Lo ultimo

lunes, 31 de agosto de 2009

Edgar Olivares tuvo que pasar por muchas dificultades para ser un futbolista profesional



Un muchacho de alrededor de 17 años está trabajando a en una parchadora de llantas en la avenida Simón López, de repente se da cuenta que son casi las cinco de la tarde y le dice a su hermana.

- Linet voy a ir entrenar ¿ya?

- Esta bien, pero cuanto tardarás, (le pregunta Linet ya que su hermano Iván el dueño de la parchadora, pasa por ese lugar cada hora mas o menos porque trabaja en una línea de trufi que tiene su ruta por esa zona) y que le voy a decir a Iván.

- Será más o menos una hora.

- Ya anda, pero te apuras.

El muchacho sale en su bicicleta rumbo al estadio para entrenar en la Escuela de Fútbol Enrique Happ, llega tarde y cansado. Recibe la reprimenda del director técnico, pero igual lo dejan entrenar.

Al finalizar el entrenamiento, se va a toda velocidad porque tiene miedo de que su hermano (Iván) haya pasado por la parchería y descubrir que dejó su trabajo para ir a entrenar, porque nadie en su casa, salvo su hermana Linet, sabe que quiere ser un jugador profesional. Cuando llega Linet le dice:

- Qué bien que ya llegaste, pasó Iván y le dije que estabas en el baño.

Esta es una de las tantas anécdotas que encierra la vida de un futbolista profesional que tuvo que luchar no sólo con que su madre, quien no quería que sea futbolista, sino con otra serie de dificultades económicas y físicas para llegar donde se encuentra ahora.

El “Cucharon” Olivares, como se lo conoce, cuenta que cuando su madre quedó viuda cuando él tenía 12 años, todos en la familia debían dedicarse a trabajar y estudiar para sostener la casa y no existía tiempo para otras cosas; o como su madre doña Remedios decía “perder el tiempo”.

“Mi mamá atravesó una crisis muy dura por cinco años, y en esa etapa no dejaba que salgamos a jugar, sino todo era trabajar y estudiar para mantener la casa, porque mi papá nos dejó justo empezando una pequeña ferretería; nosotros teníamos la tarea de agrandarla, pero teníamos deudas, entonces no podíamos darnos el lujo de ir a jugar o como ella decía, ‘perder el tiempo’. Pero igual, mi hermana (Linet), que le gustaba el básquetbol, nos dábamos el tiempo necesario, nos íbamos a una canchita por aquí cerca, aunque mi mamá se enojaba, el tiempo que podíamos nos íbamos a jugar básquet, fulbito; sin embargo, mi mamá, tiempo después fue entendido que el deporte era sano”.

¿Cómo empieza su vida en el fútbol profesional?
Comenzó a los 16 años, estuvo dos temporadas incompletas en inferiores de Wilstermann, pero los técnicos de ese entonces no me tomaron en cuenta. Decidí irme porque me enoje, ya que sentía que podía jugar, y a veces, los técnicos de las divisiones inferiores te denigran mucho; por esos detalles los chicos se decepcionan y se dedican a tomar. Yo me marché, pero me fui a entrenar a Enrique Happ.

Cuando estaba en Enrique Happ, el director técnico me dijo que si quería ir a probarme a Wilstermann, pero yo dije: como si allá ya me sacaron dos veces en infantil y en pre juvenil, entonces el profe me dijo que era para la profesional. Yo le respondí: ‘uy siii, claro’.

Fui a entrenarme, éramos como 100, de los cuales quedamos dos: Gonzalo Galindo, que vino directo de la sub-23 y yo.

¿Fue así que inició su etapa de futbolista profesional en Wilstermann?
Si, cuando estábamos entrenando el técnico me preguntó si ya había arreglado con la dirigencia, pero mi pase era de Enrique Happ. El pase costaba 100 bolivianos, y no podía conseguir ese dinero, y mi mamá no me quería prestar; yo le decía ‘por favor mami te lo voy a dar a devolver el doble’, pero ella me decía: ‘waira jait’a (pateador de aire, por futbolista en Quechua) vos donde vas todas las tardes’… no quiso prestarme. Una semana después me facilitó el dinero, pero el club Wilstermann ya había hecho la transacción con Enrique Happ.

Cuando fui a conversar con los dirigentes sobre mi contrato, me dijeron que no me preocupara por mi pase, ‘agárratelos tus Bs. 100, nosotros ya hemos arreglado’, pero quería adquirir mi ficha de actuación, porque ya me enseñaron mis compañeros que el pase debía ser mío, y cuando me puse a reclamar, me dijeron “si quieres no juegues, hay otros que quieren jugar”, entonces yo les dije “donde firmo”, por la desesperación, porque me dijeron “si no te vas”… lo importante era jugar.

Así empecé, al principio quería jugar sólo por la camiseta de Wilster, no sabía que pagaban en el fútbol; pero después cuando me comentaron que pagan, dije ¡que bien!, que me paguen por lo que me gusta hacer.

¿Al final, su mamá entendió que anhelaba ser futbolista?
Mi mamá no sabía que jugaba, ni siquiera conocía el estadio, yo no le quería decir ni siquiera que jugaba, y que me vaya a ver, por ahí me prohibía. Fue hasta 1998 que mis hermanos llegaron de Argentina y le insistieron para que me vaya a ver. Fue precisamente cuando jugamos con Blooming la final, y nos fue mal, porque perdimos. Los hinchas nos decían de todo, razón por la que mi mamá ya no quiso ir más al estadio, y desde esa vez, exagerando ha debido ir unas tres veces más, porque es muy nerviosa, motivo por el que se queda en casa.

¿Es cierto qué una de las razones para que su mamá se ponía a que juegue era porque estaba mal de la vista?
Justo por eso es que mi mamá no me dejaba salir tampoco, al menos en el día no podía salir. Tenia que usar lentes de sol, mis ojos eran rojos, porque tenía alergia al sol y a la tierra, todos los oculistas que visitamos me prohibieron el sol y la tierra, pero igual, yo iba a jugar. Finalmente fuimos al oculista, Jaime Solares, en la clínica “Ojos”. Me reviso, nos dijo que era alergia la sol, era conjuntivitis primaveral, razón por la que me recetó unas gotas y nos dijo que si a mis 17 años no se perdía, iba a ser para toda la vida; y de repente se perdió y mis ojos ya estaban blancos.

Edgar Olivares
Wilstermann

"Muchos me decían que estaba volando, pero es bueno volar, si no piensas positivo, las cosas son peor; se debe seguir y seguir adelante. El sacrificio es mayor fuera de la cancha, es después, porque primero debo cuidarme; no puedo salir, tengo que comer bien, descansar bien, incluso hacer a un lado a mis amigos".

Hoja de vida

Edgar Rolando Olivares Burgoa

Nacimiento: 25/01/1979
Lugar: Cercado, Cochabamba
Edad: 30 años
Padres: Remedios y Edgar (+)
Hermanos: Rina (48 años), Iván (45), Magaly (42), Patty (35) y Linet (28)
Hijos: Diego (9 años) y Edgar Alberto (7).
Profesión: jugador de fútbol y auxiliar de contabilidad.

Algunas anécdotas

Mi papá siempre me hacía trabajar. Él abrió la ferretería cuando tenía 8 años, ya que antes teníamos yesería y ladrillería; íbamos a las cuatro de la mañana a cargar, teníamos un camión y ahí traíamos 1.000 ladrillos, mi papá estaba contento conmigo, pues siempre estaba dispuesto a trabajar. Volvíamos a las seis de la mañana, descargábamos y después nos íbamos a misa. Mi premio era leche y 25 plátanos.

¿Porqué “Cucharón”?

Muchos se preguntan porqué el apoyo de “Cucharon”. La historia tiene que ver con un aspecto muy personal de Edgar Olivares. “Mi apodo es porque yo como bastante y surge cuando el DT peruano Moisés Barack, en una parrillada que hicieron cuando recién estaba empezando, me vio que comía mucho. Yo me acercaba donde la carne y me servía con mucha frecuencia, todos hacían lo mismo, pero unas tres veces a lo mucho y se hartaban, pero yo seguía y seguía, por lo que continuaba comiendo. Entonces el profe me dijo que yo comía como un “Cucharón”, al igual que un jugador que conocía en Perú, y es desde ese momento que me llamaron de esa manera, e hice honor a mi sobrenombre”.

Olivares reconoce que come mucho, que incluso su mamá siempre le dice “tú me debes deberme una casa o un lote por lo menos, por todo lo que he invertido”.

“El sacrificio empieza fuera”

“El sacrificio es mayor fuera de la cancha, es después, porque primero debo cuidarme, no puedo salir, tengo que alimentarme y descansar bien, incluso hacer a un lado a mis amigos”. Yo tenía a mis amigos en un equipo de Tiquipaya, los Jayax, pero ingresé a Wilstermann, ya no podía jugar con ellos porque debía descansar. Luego me dijeron que no podía jugar en los Jayax porque estaba en la “B” de la Liga de Tiquipaya, me tuve que ir a Aserradero Tiquipaya, donde a modo de broma yo siempre decía que me pagaban en madera.

“Por eso los amigos te hacen a un lado, porque decían que yo no quería ir, pero yo tenía una obligación y debía cumplirla”, pero ahora, por ejemplo, uno de ellos, mi amigo de la Promo 94 del colegio Cuarto Centenario, Henry Miranda, me dice, si te hubieras quedado con nosotros no estarías donde estás”.

La carrera

Año Club
1996 Wilstermann
1997 Wilstermann
1998 Wilstermann
(II)1999 Pompeya
2000 Wilstermann
2001 Wilstermann
2002 Bolívar
2003 The Strongest
2004 Wilstermann
2005 Wilstermann
2006 Wilstermann
2007 Wilstermann
2008 La Paz FC
2009 Wilstermann

Copa Libertadores

Año Club
2003 The Strongest
2004 Wilstermann
2008 La Paz FC

Copa Sudamericana
2007 Wilstermann

Selección nacional
2001, 2008 y 2009

Miradas

1. LO BUENO

Siempre hay cosas para poder mejorar y ser siempre positivos

2. LO MALO

Cosas que te pasan sin que uno tenga algo que ver o alguna responsabilidad

3. LO FEO

Que te denigren y que no te valoren

Una vida de sacrificio

Olivares y Wilstermann

El “Cucharon” Olivares inició en su trayectoria futbolística en Wilstermann, en 1996. Estuvo en sus canteras hasta el 98, año en el que clasificaron a la Copa Libertadores, pero por decisión del técnico Ramiro Blacut, en 99, lo marginó del plantel.


“En 1999 clasificamos a la Copa Libertadores; cuando yo estaba poniendo mis mejores ganas para continuar superándome, llegó el técnico Blacut, quien me sacó sin verme jugar, ese es el dolor que tengo, es una frustración, porque sin conocerme me desecho y trajeron estrellas que ya estaban de bajada, es el caso de Reinoso, el negro Zamora; a mi despachó así, sin más ni más. El 98 yo jugué casi todos los partidos y estaba esperando la Libertadores para jugar y me sacaron”.

En ese momento Olivares quiso dejar el fútbol, pero gracias a la ayuda de algunas personas, entre ellos el actual técnico Eduardo Villegas, determinó continuar. “Villegas me dijo usted a demostrado que puede jugar y que sabe hacerlo, y si usted no va a continuar, les dará la razón a los demás. Me puse a pensar y me fui a jugar a la “A” por unos seis meses, hasta junio, en julio salió la posibilidad de irme a jugar a Pompeya en Trinidad, me llegó el pasaje y me fui, pero ni siquiera era para firmar contrato de inmediato, sino a prueba. Estando allá observaron mi desempeño y les convenció mi rendimiento, lo que derivó en la rúbrica del contrato. El presidente de Wilstermann (Hoz de Vila), me dijo a “la mala” que si retornaba, no iba a jugar ni en la “A”; obligado me tuve que quedar en el equipo beniano. Ascendimos a la Liga”.

El 2000 llegó a Wilstermann el técnico argentino Jorge Habbeger, se inició otro ciclo donde los nuevos valores volvieron a resurgir.

“Habbeger me vio jugar. Recuerdo que nos advertía diciéndonos que entraba a jugar el que mejor rendía; en aquella época dio mucha oportunidad a los jóvenes porque ellos eran los que más corrían; para él no habían estrellas”.

Ese año Wilstermann salió campeón. En 2001, aunque a Wilstermann no le fue tan bien, para Olivares si fue un buen año, porque lo convocaron por primera vez a la Selección Nacional. “Era lo que quería”, dijo.

El 2002 pasó a formar parte de Bolívar, equipo con el que conquistó la corona. Al año siguiente se fue a The Strongets, donde también salió campeón. En 2004 regreso a Wilstermann para jugar la Copa Libertadores. En 2005 nos faltó poco para salir campeones. En 2006 salió de nuevo campeón con Wilstermann. Un año después no les fue bien, porque según Olivares “los dirigentes a veces traen técnicos que no nos conocen, entonces empiezan a probar a uno y a otro y hasta realizar esa labor, el campeonato ya está por finalizar. Eso fue lo que pasó, no fueron un poco más pacientes con Mauricio Soria, a quien le rescindieron su contrato y se fue a Real Potosí, para llevarlo hacia la conquista del título”.

El 2008 se sumó a La Paz FC porque en Wilstermann le debían demasiado dinero. “Me debían mucha plata. Aquí en Wilstermann nos quedan debiendo siempre de tres meses al final de cada temporada, y todos los que vienen se van con esa amargura; además no te pagan puntual, eso deben cambiar. En cambio, otros compañeros, como de Real Potosí, Universitario, San José les pagan formalmente, sin retraso; son tres clubes que empezaron a hacer bien las cosas, por lo que el jugador esta tranquilo, se dedica solo a jugar, mientras aquí están pensando, si me pagarán o no me pagarán, entonces te van distrayendo de las cosas que tienes que hacer”.

El 2009 determinó volver al equipo se sus amores, porque quiere ayudar en algo para sacarlo de la situación en la que se encuentra. “Yo soy hincha de Wilstermann, no puedo dejar que caiga; el corazón más que todo hace que vuelvas, y le metes con todo para que pueda salir de esa situación crítica en la que se encuentra”.

El “Conejo” Arce marca su primer gol

El atacante boliviano Juan Carlos Arce anotó ayer por primera vez para su nuevo equipo, el Sport Recife, y ayudó a obtener un punto en casa del Atlético Mineiro (1-1), en la vigésimo segunda fecha del Campeonato Brasileño de fútbol.

El tempranero tanto de Arce (2’) para los visitantes llevó el miedo a la grada del estadio Mineirao, pero para el “Gallo’ salvó los muebles Renán Olivera, autor de la igualdad.

El equipo del también jugador boliviano Pablo Escobar, Santo André, cayó ante el Flamengo por 3-0 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El Palmeiras conservó la punta a pesar del empate sin goles que cedió ante el Sao Paulo.

El juvenil Tórrez no se siente invitado y quiere ser titular



Dos sentimientos totalmente opuestos tuvo en pocas horas el delantero Pastor Tórrez: el miércoles de la semana pasada, por la tarde, se anunció oficialmente su convocatoria entre los juveniles invitados a la Selección Nacional para los partidos contra Paraguay y Ecuador; por la noche lo festejó con dos goles para Real Potosí, pero de inmediato pareció que todo se derrumbaba porque en ese partido recibió dos golpes casuales en la cabeza que le provocaron mareos, de manera que no terminó el lance. Por precaución fue ingresado en una clínica de la Villa Imperial, donde los estudios que le hicieron, si bien confirmaron una conmoción cerebral leve, descartaron complicaciones y fue dado de alta el viernes por la noche.

El cuerpo técnico de su club decidió no llevarlo a Trinidad para el partido de ayer contra Real Mamoré. Sergio Apaza le dijo que descanse para que se incorpore sin problemas a la Selección. “Eso sí, me recomendó tener mucha humildad y que le meta con todo, que vaya a competir, no sólo a entrenar”, dijo ayer desde la Villa Imperial.

Nacido el 27 de agosto de 1990 en Cochabamba, sus primeros contactos con la pelota los tuvo de muy pequeño en el barrio Villa Granado, en la zona Sarcobamba del valle. Recuerda que jugaba en la calle con los amigos de la cuadra.

Por las condiciones que mostraba fue llevado a la Academia de Fútbol Real Cochabamba, en la que se formó; estuvo allí por seis años y jugó desde la categoría sub-13, hasta que el año pasado se fue a la Villa Imperial en procura de buscarse un lugar en Real Potosí. El entonces técnico de Real Potosí, Félix Berdeja, le dio el visto bueno para que se quede. Este año, en el torneo Apertura, Vladimir Soria le hizo jugar algunos partidos y anotó un gol, en Oruro, frente a San José.

Con Sergio Apaza al mando, es titular indiscutible, ocupa la plaza de sub-20, y por sus condiciones no es reemplazado después de jugar los primeros 45 minutos, como sucede con otros juveniles.

Pese a su corta carrera, es el goleador del torneo Clausura, con ocho conquistas. En el año tiene nueve, contando con el que le hizo al “Santo” en el Apertura.

¿Qué piensas de esta convocatoria?

Estoy muy feliz porque el entrenador de la Selección Nacional se haya fijado en mí. Las cosas me están saliendo bien. Es importante en mi carrera que haya llegado esta citación, y por supuesto que la tengo que aprovechar al máximo.

Eres goleador del Clausura, pero en la Selección vas como invitado…

Para mí, llegar a la Selección es un paso enorme; también sé que todavía no he ganado nada, tengo mucho que aprender y voy a tratar de aprovechar al máximo este tiempo que trabajaré con el equipo en La Paz. Lo importante es que debo seguir haciendo mi trabajo con humildad.

¿Qué te dice la condición de invitado?

Eso no es nada, voy a buscar un lugar, tengo que demostrar mis condiciones, dependerá del técnico si me hace jugar o no.

¿Pensaste que esta citación podía quedar en nada por tu ingreso a una clínica la semana pasada?

Me dio miedo, pensé que no iba a llegar, que estaba muy mal. Gracias a Dios la recuperación fue rápida, ahora estoy con muchas ganas de entrenar y jugar.

¿Cómo ha sido ese momento, puedes recordarlo?

No me acuerdo mucho qué pasó luego del segundo golpe que recibí en la cabeza, tampoco le echo la culpa al jugador adversario, son cosas que suceden en un partido; fue mientras disputábamos una pelota. Después me llevaron a la clínica, donde me recuperé por completo.

¿Qué te dijeron los médicos respecto de tu recuperación?

Que estoy bien, que puedo seguir con normalidad con mi actividad. Los días de reposo han sido importantes para mi restablecimiento. Me dijeron que haga quedar bien a Real Potosí en la Selección.

Se dice que los goles son el “alimento” de un delantero. ¿Cómo asimilas el momento que estás atravesando como goleador del torneo Clausura?

Estoy muy contento por el momento que estoy pasando; sin embargo, también sé que me falta mucho, estoy trabajando en elevar mi nivel futbolístico. Mucha gente me dijo que puedo dar más, que no me tengo que conformar con lo hecho hasta ahora.

¿Qué características tienes como delantero?

Soy más de afuera que de área, una de mis virtudes es la velocidad, aprovecho los pases en profundidad y llego con fuerza al arco rival. La continuidad que me han dado en mi equipo ha sido importante para mostrarme.

¿Hay un gol que te marcó en tu carrera en la Liga?

Estuve en algunos partidos del Apertura, me dio la oportunidad el profesor Vladimir Soria, pude anotar un gol en Oruro contra San José. Ese tanto es especial para mí, porque fue el primero, es muy difícil que lo pueda olvidar, tiene un lugar en mi carrera.

¿Cuál es tu próximo objetivo?

Seguir adelante, marcar goles y aportar al equipo, que es lo principal para un delantero. En la Selección voy a poner todo mi esfuerzo para seguir en los planes del entrenador.

“Tenemos que reivindicarnos ante nuestra afición”

Limberg Gutiérrez retorna a la selección boliviana de fútbol luego de 14 meses. Sabe que tiene un fortísimo remate, especialmente en la pierna derecha, para quebrar las redes adversarias. También reconoce que "hay que buscar una despedida digna, porque ya estamos eliminados". Otra vez está seducido por jugar en el exterior, aunque antes de emigrar y pese a sus 31 años, quiere salir campeón con el Tigre.

¿Qué significado le da a la selección en tu vida profesional?

Siempre es lindo jugar con la casaca verde, es muy importante, por eso te digo que estoy muy contento de retornar, sólo queda entrenar como hasta ahora.

¿Qué piensa de la campaña actual en las eliminatorias?

Se perdieron puntos importantes en casa, lo que mermó nuestras posibilidades de clasificar. Ya pasó, hay que hacer lo mejor posible ahora, estos partidos serán importantes para sumar y tratar de subir un poco en la tabla.

¿Qué piensan los jugadores bolivianos cuando ven penúltima a la selección nacional?

Da pena, pero lo hecho, hecho está, se perdió en casa y hay que pelear hasta lo último, porque todo el país está detrás nuestro y nadie, menos nosotros, buscará seguir en esa posición.

¿Cómo buscará marcar la diferencia ante los paraguayos?

Veremos primero cómo estamos en el día a día, tratar de entrenar, ganarme un lugar en la selección y buscar conformar al técnico y sus requerimientos.

¿Qué le parecen Paraguay y Ecuador, nuestros rivales?

Son dos equipos muy duros, sobre todo el primero, con un equipo que quiere sumar a como dé lugar, mientras que ante Ecuador tenemos que hacer respetar la localía y sumar y sumar.

¿Bolivia marca diferencia o no como local en La Paz?

Sí, pero no se han dado los resultados por diferentes motivos, hasta jugó en contra la mala suerte. Tenemos que reivindicarnos ante nuestra afición.

¿Se busca una despedida?

Puede, porque ya no hay posibilidades, intentar hacer el mejor papel posible, y como dije, sumar todos los puntos.

¿A sus 31 años está en la plenitud de sus condiciones?

Estoy bien, con muchas ganas, me siento bien (sonríe), muy tranquilo, sé lo que puedo aportar a la selección.

¿Cuáles son sus próximas metas?

La primera es hacer algo importante en The Strongest, salir campeón y llegar a un torneo internacional, que es importante.

¿Quiere volver al exterior?

Es una pena que no haya vuelto al exterior, pero no fue por una cuestión mía, sino que los clubes pedían mucho con los pases. Cada club me perjudicó en su momento, Bolívar, Blooming.

¿En Uruguay aprendió mucho?

Sí, porque me fui muy joven, pero ahora intento hacerlo mejor y transmitir lo que aprendí en un fútbol tan competitivo.

La verde ya tiene a Pachi y Escobar

Daner Pachi y Pablo Escobar serán los primeros futbolistas, de quienes juegan en el exterior, en incorporarse al inicio del trabajo de la selección boliviana de fútbol que se alista para visitar el sábado 5 de septiembre a Paraguay, por la decimoquinta jornada de la eliminatoria.

Pachi, quien juega en el Porto Viejo de Ecuador, y Escobar, en el Santo André de Brasil, forman parte de la lista de cinco jugadores foráneos que fueron convocados por el seleccionador nacional Erwin Sánchez.

Los otros tres jugadores son Marcelo Martins, del Werder Bremen de Alemania; Ronald García, del Aris Salónica de Grecia, y Ricardo Pedriel, del Giresunspor de Turquía. “El lunes (hoy) llegarán García y Pedriel, el martes estará Martins”, afirmó Javier Silva, jefe de prensa de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

La concentración se inició ayer por la noche con los jugadores que pudieron llegar a La Paz.

Hoy por la mañana se realizará la revisión médica y por la tarde se efectuará la práctica, en un escenario por definir, la cancha de Chaco o el estadio Siles.

Hoyos regresa y afirma que se irá a fin de año

El defensor nacional Miguel Ángel Hoyos está de retorno en La Paz y aseguró que luego de cumplir su contrato con Bolívar, se irá a fin de año a Ucrania, al FC Karpaty, con el que tiene un precontrato.

El cruceño estuvo una semana en Ucrania, a prueba en el FC Karpaty, donde no se quedó porque faltó el acuerdo entre el club europeo y Bolívar, con el que tiene contrato hasta fin de año.

Hoyos vio el partido de Bolívar con San José sentado en una de las butacas de preferencia.

“Estoy contento de haber viajado a Ucrania, gracias a Dios que todo me salió bien, espero regresar a fin de año al equipo”, afirmó. El lateral celeste comentó que no firmar su contrato con el Karpaty no fue culpa de su representante, Silvio Fontana: “él hizo todo bien, la dirigencia de Ucrania tuvo inconvenientes, fue por eso que no se llegó a un arreglo, pero hay un acuerdo y me iré”.

El lateral agregó que lo más positivo es que “se abrieron las puertas, eso es importante no sólo para mí sino para los otros colegas bolivianos”. Hoyos comentó que todo es completamente diferente en el fútbol ucraniano, no obstante que no es uno de los más competitivos.

“Su fútbol es más rápido, tienen una mentalidad diferente”, indicó el zaguero, quien piensa que no habrá problema con Bolívar, al que pidió permiso por dos semanas y mañana practicará: “Ahora queda seguir trabajando, hacer las cosas bien en los dos torneos que faltan”.

Los apuntes

Tranquilidad

Hubo tranquilidad en filas celestes por el empate. Gustavo Quinteros, su DT, dijo que “el equipo entró relajado”.

Suspendidos

Leonel Reyes, Charles da Silva y William Ferreira sumaron otra amarilla y están suspendidos.

sábado, 29 de agosto de 2009

Gilbert Álvarez jugará en el exterior en 2010

Gilbert Álvarez, atacante de la Academia Tahuichi Aguilera y de la Selección Nacional Sub-17, jugará en el exterior el próximo año. Ayer, en conferencia de prensa, Roly Aguilera Gasser, junto a Daniel Gonzales, agente FIFA, confirmó el acuerdo al que se llegó con un grupo de empresarios que lo colocarán en Europa.

El grupo inversor, ligado al Manchester City de Inglaterra, ha designado un sueldo para el futbolista hasta diciembre, pues en enero de 2010 Álvarez debe viajar al destino que se le indique.

viernes, 28 de agosto de 2009

Jáuregui estuvo con custodia en Uruguay

Sergio Jáuregui permaneció bien custodiado por el personal de seguridad del hotel donde se alojó la delegación de Blooming en Montevideo.

Según el diario El País de Uruguay, el defensa tuvo todos los cuidados en las salidas que realizó del hotel. Hasta costó sacarle fotos cuando junto a los demás integrantes del plantel se aprestaba a dejar el lugar de concentración para dirigirse al Centenario a hacer el reconocimiento habitual de la cancha.

"Me volví loco y se me puso la mente en blanco. Fue algo terrible. Llegué a mi casa y no podía ver a mi hija. Tiene apenas nueve meses, pero este caso directa o indirectamente puede afectarla".

Jáuregui puso acento en que Leo (Medina) “se está portando muy bien conmigo. Cuando regrese a Santa Cruz lo invitaré a comer para que conozca a mi familia y vea que no soy un animal", resaltó el futbolista.

La ambición trunca los sueños futboleros



La directiva de Wilstermann elevó sus pretensiones económicas, pidió 100 mil euros por la cesión de Didí Torrico, y la transferencia del volante valluno al FC Karpaty se truncó.

Similar figura ocurrió con el lateral Miguel Hoyos, quien anunció que espera quedar libre hasta fin de año, para de esa forma tener un accionar sin trabas.

Según el intermediario Silvio Fontana, a Torrico le ofrecieron tres años de contrato y el futbolista respondió que lo estudiará.

“Creo que se hizo el intento, esta vez no salió como uno esperaba, pero demostramos las condiciones del boliviano”, dijo el volante Torrico.

Así como ocurrió con Torrico y Hoyos, quienes regresaron al país sin haber firmado o jugado en el exterior, se dieron similares historias con futbolistas como Julio César Cortez, Carlos Vargas, Regis de Souza, Diómedes Peña, Augusto Andaveris, Luis Gutiérrez, Sergio Jáuregui, cuyas transferencias no se dieron y regresaron al país con incertidumbre.

El retorno a Bolivia desde Ucrania de Miguel Hoyos y Didí Torrico puso de nuevo el tema en el tapete, porque no pudieron arreglar sus contratos con el FC Karpaty y volverán a Bolívar y Wilstermann, respectivamente.

Hay casos como el del zaguero Ronald Rivero, que no firmó su contrato, pero sus pasajes de ida y vuelta fueron pagados por ellos mismos. El zaguero de la “U” viajó a Israel para incorporarse a un club de primera división de ese país, pero al final no pudo contactarse con nadie y volvió.

El DT de Bolívar, Gustavo Quinteros, es uno de los más críticos de estas gestiones, porque explicó que uno debería salir de Bolivia con todo claro, es decir con su contrato firmado, el acuerdo entre los clubes rubricado, a fin de que estas experiencias no se vuelvan a repetir.

“Como no hay seriedad, ahora uno debe recuperar al jugador en lo anímico, no sólo en su estado físico”, dijo el DT.

Los detalles

El agente FIFA
Mauricio González, presidente de La Paz FC, es el único agente FIFA boliviano, tal como consta en la página web de la Federación.

La dificultad
Según contó Silvio Fontana, por cada boliviano que se prueba en un club del exterior, llegan seis de otros países.


Entrevista a: Silvio Fontana
Empresario de jugadores

“Hoyos y Didí volverán a Ucrania”

Tranquilidad, es el sentimiento que tienen Miguel Hoyos y Didí Torrico a pesar de que no se concretó su transferencia, según el empresario Silvio Fontana, quien fue el gestor del viaje a Ucrania. Fontana aseguró que a fin de año volverán a Europa.

¿Qué piensan de todo lo que ocurrió?
Estamos todos muy tranquilos porque el club (el Karpaty) los quiere a ambos en diciembre como libres, es más, nos prometieron enviarnos los precontratos después de los partidos de eliminatorias.

¿Pero qué pasó?
Se pudieron quedar ambos, pero Bolívar y Wilstermann pidieron locuras. Por ejemplo, en el caso de Wilstermann, no bajó de los 100.000 euros por su cesión y los dirigentes ucranianos consideran que no vale la pena pagar tanto si en diciembre serán libres.

¿La historia se repite con estos casos, como Ronald Rivero?
Lo que digan o dejen de decir me tiene sin cuidado, no es mi problema si ellos ni los clubes aceptaron lo que les ofrecían.

¿Qué pasará ahora con ambos?
La realidad es que ambos volverán a Ucrania, lo aseguro.

Tórrez celebra en el hospital


Pastor Ventura Tórrez Quiroz cumplió 19 años en el Hospital Obrero de la Caja Nacional de Seguridad Social.

Ayer fue un día especial para el joven futbolista cochabambino, quien el miércoles, en el encuentro ante La Paz Fútbol Club, anotó dos goles y se convirtió en el goleador del Apertura con 8.

Antes de anotar el segundo de sus tantos, recibió una patada fortuita en la mandíbula que le hizo perder la conciencia por varios minutos; no obstante, siguió jugando, hasta que finalmente se desvaneció en la cancha. Incluso, el entrenador de Real Potosí, Sergio Apaza, contó que “en determinado momento del partido le pregunté por cómo estaba, y él no recordaba que había anotado los dos goles”.

El médico y dirigente lila José Ochoa trasladó al joven atacante al hospital potosino, a la sala de terapia intensiva.

Ayer se le hicieron varios exámenes, que determinaron que sólo se vio afectado por una conmoción cerebral leve, lo que se superará con reposo, según Ochoa. Por la tarde, Tórrez fue visitado por el plantel y dirigentes del cuadro lila, quienes le felicitaron por su cumpleaños y le cantaron el “Happy Birthday”.

“El chico (Pastor Tórrez) quiere recuperarse y estar con la selección desde el domingo, es loable su intención”, dijo el dirigente Ochoa, quien junto al directorio analiza su cesión al seleccionado nacional por la lesión.

Desde Santa Cruz, Carlos Aragonés dijo que el domingo se esperará a Tórrez, porque su dolencia no es de gravedad.

jueves, 27 de agosto de 2009

Hoyos y Didi vuelven a casa

Terminó el sueño europeo de Miguel Hoyos y Didí Torrico. Ambos regresarán de Ucrania para continuar jugando en el país con Bolívar y Wilstermann, respectivamente. Según dijeron, sus clubes en Bolivia cotizaron muy alto la cesión a préstamo.

“Aquí se manejaron otras cifras en materia económica, el técnico nos quería a los dos, pero en el club nos dijeron que no podían pagar los préstamos, los consideraron altos. Se abrió la posibilidad de que a fin de año (cuando acabe la relación contractual de los dos con sus clubes) se pueda conversar otra vez”, dijo Hoyos.

El empresario Silvio Fontana informó que el lateral de la “Academia” ya firmó un preacuerdo con el Karpaty para ser su jugador a partir de enero.

En La Paz, el vicepresidente de Fútbol de Bolívar, Álvaro Loayza, confirmó la vuelta de Hoyos al plantel y anunció que cuando el jugador esté en La Paz, se sentarán a conversar acerca de cuestiones internas referidas a su ausencia en los entrenamientos durante el tiempo que duró su viaje. “Cuando se fue nos dijo que iba a arreglar en un club del exterior, pero en una nueva comunicación en las últimas horas nos indicó que estaba alistando su vuelta. Tiene un contrato con el club y debe ponerse a disposición del entrenador”, manifestó Loayza.

El técnico Gustavo Quinteros está feliz con el regreso de Hoyos, sólo que advirtió de que el jugador tendrá que ponerse bien para recuperar su puesto en el equipo.

“No es que sea egoísta, pero prefiero que se quede con nosotros hasta final de año y que luego apunte a otros horizontes. Pasa que el jugador se ilusiona con las ofertas que recibe de afuera, obviamente que son mejores que las de Bolivia, pero al final no se hacen realidad”, anotó el DT.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Jáuregui tiene fama con las tarjetas rojas


Sergio Jáuregui, que el domingo protagonizó una alevosa agresión contra el uruguayo Leonardo Medina, está entre los seis jugadores en actividad más expulsados de los torneos de la Liga, con 16 rojas en ocho temporadas.

El zaguero de Blooming, que junto con Medina fue expulsado en el clásico del fútbol cruceño, antes de abandonar el terreno de juego fue a buscar al delantero de Oriente y con un salto le aplicó una patada en el pecho, tumbándolo al piso, una acción que puede ser sancionada con la suspensión de entre uno y tres años de la actividad futbolística.

Jáuregui empezó a jugar en Blooming el año 2002 y desde el año siguiente comenzó a sumar expulsiones, según los datos extraoficiales del periodista Lorenzo Carri.

En 2003 vio la roja por primera vez, en un partido frente a Wilstermann, y desde entonces no falló ningún año.

En 2004 fue expulsado en tres ocasiones, en partidos frente a The Strongest, Real Santa Cruz y Aurora.

En 2005 fueron dos, ante San José y Destroyers.

El año 2006 fue el que más veces vio la roja. Jugó primero en The Strongest y vio la tarjeta roja dos veces, frente a Wilstermann y Blooming. Volvió a mitad de año al “celeste” cruceño y fue tres veces echado por los árbitros, ante Oriente Petrolero, Wilstermann y Universitario.

Otras tres ocasiones fue expulsado en 2007, en encuentros que su equipo jugó ante Real Potosí y dos veces contra Oriente.

El año pasado se calmó

un poco y la única vez que recibió la tarjeta roja fue frente a Wilstermann.

Su expulsión del otro día, en el clásico cruceño, es la primera roja que vio en 2009.

En las ocho temporadas jugando en nuestro fútbol, Jáuregui se hizo expulsar cuatro veces cuando el rival fue Oriente y otras cuatro contra Wilstermann.

El zaguero “celeste”, que ahora corre el riesgo de no volver a pisar una cancha liguera por un buen tiempo, es el sexto futbolista, en actividad en nuestro fútbol, con más rojas en la Liga, después de Gonzalo Galindo, Martín Menacho, José Loayza, Alejandro Gómez y Augusto Andaveris.

Viajó con el plantel de Blooming a Montevideo

El defensor Sergio Jáuregui viajó ayer a Montevideo con Blooming, para disputar mañana el partido de vuelta de la Copa Sudamericana ante el River Plate uruguayo, pese a que el fin de semana agredió a un rival y fuera citado por la Fiscalía para declarar sobre este caso.

El zaguero, que se perfila como titular y capitán de su equipo, según informó la agencia Efe, se unió al resto de la plantilla para desplazarse a Uruguay.

Jáuregui compareció el lunes ante la Policía para declarar sobre la agresión contra el delantero uruguayo Leonardo Medina, de Oriente Petrolero.

El fiscal del caso, Joadel Bravo, aseguró después de la comparecencia del defensor que en los próximos días se presentará una imputación contra el futbolista por lesiones leves y peligro de estrago, y se fijará el día y hora de la audiencia cautelar.

Al no haber imputación formal hasta el momento, Jáuregui pudo viajar con el resto de sus compañeros de equipo a Montevideo.

El presidente de Blooming, Carlos Bendeck, declaró a los medios de comunicación que Jáuregui “es un jugador importante dentro del equipo”, por lo que mientras no tenga impedimento judicial no ve “por qué no pueda viajar”.

Para el partido ante River Plate, el técnico de Blooming, Víctor Hugo Andrada, adelantó que alineará a los mismos hombres que iniciaron el domingo el clásico frente a Oriente Petrolero, que terminó empatado 2-2, con la única novedad del centrocampista Jaime Robles.

Andrada no contará con el delantero Róger Suárez ni con el centrocampista brasileño Luis Carlos Vieira, por lesión.

Blooming necesita ganar por más de tres goles para avanzar a la próxima fase de la Sudamericana, después del 0-3 que determinó la Conmebol por la agresión que sufrió el delantero de River Plate Cristian Giménez por parte de un hincha local en el cotejo de ida, que se disputó el 12 de agosto en Santa Cruz.

martes, 25 de agosto de 2009

Juan Manuel Peña: “Si dejo de jugar este año, no juego más”


No es aún su adiós definitivo al fútbol, no dice “me voy”, pero su palabra da a entender que ese momento está cerca, tanto que la próxima semana Juan Manuel Peña podría considerarse ya un ex jugador.

El lunes se cerrará el libro de pases en Europa y él hasta el momento no tiene nuevo equipo. “Sigo aquí meditando qué va a ser de mi futuro, lo estoy tomando con calma”.

Rechazó la posibilidad de ampliar su contrato con el Celta de Vigo, su último club en España, y ése fue un síntoma inequívoco de que el notable zaguero boliviano, capitán de la Selección Nacional, está de salida.

Recibió ofertas de varias partes, algunas desde Sudamérica, incluyendo de Bolivia, pero las descartó todas. Sólo aceptaría una que valiera la pena, que a estas alturas de su vida le hiciera cambiar de planes.

Ayer reveló desde España —atendiendo el llamado de Acción— que si no juega lo que resta de la temporada, no jugará más. En otras palabras, dio a entender que su ciclo como futbolista virtualmente ha terminado.

¿Continúas entrenando?

Sí, me entreno, pero no porque esté en algún equipo.

¿No te llegaron ofertas?

Sí tuve ofertas de Sudamérica y de Europa. De Bolivia también, pero no han colmado mis expectativas, así que decidí rechazarlas.

¿Estás pensando en dejar el fútbol?

Por ahora mi intención es dejarlo. Sólo si hubiera algo que me llenara de ilusión continuaría; de lo contrario, voy a dejarlo. Las cosas que me han ofrecido no me ilusionan, así que voy a dedicarme a formarme un poco más en líneas generales sobre fútbol.

¿En qué, por ejemplo?

Estoy empezando a hacer unos cursos de capacitación, tengo el curso de entrenador, el primer nivel aprobado, pero sobre todo quiero aprender cosas que van relacionadas con el fútbol y que dentro de la cancha no las vemos.

¿Eso significaría que podrías convertirte en entrenador?

No, para nada, mi intención no es ésa; sólo pienso hacer cursos de gestión y dirección deportiva, todo lo que está relacionado con el fútbol, el manejo de instituciones, como llevar una empresa pero a nivel deportivo, sin pensar en ir a entrenar ni nada por el estilo.

¿Te estás preparando para trabajar en ese ámbito en Bolivia?

Podría analizarlo, porque yo dije que no quería terminar mi carrera jugando en Bolivia y he decidido descartar las opciones que tenía para ir; desde otra rama podría interesarme, pero también tendría que tomarlo con calma porque tengo otras cosas en la cabeza.

¿Como cuáles?

Seguir formándome, porque no merece la pena decir “me voy a dedicar a esto” sin tener la capacitación, entonces cuando me sienta apto lo haré, y como estos cursos abarcan muchos temas, decidiré en su momento qué es lo que voy a hacer.

Habías vuelto a jugar en la Selección, ¿en qué queda eso ahora?

No he hablado con nadie, pero no creo que pueda jugar ni creo que me convoquen. Por ahora estoy entrenando, pero no con un equipo, y no estoy al nivel de lo que la Selección realmente necesita. Si bien estoy bien físicamente, no estoy jugando en ningún equipo, entonces sería ilógico ir a la Selección aunque me convocaran.

¿Lo que está pasando por tu cabeza se puede entender como un cuasi retiro del fútbol?

Es una decisión que la he venido analizando. Tenía la opción de jugar un año más en el Celta; sin embargo, decidí no hacer uso de ella y dejarla de lado. A raíz de eso pensé que las cosas que me ofrecían no me ilusionaban.

¿Qué tendría que pasar para que vuelvas a jugar al fútbol?

Si te digo la verdad, que el equipo que me vaya a ofrecer llene las expectativas que tengo, porque con la edad que tengo (36 años), mis prioridades son otras; por supuesto que me encanta el fútbol y lo sigo queriendo y tengo ganas de jugar, pero las cosas que me ofrecen no me dan para cambiar mi residencia ahora mismo. Yo llevo muchísimos años jugando en España, y los sitios que me han ofrecido considero que no son los adecuados para irme con mi familia.

¿Estás pensando más en tu familia que en el fútbol?

Por las cosas que hemos hablado sobre las opciones que he tenido, sí, porque llevo muchos años en esto, muchas concentraciones, muchos viajes, y a ese ritmo uno no logra ver el crecimiento de sus hijos, ahora mismo creo que las cosas que me ofrecen no merecen la pena para dejar de estar donde estoy; en otras ocasiones el nivel futbolístico te arrastra a esa vida, pero ahora lo prioritario para mí es mi familia.

¿Entonces está cerca tu retiro?

Si dejo de jugar este año, no juego más. Estoy meditando eso, si es que lo dejo o no. Hay tiempo, porque hasta finales de mes (el próximo lunes) está abierto el libro de pases en Europa y lo que estoy haciendo es entrenar en caso de que se pueda dar un par de opciones que tengo.

¿Qué rescatas de todo este tiempo que estás viviendo en Europa?

Me ha hecho ver la vida de otra forma y por supuesto he aprendido mucho, pero eso no quita que uno extrañe a la familia, a los amigos... Yo llevo muchísimos años acá, pero siempre extraño a mis amigos y mi familia, y eso es lo que me hace pensar en volver. Tengo muchos amigos de otras nacionalidades que han venido a jugar al fútbol y se han quedado aquí; sin embargo, tanto mi esposa como yo no tenemos ese tipo de pensamientos por ahora.

¿Entonces tu regreso a Bolivia está cerca?

En principio, mi intención es quedarme en España y luego volver a Bolivia el año próximo.

¿Definitivamente?

La intención es ésa, pero uno no sabe lo que puede pasar hasta el año próximo; sin embargo, mi primera opción es volver a Bolivia.

Las frases

Por ahora mi intención es dejarlo. Sólo si hubiera algo que me llenara de ilusión continuaría; de lo contrario, voy a dejarlo. Las cosas que me han ofrecido no me ilusionan”

Llevo muchos años en esto, muchas concentraciones, muchos viajes y a ese ritmo uno no logra ver el crecimiento de sus hijos, ahora mismo, las cosas que me ofrecen no merecen la pena”

lunes, 24 de agosto de 2009

“El ‘Gato’ tiene más de siete vidas”


Es uno de los goleros más experimentados de nuestro fútbol. Varios de los “grandes” clubes lo tuvieron. También la Selección Nacional, de la que espera despedirse si es convocado para jugar alguno de los cuatro partidos que quedan por las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010.

Ha vivido —y así lo reconoce— uno de sus peores momentos a raíz de una lesión, que casi lo retira abruptamente del fútbol. Pero “revivió” en Bolívar, donde esperó pacientemente su oportunidad y cuando ésta le llegó no la desperdició.

José Carlo Fernández

—que paseó sus atajadas también por clubes del exterior— demostró dos cosas en los partidos que, mientras Carlos Arias estuvo alejado, le tocó jugar custodiando el pórtico de la “Academia”: que no está “roto”, como alguna gente creía, y que pese a las adversidades todavía está vigente.

¿Cómo viviste tu retorno al

fútbol?

Lo viví como la primera vez, primero con mucha ansiedad, con bastante emoción y, lógicamente, esperando que me vaya bien, pero nunca pensé que me iba a ir tan bien como me salieron las cosas.

¿Crees que en estos partidos demostraste que eres uno de los mejores arqueros de nuestro país y que te mantienes en buen nivel?

Sí, creo que estoy en excelente nivel, y creo que los años no pasan en vano, porque la experiencia que uno gana en el tiempo no se va nunca, y está comprobado que el jugador que se cuida en la vida personal, aquél que es profesional siempre, puede estar vigente un tiempo más porque la edad no importa, lo que importa es el trabajo y la perseverancia.

¿Esta etapa de tu lesión fue la

peor de tu carrera?

Sí, fue la peor, porque era un retiro adelantado, debido a que no estaba planificado; pero, bueno, fue la prueba más importante que pasé en mis 15 años como futbolista. Me probé a mí mismo que querer es poder y que el mejor médico que tiene es uno mismo; luché contra todo con el apoyo de mucha gente.

A ti te dijeron en determinado momento que ibas a estar parado más tiempo, que tu lesión era más grave; pero otras opiniones médicas no eran tan duras, ¿qué pensaste en ese momento?

Creía que uno se podía equivocar, no con mala fe, pero cualquier persona se puede equivocar, y en la medicina uno tiene que buscar otras opciones y, gracias a Dios, tuve la suerte de estar acertado y sobre todo, con el tiempo, pude volver a jugar; ese pasaje queda como un sabor amargo, pero sin rencores.

¿Eso marcó tu relación con el médico de Bolívar, Raúl Alberto Morales?

No, mi relación con el doctor “Calichín” ha vuelto a ser como antes, porque creo que las personas nos podemos equivocar y lo más importante es saber reconocer justamente eso. El día que salimos campeones nos dimos la mano y creo que en este torneo (el Clausura) las cosas han sido diferentes (en el trato entre ambos); me alegra mucho, porque en mi caso, por ejemplo, yo no puedo vivir tranquilo estando con rencor o teniendo problemas con alguna persona, y al no tener nada de eso con el doctor Morales duermo tranquilo, sabiendo que estoy haciendo lo que más me gusta.

¿Cómo ha sido tu recuperación física, psicológica y futbolística?

Físicamente ha sido buena porque tengo un preparador físico de primera; además, en la parte futbolística tengo la confianza de Gustavo (Quinteros), del cuerpo técnico. Efectivamente, lo más duro fue lo psicológico, porque yo mismo dudaba con respecto a lo que tenía; también tenía temor de volver a lesionarme, sabiendo que si recrudecía mi lesión sería para decirle adiós al fútbol; pero el apoyo de mi hijo, que me quería volver a ver atajar; el de mis padres, el de mi novia, que me decía todos los días que estaba sano, aunque había días en que pensaba que no iba a poder, me ayudaron para salir adelante; sobre todo creo que Dios me ha premiado con volver a jugar y volver a ser feliz.

Dijiste en algún momento que si te convocaban a la Selección sería para tu despedida, ¿eso significa que has considerado tu retiro?

No volví a ser convocado a la Selección en los últimos tiempos, pero como estaba atajando estos días se abrió la posibilidad, aunque es sólo eso; lo más importante para mí fue volver a jugar, volver a entrar en una cancha, el volver a escuchar a una hinchada coreando mi nombre como en los mejores tiempos, por eso estoy feliz. Ahora vuelve a atajar Arias y no pensé en sentir una tristeza muy grande por no volver a atajar, pero estoy muy contento por él; por mi parte, creo que Dios me premió para que me vaya tan bien en estos partidos por haber sido leal con un amigo que pasó por un mal momento.

¿Entonces no estás considerando retirarte aún?

No, estoy mejor que nunca. Me di cuenta de que no nací para ser suplente y voy a seguir luchando en este club, que me ha dado mucho, al que también yo le he dado. En esos partidos que he jugado ha quedado demostrado que el “Gato” tiene más de siete vidas y voy a seguir disfrutando de esto que es lo que más me gusta, mientras dure.

¿Esta etapa en Bolívar te hace pensar en que vas a seguir en el fútbol por mucho tiempo más?

Sí, no sé cuánto tiempo más, pero sí un año o dos años más. Mi idea es quedarme en Bolívar y ya no estar moviéndome más, además es un club con el que gané todo, que me dio todo y en el momento más difícil me abrió las puertas.

¿Cuál fue el título más especial para ti?

He ganado ocho títulos y creo que todos fueron especiales, pero éste (el del torneo Apertura) que lo gané sin haber jugado un minuto fue muy especial. Pude haberlo visto desde mi casa; sin embargo, luché para volver a jugar. Aunque estuve en el banco en todos los partidos, creo que ése ha sido mi máximo logro, porque era la demostración de que pude superar una lesión muy complicada.

¿Cuál fue la experiencia más terrible que pasaste en estos 15 años de tu carrera?

Ésta, la de mi lesión fue la peor, porque uno piensa que el fútbol es para siempre y de un día para otro parece que se acaba. Fue la más dura pero fue una prueba para darme cuenta de que soy fuerte y que cuando quiero logro lo que me propongo.

¿Y cuál fue la que más disfrutaste?

El haber jugado y que mi hijo estuviera viéndome en la tribuna, eso ha sido lo mejor, que mi hijo esté orgulloso de su padre.

En tu balance, ¿cuál ha sido la etapa más importante de tu

carrera?

El haber debutado en Oriente, el club del cual soy hincha; el haber salido bicampeón con Blooming, haber jugado tantas copas Libertadores y Sudamericana con Bolívar. La Selección, ni qué decir. Además, fui el segundo arquero que jugó en el extranjero, el jugador boliviano que actuó en más equipos extranjeros en la historia. Si me decían eso hace 15 años, ni soñando habría creído que se podía lograr.

¿Crees que has conseguido todas tus metas en la vida o te falta algo más por alcanzar?

Me quedé sin jugar un Mundial, pero creo que jugué algo que muy pocos jugaron, una Copa Confederaciones (México 1999), y creo que logré todo. Mi sueño era jugar un partido en Oriente Petrolero y retirarme, era un sueño de hincha, y terminé jugando 15 años, 10 años en la Selección, soy un jugador bendecido por Dios.

¿Cómo te iniciaste en el fútbol?

En la Academia Tahuichi, a los 17 años. Jugué un año y luego tuve la oportunidad de ir a estudiar a Estados Unidos una carrera universitaria. Después me probé en Oriente, el club que soñaba cuando era hincha, y todo se dio; creo que estuve en el lugar ideal, en el momento preciso, y de querer jugar sólo un partido terminé jugando 15 años; jugué en ocho equipos en el extranjero, en Europa, en México, creo que pocas personas han podido lograr lo que yo he logrado, por eso soy agradecido.

Cuando te retires del fútbol ¿vas a ejercer tu profesión? (es licenciado en Economía y Marketing)

No, nunca la ejercí porque yo digo que soy economista de profesión, pero futbolista de vocación y el fútbol no lo voy a dejar nunca, no sería una persona feliz si no estuviera ligado al fútbol.

En mi estadía en Chile hice un diplomado en Gerencia Deportiva, mi intención es entrar en eso o la representación de jugadores. Quien sabe, mañana pueda ser gerente de un club para poder devolverle al fútbol lo que me ha dado, aunque estoy seguro de que puedo trabajar toda la vida y no podré pagar todo lo que el fútbol me ha dado.

¿Este “Gato” con más de siete vidas fue siempre arquero?

Sí, siempre arquero, aunque comencé como suplente. A los ocho años estuve en la Tahuichi pero mis padres me sacaron porque descuidé los estudios; sin embargo, siempre jugué en mi barrio, donde a veces lo hacía de jugador de campo, pero a mí siempre me gustaba terminar embarrado, sucio, es decir, siempre me gustó ser arquero.

Con su firma

Ésta, la de mi lesión, fue la peor etapa, porque uno piensa que el fútbol es para siempre y de un día para otro parece que se acaba. Fue la más dura pero fue una prueba para darme cuenta de que soy fuerte”

Me di cuenta de que no nací para ser suplente y voy a seguir luchando en este club que me ha dado mucho, al que también yo le he dado. Mi idea es quedarme en Bolívar y no estar moviéndome más”

Está comprobado que el jugador que se cuida en la vida personal, aquél que es profesional siempre, puede estar vigente un tiempo más porque la edad no importa, lo que importa es el trabajo y la perseverancia”

Su ficha

Nombre: José Carlo Fernández Gonzales.

Nacimiento: 24 de enero de 1971.

Lugar: Santa Cruz.

Edad: 38 años.

Padres: Genaro Fernández y María Eugenia Gonzales.

Hijos: Flavia y Christian.

Trayectoria: Se inició en la Academia Tahuichi. Debutó en el fútbol profesional en Oriente Petrolero. En Bolivia también actuó en Blooming, Bolívar y Universitario.

En el exterior jugó en el Veracruz de México, el Córdoba español, el New England Revolution de Estados Unidos, el Santa Fe y el Deportivo Cali, de Colombia; Universidad de Chile y Melipilla, ambos chilenos; y el José Gálvez, de Perú.

Pachi, goleador y figura de Portoviejo


La figura Daner Pachi
Volante boliviano

El volante boliviano Daner Pachi Bozo es el jugador de moda en el cuadro de la Liga Deportiva Universitaria de Portoviejo, que juega en la primera división del fútbol ecuatoriano.

El portal oficial del club lo eligió en los últimos días como el jugador que mejor rendimiento muestra en los distintos encuentros de su equipo.

Según la encuesta, el ex jugador de Bolívar tiene un 60,33 por ciento de preferencia, por encima de Freddy Olivo con 47,26, Luis Macías 38,21 y Hugo Vélez con 33,18 por ciento de porcentaje.

La simpatía del hincha de la Liga hacia Pachi se debe, en gran parte, al trabajo esforzado que ha realizado el jugador boliviano que se ha convertido en el goleador de su equipo con siete goles anotados, contra los seis que conquistó Luis Macías y tres de Manuel Cotera, delanteros del cuadro albiverde.

“Es un jugador esencial para el equipo por la dinámica que le imprime en cada jugada y la claridad que tiene para jugar con sus hombres de ataque. Al principio, le costó adaptarse al medio, pero pronto fue agarrando confianza para ser una de las figuras de su elenco”, comenta la periodista Susana Zegarra de radio Líder, de Portoviejo.

Oswaldo Morelli, técnico de Liga, le dio instrucciones precisas para que no sólo cumpla la función de volante, sino que tenga llegada hasta el arco. Una función similar a la que cumplía en el Bolívar que era dirigido por Vladimir Soria y Carlos Aragonés con los que conquistó los títulos del 2004 y del 2006.

“Este es mi puesto en el que me siento cómodo para llegar con mayor ambición al arco rival y también asistir a los compañeros en un fútbol que es de mayor fuerza que el boliviano y por ello se precisa tener un mayor despliegue en la parte física”, remarca el jugador que nació en Santa Rosa de Mapiri.

El volante espera que el buen momento en su equipo pueda servirle para ser tomado en cuenta en la selección boliviana de fútbol que participa de las eliminatorias al Mundial de Sudáfrica 2010.

“Uno siempre quiere estar en su selección porque es un orgullo llegar a vestir esa divisa y defenderla con todo, pero estoy a la espera de lo que puedan decidir los responsables; mientras tanto yo sigo trabajando con la misma responsabilidad para estar listo el momento que me toque volver”, agrega.

La prensa deportiva de Portoviejo comenzó a recordar que en el pasado dos grandes jugadores bolivianos como Julio César Baldivieso y Marco Antonio Etcheverry se ganaron el aprecio de la fanaticada de Barcelona y Emelec por la calidad de juego que mostraron en las canchas guayaquileñas.

“Aquí se comenta mucho del paso que tuvieron Julio y Marco, pero también soy consciente que debo trabajar bastante para comenzar a compararme con ellos”, concluyó Pachi.

Por el momento, la directiva, que encabeza Freddy Navía, no se ha referido a la continuidad del boliviano en filas de su equipo para el 2010, aunque clubes de la capital ya han puesto sus ojos en el boliviano para la siguiente temporada.

La Frase

El equipo gana en dinámica y en llegada con el boliviano, que se convirtió en el conductor del grupo.
Esteban Rodríguez, periodista ecuatoriano.

sábado, 22 de agosto de 2009

Didí se entusiasma con el juego simple y veloz

El volante Didí Torrico no se sorprendió del juego veloz y a dos toques que pudo percibir en su primer encuentro con el plantel del Karpaty de Ucrania.

Torrico, al igual que Hoyos, intenta mostrar sus habilidades al cuerpo técnico del equipo ucraniano, para así quedarse a jugar en el fútbol europeo.

En las dos prácticas previas realizadas en el equipo ucraniano, dijo que se sintió bien y que en ningún momento vio una diferencia con el resto del plantel.

“Es un fútbol muy simple, evidentemente más rápido, pero para nada algo fuera de la común; se puede ver en los mismos compañeros que corren a uno o dos toques y son bastante rápidos, pero estaba preparado para eso, creo que hasta el momento vamos bien con Miguel y estoy entusiasmado”, afirmó Torrico.

El volante cochabambino mencionó que el hecho de tener algunos compañeros sudamericanos en el equipo les ha permitido conocer algo más de la ciudad y del equipo.

“Yo me voy a dar al máximo, sabiendo que represento a mi departamento, a mi club y a mi país; Bolivia y toda mi gente siempre me dio su apoyo, voy a hacer lo posible porque estemos bien representados aquí”, concluyó.

Se me dio esta oportunidad, no la desaprovecharé


Entrevista a: Miguel Hoyos
Defensor nacional

Miguel, el lateral nacional, se entrena cada día como para jugar la final de un Mundial. Llegó a Livl, ciudad ucraniana, sede del Karpaty de la primera división, con la ilusión de firmar su contrato, el mejor de su vida, y cumplir el sueño de jugar en Europa. Hasta ahora le va bien y está convencido de que demostrará toda su valía en ese fútbol.

¿Cómo estás Miguel?
Gracias a Dios muy bien y sobre todo contento de estar aquí, con ganas de hacer las cosas bien, para firmar el contrato respectivo.

¿Qué es lo que encontraste?, ¿era lo que esperabas?
Uno por ahí no se imagina a veces con lo que se encontrará, pero es un fútbol muy rápido, con jugadores veloces, gracias a Dios que me adapté sin problemas, estoy bien y contento.

¿Parece que a ti te fue mejor, porque tu nombre aparece en la lista de buena fe del Karpaty?
Seguro, eso es importante para mí, sólo queda trabajar de aquí para adelante más y que se firme el contrato lo más pronto posible, para que esté tranquilo tanto yo como Didí (Torrico) esperamos que todo salga bien.

¿Qué te dijeron, cuándo firmarías tu contrato?
No tengo mucho contacto con los dirigentes, el técnico y los compañeros, se habla un idioma totalmente diferente, pero a través de los entrenamientos se demuestra lo que quiere y lo que pretende de uno en el equipo.

¿Allá el fútbol es muy diferente?
Es un ritmo de juego muy rápido, todos los jugadores son bastante veloces, lo que ayuda a que haya bastante dinámica, porque se plantea un fútbol de mayor y mejor estado físico.

¿Qué tipo de trabajo están realizando?
Desde el miércoles estamos entrenando con el equipo, trato de aprender en cada entrenamiento y no tengo mayores problemas, espero que todo siga así para que el técnico y los dirigentes se fijen en uno y en su trabajo.

¿No te arrepientes de haberte ido de Bolívar?
No, por supuesto que no. Uno sueña con esto, con salir de su país, eso es algo que siempre me había trazado y por fin se me dio esta gran oportunidad. Sé que no la voy a desaprovechar.

¿Cómo está el tiempo? ¿Hace frío?
No, está haciendo calor igual que allá, el clima está igual que en Santa Cruz.

¿Qué les dirías a los hinchas bolivaristas que se enojaron por tu partida?
Primero dar las gracias a los dirigentes por darme la oportunidad de jugar en Bolívar, al profesor (Gustavo) Quinteros que me dio todo, igual al profesor (Rodrigo) Figueroa y a los compañeros que me apoyaron en Bolívar. Estoy contento por estar acá, trataré de quedarme en Ucrania y demostrar mi nivel de juego.

¿Les deseas suerte?
Seguro, trato de ver por la internet todos los partidos, justo estaba mandando mensajes y dándoles fuerza a mis compañeros por el partido que se perdió en Santa Cruz, espero que el domingo se pueda ganar y que todo salga bien; éxito al cuerpo técnico y la hinchada que vaya a apoyar.

Veré el clásico por internet, ojalá le vaya bien a Bolívar.

viernes, 21 de agosto de 2009

Hoyos entra a la lista del Lviv

El lateral Miguel Hoyos expuso un buen nivel y fue incluido en la lista de buena fe del Karpaty Lviv, donde entre el lunes o martes firmará su contrato, en caso de que no se presente ningún imponderable, según la página web del club ucraniano de primera división.

Hoyos y el volante cochabambino Didí Torrico se encuentran en Lviv, donde realizan su adaptación al medio y cumplen con las exigencias físicas y médicas para luego rubricar su contrato.

“Hasta el momento, todo está bien, cumplo mi sueño de jugar en Europa, ojalá no surja ningún inconveniente y pueda establecer mi vinculación”, afirmó Hoyos.

Por su parte, Didí Torrico, mencionó que fueron recibidos muy bien en el Karpaty y que la práctica realizada ayer, de fútbol en espacio reducido, les permitió conocer un poco a sus compañeros.

El representante de los dos jugadores, Silvio Fontana, informó que este sábado el Karpaty jugará por el torneo local y que la próxima semana se firmaría el contrato con ambos.

Desde Ucrania

Buen clima
El ex celeste Hoyos se sorprendió por el buen clima que rodea a Lviv, que como el resto de Europa pasa por una etapa veraniega en esta época.

Sudamericanos
Didí Torrico contó ayer que el hecho de contar con algunos compañeros sudamericanos, facilita su adaptación al medio.

jueves, 20 de agosto de 2009

Hoyos firmará sólo si supera el examen

Si Miguel Hoyos y Didí Torrico superan los exámenes médicos de rigor, firmarán sus respectivos contratos con el club Karpaty, de la primera división de Ucrania, según confirmó desde Europa el representante de los jugadores, Silvio Fontana.

Los dos futbolistas viajaron a la ciudad de Livl, en Ucrania, donde son sometidos a revisión médica y exámenes físicos. “Todo está muy bien, pasado mañana concluye el plazo de setenta y dos horas que el club pidió para hacer los exámenes y la firma de sus contratos”, afirmó Fontana.

Por otro lado, el representante expresó su molestia por las declaraciones del cuerpo técnico de Bolívar con relación a la transferencia de Hoyos.

“No le puse el arma a nadie ni tampoco hice los contratos. Es feo que te maten cuando no estás en el país. Es una pena que tan pronto se agranden y pierdan esa humildad que sólo la tienen los grandes “, indicó.

Explicó que realizó las gestiones con la dirigencia y el jugador (Hoyos) y fueron ellos quienes dieron su visto bueno, previa documentación presentada.

“Lo que más apena es que no sepan valorar el trabajo de uno y sólo se fijen en su propio interés. Todos tenemos familia y queremos generar, no­ me metí en la labor de Quinteros”, dijo Fontana.

lunes, 17 de agosto de 2009

Alejandro Chumacero: “Estoy donde estoy por condiciones”


Cuando sólo tenía algo más de diez años ya era ídolo en The Strongest. Todos los recuerdan como el “Choquito” de las divisiones inferiores, aquel que con su gran calidad técnica hacía el deleite de los hinchas “atigrados” y también de los rivales en los preliminares o en los intermedios de los partidos del “Tigre”.

En más de una oportunidad, a su corta edad, a Alejandro Chumacero le tocó abandonar el campo del juego del “Hernando Siles” ovacionado y muy querido, porque con su gran técnica era capaz de causar emociones en las graderías.

Hoy, gracias a la confianza que Sandro Coelho, el director técnico de The Strongest, ha depositado en él, y su buen desempeño, con gran despliegue físico en el campo de juego, poco a poco se está metiendo otra vez en los corazones de los seguidores del “Tigre”.

Chumacero ha sido titular en los 12 partidos que ha dirigido Coelho hasta ahora (cinco por el torneo Apertura y siete por el Clausura), desde que tomó las riendas del plantel el pasado 2 de junio. Fue figura en varios encuentros, como el sábado reciente frente a Real Potosí en la Villa Imperial.

Una vez que se ha ganado la titularidad, se ilusiona con que el “Tigre” se clasifique para un torneo internacional y que se corone campeón en este torneo.

Por ahora, este muchacho que ocupa la plaza de sub-20, pero que lo hace durante todo el partido porque su rendimiento no amerita que lo cambien, está abocado al fútbol, aunque dentro de un tiempo espera meterse en una carrera universitaria, porque sabe que el deporte es pasajero y hay que estar preparado para otros desafíos en la vida.

¿Cómo estás viviendo este tu momento?

Para mí es importante y estoy muy contento. Creo que la confianza del técnico y de los compañeros ha sido muy buena para que progrese, eso me ayuda a superarme cada día más. Con esa confianza estoy donde estoy.

¿Crees que en este último tiempo te has superado futbolísticamente?

Pienso que sí, repito que el apoyo que he recibido del “profe” y de los muchachos ha sido muy bueno, me ha hecho levantar mi nivel de juego y quiero seguir mejorando.

Hasta antes de la llegada de Sandro ¿por qué estabas desaparecido?

Estuve un poco separado del grupo (decisión que no era suya, sino del anterior técnico), pero la verdad es que no le daba mucha importancia porque sabía que en algún momento me iba a llegar mi oportunidad; Sandro ahora me toma en cuenta y las cosas han cambiado.

¿Julio César Toresani no te había dado alguna oportunidad?

Ni siquiera en el banco, no sé por qué; pero nunca me desesperé, siempre fui entusiasta y trabajé a la espera de que llegase este momento.

¿Cómo asimilas que seas uno de los “inamovibles” del equipo de Coelho?

Me siento muy bien. Creo que he aportado con lo mío al equipo y eso le gusta a él (al entrenador); pero también tengo que responder a esa confianza, no debo defraudarlo, tengo que poner mi granito de arena y seguir por esta senda.

¿Eres tú una muestra de que al jugador joven hay que darle oportunidad por las condiciones que tiene y no porque el reglamento lo pide?

Pienso que yo estoy donde estoy por condiciones, pero somos dos: Isaías (Dury) también, los dos estamos luchando siempre por un lugar en el equipo y nos sentimos muy contentos porque Sandro nos toma en cuenta, no sólo como juveniles, sino como a cualquier otro integrante del grupo que puede jugar los 90 minutos.

¿Recuerdas cuál fue tu último partido antes de que Sandro asumiera la dirección técnica?

Mi último partido fue ese que perdimos por 1-4 (01-10-2008) jugando con una mayoría de juveniles frente a Real Potosí, en el torneo Clausura del año pasado. Ésa fue mi última vez, después nunca más vi la cancha, solamente de afuera.

¿Sabes cuántos partidos en la Liga tienes?

La verdad que no me acuerdo, pero sí puedo decir que cuando me tocó debutar (en 2007) lo hice con un gol en un partido contra Universitario. Ese día ganamos 2-1.

¿Quién te llevó al primer plantel?

Me invitó el “profe” Sergio Luna, cuando fue técnico de The Strongest. Yo fui con todo agrado, conocí a los jugadores que estaban en ese tiempo, estaba Sandro, (Diego) Cabrera y otros. Ésa fue mi primera vez, después volví cuando estaba el profesor (Eduardo) Villegas, le agradezco porque me aceptó en el equipo.

De chico te conocíamos como un jugador muy talentoso, ¿ahora cumples una función diferente?

Uno tiene que tratar de rendir al máximo en la función que lo ponga el técnico, eso es lo que trato de hacer yo. Sandro me puede poner de lateral, me puede poner de “10”, de delantero y yo tengo que rendirle al máximo.

¿Lo tuyo ahora es un poco más de marca y de mucho despliegue físico?

Es lo que me pide Sandro, que tenga un poco de marca, aunque también me dice que cuando se pueda llegar al frente lo haga, aunque debo volver. Siempre nos dice que tenemos las condiciones para hacer eso; pero si me pone de “10”, por ejemplo, lo puedo hacer; sin embargo, para ese puesto hay que aprender muchas cosas más porque ser un jugador de enganche es muy complicado.

¿Cómo fueron tus inicios, tu época en las divisiones inferiores del club?

Recuerdo bien que jugábamos los partidos preliminares o en los entretiempos cuando al equipo profesional le tocaba jugar, entrábamos con los chicos de la escuelita Antonio Asbún (calle Yungas), de donde yo salí, me acuerdo que era muy lindo para mí. Pasaba uno, pasaba a otro, dejaba a varios en el camino, pero no con el afán de sobresalir, sino con toda humildad, para demostrarle a la gente que un chico puede llegar hasta donde estoy yo.

¿Te acuerdas que en ese entonces la gente ya te ovacionaba?

Me acuerdo, ya me conocían por el “Choquito”. Tenía la melena larga y por eso me reconocían, quizás si tenía el pelo corto habría sido diferente; pero recuerdo que me aplaudían, la barra gritaba mi nombre sin conocerme, han sido momentos muy bonitos que me ha tocado pasar.

¿Te consideras hincha del “Tigre”?

Desde ahí siempre fui stronguista, el amarillo y negro fueron mis únicos colores. Por eso quiero agradecer el esfuerzo de mis padres, que también son hinchas del “Tigre” junto con mi hermano Cristian. Mis dos hermanos mayores (Gonzalo y Nelson) no, porque son del Bolívar.

¿Cuánto tiempo estuviste en la escuela Antonio Asbún?

Desde mis ocho años, desde 1999, hasta los 15 años. De ahí subí a lo que es el plantel profesional. Mis padres querían meternos a una escuela de fútbol siempre, primero pensaron en el Bolívar, fueron a averiguar y estaba muy alta la pensión, no podían cubrir la mensualidad por los gastos que teníamos en casa. Mi mamá (Elizabeth) dijo que ‘porqué nos los metemos a los chicos a la escuelita’ (Antonio Asbún). Fuimos con mi hermano, el tercero, que ahora tiene 20 años. Mi papá (Antonio) nos había inscrito y fuimos los dos.

¿Cómo es tu vida ahora, siendo padre de familia y con tu hijito que está más grande?

Cambió totalmente desde que tuve a mi bebé, creo que empecé a madurar más rápido, quemé etapas de mi vida. Quizás perdí esa libertad de salir con mis amigos, ir de un lugar a otro, salir un poquito más; pero gracias a Dios estoy muy bien, no me importa nada de eso, lo importante es estar con ellos (su esposa y su hijo). Estoy feliz por el bebé que tengo.

Ahora vivo para mi familia, para mi esposa, para mi hijo, que es lo más importante que tengo. Para mis papás, para mis hermanos que siempre me han apoyado. También para la institución, queremos salir de este mal momento y clasificarnos a una Copa.

¿Solamente estás dedicado al fútbol o también a los estudios?

El año pasado salí bachiller junto con mi esposa, lo hicimos los dos solos. Pienso estudiar una carrera universitaria, aunque de momento me estoy abocando más al fútbol. Mi esposa sí está estudiando enfermería.

¿Qué te gustaría estudiar?

Administración de Empresas, en la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés); espero no dejar pasar mucho el tiempo, porque esto del fútbol es una carrera pasajera y uno tiene que estar preparado.

¿Qué te dicen ahora tus papás, tus hermanos, tu esposa, tus amigos por el momento que estás pasando?

Mi mamá se pone un poco emotiva porque tal vez no pensaba que iba a llegar hasta este lugar. Mi papá está muy contento, porque además ha sido el primer maestro que he tenido, él siempre nos llevaba a la plaza Villaroel a entrenar, todos los días, todas las noches.

La ilusión de mi papá siempre fue que uno de los dos, mi hermano Cristian o yo, llegue hasta donde ahora me encuentro. Gracias a Dios yo pude.

Mis hermanos también están muy contentos, lo mismo que mi esposa.

¿El presidente del club te ha dicho algo?

Siempre me felicita después de cada partido.

¿Tu situación económica ha mejorado? ¿te pagan un sueldo?

Sí, hablamos de eso con los dirigentes, estoy muy agradecido con ellos; sobre todo a Sandro que habló con el presidente (Sergio Asbún) para tocar este tema de los sueldos, no solamente en mi caso sino de todos los chicos que estamos rindiendo al máximo.

¿Podemos conocer cuánto estás ganando?

Prefiero que no, es algo muy personal, pero obviamente el dinero que gano permite dar mejores condiciones a mi familia, sobre todo a mi hijito. Agradezco a Dios porque gracias a Él me está pasando lo que me pasa. Asisto a una iglesia cristiana evangélica, que es Tabernáculo de Vida, y estoy muy contento. Hago un aporte, tal vez mínimo; pero lo hago de todo corazón.

Cuando llegaste al primer plantel ¿tenías sueldo?

Cuando comencé (en la anterior gestión) me querían pagar 200 bolivianos, pensaban que no iba a rendir, seguramente no pensaban que iba a llegar hasta donde estoy y ahora gracias a Dios estoy un poco más tranquilo con mi sueldo, y lo que me da la actual directiva.

Aunque es el comienzo y te falta mucho, ¿no te ilusionas con una convocatoria a la Selección?

Espero que me llamen para los partidos que faltan por jugar en la eliminatoria, creo que puede demostrar lo que tengo. Los muchachos experimentados que juegan ponen todo su empeño, tratan de aportarle a la Selección y uno quiere hacer lo mismo.

Si alguna vez me convocan trataré de hacer muy bien las cosas. La verdad, estoy esperando eso.

¿Un amigo o amigos que te haya dado el fútbol en esta tu corta carrera?

En 2007-2008 un amigo muy importante fue Pablito Escobar, me enseñó muchas cosas, me decía lo que yo podia dar, él me ayudó bastante. Después Wálter Flores, Wílder Arévalo, el mismo Sandro, que ahora es el técnico. Miguel Mercado, quien siempre me llevaba y me recogía cuando era juvenil. Todos los integrantes del plantel, desde los más experimentados, los juveniles como Nelvin (Soliz), Isaías; pero el amigo que ahora tengo y el que me ha mostrado el camino de Dios es Percy Colque.

La frase

Uno tiene que tratar de rendir al máximo en la función que lo ponga el técnico, eso es lo que trato de hacer. Sandro me puede poner de lateral, me puede poner de ‘10’, de delantero y yo tengo que rendirle al máximo”

Su ficha

Nombre: Alejandro Saúl Chumacero Bracamonte

Lugar y fecha de nacimiento: La Paz, 22 de abril de 1991.

Estatura y peso: 1,64 metros, 54 kilos.

Padres: Antonio Chamacero y Elizabeth Bracamonte.

Esposa: Joyse Roca Humérez.

Hijo: Miguel Alejandro Chumacero Roca (2 años y 7 meses).

Hermanos: Gonzalo (32), Nelson (30) y Cristian (20).

Trayectoria: Desde 1999 a 2006, Escuela Antonio Asbún (de The Strongest); desde 2006 a la fecha, en el primer plantel.

miércoles, 12 de agosto de 2009

No se fue. Didí Torrico no quiso viajar solo hasta Ucrania, motivo por el que su fichaje quedó en veremos hasta hoy


Cuando se había anunciado que el traspaso de Didí Torrico de filas de Wilstermann al Karpaty Lviv se había consumado, ayer el futbolista puso como condición viajar con uno de sus hermanos, debido al temor que posee porque se repita la amarga experiencia cuando viajó a Polonia con el propósito de vincularse a un club de ese país, intención que al final resultó un fracaso.


Según Silvio Fontana, empresario del jugador, éste “solicitó viajar con su hermano, condición que obstaculizó su viaje, teniendo toda la documentación en orden para hacerlo; ahora debemos solucionar esa demanda a fin de materializar la partida del jugador a Ucrania”, sostuvo.


Fontana aseguró que el jugador le comunicó que “no existen las garantías del caso” para que viaje solo.


Recordemos que Torrico tuvo que pasar varios días en Lima, Perú, en enero de este año, cuando empresarios extranjeros pretendían ficharlo en el club Jagiellonia Bialystok, de Polonia, y que al final fue prácticamente abandonado a su suerte en la capital limeña, ciudad de donde retornó a Bolivia con tan sólo 200 dólares, dinero con el que viajó confiado en la promesa de que en el vecino país le entregarían los pasajes y dinero correspondiente para continuar su marcha a Polonia, donde firmaría el contrato que lo vincularía con el club por un año. Al final, el futbolista tuvo que volver a nuestro país con la ayuda de su familia.


Tras el frustrado fichaje al fútbol de Polonia, Torrico se quedó por algunos días en La Paz, donde fue tentado por su anterior equipo, La Paz FC, además de Bolívar, pero al final optó por fichar para el cuadro “Aviador”.


El empresario aseguró que tratará de encontrar una solución a esta situación en el transcurso de las siguientes horas, aunque dejó en claro que la dirigencia del club de Ucrania está “muy molesta” con esta situación, por lo que no se descarta que el fichaje del jugador quede truncado.


“Estamos viendo la manera de solucionar todo hasta mañana (por hoy); no sé qué va a pasar, porque los dirigentes del club están muy molestos”, dijo.


Entre tanto, Didí Torrico entrenó ayer con toda normalidad con Wilstermann, aunque está en duda si formará parte del equipo que jugará mañana ante Nacional Potosí, porque pese a que aún se encuentre en esta ciudad, es posible que no se lo tome en cuenta, porque a criterio del cuerpo técnico de los “aviadores” el jugador está más con la cabeza en Ucrania que en el plantel, y eso lo demostró en Oruro frente a San José, donde estuvo totalmente perdido en el terreno de juego.


Cabrera es refuerzo de Oriente

Santa Cruz / El Deber.- Oriente espera que la contratación de Diego Cabrera como nuevo refuerzo del plantel detenga la sequía de goles y traiga buena suerte. “Manacha” será presentado hoy por la mañana, aunque será tomado en cuenta desde el próximo encuentro, ya que falta su habilitación.

La dirigencia sigue haciendo un gran esfuerzo económico, de cara a formar un plantel que sea candidato al título, un objetivo que dejó escapar en el Apertura. En ese sentido, Cabrera se convierte en la nueva “gran” incorporación.

Diego viene de jugar en Deportivo Independiente Medellín, equipo con el que rescindió contrato debido a diferencias con el entrenador Leonel Álvarez. El delantero se entrena con el plantel “albiverde” desde hace dos semanas, por lo que está ambientado al grupo y al trabajo del cuerpo técnico.

Miguel Hoyos se va al Karpaty de Ucrania


La Patria

Miguel Ángel Hoyos se marcha de Bolívar. No pudo resistirse ante una mejor oferta que le llegó de Ucrania, donde jugará durante los próximos seis meses en el CPF Karpaty, de la ciudad de Lviv.

En primera instancia había dicho que no. La “Academia” lo había convencido para que se quedara proponiéndole un nuevo contrato. Cuando todo estaba arreglado para que firmara hasta 2010, apareció una contraofensiva europea que lo hizo rendir.

Fue de un momento a otro. Ayer, antes del entrenamiento, declaró a todo el mundo que se quedaba. Pero horas después le llegó otra oferta desde Ucrania “difícil de rechazar”.

Por la tarde, cuando fue a reunirse con la dirigencia de la “Academia”, que le esperaba con el nuevo contrato redactado, le comunicó que se marchaba y pidió hacer uso de la cláusula de rescisión.

Jugará en el Karpaty hasta fin de año. El club de Lviv tendrá la opción de renovar hasta completar toda la temporada (en Europa se juega de agosto a junio). Empero, si no hay acuerdo para que siga, las puertas de Bolívar se le abrirán otra vez para que juegue la Copa Libertadores de América de 2010.

Las dudas que tenía, y que en un principio le hicieron descartar la oferta de Ucrania, quedaron disipadas. El club que lo quiere le otorgó todas las garantías, como que sus pasajes estarán listos para mañana jueves, aunque Bolívar le pidió que se marche después de jugar unos partidos más del actual certamen, algo que ya no está en sus manos, sino en los de su nuevo club.

“Gracias a Dios se me ha dado la posibilidad, y una oferta como ésta desde el exterior no se puede rechazar. Jugar afuera es lo que todo futbolista pretende, y éste es un lindo momento para mí. Creo que puedo decir que mi sueño se está haciendo realidad”, sostuvo Hoyos después de reunirse con los dirigentes de la “Academia”.

Bolívar —lo anotado— está tratando de dilatar lo más posible su partida. “Queremos que se quede para jugar por lo menos el partido contra Nacional Potosí. No lo pudimos convencer para que firme por un año más debido a que la oferta que llegó de Ucrania es muy fuerte y no la pudo rechazar. En este caso, Hoyos tenía la palabra final y ya eligió, a Bolívar no le queda otra que respetar su voluntad”, sostuvo Álvaro Loayza, vicepresidente de Fútbol del club.

El futbolista dejó establecido que no tendrá problemas para atender la convocatoria de la Selección si Erwin Sánchez lo llama, algo que puede ocurrir a fin de mes para los cotejos de septiembre frente a Paraguay y Ecuador por las eliminatorias mundialistas.

Gustavo Quinteros, el técnico de Bolívar, hizo de tripas corazón para aceptar la partida de uno de los valuartes de su defensa. Admitió que, a estas alturas, será imposible llenar ese vacío. “No pierdo la esperanza de contar con un jugador para ese sector, pero es complicado, quedan pocos días antes del cierre del libro de pases”, aseguró.

Ariel Juárez es el reemplazante natural por la banda derecha. Fue él quien cubrió esa plaza cuando Hoyos no estuvo o cuando Miguel Ángel fue utilizado como zaguero central.

40.000 euros recibirá Bolívar por dejar partir a Hoyos, tal como está fijado en la cláusula de rescisión de su contrato. El futbolista percibirá unos 100.000 dólares hasta diciembre de este año.

El contrato con el club de Ucrania incluirá una opción de ampliación, pero si no se hace uso de ella, el futbolista podrá volver a la “Academia”.

Su nuevo club nació en 1963

El nombre del CPF Karpaty tiene origen en los Montes Cárpatos, el sistema montañoso que atraviesa varios países de Europa, entre ellos Ucrania. El club fue fundado en 1963, cuando ese país formaba parte de la Unión Soviética. Su uniforme titular es camiseta y medias de color verde y pantalones cortos blancos. El alterno es a la inversa.

La temporada 2008-09 terminó en décimo lugar. En la actual ocupa el séptimo puesto después de cuatro fechas disputadas, suma siete unidades, cinco por debajo del Dynamo, actual líder.

Su técnico es Oleh Kononov.

La mayoría de sus jugadores proviene de los países de la ex Unión Soviética. Miguel Hoyos se encontrará allí con el panameño Edwin Aguilar, el único futbolista latinoamericano del club hasta ahora.

domingo, 9 de agosto de 2009

Torrico se va. El club Wilstermann y el empresario de Didí Torrico llegaron a un acuerdo para su transferencia


Tras una reunión sostenida entre Silvio Fontana, empresario de Dídi Torrico, el jugador y la dirigencia de Wilstermann, se pudo llegar a un acuerdo que posibilitará la transferencia del volante mixto de la selección nacional al fútbol de Ucrania, en el que militará en el club Karpaty Lviv de primera división.


Tras el visto bueno del club “aviador”, ayer se mandó la conformidad a Ucrania para que la dirigencia de Karpaty Lviv pueda enviar toda la documentación necesaria, los pasajes y el jugador pueda viajar a Ucrania mañana o el martes.


El tesorero de Wilstermann, Miguel Velásquez, informó que “felizmente se pudo llegar a un acuerdo satisfactorio tanto para nosotros como para el jugador y Didí será transferido sin ningún problema”. Fontana explicó que dentro las negociaciones existieron dos aspectos que tuvieron que solucionarse. En primera instancia se trataba de un seguro que solicitaba Wilstermann, como una garantía de resarcimiento en el caso de que Didí Torrico regrese de Ucrania con las manos vacías. “Cosa que lo dudo mucho”, dijo Fontana.


Otro de los temas álgidos en las negociaciones, según Fontana, era que al parecer existía un acuerdo económico entre el jugador y el club, en el que ninguno de los dos quería ceder, pero al final ambos cedieron en sus posiciones y llegaron a un acuerdo.


En principio Fontana aseguró que Torrico debía viajar hoy si no quería perder la oportunidad de fichar en el fútbol internacional; sin embargo, debido a una solicitud del cuerpo técnico, el volante jugará su último partido en el fútbol boliviano hoy ante San José.


“No creo que exista ahora ningún problema para su fichaje, porque el club lo precisa y son ellos los más interesados en que el jugador pueda viajar lo más antes posible para integrarse a los entrenamiento del club ucraniano, por lo que yo creo que máximo el martes Didí (Torrico) estaría viajando a Europa, él se despedirá en Oruro de su equipo y luego tendrá que hacer maletas”, aclaró Fontana.

sábado, 8 de agosto de 2009

Torrico negociará con Wilster

El volante cochabambino Didí Torrico se reunirá hoy con la directiva de Wilstermann, club con el que tiene contrato hasta fin de año, para definir su pase al Karpin Liev de Ucrania.

“Aún no hablamos nada, quiero reunirme con ellos para ver las posibilidades reales de este traspaso y las condiciones en las que me iría a Ucrania”, comentó el jugador de 21 años.

Torrico aseguró ayer que no quiere crearse ilusiones y que prefiere esperar a que se defina su situación. “Ya me pasó antes, cuanto supuestamente todo estaba definido para que me vaya a jugar al exterior pasó lo contrario y me quedé a jugar aquí”, comentó el futbolista valluno.

Sin embargo, el volante de Wilstermann aseguró que le gusta la idea de salir fuera.

“Estoy entusiasmado, la idea de ir a jugar al exterior siempre es buena, pero prefiero esperar antes de crearme falsas expectativas. Estoy bien en Wilster, pero no niego que la idea de salir al fútbol extranjero me es atractiva”, comentó el cochabambino.

viernes, 7 de agosto de 2009

Torrico está cerca de ir a Ucrania

El volante Didí Torrico está a un paso de jugar en Ucrania.

El empresario de jugadores Silvio Fontana se reunirá hoy por la mañana con los dirigentes de Wilstermann, para definir la transferencia del jugador valluno, una de las nuevas figuras del fútbol boliviano.

“En las últimas horas me llegó la documentación de Ucrania, la misma que presentaré a los dirigentes de Wilstermann, con lo que se definirán todos los detalles para transferir a Didí”, afirmó Fontana, ayer a Marcas.

La cesión del volante Torrico será por un año y con la posibilidad de vender en definitiva la ficha de actuación al club Karpin Liev de la primera división del fútbol de Ucrania.

El futbolista, consultado en torno a su posible transferencia, manifestó que “salir al exterior era mi meta, ojalá que no surja alguna diferencia de último momento y vaya a Ucrania”.

Por otro lado, Fontana anunció que surgieron algunos problemas con Miguel Hoyos, quien también tenía la opción de emigrar al mismo equipo en que militará Torrico.

“Es que no tiene la seguridad de viajar, a pesar de la buena propuesta que se le hizo; hay veces que no entiendo a los jugadores”, subrayó el empresario.

jueves, 6 de agosto de 2009

Hoyos está con un pie en Ucrania


Miguel Hoyos dice que en un 80 por ciento su transferencia al exterior está hecha. Él mismo se está encargando de gestionar su salida de Bolívar al fútbol de Ucrania. Un club de ese país le ha hecho una oferta “nada despreciable” y el lateral derecho ya le ha comunicado a la dirigencia “académica” su deseo de hacer uso de la cláusula de rescisión incluida en su contrato.

El club dará vía libre a la operación, siempre y cuando se cumpla con lo que está escrito en el contrato. La cláusula correspondiente involucra un monto, y si éste se cubre, el jugador puede marcharse.

Hoyos dijo no conocer aún el nombre del club al que irá a jugar. Está ilusionado ante la posibilidad de ir a jugar por primera vez en el exterior. Para él es un desafío. En esa liga estuvo Marcelo Martins, quien jugó hasta junio de este año en el Shakthar.

Los contactos con la gente del exterior los ha entablado el empresario Silvio Fontana.

“Hay un 80 por ciento de posibilidades. Por ahí hasta el fin de semana se aclarará todo. Estoy confiado en que las cosas saldrán. Uno trabaja para ir a jugar al exterior y espero llegar a un acuerdo con la dirigencia de Bolívar”, manifestó Hoyos después del entrenamiento de ayer.

Desde su punto de vista, no hay factores que entorpezcan la negociación y, por tanto, ya se ve jugando en el exterior. “Hay que aprovechar las oportunidades en el momento que se dan”, sostuvo.

Álvaro Loayza, vicepresidente de Fútbol del club, confirmó que Bolívar ya dio el visto bueno para que proceda la operación, en el entendido de que se respetará lo que está escrito en el contrato. “Aquí el tema es claro, Bolívar recibirá una compensación económica por la salida del jugador. Nosotros no queremos que se vaya, pero también está claro que hay un contrato y se lo tiene que respetar. Miguel se acercó al club y pidió que se haga cumplir lo que está estipulado”.

El futbolista será titular una vez más esta tarde, en el partido contra Universitario. ¿Será su último partido con la camiseta de Bolívar? Es algo que todavía no se puede afirmar, debido a los trámites que aún quedan por cumplirse, entre ellos —cuando todo quede resuelto con el club— la tramitación de su visa.

La otra mirada

PAUSA

Como Bolívar jugará hoy, adelantando el inicio de la quinta fecha del torneo Clausura de la Liga, el fin de semana —cuando ya no actuará— sus jugadores gozarán de un descanso. La actividad se reanudará el lunes para preparar el partido contra Nacional Potosí, del 16 de este mes. Para mañana se ha programado un trabajo liviano, de recuperación para los futbolistas que sean tomados en cuenta esta tarde contra la “U”.

VOLVERÁ ARIAS

Han transcurrido 17 días desde que Carlos Arias dejó de entrenarse en la “Academia” para atender asuntos familiares en Santa Cruz (la semana pasada su papá falleció). Se prevé que el próximo martes el golero se reincorpore a los entrenamientos del primer plantel y lo primero que atenderá es la recuperación de su estado físico. Mientras tanto, en los partidos, José Carlo Fernández seguirá ocupando su lugar.

La frase

Hay que esperar lo que suceda en las próximas horas, estoy con mucha expectativa de que la transferencia se haga realidad”

Miguel Hoyos

Jugador de Bolívar