Lo ultimo

domingo, 30 de octubre de 2011

Botero sólo abre un paréntesis

Joaquín Botero dice que aún no es el final de su carrera. La rescisión de su contrato con San José, la semana pasada, significa sólo un paréntesis, pues asegura que el próximo año volverá a jugar, ya sea en un club del país o del exterior.

El goleador histórico de la selección nacional no ha tenido un buen año. Su llegada al santo, a comienzo de este 2011, generó gran expectativa en la hinchada de su club y también en general en el fútbol boliviano.

Pero al margen de algunas apariciones esporádicas, y de escasos goles convertidos, no fue más allá. Encima de ello estuvo afectado por varias lesiones que, según él, son el motivo para que hubiera pedido a los dirigentes la rescisión de su contrato.

“Lamentablemente, las lesiones me tenían a maltraer, un esguince de rodilla derecha y un problema fibrilar en el muslo hicieron que tome esta determinación. Después de lesionarme en Paraguay, cuando jugamos ante Nacional (por la Sudamericana), ya no pude recuperarme plenamente, mejoré un poco, pero volví a lastimarme; entonces preferí dar un paso al costado y abrir un paréntesis de aquí hasta diciembre para ponerme bien”.

Botero lamentó que su regreso al balompié boliviano no hubiera sido como él quería. Por primera vez actuó en el país en otro equipo que no fuera Bolívar. Según él, San José armó “un gran equipo, como para lograr muchas cosas, pero no se pudo y es algo que a veces pasa en el fútbol”.

Desde hace días se encuentra en Santa Cruz con su familia. “Disfrutando de los míos, es algo que el fútbol a veces no te deja”.

Botero se someterá a un tratamiento riguroso en la capital oriental para ponerse bien. No tiene pensado viajar al exterior para tratarse. “El médico me dijo que continuara con las sesiones de fisioterapia, voy a estar en permanente chequeo y espero superar pronto este momento para volver a jugar”.

No se le ha pasado por la mente dejar el balompié, el goleador considera que aún tiene cuerda para un tiempo más y que es cuestión de ponerse bien para rendir futbolísticamente.

“Quiero seguir jugando, pero quiero estar al cien por ciento. Por ello es preferible que me cure con tranquilidad, sin presiones, y una vez que esté sano ver qué sale a mediados de diciembre o principios de enero”.

Y agregó: “Quiero seguir por dos motivos: porque me gusta, porque el fútbol es lo mío; y porque sé que todavía puedo rendir. Si decidí alejarme de San José y del fútbol es solamente por estos meses. Voy a continuar, voy a buscar otras posibilidades y en enero voy a volver”.

SAN JOSÉ ES UN CLUB QUE CUMPLE

¿DIFERENCIAS?
Joaquín Botero asegura que no tuvo ningún problema con la dirigencia de San José. “Es una institución que te cumple, en cuanto a sueldos siempre me sentí tranquilo. Pero uno no puede seguir si las lesiones se lo impiden.
A mí me gusta estar bien y jugar. Pero problemas con los dirigentes del club no tuve jamás”.

LA CAMPAÑA
Asegura que tampoco influyó para su partida la mala campaña del equipo en el segundo torneo del año. “Es verdad que está complicada la situación, pero faltan varias fechas y mis compañeros sé que van a luchar. Lo mío sólo es una determinación personal”.

DISCIPLINA
“Por ahí tuve algún acto de indisciplina, que ellos (los dirigentes) mostraron a través de un video”, admitió. “Pero aquello fue por el mes de julio y en su momento lo conversamos con los directivos; quedamos en que habría un borrón y cuenta nueva, y así fue; por eso recalco que ahora mi partida sólo se debe a un problema de lesiones”.



LA SELECCIÓN NO DEBE TIRAR LA TOALLA

No fue un año para que Joaquín Botero volviera a la selección. El no haber rendido en su club le impidió tener chance para ser convocado.

Botero renunció a la Verde en el 2009, sin embargo, con el transcurrir del tiempo abrió la opción a retroceder y aceptar una nueva convocatoria. Eso, en este momento, ya no puede ser. Podría darse si en el 2012 cumple una buena campaña.
El goleador opinó de cómo le ha ido a la selección en el inicio de las eliminatorias.

“Sabíamos que iban a ser cotejos difíciles y complicados, incluso cuando jugamos como locales los colombianos corrieron más que nosotros y tuvieron mayores posibilidades de marcar goles. Sin embargo, ya pasó, hay que mirar para adelante”.

Considera que no hay motivo para ‘tirar la toalla’ desde ahora, porque quedan muchos partidos por jugar, empezando por los de noviembre, frente a Argentina y Venezuela.

“Recién se han disputado dos, así que las posibilidades están. Esperemos que las cosas mejoren y, sobre todo, que Bolivia en casa pueda ganar, eso será vital para continuar con chance”.

martes, 25 de octubre de 2011

Cabrera entre los más destacados en Colombia

El delantero uruguayo Gustavo Biscayzacú del Cali y el atacante boliviano Diego Cabrera del Tolima, fueron los futbolistas extranjeros más destacados en la duodécima fecha del Torneo Finalización-2011 del fútbol colombiano, que se disputó entre el viernes y domingo.

Destacado. Biscayzacú, de 33 años, ayudó a que Cali venciera 2-1 al Atlético Nacional, con un potente disparo de larga distancia que venció al arco del guardameta argentino Gastón Pezzuti, a los 63 minutos. El atacante igualó el juego 1-1, que previamente el panameño Román Torres (36') abrió para el Nacional.

El combinado "Azucarero", dirigido por el timonel argentino Rubén Insúa desde el 29 de septiembre, es séptimo con 18 puntos, mientras que Nacional es octavo, con 17 unidades.

Cabrera. En tanto, el boliviano Cabrera, del Tolima, ayudó a que su equipo sacara un valioso empate a domicilio 2-2 ante Itagui. El delantero, de 29 años, hizo el pase en profundidad que permitió a su compañero Rafael Castillo anotar un gol (58') para el marcador 2-1. Luego, Cabrera insistió hasta que liquidó el juego 2-2 con un gol de cabeza, al minuto (68'), a través de una asistencia de Castillo. Este resultado ubicó al Tolima en cuarto lugar con 18 puntos, mientras que Itaguí, con 19 puntos, se colocó segundo.

No jugó en las Eliminatorias

Diego Cabrera fue convocado por Gustavo Quinteros para los partidos ante Uruguay y Colombia pero no fue tomado en cuenta entre los titulares

29 Años
Tiene en este momento Diego Cabrera que nació al fútbol profesional en Oriente Petrolero



lunes, 24 de octubre de 2011

Cabrera anota en el empate de Tolima

El boliviano Diego Cabrera anotó el gol que sirvió para que su equipo, el Deportes Tolima, igualara de visitante con el Itagüí 2-2.
Los locales se pusieron en ventaja con tantos de Córdoba y Aguirre; para Tolima empataron Castillo y Cabrera.

Empata El Aris, del Nacho García

El Aris Salónica igualó a un gol por bando con el PAOK, de la misma ciudad de Grecia, en cotejo correspondiente a una nueva fecha del torneo de Grecia de Primera división.
Aris ocupa el puesto 12 de la clasificación con 4 unidades después de cinco cotejos.

lunes, 17 de octubre de 2011

‘Chocolatín’, un ángel del fútbol

Mañana, martes 18 de octubre, se recuerda 14 años de su fallecimiento (1997). El Chocolatín fue uno de los más talentosos futbolistas bolivianos. Salió de los Yungas y llegó hasta lo más alto.

Guido Loayza, expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y actual titular de Bolívar, rememora que era un hombre mezcla del humor yungueño con el humor porteño. “Era un muchacho muy simpático y que alegraba al grupo junto con su hermano menor Iván. Tocaban sayas, me hacían reír mucho con sus anécdotas y era un gran jugador, totalmente distinto a los demás. En esa selección del 93 (que se clasificó al Mundial de Estados Unidos) había dos súper jugadores: Melgar y él. Como anécdota, no abandonaba su mate de coca, así que teníamos el miedo de que saliera positivo en algún control antidopaje. Ramiro, junto con Joaquín Botero, deben ser los mejores jugadores del fútbol paceño de todos los tiempos”, sostiene Loayza.

Con The Stronget fue campeón 1996, y en ese equipo uno de sus compañeros fue Eduardo Villegas: “Fue una persona muy cordial y muy alegre, reilón, porque siempre estaba haciendo un chiste; pero muy serio a la hora de trabajar, porque se exigía al máximo. Fue un jugador muy talentoso, podía salir a la izquierda o derecha con un regate. La verdad, un jugador muy técnico que tuvo Bolivia. Era de los notables sin ser un malabarista”.

Dicen que uno de sus mejores amigos fue Marco Sandy, con quien compartió en la selección y en Bolívar. El exzaguero tiene “recuerdos muy lindos con Castillo, porque siempre buscaba la superación de trabajo y lo disfrutaba mucho con el fútbol. Para Ramiro siempre era intentar, seguir practicando y nunca conformarse con lo que ya sabía. Siempre fue jovial y soñaba con su escuela de El Alto, trabajó mucho para hacer realidad su sueño. Siempre admiré la calidad de jugador que era”.

Su viuda, María del Carmen Crespo, relata que Ramiro “era un ángel de Dios, una maravilla de persona, la calidad humana que tenía era incomparable, era muy sensible especialmente con los niños y la gente que lo vio siempre lo recordará. Al salir del estadio jamás se negó a firmar un autógrafo o a sacarse una foto con los niños. Fue muy sensible, honesto, trabajador, disciplinado y profesional. Como padre y esposo, una persona ejemplar”.
Castillo siempre buscaba superarse y no sólo en lo futbolístico. Además, era muy atento con sus hijos.

“De todo el tiempo que estuvimos casados, él jamás dejó de entrenarse ningún día, si estaba lesionado hacía ejercicios de brazos, estuvimos de vacaciones en la playa de EEUU y él siempre estaba trotando. Decía que no podía dejar ni un solo día de trabajar porque de eso vivía”.

Un prodigio que vino de Coripata

Debutó en 1985
Ramiro Castillo nació en Coripata el 27 de marzo de 1966. Murió en La Paz el 18 de octubre de 1997. Un jugador de cuerpo aparentemente frágil (1,68 de estatura y 65 kilos de peso), pero de enorme resistencia física. Jugó en The Strongest entre 1985 y 1986, volvió en 1992 y otra vez en 1996. Finalmente actuó en Bolívar, en 1997.

En el exterior
Muchos de sus años de fútbol los vivió en el exterior: Instituto de Córdoba, Argentinos Juniors, River Plate, Rosario Central y Platense en Argentina, además de Everton en Chile. En Argentina es el boliviano con más apariciones, con 146 partidos jugados.

La Selección
Fue seleccionado desde 1989 (53 cotejos, cinco goles), y jugó su último partido oficial con la camiseta verde el 12 de octubre de 1997 —seis días antes de su muerte— en el Estadio Isidro Romero, de Guayaquil, ante Ecuador.

El mejor
“Siempre estaba analizando lo que había hecho en un partido, qué errores había cometido para no incurrir de nuevo en ellos. Un día le dijeron que era el mejor jugador, él dijo que no, porque aún consideraba que le faltaba mucho y seguía luchando para ser mejor cada día”, recuerda su viuda.

Su escuela nació hace 18 años en El Alto

La Escuela de Fútbol Ramiro Castillo fue fundada el 27 de mayo de 1993, en homenaje a la fecha de nacimiento de la madre del ‘Chocolatín’, en su sede en Villa Tejada Triangular de El Alto.

Durante los 18 años tuvo muchos éxitos en la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP), al ser campeón en varias categorías. Llegó a la Primera A, aunque esta temporada actúa en la Primera B. De su cantera salieron a la Liga Leonel Morales que actúa en “U” de Sucre, Henry Alaca y Erlan Álvarez, que jugaron en La Paz Fútbol Club.

“Ramiro creó la Escuela con el objetivo de formar jugadores en forma integral, pensando más en la persona que en el futbolista. Además de aportar al balompié nacional con valores paceños y de El Alto. Alguna vez le pregunté por qué en El Alto y él decía que el fútbol es para la gente humilde y que ahí había talentos. También quería devolverle al fútbol porque este deporte le dio mucho”, según su viuda.

JV Mariscal compra el sueño de Castillo para llegar a la Liga


Manuel Quispe, presidente del club JV Mariscal de El Alto, que juega en el Nacional B Simón Bolívar, compró el patrimonio de la Escuela Ramiro Castillo y espera cumplir el sueño de su fundador, el talentoso y recordado ‘Chocolatín’, de formar futbolistas alteños y disputar en la Liga; además que integren la selección nacional y salgan al fútbol extranjero.

La presidenta de la Escuela Castillo, María del Carmen Crespo, contó que hace dos años, la entidad entró en quiebra y sus hijos no querían seguir con el proyecto, por ello decidió traspasarlo para que Quispe continúe con la idea de formar futbolistas.

“Manejar fue difícil. No sólo es mantener la escuela, hay que invertir para mejorar. Me duele mucho, pero lo hago con mucha fe y con confianza en Manuel, sé que luchará con esta escuela. La recibí por herencia y no pude ir más allá, pero le puse ganas y todo mi tiempo”, sostuvo la viuda de Ramiro Castillo.

Quispe afirma que es una alegría “heredar todo” y a la vez una responsabilidad grande. La volverá una Academia de Fútbol de El Alto, que funcione en varios distritos y buscará un terreno en Senkata o Viloroco para construir un complejo grande, su sueño es que crezca día a día.

“El mantenimiento de la sede (620 metros cuadrados) no será una preocupación, más me preocupa captar alumnos para llegar a los mil. Además que funcione la piscina y para eso vamos a cambiar el caldero; la cancha de futsal la vamos a convertir en césped sintético y la vamos a techar, pondremos algunas graderías para que la gente venga. Queremos que el sauna, el snack y el gimnasio funcionen”, dijo el nuevo dueño.

Quijotismo

Empresario. El dirigente Manuel Quispe, de 41 años (9 de agosto de 1970), toma a su cargo la escuela. Su familia está integrada por: Ericka Quiroz (esposa), Luz Anahí, de 16 años, y Liz Melanie, de 13 (hijas).

Soporte. El exfutbolista huajcheño de Puerto Acosta solventará con su empresa de telecomuniciones y Distribuidora de Energía y Luz SRL en El Alto y Viacha. Actualmente, su planilla mensual de JV Mariscal es de Bs 60 mil y afirma que invertirá en la niñez y juventud.

Uniforme. Ramiro Castillo había fundado la escuela con los colores lila, negro, blanco y azul, pero cuando murió fueron cambiados al naranja y negro. Naranja porque le gustaba mucho la selección de Holanda, por la ‘naranja mecánica’ y el negro representa el luto por su partida.

El caudillo que dejó parte de su vida en las filas atigradas

Ricardo Fontana, uno de los futbolistas que expresó y representó la fiereza del juego atigrado desde la década del 70. El Tano —como se lo conoce— hoy está de cumpleaños. Vive entre Córdoba (Argentina) y La Paz, dependiendo de su actividad personal.

Entre risas responde que la edad es lo de menos, pero admite que “fácilmente” superó “el medio siglo” y considera que lo más importante es todo lo que vivió hasta hoy, sobre todo en Bolivia, donde pasó mucho más de la mitad de su vida.

“Viví más allá que acá. En Argentina, en Córdoba, me siento como un extranjero. Allá, pese a que dejé de jugar hace casi 20 años, será que los padres o los abuelos les cuentan a los chicos, hasta jovencitos que nunca me vieron jugar me saludan por mi paso por el Tigre”, sostiene el gran caudillo stronguista

Sin embargo, transcurridos los años, Fontana considera que el club The Strongest, al que le dio casi todo su ciclo deportivo, no le correspondió como debía hacerlo con un verdadero ídolo. Jugador emblemático en la historia del club, siente en lo íntimo un olvido y desamor de parte de los dirigentes, los antiguos y los actuales.

“Jugué tantos años, puse todo y me peleé y me pelearé por el club, pero no me siento correspondido en ese mi compromiso por la directiva. Soy el único que nunca les hizo juicio ni nada, pese a algunas cosas pendientes, pero sí soy al que menos oportunidad le dieron en el club para dirigirlo, por ejemplo, excepto una etapa breve con el presidente (Jorge) Pacheco”, expresa El Tano.

Recuerda que en sus inicios en The Strongest vivían en un par de habitaciones en la calle Frías. Una vez tuvo que vender sus cachos para cubrir alguna necesidad económica. Cuenta que años después quedó lesionado y abandonado, por eso luego estuvo en otros clubes y cuando volvió y jugó cinco temporadas, la directiva aurinegra le hizo suspender tras un incidente con un dirigente.

Fontana quiere que al Tigre siempre le vaya bien, que salga campeón por la hinchada que tiene, a la que califica de fiel y también aguerrida.

El exdefensor también manifestó que gracias a Dios, en lo deportivo, fueron muchísimos más los momentos buenos en el club con los dirigentes Rafael Mendoza y Jaime Pando. Está agradecido, asimismo, con el país. “Yo llegué a Bolivia con un par de zapatillas, un par de camisas y pantalones, ése era mi capital a mis 18 años, pero luego supimos manejarnos, mis hijos estudiaron y están bien. No soy millonario ni mucho menos, pero se puede decir que estoy bien gracias al esfuerzo que pusimos con toda mi familia”.

Bolivia. Está pendiente de todo lo que acontece en el país, Fontana se considera un boliviano más y no es para menos, pues vivió cuatro décadas aquí, tiene hijos e incluso nietos bolivianos.

Lamenta el actual momento del fútbol nacional, recuerda que antes de la fundación de la Liga se mantenían vivas a las divisiones menores, pero como se las olvidó, ya no se sabe de dónde sacar jugadores.

“Me apena por Quinteros, lo conozco, sé el tipo de persona que es desde jugador y también como técnico. Es honesto, trabajador y todos deberían hacer fuerza porque le vaya bien. Si le va bien, le irá bien a los 10 millones de bolivianos, así que mantener la cabeza fría”, anota en alusión a la selección nacional.

Según él, “el fútbol actual en Bolivia no mejoró en nada, más bien retrocedió y eso es lo triste, porque a pesar de que hay más dinero que antes, sin embargo, son menos los resultados positivos”.

Los datos

Dos etapas
La primera con Strongest fue entre 1973 y 1982, después lo hizo entre 1985 y 1990, cuando lo suspendieron.
Lo agradable
Fontana dice que lo mejor fue ganar títulos con el Tigre y jugar la Copa Libertadores, que eran lo máximo para esa época.
Se ganaba mal
Antes dice que la paga no era buena, que ahora es espectacular, pero a algunos jugadores de hoy les falta ser más profesionales.
Familia
Estela Luchesi (esposa); Silvio, Belén y Melina (hijos); Galo, Lucas y Gian Franco (nietos), y Macarena (yerna).

Vino por seis meses y se quedó 41 años

A mediados de 1970, el joven zaguero de la tercera de San Lorenzo de Almagro dio el sí a dos enviados del club Always Ready para jugar seis meses en el país, sin embargo, se quedó durante 41 años.

El entrenador Micky Jiménez y el presidente Alberto Larrea, ambos de Always Ready, de La Paz, fueron a buscar un par de refuerzos y se trajeron al joven Ricardo Fontana y a otro argentino, Alfredo Melirio.

“Estaba asustado y sorprendido. Mis papás decían no, pero me animé y vine. La pasé mal, era un equipo chico, no había plata y hasta pasamos hambre”, recordó Tano.

Rememora que cuando culminaba su contrato y estaba para irse, René Rada, técnico de Litoral, le pidió que se quede. En 1971 el club ascendió a Primera y aceptó seguir. “Salimos campeones paceños, pero los problemas económicos eran los mismos, luego vino el Tigre y fue amor a primera vista, pese a los líos que había”.

Con 38 años jugó en la selección

Su trayectoria
Nació en Argentina el 17 de octubre de 1950 (naturalizado boliviano en 1976). Cuando tenía 20 años llegó para jugar en Always Ready. Fue integrante de The Strongerst en los primeros años de la Liga (hasta 1982); pasó a Oriente Petrolero (1983), a Bolívar (1984) y volvió a The Strongest entre 1985 y 1990. Cerró su carrera en Chaco Petrolero.

Por un gol
Cuando tenía 38 años fue convocado por Jorge Habegger a la selección boliviana, la de 1989, aquella que por gol diferencia no logró clasificarse al Mundial de Italia 1990. Con la Verde disputó 13 partidos.

Con las ganas
Recuerda la mala suerte que tuvo en 1980 cuando el Tigre jugó frente a Boca Juniors y River Plate la Copa Libertadores. Justo antes de disputar en ese torneo, en un partido de Liga se lesionó y no pudo estar en los cotejos coperos. “Mi deseo era jugar esos partidos en Argentina”.

Generación
Fontana destaca que The Strongest tuvo un ‘grupo de oro’ con Luis Galarza, Eligio Martínez, Eduardo Angulo, Ovidio Messa, Uber Acosta, Jorge Lattini y él. “Hasta ahora la gente no nos olvida. Sé que no como saludos ni autógrafos, pero es una inyección al alma cuando la gente nos recuerda”, manifiesta.

No olvida
Fontana tiene decenas de éxitos en el fútbol, sin embargo, destaca dos en especial: cuando la selección le ganó a Perú en Lima por la eliminatoria de 1989 y cuando con el Tigre logró el primer título de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano en 1977.


‘Mi pecado en el Tigre fue haber sido frontal’
Ricardo Fontana - Bolívar siempre tuvo dirigentes de otro nivel, dice

— ¿Usted era de los jugadores ‘problemáticos’ que los dirigentes nunca quieren en sus clubes?
— Siempre escuché eso. Lo que pasa es que hubo años malos por la falta de pago y porque hacíamos paros, a veces, porque se llegaba a extremos por la falta de pago de los salarios y como yo era capitán y una de las voces del equipo, tenía que hablar claro y fuerte con la directiva de entonces.
— ¿Llevarse de esa manera con los dirigentes complicaba las cosas?
— Un poco, pero lo que nunca dejábamos de hacer era jugar. Siempre nos presentábamos y hasta lográbamos resultados importantes. Una vez, toda una semana no nos entrenamos y teníamos que jugar el clásico. En el ‘día D’ lo ganamos con dos goles del ‘Chancho’ (Eliseo) Ayaviri.
— ¿Siempre se llevó mal con las directivas del club?
— Con la mayoría, por reclamar nuestros sueldos. Pero con Rafael Mendoza, Jaime Pando y alguno más no había problemas; cuando vinieron otros, muchas cosas cambiaron. Mi pecado en el Tigre fue ser frontal y sincero, y eso le incomodó a más de uno.
— ¿Esos choques no lo desgastaron y por eso hoy se olvidaron de usted?
— Sí, seguro, y ahora me pasan la factura. Por qué cree que no me dieron oportunidad. Les dieron trabajo a todos, hasta a quien no se identificó y pasó sin pena ni gloria por el club, pero igual le dieron trabajo y oportunidad; en cambio, no hicieron lo mismo con un referente de la entidad.
— ¿Cómo se sintió en Bolívar?
— La verdad, raro. La gente me miraba raro en la cancha y hasta los mismos compañeros, con quienes antes nos agarrábamos a patadas y puñetes, porque los clásicos eran así. Ahora, en los clásicos cambian la camiseta y luego se reúnen con el rival. Yo no entiendo eso, antes no era así.
— Siendo símbolo atigrado, ¿como califica su paso por la Academia?
— En lo deportivo me sentí bien, pero también raro porque soy stronguista. En lo institucional, mejor, conocí a dirigentes de otro nivel, lo mismo en Oriente. En el Tigre fue otra cosa, siempre con peleas.
— ¿Qué cosas han cambiado?
— No sé, como que hoy los jugadores lo toman a la ligera, parecen no ser muy querendones. Antes perdíamos un clásico y varios días no salíamos de casa por vergüenza. Y será por eso que la gente a uno lo quiere y lo reconoce. La gente no es tonta, sabe quién estuvo de paso y quién peleó por esa camiseta.

Jémez dice que vuelta de boliviano Arias crea un "bendito debate" en portería

El entrenador del Córdoba, Paco Jémez, ha dicho hoy, tras el regreso del meta boliviano Carlos Arias de jugar con su selección, que para él es "un bendito debate" el de la competitividad en la portería, pues con las últimas actuaciones de Alberto García le han "puesto entre la espada y la pared".

El técnico se ha referido así, en declaraciones a los periodistas, a los tres últimos encuentros en los que el portero barcelonés Alberto García ha suplido en el marco cordobesista al boliviano Arias, que ha estado con la selección de su país para disputar partidos clasificatorios para el Mundial.

Jémez ha defendido que Alberto García no le ha "demostrado que es un gran portero ahora, con los tres partidos jugados" durante la ausencia de Arias, ya que ha recalcado que él ya "tenía claro que es un gran portero", a lo que se une que "ha aprovechado muy bien la oportunidad".

No obstante, no ha adelantado nada sobre quién ocupará la portería en el choque del próximo sábado contra el Deportivo de La Coruña, en el Nuevo Arcángel cordobés, y ha afirmado que hará "lo mejor para el equipo" y que sabe que, "según quién mire" su decisión final, "la verá injusta o no".

Alberto García ha dicho, por su parte, que no piensa en ese "debate en la portería". "Somos veinticinco (jugadores) para todo, para ayudar y para aportar. Yo entreno para eso, porque juega el Córdoba, y no hay nombres", ha señalado.

El técnico cordobesista también ha aludido al estado físico del interior derecha Borja García, que ya acumula tres semanas de baja cuando en principio se le diagnosticaron dos, y así ha indicado que su vuelta "se está alargando más de lo esperado", aunque prefiere que el jugador se recupere bien.

"Dada su lesión puede tardar menos o más dependiendo de la zona, pero tampoco quiero que vayan con prisas ni que se salten pasos de la recuperación que son estrictamente necesarios", ha precisado Jémez, que ha añadido por ello que "cuando Borja García pueda estar" para jugar, "lo estará".

sábado, 15 de octubre de 2011

Arias tuvo problemas para volver a España

El portero boliviano Carlos Arias no pudo tomar el miércoles el vuelo que debía haberlo dejado en España en la mañana del jueves (tras 12 horas de viaje más otras seis de diferencia horaria), según el plan de viaje que tenía previsto el jugador antes de marcharse a su país para disputar las dos primeras jornadas de la fase de clasificación para el Mundial, según ABC.

Según la versión oficial del Córdoba CF, Arias tuvo un problema con el visado que le impidió salir de Bolivia. El documento lo obtuvo recién el miércoles, pero el Córdoba decidió que no tomara un vuelo hacia España que salía el miércoles por la noche, ya que tenía que correr con los gastos. El club optó porque volara el jueves con el billete que paga la Federación Boliviana.

El jugador llegó ayer a Córdoba, pero no podrá viajar a Cartagena, donde el equipo se desplazó para jugar hoy. Alberto García será titular.

sábado, 8 de octubre de 2011

El octavo gol de Marcelo Martins

Marcelo Martins anotó frente a Uruguay su octavo gol en eliminatorias mundialistas con la Selección desde que debutó en 2007 e igualó la marca que ostenta el ex delantero nacional, William Ramallo.
Se estrenó en la red con dos goles en la derrota ante Venezuela 5-3 en San Cristóbal (20/11/2007). Luego marcó de local, uno en el triunfo frente a Paraguay 4-2 (18/06/2008), dos en el empate con Uruguay 2-2 (14/10/2008), otro en la memorable goleada ante Argentina 6-1 (01/04/2009) y uno más en el triunfo frente a Brasil 2-1 (11/10/2009).
Pudo anotar uno más de penal en el cotejo ante Venezuela en La Paz (2008), pero falló.
Joaquín Botero sigue de líder en la tabla de goleadores de Bolivia en eliminatorias con 16 tantos, le sigue Julio Baldivieso (9)
Cuando terminó el lance de ayer el “Matador” se dirigió donde estaba el capitán uruguayo Diego Lugano, con quien tuvo un duelo aparte en la cancha y al final intercambiaron camisetas.
“Perdimos por tres goles en el juego áereo, tenemos que trabajar bastante ese aspecto, no podemos dar ventaja a selecciones que tienen buen juego de este tipo”, dijo Martins.
No obstante, dijo que se sintió muy bien y a pesar de que no estaba jugando regularmente en su equipo ucraniano, corrió durante todo el encuentro y no sintió el esfuerzo físico, porque terminó entero.
“Lo único que espero es volver bien a La Paz, para un partido duro ante Colombia”.

martes, 4 de octubre de 2011

Reyes está recuperado y quiere volver a las canchas

El volante de Bolívar Abdón Reyes aseguró que su recuperación de la lesión en su rodilla izquierda va por buen camino. Dice que está “desesperado por jugar”, aunque alertó que para la reanudación del torneo de la Liga estará en un 80% de sus condiciones.

Reyes aseguró que la lesión como tal ya fue superada, aunque todavía siente molestias; sin embargo, lo que más le preocupa es recuperar sus condiciones físicas y de juego para conseguir nuevamente la titularidad.

“No hay temor de volver a jugar, pero sí tengo que manejarme con cuidado para no recaer; quiero jugar de nuevo, aunque vi a mis compañeros y están haciendo un gran trabajo y volver a ser titular va a ser muy difícil”, dijo el tarijeño.

Mientras tanto, el plantel trabaja con el objetivo de hacer prevalecer su calidad de local ante Real Potosí en la reanudación del torneo Apertura.

La Academia se entrena con cinco integrantes menos, quienes están en la Selección nacional. “Ellos están trabajando de manera intensa como lo estamos haciendo nosotros, así que me parece que no vamos a tener problemas; no es la primera vez que trabajamos separados y nos juntamos para un partido, cada uno de nosotros sabe lo que tiene que hacer y cuando nos juntamos logramos nuestro objetivo”, afirmó el mediocampista argentino Damián Lizio.

Para el jugador, tampoco existe el temor de que el nivel del juego celeste baje por las cinco ausencias y por el tiempo de receso que habrá en la Liga.

Sin embargo, previniendo cualquier contingencia dentro del grupo, se realiza un trabajo entre técnico y jugadores para que en el caso de que alguno de los seleccionados vuelva lesionado, “hay muchos que esperan su oportunidad para jugar y en la parte futbolística están preparados, pero siempre estamos conversando con cada uno de los compañeros para que no les gane el nerviosismo. Hay varios que son chicos y puede pasarles eso, y les hablamos para que estén bien anímicamente y que puedan jugar sin problemas cuando entren a la cancha”, agregó.

Ayer se incorporaron al trabajo los jugadores José Alfredo Castillo y Rómel Quiñónez; aún no se tiene confirmada la fecha de retorno de los mediocampistas rioplatenses Pablo Frontini y Marcos Argüello.

Apuntes celestes
Lesiones Cinco jugadores tienen diferentes dolencias. Rodrigo Vargas, un microdesgarro; Enrique Bustillos, una sinovitis; Diego Rivero, tendinitis, y Abraham Cabrera con Álvaro Espíndola están agripados.


Práctica El entrenamiento de hoy se inicia a las 9:00 y la conferencia será a las 8:30.

lunes, 3 de octubre de 2011

Pablo Escobar: «Sin Brasil tenemos más opciones»

Pablo Escobar está pasando por un grato momento en The Strongest y gracias a sus buenas actuaciones fue convocado para los dos primeros partidos de la selección en las eliminatorias, frente a Uruguay, en Montevideo, y ante Colombia, en La Paz. Con cinco tantos, el zurdo es el segundo máximo goleador del torneo Apertura de la Liga y se perfila para ser titular en la selección, sobre todo para los partidos de local. Nació en Paraguay, pero se naturalizó boliviano y uno de sus sueños es ir al Mundial de Brasil 2014 con la tricolor. El camino recién empieza y queda mucho camino por recorrer.

- De entrada les toca bailar con la más fea, ¿no?
- Está difícil. Uruguay es el último campeón de América, con jugadores que en su totalidad están por Europa y en grandes ligas. Será un inicio difícil para nosotros, pero también es un lindo desafío. Lo mismo pasó con los chicos que fueron a la Copa América y se empató con Argentina. Quiere decir que si se trabaja bien, se puede.

- Uruguay mandará tres hombres en ataque ante Bolivia, ¿no están subestimando?
- No creo, porque en la Copa América Uruguay jugó con tres arriba, pero tanto Cavani como Forlán se tiran muy bien atrás para jugar; es decir, uno siempre queda como enganche y con dos puntas. Van rotando. No creo que nos estén subestimando, más bien pienso que ellos tienen bien trabajado su esquema y su juego es así.

- En las dos últimas eliminatorias Bolivia empezó perdiendo ante Uruguay y por goleadas (5-0 y 5-0), ¿tienen alguna fórmula para evitar resultados así?
- Con el profesor Quinteros estamos trabajando mucho en lo táctico, pero esos resultados son los que uno no tiene que tomar en cuenta para no caer en lo mismo. Meternos muy atrás sería peligroso; hay que tratar de defenderse pero con la pelota, siempre intentando hacer daño al rival.

- ¿Por qué a nuestra selección le cuesta ganar de visitante?
- Porque no es nada fácil, sobre todo en una eliminatoria. Es muy complicado jugar en un terreno rival, por la gente en contra, por los árbitros, que en su mayoría son localistas, y porque a nosotros nos cuesta mucho aguantar la presión del equipo contrario. Es muy difícil, pero no imposible.
- A Bolivia le hacen goles de entrada, ¿se está haciendo algo para cuidar ese detalle?
- Estamos trabajando mucho en eso también. La idea es no dar ventaja desde el minuto inicial, estar siempre atentos, bien concentrados y no regalar nada, porque las eliminatorias son así. Obviamente siempre se presentan errores, pero en lo posible hay que tratar de que ese margen de error sea lo más pequeño posible.

- Los técnicos tienen metodologías de trabajo distintas, ¿qué te hace pensar que con Quinteros nos puede ir mejor esta vez?
- Todo se basa en lo que hagamos los jugadores, esa es la realidad, independientemente del entrenador y del esquema que vamos a utilizar. Tenemos que estar convencidos de que lo podemos lograr, y creo que la diferencia hoy está en la madurez que muchos de nosotros hemos alcanzado para aportar algo a la selección.

- De los cuatro primeros partidos tres serán de visitante, ¿esto es un punto en contra para Bolivia o es indiferente?
- Obviamente que nos desfavorece. Hubiera sido ideal jugar por lo menos dos partidos en casa y dos fuera, pero el fixture está planteado así. Además, hay que tomar en cuenta que después, en la segunda rueda, nos tocará tres partidos en La Paz. Dentro de lo malo hay que sacar el lado positivo.
- Últimamente la selección ha sacado puntos jugando de visitante, ¿esa es una buena señal para el partido contra Uruguay?
- Es un buen ejemplo, pero tampoco garantiza nada, hay que mejorar mucho más. Sin embargo, significa que por lo menos de visitante se está encontrando un esquema y una forma de jugar que nosotros lo estamos asimilando. Esa es una pauta, pero cada partido es distinto y hay que jugarlo.

- Después de Uruguay viene Colombia, ¿es buena la idea de armar un equipo para el llano y otro para la altura?
- Son conclusiones que seguramente el entrenador va sacando, personalmente quiero jugar todos los partidos, pero eso no lo decido yo, el técnico debe estar trabajando mucho en eso. Por supuesto que el jugador que está más adaptado a la altura va a rendir mucho más en La Paz, de eso tenemos que sacar ventaja. Los jugadores queremos estar en todos los partidos, pero el entrenador decide qué es lo mejor.

- Sin Brasil en las eliminatorias hay una plaza más para Sudamérica, ¿Bolivia tiene mejor chance que antes?
- No solo Bolivia. Al no estar Brasil, las otras nueve selecciones tienen una chance más de clasificarse y nosotros tenemos que luchar por estar en esa pelea. Sabemos que la historia no nos juega a favor, pero siempre hay una hora de empezar y por qué no pensar que puede ser esta. Hay muchas adversidades que nos juegan en contra, pero también hay un gran plantel para afrontar este nuevo desafío.

- ¿Cómo te sentís mejor, de volante ofensivo o delantero?
- La verdad es que me siento bien jugando como media punta o delantero, pero si me dan a elegir me gustaría jugar de media punta, porque me da la posibilidad de salir a jugar mucho más y así no me quedo entre los centrales.

- Por tus goles y tus buenas actuaciones en The Strongest te consideran uno fijo en la selección, sobre todo para los partidos de local, ¿eso te motiva?
- La verdad es que van pasando los años y lo que trato es que los comentarios se queden ahí nomás, como comentarios, yo confío solamente en lo que hago en la cancha. Sé que evidentemente estoy pasando por un buen momento, sé que jugando en La Paz me puedo sentir mejor, pero también sé que las eliminatorias son partidos totalmente distintos a los de la Liga. Va a ser difícil, que hablen bien de mí me motiva y yo lo tomo como un gran desafío personal.

- La gente siempre se ilusiona cuando habla de su selección, ¿esa ilusión es una presión adicional para ustedes?
- No sé si llamarla presión, porque nosotros empezamos las eliminatorias con la misma ilusión que la gente. Lo que sí hay es una realidad en Bolivia comparada con otras realidades que por ahí la gente, con esa ilusión, no ve. Hay mucha diferencia no solo en lo futbolístico, sino también en una infraestructura totalmente distinta y a la hora de competir nos juega en contra. Esa es la realidad.

- Haciendo un análisis de todos los rivales, ¿a qué selecciones se le puede sacar puntos de visitante?
- A cualquier selección se le puede sacar puntos fuera, depende cómo estemos. Sin embargo, siendo realistas también, por características, hay algunas selecciones que son más complicadas que otras. A Perú se le puede ganar, como en el último amistoso en Lima, donde nos cobraron un penal que no fue. Hoy por hoy todo está equiparado, Bolivia le empató a Argentina en la Copa América cuando nadie soñaba que podía pasar. Eso significa que los partidos hay que jugarlos y no se puede sumar ni de a uno ni de a tres puntos antes de entrar a la cancha.

- Está claro que la altura no gana sola, ¿cómo hay que jugar a las selecciones de local?
- Con paciencia. Nosotros pensamos que jugando en La Paz desde el primer minuto vamos a ganar, y no es así. Hay que correr igual, pero con inteligencia. No se puede correr por correr, porque vamos a terminar más desgastados nosotros que ellos, por la ansiedad de ganar y porque nos dejamos llevar por esa idea de que en La Paz ganamos o ganamos. Tenemos que ser más inteligentes, manejar la pelota y sobre todo tener mucha paciencia, los jugadores y la gente que va al estadio.

- La mayoría de los bolivianos que juega en el exterior no la están pasando bien en sus equipos, ¿eso influye en la selección?
- Esas son situaciones muy personales, pero creo que cuando uno llega a la selección lo hace con una motivación extra, con un ánimo muy cambiado. Nosotros trabajamos como equipo y entonces hay que hacer que todos se acoplen rápido y rindan de la mejor manera. Independientemente de la situación de cada uno en su club, ponemos como objetivo principal que la selección vaya bien y triunfe.

- ¿Cuáles son las selecciones que tienen mejor chance de clasificarse al Mundial 2014?
- Lo veo a Argentina siempre, a Uruguay, Paraguay también viene de buenas eliminatorias, y después vamos a luchar entre todos. Bolivia tiene que pelear con Colombia, Chile, Ecuador, Venezuela y Perú. Esta eliminatoria va a ser distinta porque aparte de que no está Brasil, Paraguay viene de un recambio de jugadores que le puede afectar.

- Si te dieran a elegir un deseo, ¿qué pedirías?
- Clasificar al Mundial de Brasil 2014 con Bolivia.

Ping pong

Un equipo: The Strongest
Un estadio: Hernando Siles
Un país: dos, Paraguay y Bolivia
Un amigo: muchos
Un compañero: muchos
Una marca: Adidas
Un color: azul
Messi o Ronaldo: Messi
Un dirigente: Rafael Mendoza
Un árbitro: ninguno
Una cantante: Shakira
Una película: En busca de la felicidad
Una canción: Soy feliz (R. Montaner)
Un ritmo: cumbia
El mejor gol: contra Perú
Un rival fair play: Oscar Sánchez

Perfil

Un jugador con mucho talento
Pablo Daniel Escobar Olivetti nació en Asunción el 12 de julio de 1979. Está casado con Daniela Goyechea, tiene dos hijos (Florencia, de 12 años), Mateo (4) y uno que está en camino (Benjamín). Sus padres son Daniel Escobar y Graciela Olivetti. Es el mayor de tres hermanos: Jorge (28) y Marcos (25). Se inició en las inferiores de Olimpia hasta que debutó en 1998. Después pasó a Nacional y posteriormente se fue por cuatro años a Gimnasia y Esgrima de Jujuy. A Bolivia llegó en 2004 gracias a las gestiones que hizo San José. Además, jugó en The Strongest, Cerro Porteño, Ipatinga, Santo André, Mirasol, Ponte Preta y Botafogo de Riberao Preto. Volvió al Tigre en julio pasado y con la selección nacional marcó un gol frente a Perú en Lima.

domingo, 2 de octubre de 2011

Diego Cabrera Anotó un gol

Diego Cabrera demostró que su nivel cada vez se encuentra mejor. El delantero boliviano anotó el único gol para su equipo, el Tolima, que venció al Huila, por una fecha del torneo colombiano. Cabrera está ganando continuidad, por lo que el técnico de la selección nacional, Gustavo Quinteros, lo tiene en cuenta para los partidos que se aproximan.

Córdoba de CArlos Arias gana y está a un punto del líder

El Almería es el nuevo líder de la Segunda división de España, tras sumar su cuarta victoria seguida en Huelva ante el Recreativo (0-1).
Mientras, el Córdoba, en el que juega el boliviano Carlos Arias, ganó por 1-0 al Huesca y se ubica a un punto del Almería, que es el primero en el torneo.

Peña ve un camino difícil

Juan Manuel Peña expresó en las últimas horas al diario El Deber que la clasificación al Mundial de Brasil será difícil, pero mantiene la ilusión de que se tenga la chance de entrar en la historia nuevamente, clasificando a un certamen de esta naturaleza por segunda vez.
Peña dijo que veía el camino a Brasil 2014 bastante complicado, porque los demás equipos están en un excelente momento.
A diferencia de lo que piensa el DT de la Selección, Gustavo Quinteros, considera que en Montevideo y La Paz deben estar los mejores y no dos grupos diferentes. “Creo que los que tienen que estar deben ser los mejores, los que tienen un buen nivel en sus clubes, jueguen en el llano o en la altura, porque seguro que marcarán la diferencia; de lo contrario, no puedes sacar ventaja a la altura”. Para el destacado exjugador internacional, el tema económico debería resolverse con la antelación del caso, porque es un aspecto que al final puede influir en el jugador. “Pienso que, inconscientemente, sí tiene una influencia, pero no es por el tema de la plata en sí, ya que cuando uno ingresa en la cancha se olvida de todos los problemas. Pienso que hay impotencia por el hecho de no haber definido el tema económico anticipadamente”, expresó. En su caso, mencionó que muchas veces renunció al aspecto económico por jugar en la Selección. Incluso, dijo que la FBF le debe un dinero, que hasta la fecha no ha cobrado.