institucionales. ¿Eso llega hasta el plantel, se nota?

Siempre es bueno que haya cambios, hay gente que quiere hacer las cosas bien y manejar el fútbol de otra manera. La verdad es que en Bolivia el fútbol no se maneja bien, por eso la realidad que vemos con los clubes y la Selección nos lleva a tener altibajos, porque no hay las comodidades necesarias. Nosotros tenemos comodidades aquí, en Bolívar, porque es el club más grande de Bolivia, tiene mucha historia; pero en otros clubes, sin menospreciar, les falta mucho, tienen muchas deficiencias en lo institucional y para eso hay que trabajar como lo está haciendo este club, que a pesar de haber heredado una deuda muy grande, lo está haciendo bien. Nosotros, los jugadores, estamos poniendo de nuestra parte, porque tiene que ser así, todos tenemos que remar para el mismo lado.

¿Bolívar podrá alcanzar un título este año?

Ése es el objetivo. El año pasado nos quedamos cortos. Este año tenemos la oportunidad, tenemos buen equipo y estamos bien. Bolívar es un club grande que tiene que jugar torneos internacionales, y nosotros nos sentimos en deuda primero con nosotros mismos y luego con la gente, a la que sería lindo darle más logros.

Muy pocos conocen la vida personal de Carlos Arias, cuéntanos cómo cambió tu vida después de tu matrimonio…

Cambió mi vida, ya no es la misma libertad que uno tenía cuando era soltero; uno tiene responsabilidades, una esposa, un hijo, pero después me cuido como siempre, soy un jugador que cuando sé que tengo que divertirme lo hago, por eso nunca me han pillado en borracheras y otras cosas, porque siempre supe que hay que poner las cosas en una balanza y primero hay que cumplir tu deber y después hay tiempo para todo lo demás.

¿Qué significa para ti ser padre?

Una sensación nueva, saber que atrás tuyo hay un ser humano que necesita tu apoyo hasta cierto momento de la vida, hay que tratar de educarlo, de dejarle cosas que le sirvan para que se pueda defender más adelante.

¿De niño siempre soñaste con ser arquero o te gustaba jugar en otro puesto?

Siempre quise ser jugador de fútbol y no arquero, soy portero por accidente: cuando era niño, no fue el arquero del equipo de mi padre para un partido y para salvar la situación jugué y entré al arco, después me fue gustando, en el colegio siempre que íbamos ganando me metían al arco para que no nos ganaran. Le fui tomando el gustito al arco y aquí seguimos.

¿Admiraste a algún arquero boliviano?

A Manuel Tórrez, lo admiré mucho, y también al “Gato” (José Carlo) Fernández; luego tuve a Manuel de compañero y también al “Gato”, aprendí mucho de ellos. El finado Manuel Tórrez me dijo una frase que nunca olvidaré: “Un arquero no tiene que arrugarse, si te están goleando, tienes que morir en la cancha como mueren los valientes”. Eso se me quedó grabado y por eso siempre pongo el pecho a las balas.

Con su firma

En esta ‘era’ del profesor Erwin (Sánchez) las cosas se han hecho bien. Al margen de que se hayan perdido algunos partidos, se ha logrado una identidad del equipo, y un resultado importante fue el empate frente a Brasil”

El día del partido (con Argentina) nos olvidamos de los Messi, de los Tevez y sólo pensamos en nosotros, en ganar, y arrollamos en todo sentido; pero nos quieren quitar méritos con lo de la altura, la altura no juega sola”

Uno siempre quiere jugar afuera, siempre he tenido posibilidades pero nunca se ha definido nada. Este año he estado en algunas conversaciones. Me siento capaz, con la madurez necesaria para salir”

Su ficha

Nombre: Carlos Erwin Arias Égüez.

Fecha de nacimiento: 18 de febrero de 1980.

Lugar: Portachuelo, Santa Cruz.

Edad: 29 años.

Esposa: Evelyn Antelo Mercado.

Hijo: Carlos Daniel.

Padres: Carlos Arias y Teresa Égüez.

Hermanos: José Herlan, Jorge Alejandro y María Laura.

Trayectoria: Debutó en Primera División a los 17 años, el 1 de noviembre de 1997, en Blooming. Antes estuvo en la escuela Tahuichi, donde se formó, y disputó el Sudamericano de 1995 y el Mundialito de 1996, cuando fue nominado por tener la valla menos vencida. Salió campeón con Blooming en 1998 y 1999, jugó la Copa Libertadores en 2000. Un año más tarde debutaría en la Selección Nacional, en la eliminatoria al Mundial 2002. En 2003 jugó en The Strongest, luego volvió a Blooming y desde 2008 ataja en Bolívar. Es el actual arquero de la Selección.

Daner Pachi anotó un gol

El boliviano Daner Pachi, anotó un gol en la segunda etapa del partido que jugaron los equipos de El Macará de Ambato y Liga Deportiva Universitaria de Portoviejo, Ecuador en el estadio Reales Tamarindos.

El futbolista milita en el Portoviejo e ingresó en la segunda etapa del cotejo, para darle mayor solvencia al elenco, el cambio por David Hernández, le dio resultado al esquema del entrenador, pues el empate se marcó a los 69 minutos.

De acuerdo con la prensa internacional la Liga portovejense tuvo mayor tiempo el balón en su poder, “pero se estrelló con un elenco macareño que defendía su portería con mucha solvencia”.

El gol, Daner Pachi, aprovechó un error en la salida del guardameta Wilmer Zumba, y logró decretar el empate 1-1. Que fue una alegría para el plantel pues caían con el tanto marcado por Gabriel Fernández.

LA SINTESIS

REAL POTOSI (1)
NACIONAL POTOSI (1)

CIUDAD: Potosí
ESTADIO: Víctor Agustín Ugarte
ARBITRO: Marcelo Ortubé (La Paz)
ASISTENTES: Javier Bustillos y Víctor Chambi

REAL POTOSI (1) :1) Mauro Machado, 17) Ronald Eguino, 13) Roly Jiménez, 3) Edemir Rodríguez, 22) Roberto Galindo, 24) Eduardo Ortiz, 6) Nicolás Suárez, 10) Darwin Peña, 25) Miguel Loayza, 11) Gerardo Yecerotte y 9) Horacio Fernández. DT. Vladimir Soria.
CAMBIOS: 8) Dino Huallpa por Peña, 31) Roberto Correa por Loayza.
TARJETAS ROJAS: No hubo.
GOLES: Horacio Fernández (m.13).

NACIONAL POTOSI (1): 1) Gustavo Gois de Lira, 24) Marcelo Vildoso, 9) Rafael Segovia, 21) José Loayza, 10) Nicolás Canalis, 8) Maximiliano Andrada, 15) Carlos García, 14) Rolando Vera, 17) Gustavo Paz, 11) Alfredo Jara, 9) Christian Reynaldo. DT. Víctor Hugo Andrada.
CAMBIOS: 20) Ronald Puma por Vera, 25) José Padilla por Paz.
TARJETAS ROJAS: No hubo.
GOLES: Christian Reynaldo (m.85).

jueves, 16 de abril de 2009

Diego Cabrera anota un gol en el triunfo sobre Sao Paulo

Diego Cabrera se estrenó como goleador en la Copa Libertadores de América en el triunfo de su equipo, el Deportivo Independiente de Medellín 2-1 sobre el Sao Paulo, de Brasil, en partido correspondiente al grupo 4 de la Copa Libertadores de América.

El gol del atacante boliviano, quien lleva cuatro en el torneo local, abrió el camino del triunfo a los 15 minutos de la primera parte. A los 26’ aumentó al cuenta Rafael Castillo, mientras que el descuento de su rival brasileño lo anotó André Lima (39’).

El triunfo de anoche le abre al colombiano las chances de clasificarse.

miércoles, 15 de abril de 2009

Ricardo Pedriel debutó en la Liga de Rumania

RUMANIA, 14 (APG).- Después de ocho meses, el delantero boliviano Ricardo Pedriel debutó en la Liga de Rumania. Pedriel forma parte del Steaua Bucarest, que el fin de semana empató 1-1 con Farul, oportunidad en la que el boliviano jugó su primer partido en la primera división del fútbol rumano.
Hasta antes de esta oportunidad, Pedriel fue tomado en cuenta en una ocasión en el primer plantel, fue en un partido de la Copa de Rumania y en el que el boliviano convirtió un gol, pero unos días después se lesionó. Su recuperación demandó algunos meses y tras recuperarse fue relegado a la reserva y este fin de semana jugó nuevamente, aunque esta vez en el Campeonato de la Liga.
El delantero ingresó a los 38 minutos del encuentro, en lugar del colombiano Dayro Moreno, aunque no marcó goles tuvo varios minutos para mostrar sus condiciones y ahora lo más importante es eso, tener la posibilidad de jugar y lograr continuidad. Aunque posteriormente también se le exigirán goles, que es lo que más cuenta en el caso de los delanteros.

lunes, 13 de abril de 2009

Didi Torrico: La nueva joya del fútbol boliviano


Didí Torrico es el nuevo diamante que se pule en el fútbol boliviano, por sus grandes perspectivas y proyección que tiene no sólo en el fútbol local, sino en el internacional.

Es el surgimiento más grato y prometedor del fútbol cochabambino. La memoria destaca que desde que llegó Óscar Carmelo Sánchez a The Strongest, no había surgido un jugador de esa región con las características que Torrico muestra hasta el momento.

Los inicios de Didí fueron en el club San Martín, de Cochabamba, y a los ocho años pasó a formarse en Enrique Happ donde permaneció por siete temporadas.

“Nunca olvidaré las enseñanzas del profesor Maldonado en Enrique Happ, me ayudó bastante para tener una formación correcta”, recuerda.

Litoral de Cochabamba disfrutó de su fútbol por dos temporadas y luego del servicio premilitar agarró su maleta y llegó a La Paz para probar suerte en los dos grandes del fútbol boliviano.

Torrico tiene una preferencia por la divisa celeste y cuando llega a la sede de gobierno primero toca las puertas de Bolívar, que por entonces dirigía Víctor Barrientos (2005), al año siguiente prueba fortuna en The Strongest. En ninguno de los grandes tuvo fortuna, finalmente en La Paz FC advirtieron sus grandes cualidades y jugó.

“Bolívar quería que venda todo mi pase y el Tigre nunca pudo habilitarme, felizmente apareció el profesor Windsor del Llano en La Paz y me dio la oportunidad para arreglar por tres años en los que pude mostrarme”, recuerda Torrico.

El jugador que comenzó como defensa central pasó a jugar como volante mixto con Sergio Apaza que también dejó huella en su carrera.

La temporada 2008 será inolvidable para el futbolista ya que fue convocado a la selección mayor y debutó en el juego que Bolivia ganó 4-1 a Paraguay; pero hace pocos días tuvo la emoción más grande al convertir el sexto gol a la Argentina. “Fue el gol más importante en mi carrera por el hecho de haber anotado a una selección llena de estrellas”.

Admirador del juego de Pedro Guiberguis y de Óscar Sánchez al que considera un “futbolista de gran personalidad”. Junto a su hermano Jair son los mimados de la familia con los que siempre tiene tiempo para compartir su plato preferido: chicharrón. En sus planes se encuentra estudiar la carrera de Derecho, aunque en su interior Didí es consciente de que su principal meta es salir a jugar al exterior, fútbol le sobra.

Está en duda la continuidad de Juan M. Peña en el Celta



La continuidad del futbolista boliviano Juan Manuel Peña en el Celta, club de la segunda división de España, está en duda, aunque algunos medios comunicación del país europeo informaron que la entidad le habría comunicado al jugador que no renovará contrato, para la siguiente temporada una vez finalice el vigente el próximo 30 de junio.

Previo al partido del Celta con el Córdoba una nota publicada sostuvo que “llama ahora la atención que (Peña), entre en la lista cuando parecía no entrar en los planes de Eusebio Sacristán (técnico) y cuando ha trascendido que el club le ha comunicado que no cuenta con él a partir del 30 de junio, fecha en la que acaba contrato”.

Peña jugó este domingo en el Celta ante el Córdoba, que concluyó con victoria para su equipo por 1-0, el boliviano inicialmente estuvo consignado en la banca de suplentes e ingresó en el segundo tiempo en reemplazo de Trashorras, aunque en una posición diferente a la que se desempeñó hasta ahora en su carrera deportiva, la de mediocampista.

El jugador comenzó su carrera como lateral derecho en Blooming, cuando pasó al Independiente Santa Fe, de Colombia, comenzó a jugar como defensor central, puesto en el que jugó siempre en la Liga de España (Valladolid, Villarreal y el propio Celta) hasta antes de este partido. En la Selección Boliviana también jugó siempre como defensor y no como mediocampista.

martes, 7 de abril de 2009

Raldes se viste con la casaca del Cruz Azul


El defensor nacional Ronald Raldes fue presentado ayer por la tarde como nuevo jugador del Cruz Azul, informó la periodista Laura Corona.

El vicepresidente del equipo cementero, Eduardo de la Torre, resaltó las cualidades futbolísticas del boliviano, de quien reconoció que aún le falta ritmo futbolístico, motivo por el que todavía no debutará en el equipo.

El boliviano, requerido por la prensa azteca, mencionó que viene con la intención de ser un aporte, en un momento difícil en el plantel mexicano.

“Estoy para ayudar, el equipo no está pasando por un buen momento, pero entre todos estoy seguro que lo sacaremos del pozo”, afirmó el zaguero boliviano.

Raldes indicó que tuvo la oportunidad de trabajar en Oriente Petrolero y su seleccionado, pero que aún le falta. Por este motivo, es poco probable que debute hoy ante el Islanders por la Concachampions. Sí podría suceder esto, el 18 ante el Puebla. México, Laura Corona

lunes, 6 de abril de 2009

Alex Da Rosa: “Uno no escoge dónde nacer, pero sí dónde vivir”


Fue el director de la orquesta. El hombre que desde el principio tuvo a maltraer a la defensa argentina. El que, con sus disparos, le hizo la vida imposible al arquero Carrizo. Puso al servicio de la Selección Nacional todo su talento y movió los hilos de ésta a su ritmo. Fue la figura de Bolivia la semana pasada sin siquiera haber jugado todo el partido. Pero no era necesario estar los 90 minutos, con lo que había hecho, que fue suficiente, bastaba y sobraba para que, al salir, el público lo ovacionara de pie reconociendo tamaña tarea.

Cinco años antes su debut con la “Verde” no había sido nada auspicioso. Por el contrario. Estuvo gris como aquella tarde lluviosa en la que, al mando de Nelson Acosta, Bolivia perdió frente a Chile en Miraflores. Desde entonces, nunca más fue convocado a la Selección y parecía que jamás volvería. Sin embargo, como el fútbol siempre da revanchas, él tuvo la suya gracias al llamado de “Platiní”, y no la desaprovechó.

Aunque nació en Brasil, dice sentirse más boliviano por todo lo que ha vivido aquí desde que se naturalizó en 2004.

Alex da Rosa, actualmente en filas de San José de Oruro, llegó al país en 1999, a Oriente Petrolero, pero no convenció, y se tuvo que marchar de nuevo a su país. Por los azares del destino, dos años después volvió aceptando una oferta del paceño Mariscal Braun, cuando éste estaba en la Liga, y sin pensarlo dos veces aceptó, sin imaginarse siquiera que a partir de ahí cambiaría toda su vida.

¿Cómo estás viviendo este momento tan importante para los bolivianos, después de haber hecho historia al golear a la selección argentina?

Feliz, contento, primero agradezco a Dios que me dio esta oportunidad, agradezco también al profesor Erwin Sánchez que confió en mí, porque mucho se ha hablado de que yo ya estaba viejo, decían “cómo van a convocarlo, hay que dar oportunidad a los jóvenes”, pero cuando uno confía en su trabajo, puede dar todo, y a mí me salió todo bien en esta convocatoria.

Rememorando tu primera convocatoria del año 2004, tu debut en la Selección, ¿cuál es la diferencia, según tú, entre ese partido frente a Chile y éste ante Argentina?

Ese partido frente a Chile, esa convocatoria, fue muy rápida, había muchos jugadores que estaban dentro con los que no nos entendíamos y no querían mi convocatoria. Ahora fue muy diferente, todos entramos entendiendo que el objetivo era alcanzar algo. En esta Selección hay más grupo, más compañerismo, para mí fue más fácil porque ya me conocían casi todos, fue más fácil jugar, principalmente porque el profesor Sánchez me dio toda la confianza.

¿Eso quiere decir que en 2004 no te sentiste cómodo dentro del grupo?

Conocía a casi todos, pero no tenía amistad con ellos. Creo que si ven (el video de) ese partido, se van a dar cuenta de que en muchas jugadas ni siquiera me pasaban la pelota, no sé que pasó. Sin embargo, tuve la revancha para volver y, gracias a Dios, jugué bien.

En tu debut saliste silbado cuando terminó el partido frente a Chile, y ahora frente a Argentina fuiste ovacionado por el público, ¿cómo te hace sentir eso?

En 2004 las cosas no salieron bien para nadie de nuestra Selección, pero como yo era naturalizado, me cobraron más a mí, a pesar de que yo corrí y metí más que otros. Además fue difícil para todos, pues muchos estaban debutando, entre ellos (Daner) Pachi, (Carmelo) Angulo, (Leonel) Lito Reyes, todos estábamos debutando. Los únicos “viejos” eran Juan Manuel Peña, Óscar Sánchez, Luis Gatty Ribeiro. Como te dije, era una Selección totalmente diferente, no como ahora.

¿Qué pasó en estos cuatro años que no fuiste convocado, qué hiciste?

Nada, volví a jugar fútbol, tampoco iba a terminar el mundo para mí, la vida sigue. Como The Strongest me debía mucha plata, no podía quedarme en un club así, por mi familia, por mis hijos, así que busqué otros rumbos. Me fui a Alemania, a jugar en tercera división. En 2006 volví a Colombia, jugué en Bogotá, en el equipo Deportes Tolima; terminó mi contrato en junio y volví a Bolivia para jugar en Aurora, de ahí me fui a Blooming en 2007, donde tuve problemas, todo el mundo sabe lo que pasó (no llegó a jugar el torneo, tras desnudarse en una conferencia de prensa). Me vine a San José, donde me abrieron las puertas y lo que hice con el equipo creo que fue vital para retornar a la Selección.

¿En algún momento de este tiempo pensaste en que te volverían a convocar a la Selección o perdiste las esperanzas?

No, no pensaba en volver, porque había mucha gente que decía que no tenía condiciones, que estaba viejo y que debían convocar a gente joven; pero como he estado haciendo bien las cosas aquí, todos saben que soy goleador, gané premios y el profesor “Platiní” lo vio y me dio la oportunidad, que, gracias a Dios, la supe aprovechar.

Cuando te enteraste de tu convocatoria para uno de los microciclos, ¿cómo te sentiste?

Contento, porque uno trabaja bien; me quedé muy contento, todos me decían, aquí en Oruro, que esté tranquilo, que iba a hacer las cosas bien, me dieron confianza.

¿En 2004, cuando decidiste naturalizarte, fue iniciativa tuya o del club en el que jugabas?

En realidad fue idea de mi familia, de mi suegro (Luis Alípaz, presidente del Club Mariscal Braun). “Por que no te naturalizas”, me dijo, pero nunca pensando en la Selección, sino más bien en mi familia. No necesité permiso de trabajo o esas cosas complicadas en el país. Como estaba pasando buen momento en The Strongest, las cosas se dieron más fácil.

¿Recuerdas cómo llegaste a jugar a Bolivia?

Llegué el año 1999, en junio, para Oriente Petrolero, pero las cosas no me salieron bien porque en el fútbol boliviano cuando uno es extranjero, sea argentino o brasileño, quieren que en dos partidos ya haga cinco o seis goles y si no te va bien te botan. Jugué cuatro o cinco partidos y no me fue bien, el entrenador en ese entonces era Dalcio Giovagnoli, un argentino, así que me tuve que volver a Brasil. Pero en 2001 regresé, el que me trajo fue el profesor Antonio De Lacerda, al Mariscal Braun, y ahí las cosas cambiaron, tuve la oportunidad, me aclimaté y me fue bien y me quedé contento en el país.

¿Terminaste casado con la hija del presidente de Mariscal Braun, no?

Sí, estoy casado con la hija del doctor Alípaz, pero ese año él no era presidente, era sólo un dirigente, otro era el presidente, y yo tuve la oportunidad de ser parte de su familia.

¿Tienes hijos bolivianos?

Sí, tengo dos hijas, Maira y Luciana, que son paceñas. Tengo dos hijos más en Brasil, Lucas y Thiago.

¿Recuerdas cómo te iniciaste en el fútbol en Brasil?

Empecé a jugar a mis 14 años, me llevaron al Sub-15, que allá se denomina juvenil; luego la categoría junior y finalmente la profesional. A los 17 años pasé a profesional, firmé mi primer contrato con el club Cercacias de primera división, luego pasé a Porto Alegre, al Inter, de ahí me prestaron a Brasil de Pelotas, club de primera división. Seguí mi carrera en Sao Paulo, viajé a Hungría, volví a Brasil, a Gremio Maringa, hasta que el "99 llegué a Bolivia.

¿Tú crees que el hecho de que no hables bien el español afecta en algo tu relación con el resto de los jugadores en la Selección?

No, si yo no vine a aprender el idioma, vine a jugar fútbol. La misma cosa me pasó en Alemania, yo no hablaba (alemán) un carajo, y esa misma pregunta me hicieron, y respondía lo mismo: “Yo no vine a estudiar, vine a ganar plata y a jugar fútbol”.

¿Crees que el partido frente a Argentina fue el mejor que jugaste en tu vida?

No, creo que nos salió todo bien a todos, todos jugamos bien. No sólo a mí me resultaron las cosas, todos estábamos muy concentrados.

¿Esto te abrirá las puertas para futuras convocatorias?

Ojalá, pero no podemos pensar que por ese partido el profesor me va a volver a convocar. Yo tengo que demostrar aquí, dentro de mi equipo, en San José. Tengo que jugar bien, volver a hacer goles y hacer todo bien para volver a ser convocado.

¿Te sentiste un boliviano más en la cancha el día miércoles cuando enfrentaste a Argentina?

Sí, cuando llegué a la Selección en el microciclo, lo primero que me dijo “Platiní” Sánchez fue: “Tú no eres extranjero aquí, eres boliviano, las mismas cosas que haces en tu club tienes que hacerlas aquí”. Después nunca más me habló nada.

(Bolivia) Es mi país. Uno no escoge dónde nacer, pero sí dónde vivir; yo no escogí nacer en Bolivia, pero sí escogí vivir aquí. Si me naturalizaba en Alemania, era un alemán; si me naturalizaba en Japón, era un japonés.

Algunos comentaristas deportivos argentinos dijeron el día del partido que tú jugabas en un nivel como si estuvieras jugando para Brasil, ¿cómo te hace sentir eso?

Yo no escuché nada de eso. Soy naturalizado boliviano, soy boliviano. La gente puede hablar lo que quiera, pero yo juego en la Selección y defiendo los colores del país.

3 partidos ha jugado Alex vistiendo la camiseta de la Selección: ante Chile (eliminatorias) en 2004, frente a México (amistoso en Estados Unidos) y contra Argentina (eliminatorias). En el último convirtió un gol, el tercero de la goleada por 6-1.

21goles anotó Alex da Rosa en 2008, que lo convirtieron en el goleador de la temporada liguera.

En el torneo Apertura hizo 13 tantos, en el Clausura dos y en el Play Off seis. Les hizo goles a todos los equipos, excepto a Guabirá.

Con su firma

En el primer partido que jugué para Bolivia frente a Chile yo estaba muy nervioso, temblaba en el calentamiento. El otro día, cuando calentaba, el profesor Vaca me dijo: ‘Tranquilo, que tienes toda la confianza del grupo’”

No pensaba en que me iban a convocar porque había mucha gente que decía que no tenía condiciones, que estaba viejo; pero como estoy haciendo bien las cosas, el profesor ‘Platiní’ lo vio y me dio la oportunidad”

Bolivia es mi país. Uno no escoge dónde nacer, pero sí dónde vivir; yo escogí vivir aquí. Si me naturalizaba en Alemania, era un alemán; si me naturalizaba en Japón, era un japonés”

Su ficha

Nombre: Alex Rodrigo da Rosa Dorneles.

Nacimiento: 1 junio de 1976.

Lugar: Santiago, Río Grande del Sur, Brasil (naturalizado boliviano desde 2004).

Edad: 32 años.

Esposa: Lisie Marina Alípaz.

Hijos: Maira, Luciana, Lucas y Thiago.

domingo, 5 de abril de 2009

viernes, 3 de abril de 2009

Raldes confirmado en Cruz Azul

El director deportivo del club Cruz Azul, de México, Eduardo de la Torre confirmó que el zaguero central de la Selección Nacional, Ronald Raldes, ex Rosario Central (Argentina) será el refuerzo para el primer plantel y pasará a cubrir el lugar del argentino Marcelo Carrusca.

En Cruz Azul esperan que el defensor boliviano se incorpore este viernes, después del partido que jugó Bolivia frente a Argentina, en el estadio Hernando Siles de La Paz, cuyo resultado es por demás conocido en el ámbito futbolístico.

Antes de la convocatoria para los partidos de Bolivia frente a Colombia y Argentina, Raldes estaba en México con su representante para definir asuntos de su contrato con la entidad mexicana

Raldes ocupará el sitio del argentino Carrusca, quien fue dado de baja porque está con la clavícula derecha fracturada y el directorio hará lo posible para que el defensor central sea habilitado para los cotejos de la Concachampions.

Premio Mayor • Marcelo Martins recibió anoche su galardón en una velada espectacular


Emotivo, con lágrimas y con expresiones que le erizaron la piel a más de un invitado anoche en el salón Pedro y Rosa. La gala de Marcelo Martins Moreno fue así, con fuerza, con sentimiento, porque el ‘Matador’ vivió su velada a mil por hora. “Este premio es por ustedes, gracias por pedirme una foto, gracias por quererme, gracias por todo”, dijo el goleador luego de tener entre sus manos el Premio Mayor entregado por EL DEBER, tras ser considerado el mejor futbolista de 2008.
El salón estuvo repleto desde temprano, con invitados de lujo, como el técnico de la selección nacional, Erwin Sánchez, o el primer ganador del premio, Miguel Ángel Rimba (1991). Y de un momento a otro se apagaron las luces. El show comenzó con un espectáculo de baile y cuando las chicas comenzaron a hacer girar el balón gigante que estaba en el centro del escenario, apareció Marcelo Martins Moreno ante un fuerte aplauso de sus invitados. “Gracias por venir esta noche”, sostuvo.
Durante el día, el delantero había vivido una experiencia inolvidable visitando el hospital Oncológico y cuando Reyes Seleme, el maestro de ceremonia, le nombró a Joshua y Gabriel, Martins relató con lujo de detalles la experiencia vivida con ambos chicos enfermos de cáncer. Fue el primer momento emotivo de la noche. “Ellos, de verdad que se merecen todo”. De pronto apareció doña ‘Nacha’ con su somó y ‘Pelopincho’ con su ‘calaverita’ para dar el toque de humor a la noche. Ambos hicieron reír a las más de 300 asistentes.
El video, que repasó su vida, lo hizo llorar, pese al consuelo de su novia (Gabrielle) y sus familiares. Y esa emoción también la transmitió cuando Pedro Rivero Jordán le entregó la estatuilla que lo reconoce como el mejor jugador del país en 2008. Su voz se le quebró, agradeció a su familia y a quienes lo respaldan, para luego dedicar el Premio Mayor a quienes lo aprecian. Pero no todo quedó ahí, él también tenía guardada una sorpresa: regaló a Pedro Rivero Jordán el balón con el que marcó el primer gol en la victoria frente a Argentina (6-1) el miércoles en La Paz. Sin duda, una noche inolvidable para él y para el fútbol nacional.

Lo embargó la emoción
Luego de recibir el Premio Mayor, el goleador se emocionó, hasta casi derramar lágrimas. Agradeció a su familia y a las personas que lo ayudaron en cada momento de su vida

Sorpresa agradable
Marcelo Martins tenía una sorpresa para el director ejecutivo del diario Mayor EL DEBER, Pedro Rivero Jordán. Cuando se acababa el acto de premiación, el ‘Matador’ le regaló el balón con el que le hizo el primer tanto a la selección argentina, el pasado miércoles en La Paz.

Lloró al recordar
Mientras se mostraba el video de su vida deportiva, el galardonado se emocionó y lloró al recordar su paso por Oriente y Vitoria, equipos en los que atravesó momentos difíciles. Su novia, Gabrielle Medoca, lo consoló y le dio ánimo para reponerse. El ‘Matador’ mostró mucha sensibilidad.

Las frases

“El Premio Mayor fue algo que siempre quise tener. Se lo dedico a toda mi familia”
Marcelo Martins / Futbolista

“Este recuerdo (por el balón que recibió de Martins) estará en un lugar especial”
Pedro Rivero Jordán / Director Ejecutivo de El Deber

jueves, 2 de abril de 2009

Rivero frena la genialidad


Apareció a los 35 segundos del partido cuando le cometió una falta a Lionel Messi. Ronald Rivero comenzó así a frenar el brillo de la estrella del Barcelona y de la selección argentina, ayer en una exitosa tarea que le llevó a convertirse en una de las figuras de la goleada de 6-1 que Bolivia le propinó a la Argentina.

Su labor fue incesante y logró controlar a Carlos Tévez. Fue la muralla que frenó las iniciativas de ambos arietes albicelestes.

Cumplió a fidelidad el manual de un buen defensor. Se anticipó a las jugadas del ataque visitante, fue rápido, preciso en los toques de salida, todo un trabajador que no buscó deslumbrar para mostrar su solvencia en la última línea del equipo boliviano.

A esas virtudes le agregó la acertada sociedad y complementación que logró con Juan Manuel Peña, el veterano zaguero con el que puso un alto a la genialidad Messi y Tévez. Una buena dupla, tomando en cuenta que se trató de la segunda vez que se encontraron en la selección.

Aunque no siempre fue así. A los 18 minutos de la primera mitad, en una gran jugada, el atacante del Barza le dejó en el camino, envió un pase para su socio del Manchester United, quien le devolvió gentilezas y Messi culminó la jugada con un remate que fue desviado por el guardameta verde Carlos Arias.

Una de sus más destacadas intervenciones fue a los 26 minutos del segundo tiempo. La “Pulga” volvió a explotar con velocidad y tras rebasar la marca de Ignacio García y de Mauricio Saucedo se encontró con una luz que opacó su presencia, Rivero. El futbolista de Universitario de Sucre le arrebató el balón y salió jugando, una constante en casi todos los embates de la estrella.

La Frase

Aunque no brilló demasiado, fue un obrero en la cancha, fue exigente con su trabajo.
Eduardo Villegas, DT de Universitario.

Didí Torrico justifica la convocatoria

Al final del partido, el mejor hombre mixto de la selección nacional, Didí Torrico, se acercó al número 10 de Argentina, Lionel Messi, para intercambiar su polera, pero recibió la negativa con un movimiento de cabeza del atacante de Barcelona.

El mediocampista se destacó ayer en la goleada histórica de Bolivia ante Argentina por 6-1. El futbolista marcó y generó fútbol para el equipo verde con sus llegadas al arco contrincante.

“Realizó una buena marca, porque obstruyó al rival y su actuación terminó con un gol. No es fácil encontrar un futbolista completo con esas características”, analizó el DT de Universitario, Eduardo Villegas, que observó ayer el lance desde preferencia.

El volante realizó un excelente relevo y coordinación con Abdón Reyes, Leonel Reyes y Álex da Rosa.

Por el despliegue físico que hizo, el cochabambino de 21 años fue increpado por Fernando Gago, de Real Madrid, debido a que le ganó en el anticipo. Pero no se dejó intimidar y continuó con su buen manejo y toques precisos.

En el primer tiempo, el futbolista de Wilstermann recibió un pase de Leonel Reyes y sacó un remate potente desde 35 metros: el balón pegó en el horizontal.

La buena labor se coronó con su primer tanto en la selección en un partido oficial, pese a que marcó a México en el amistoso.

A cuatro minutos del final, Didí recibió un toque de taco de Joaquín Botero y con un remate cerró el 6-1 para Bolivia.

“Todos nos entregamos al máximo y por sobre todo jugamos con el corazón. Estoy feliz porque las cosas me salieron. Espero que en las próximas ocasiones sigamos de la misma manera”, dijo Torrico.

La Frase

Reguló la circulación del balón. Sus cambios de ritmo fueron fatales. Tuvo buena capacidad aeróbica.
Rogelio Cornejo, AT de San José.

Martins abrió la ruta del gol


Marcelo Martins emuló el festejo del Topo Gigio de Juan Román Riquelme, tras anotar el primer gol de Bolivia, a los 11 minutos de la primera etapa. Corrieron detrás suyo Joaquín Botero y Ronald García, mientras se agarraba las orejas con las manos y pedía a la afición paceña que gritara más fuerte el primer gol del encuentro.

Luego, cuando llegó al banderín de córner, se arrodilló e hizo como si estuviera sacando una flecha, recordando los festejos que solía realizar en el Cruzeiro de Belo Horizonte.

Martins demostró ayer su generosidad cuando el juez pitó el penal y él quiso ir a rematar, pero dejó que Joaquín Botero —quien se apoderó antes del balón— anotara el segundo gol.

El atacante del Shakthar Donestk de Ucrania fue destacado ayer por Diego Maradona. El despliegue que tuvo a lo largo del encuentro fue notable, no sólo apuntaló a la delantera, sino que también presionó a los defensores argentinos, y cuando la necesidad arreciaba, también demostró que sabe jugar en equipo. Fruto de una acción suya, Botero aprovechó un centro para anotar el cuarto tanto.

El futbolista nacional fue uno de los pocos que estaba seguro de un triunfo ante Argentina. Contó que en el club que defiende hoy, incluso apostó con Fernandinho y Jackson por un triunfo de la selección ante Argentina. Ahora, espera cobrar la apuesta junto a su compañero de equipo, el mexicano Nery Castillo, con quien retornarán a Ucrania en las próximas horas.

Al final del partido se acercó a los jugadores argentinos Martín Demichelis y Fernando Gago, a quienes intentó levantarles el ánimo y los palmeó en el campo de juego. Cuando salía de la cancha se golpeó el pecho reiteradas veces, mientras los aficionados lo aplaudían por su notable actuación ante los rioplatenses.

El jugador nacional, criado futbolísticamente en Vitoria de Bahía y catapultado al fútbol internacional en el Cruzeiro de Belo Horizonte, es el segundo mayor goleador de las eliminatorias, con seis tantos.

La Frase

Demostramos que tambien sabemos anotar, fue un triunfo contundente ante un gran rival.
Marcelo Martins, autor del primer gol.

La revancha de Da Rosa


Fue el día de la reivindicación para Alex da Rosa. Fue la figura del partido. Bolivia le ganó a Argentina (6-1) en parte gracias al talento de este jugador nacido en Brasil, pero que naturalizado boliviano se llena de orgullo defendiendo la camiseta verde, que ayer besó una y otra vez.

El Alex de ayer jugó no para una Selección Boliviana, sino para una brasileña. Dunga, si lo vio, hubiera querido tenerlo.

Fue una tarde mágica, llena de sol y de inspiración. Distinta a aquella de 2004, opaca y lluviosa, cuando debutó sin luces y participó en la derrota nacional a manos de Chile. Desde entonces parecía que nunca más sería convocado.

¿Recuerdas tu debut con la Selección Nacional?

Aquel partido ante Chile fue para olvidar, porque las cosas no me salieron y aquello hizo que se olvidaran de mí, que no me volvieran a llamar sino hasta ahora; pero seguí trabajando y mejorando mi forma de jugar, y aquello me sirvió mucho para volver a la Selección y para que el profesor Erwin Sánchez me diera una nueva oportunidad.

¿Qué influyó para ganarle de esta manera a la Argentina?

Creo que la unidad del grupo y la actitud que pusimos para salir adelante. Estuvimos muy golpeados por lo sucedido en Colombia; sin embargo, todos nos mentalizamos en sentido de que era el partido clave para salir de esa mala situación y las cosas fueron diferentes, por la fuerza y contundencia que mostró el equipo.

¿Cómo te sientes tras haber salido ovacionado?

Muy contento porque volví a anotar un gol y sobre todo a mostrar un buen nivel de juego, a ello se suma el trabajo de conjunto del equipo, donde todos aportaron sus cualidades para alcanzar un resultado que nosotros lo soñamos. Alcanzar una victoria y jugando un gran partido era lo que queríamos, creo que todos demostramos que se puede con la unidad y trabajo de forma conjunta.

¿Pero soñaban con golear?

Bueno, el objetivo era sumar las tres unidades, ya que con esa mentalidad entramos a jugar, pero nadie soñó que lo lograríamos de manera clara y contundente, porque nos enfrentábamos con un plantel bien formado. Creo que fue una gran victoria y demostración de unidad del grupo.

¿Ahora qué viene?

Creo que falta mucho por recorrer y podemos pelear hasta el final de la eliminatoria. Ésta es una gran inyección anímica y de confianza para seguir mejorando y para crecer.

Joaquín Botero, el histórico que sigue convirtiendo goles


El brasileño Ronaldo, alguna vez, le hizo tres goles a Argentina. Nadie tuvo tal “atrevimiento” nunca más hasta ayer, cuando Joaquín Botero disparó a “matar” a la “albiceleste”.

Por segunda vez, el hombre del Correcaminos mexicano firmó tal cantidad de goles en un solo partido de las eliminatorias: la anterior fue ante Colombia, en la eliminatoria para el Mundial de Corea/Japón 2002.

Con la “trica” en Miraflores, Botero es el goleador de las actuales eliminatorias, con ocho tantos. Con seis le sigue otro boliviano, Marcelo Martins, y el brasileño Luis Fabiano —que anoche le hizo dos a Perú—.

En total, el hombre que el año pasado se convirtió en el goleador histórico de la Selección Nacional ya lleva 20 tantos con la “Verde”.

“Creo que el plantel fue contundente, mostró regularidad en todos los sectores del campo, con seguridad y confianza, especialmente desde que marcamos el primer gol, lo que nos dio tranquilidad para seguir presionando y corriendo como lo pidió el técnico”.

¿Qué siente al ser el goleador de la eliminatoria?, se le preguntó. Y respondió: “Nada, me siento tranquilo porque la Selección jugó bastante bien, pudimos ganar mostrando un buen nivel ante un rival de categoría y aquello es importante, porque los superamos futbolísticamente en todos los sectores. En lo personal pude marcar”.

La frase

Ha sido uno de mis mejores partidos, así que me siento contento y conforme. Todo esto se debe a la unidad de toda la Selección y sobre todo a la confianza que nos tuvimos dentro del grupo”

Joaquín Botero

Goleador de las eliminatorias