Lo ultimo

lunes, 30 de abril de 2012

“Baldi” el frontal

Una de sus últimas apariciones en los medios nacionales fue tras su renuncia como director técnico de Real Potosí, hace poco más de un mes, cuando el equipo lila perdió su tercer partido consecutivo en el Clausura; nada más y nada menos que frente a Aurora. Para “Baldi”, como lo conoce la gente, el fútbol es cuestión de resultados y si un equipo dejar de ganar, entonces es momento de dar “un paso al costado”. No tiene pelos en la lengua, y es uno de los “seleccionistas del ‘94” que más amores y odios ha despertado en la gente. Incursionó en política pero supo “lidiar” con un panorama poco agradable para él en el Concejo Municipal de Cercado en Cochabamba. Ahora tiene planes a de abrir su propia escuela de fútbol.

¿Cuándo y cómo comenzó en el fútbol?

Comencé muy niño, en Club Estudiantes que es de familia. Por tanto los tres hermanos Omar, Carlos y yo, comenzamos muy niños. He debido tener unos 6 años cuando comencé y a nivel profesional me inicié cuando tenía15 años, era muy joven.

Todo lo que he sido dentro el fútbol se lo debo íntegramente a mi padre, ha sido mi mentor y maestro.

¿En cuántos equipos ha jugado?

A nivel profesional he jugado en 12 equipos. Que creo que hasta el día de hoy no hay un jugador boliviano que haya superado ese record. En Bolivia jugué en Wilsterman, Bolívar, Strongest y Aurora. Fuera del país en ocho equipos y en siete países distintos, para mí ha sido una experiencia linda como jugador.

¿Cuál ha sido su mejor experiencia en el exterior?

En realidad todas, pero por el tema de cultural el Japón ha sido muy lindo para mí y mi familia, Catar, en Arabia Saudita, ha sido una de las experiencias más lindas en las que he podido aprender mucho, para poder ser, en esta etapa de mi vida, director técnico.

¿En cuántos equipos ha sido director técnico?

Dirigí tres veces, dos veces Aurora y una muy efímera, la de Real Potosí.

¿Cómo se evalúa como director técnico?

Es muy difícil auto evaluarse, pero de todas maneras los resultados han sido muy buenos. Aurora era un equipo prácticamente descendido, tuvimos la oportunidad junto a los jugadores de ese momento, que siempre insisto en que ellos fueron los artífices de que Aurora tenga un título, fuimos campeones. Y en la segunda oportunidad dirigí y tuvimos el privilegio, después de varios años, de acceder a instancias en un torneo internacional, entonces han sido experiencias muy positivas. Y en Real Potosí comenzamos con todo, pero estoy seguro de que el fútbol se maneja en base a resultados, más allá de que uno tenga un contrato, siempre está la dignidad de uno y cuando no hay resultados en el fútbol es mejor dar un paso al costado, después de los tres partidos que ganamos.

¿Qué disciplina impone al equipo cuando trabaja como DT?

Una disciplina de acuerdo a lo que uno cree como futbolista. Es una cuestión de los jugadores, si la aceptan o no, de todas maneras las reglas que uno pone son para todos, para mí no hay estrellas, simplemente el que trabaja al cien por ciento, va a jugar.

¿Cómo decidió meterse en política?

Más que todo por trabajar por mi ciudad, ha sido una decisión muy delicada, pero tomé el reto creyendo que en Cochabamba faltan líderes y gente joven que trabaje por el departamento, esa fue la motivación y fui prácticamente solo al Concejo Municipal. Agradezco todos los días a las personas que han confiado en mí. Hay muchos problemas que uno tiene que pasar cuando se mete en política, de todas formas espero que las autoridades electas trabajen anteponiendo a Cochabamba.

¿Piensa seguir?

No. Lo mío es el deporte y estamos madurando la idea de hacer una escuela de fútbol que yo dirigiré. También queremos hacer el partido de despedida, entonces estamos en eso. Esperemos que las puertas se nos abran y no se cierren.

Muchas veces las cuestiones políticas hacen que el deporte quede relegado, creo que debería ser al revés, el deporte ante todo.

Seguiré trabajando por mis objetivos, uno de mis objetivos es acceder en algún momento a la dirección técnica de la Selección Boliviana, que dicho sea de paso quedo agradecido con el país por acordarse de Baldivieso, me reconforta que la gente se acuerde de mí y vitoree mi nombre.

¿Cómo es su relación con Gustavo Quinteros?

Nunca he sido amigo del señor Quinteros, hemos sido compañeros de selección, en lo personal no me considero enemigo del extranjero, pero sí me considero más amigo del nacional, por lo tanto los bolivianos deberíamos tener muchas más oportunidades. Hace un tiempo el señor Quinteros estaba en una conferencia de prensa junto a Marcos Sandy, habló de temas personales, yo no me meto en sus temas personales porque lo primero que respeto es la familia de cada uno, yo siempre he criticado constructivamente a la selección.

He sido parido por una mujer boliviana por lo tanto creo que tengo muchos más derechos que él (Quinteros) en mi país.

Entonces seguiré trabajando con la misma honestidad.

¿Está contento con el rendimiento de su hijo?

Sí. Mauricio tiene 15 años y debutó a los 12, ha sido el más joven en debutar en el fútbol profesional. Tiene muchas condiciones, estaba conmigo en Real Potosí y no pienso dejarlo solo a los 15 años en ningún lado, este es el momento en que los hijos nos necesitan.

PERFIL

Fecha de nacimiento

2 de diciembre de 1971

Lugar

Cochabamba

Hijos

Mauricio, Valeria y Sebastián

Esposa

Débora

Como jugador de fútbol en la Liga debutó en Wilstermann a los 15 años. Jugó en el profesionalismo hasta la temporada 2008, cerrando su ciclo en Aurora. También jugó en Bolívar y The Strongest. En el exterior formó parte de equipos como Newell’s Old Boys (Argentina), Yokohama Marinos (Japón),Barcelona (Ecuador), Al Wasr de Arabia Saudí, Al Wakrah (Qatar), Caracas (Venezuela), Quevedo (Ecuador). Fue seleccionado como integrante de la Selección Nacional, en la que jugó entre 1991 y 2000.

Debutó en Santa Cruz, ante Paraguay, el 14 de junio de 1991, a los 19 años. Fue al Mundial de Estados Unidos en 1994. En su paso por la Verde disputó 67 partidos y convirtió nueve goles.

Otra de sus pasiones es el automovilismo, corrió a nivel departamental y nacional. Es fanático de la Fórmula 1 y Rally Mundial.

Luis Méndez ‘Sé que estoy listo para jugar afuera’

Es probable que la permanente buena onda que desparrama deba atribuirse al notable capítulo profesional que protagoniza. Luis, como se lo conoce en el ambiente futbolístico, reemplaza dicha identidad por la de Javier sólo al interior de su familia, donde el segundo nombre se impone al primero. Lo que no sustituye —salvo para jugar y entrenarse— es el uso de la gorra. Tiene varias y asegura que el cabello lacio y rebelde lo obliga a emplearlas, como a derramar, también, porciones no escasas de gel, lo que le representa más de una broma de sus compañeros.

Ahora está bebiendo un café cappuccino, aunque lo abandona por largo rato. Se prende en la nota y queda claro que narrar su historia le resulta sencillo. Y como al hombre la moda no le incomoda, el tema inicial es el que en estos días —también en febrero— ocupó espacios por doquier.

“¿Neymar? Me fue bien con él… tuvimos cinco mano a mano y los gané todos. Cuatro limpiamente y uno con infracción. Hay que estar cerca y cuando tira el balón largo es necesario ponerle el brazo en el pecho, así se le resta velocidad. Aparte, le hice sentir una marca fuerte pero leal a ras de piso...”.

Vio la vida en Camiri y no deja de referir que “nací el mismo día en que la ciudad está de fiesta”. Luis torció su destino. Sí, sus padres —Lorgio y Marlene— deseaban que estudiara y no terminaban de aceptar que el fútbol le engullera tiempo de menesteres colegiales, pero a fuerza de seguir a un hermano mayor se salió con la suya. Lo recuerda, a pesar de los cuatro años…

“Era una escuela de fútbol, se llamaba Oriente Petrolero. Un día me colé y aparecí en medio de mi hermano y los demás. Me quedé hasta que cumplí 12. En ese momento conocí a don Santiago Gonzales, se fijó en mí, me enseñó un montón de cosas del juego como defensor y le estoy eternamente agradecido. Después fui becado a la Academia Tahuichi y a los 14 años pasé a las inferiores de Oriente. No demoré demasiado en ser promovido a primera y a los 18 ya supe lo que era ser profesional, un sueño…”.

— ¿Es verdad que es hincha de Oriente?

— Sí, no lo niego, lo soy, desde niño.

— ¿Y qué fue de su hermano?

— Tenía más reconocimiento que yo, jugaba como delantero y era zurdo. No le gustaba la preparación física y creo que por eso abandonó… Ahora vive en Argentina, es instrumentista médico. A estas alturas es necesaria una revelación. Relativa a la nombradía postiza, esa que no aparece en ningún documento, pero que al interior del elenco aurinegro no precisó de trámites, papeles ni sellos. Ahí, en la intimidad, es simplemente Bocacha. Un apodo relacionado directamente con esa capacidad innata de propiciar bromas, aunque admite que le cuesta recibirlas. Recapitulación al arranque en filas albiverdes. “Ahí comencé como volante de contención. Técnica no me faltaba. Sin embargo, se reunieron coincidencias y por lesiones o suspensiones el plantel se quedó sin defensores. Era mi oportunidad. Me la dio Álvaro Peña porque consideraba que me ayudaba la estatura. Por entonces era flaquito así es que debí trabajar bastante en el gimnasio”.

—¿Y a esas alturas sus padres ya estaban convencidos de su relación con el fútbol ?

— No, fue difícil. Tuve que distribuir el tiempo entre estudios y entrenamientos. Sí cuando debuté sólo estaban en las tribunas unos tíos y primos. Le anticipé a mi padre que iría al banco, pero como no me concentré con el equipo parece que no creyó…Entré en el segundo tiempo, ante Bolívar (Copa AeroSur), y partió mi carrera. Cuando salí en los diarios vino y me pidió disculpas. Al segundo partido ya estaba en las graderías y sentía cómo gritaba. Es que además Luis Javier no sólo crecía ante delanteros rivales. Supo combinar responsabilidades universitarias y a la ingeniería de sistemas, que abordó por un cuatrienio, nada más le resta la defensa de tesis. Es otra de sus cartas de presentación.

— Tuvo algún modelo o espejo futbolístico ?

— Sí, Óscar Sánchez. Me gustaba su temperamento. Después me tocó compartir con él y aprendí mucho. De afuera siempre me fijé en el italiano Alessandro Nesta (Milán), cuya personalidad provoca respeto y admiración.

— ¿Y en cuanto a directores técnicos ?

— Todos me dejaron algo, pero del que saqué mayor provecho fue de Pablo Vitamina Sánchez, en Oriente.

— ¿Cómo califica su presente?

— Día a día trato de ser mejor. Le meto ganas y pienso que es una compensación a todo lo difícil que me tocó vivir. Siento que es el mejor momento, pero también sé que no es el techo porque todavía debo mejorar. Agarré regularidad y confianza, factores muy importantes para cualquier jugador, por lo que el rendimiento levantó vuelo y afortunadamente lo mantengo.

— ¿Hasta cuándo es el contrato con The Strongest?

— Finaliza con este campeonato. El presidente ya me habló para una renovación a largo plazo, pero es una decisión pendiente, que espero sea la mejor para mi futuro. La respuesta tiene que ver con múltiples opciones a ser abordadas, necesariamente, a corto plazo. El no lo dice abiertamente pero se conoce que otros tres clubes nacionales lo pretenden y en mayor o menor medida tendieron contactos, directos y no tanto. También figura en la carpeta de un agente que podría ubicarlo en Argentina, Colombia o Chile y posiblemente llegue un emisario para observarlo en oportunidad de los próximos partidos del seleccionado nacional, cuando se reanude la eliminatoria. Es el abanico frondoso que traduce su alta cotización. “Sí, entiendo que ya estoy preparado, listo para ir al extranjero. Es, definitivamente, mi próxima meta y la tracé en función del segundo semestre o inicios de 2013. Tengo la edad justa para dar el salto. Hace un tiempo pude incorporarme al Caracas, pero la propuesta no me convenció ni futbolística ni económicamente…”.

— ¿Se ve como titular, en la selección, frente a Chile y Paraguay ?

— Ojalá… lo primero es ser convocado y después hay que ganarse el puesto. No soy de sacar provecho de situaciones ajenas, que además lamento, pero la inactividad de Ronald Raldes y Ronald Rivero seguramente me da mejor chance, aunque la determinación es el del “profe” Quinteros. De lo que sí estoy seguro es que hay que ganar los seis puntos, de lo contrario la clasificación se dificultará demasiado.

— ¿Cuándo se produjo su primera convocatoria?

— A los 18 años. Cuando cumplí 20 hice dupla con Óscar Sánchez y goleamos a Guatemala en un amistoso. El técnico era Erwin Sánchez, que me llamó tres o cuatro veces más.

— ¿Cuál fue su mejor actuación con la Verde ?

— Sin duda que el empate con Argentina, el año pasado, en Buenos Aires, por la eliminatoria. Jugué muy motivado, pese a que antes del partido sufrí algún temor, pero apenas comenzó el partido se disipó. Di todo, al frente estaban grandes figuras mundiales, pero son seres humanos iguales que uno y en la cancha sólo eso se proyecta; los equipos en que juegan o lo mucho que ganan desaparece…

Cuenta que aprendió a valorar la puntualidad. Es normal, como costumbre adquirida, que se presente con marcada anticipación a las prácticas. Si de lesiones se trata no padeció ninguna severa. “Lo máximo que me pasó fue algún esguince de tobillo”, apunta. Y cuando el interrogante lo traslada al margen del fútbol emergen los pasatiempos, como jugar playstation, observar alguna película o escuchar una de esas bachatas que inundan su gusto musical. Y en el plano de la reflexión apela a una que privilegia, por sobre todo, a la actualidad.

“En el fútbol lo que cuenta es el presente. Lo pasado se olvida rápidamente, por bueno que haya sido, y un ejemplo son los 17 goles que anoté. Ni yo me acuerdo cómo están distribuidos, pero la mayor parte fue a favor de Oriente Petrolero, aunque el más importante lo marqué para San José, ante Newell’s Old Boys, por Copa Sudamericana”.

Luis Méndez. Jocoso innato. Bullanguero constante. Sí, el otro rostro de la moneda luego de los reveses que la vida le interpuso hace cuatro años, cuando el horizonte nuboso, encapotado, parecía un tormento cíclico de nunca acabar. “Sí, tiene que ver con el buen momento, pero cuando de trabajar se trata lo hago con responsabilidad, autoexigencia y seriedad. Todo en su momento y lugar, así debe ser…” La última expresión es casi una definición de su perfil en el campo. Lo sabe y lo asume.

Perfil

Nombre:Luis Javier Méndez Moza.

Fecha de nacimiento:12 de julio de 1985, en Camiri. 26 años.

Ocupación: Futbolista

Es zaguero central. Debutó en filas de Oriente Petrolero y actualmente es jugador de The Strongest. Es habitual convocado al seleccionado nacional. Mide 1,83 metros y pesa 81 kilos.

El 2008, peor imposible

Si hay un año que la memoria de Luis Méndez se resiste a evocar es 2008. Y no sólo porque las lesiones parecían acosarlo, sino porque dos golpes, en el terreno personal, lo pusieron a prueba.

“Falleció un hijo antes de nacer, fue un dolor inmenso. Estaba en The Strongest (etapa inicial) y volví de Santa Cruz. Jugué un clásico, convertí un gol y al día siguiente presentí algo malo. En la práctica posterior vi algo que no olvido: a un compañero, Isaías Duri, se le salió el codo de su lugar, una lesión impresionante… Ese mismo día me llamaron para comunicarme la muerte de Leandro, mi hermano menor, al que consideraba casi como un hijo; se ahogó en una laguna, a la que fue con su promoción, le dio un calambre. Ya no sabía qué pensar, mis pensamientos estaban cargados de negatividad y el fútbol me ayudó a superarlo, pero me costó bastante, demasiado. Recuerdo que le decía a mi padre que no saliéramos a la calle, tenía temor de que continuaran ocurriendo cosas malas. Él es ingeniero petrolero hidráulico, por entonces trabajaba en México. Mi madre hasta ahora no lo asimila, es una tristeza enorme.

Esa etapa le dejó enseñanzas. “Unió más a la familia y le doy gracias a Dios por no dejar que me cayera. Fue un tiempo sin música, sin sonreír. Volví a jugar y de a poco quedó atrás lo malo. Representó una prueba, pero extremadamente dura, no se la deseo a nadie…”.

De ida y vuelta Un amigo en el fútbol: Déjame nombrar a tres; Luis Gutiérrez, Juan Carlos Arce y Marcelo Aguirre. Estuvieron conmigo en el peor momento de mi vida. Un partido inolvidable: Argentina-Bolivia del año pasado, en el Monumental, por la eliminatoria. Un partido olvidable: San José-Oriente el 2007. Se hizo todo mal, llegamos tarde a Oruro, nos cambiamos en la flota y perdimos nueve a dos.Un delantero difícil de marcar:El argentino Maxi López. Aprovecha su envergadura física, es complicadísimo por potencia.Una autodefinición: Soy un hombre alegre y responsable.Una película: Cualquiera que sea de acción.Un equipo en el playstation: No pierdo con el Inter de Milán. Desafío a cualquiera.Otro deporte: Ráquetbol.Lectura: La que se relacione con informática y tecnología.



Alejandro Gómez: «Voy a volver para ser el de siempre»

Resulta hasta casi normal verlo por las calles o por los parques de Santa Cruz trotando sin parar, como preparándose en lo físico para encarar de la mejor manera lo que se viene. Es que Alejandro Gómez está así, con ansias de retornar, de volver a jugar en un estadio repleto por el torneo profesional. No jugó este primer semestre porque no llegó a un acuerdo con Blooming y cuando tuvo la posibilidad de fichar para The Strongest (solo para la Libertadores) a último momento todo se cayó. Lo concreto es que el excapitán de Blooming no ha jugado este primer semestre, y ya cuenta las horas para que la nueva temporada comience.

- ¿Extrañás el fútbol?
- Cómo no. Es que después de 17 años continuos en el fútbol activo, viene de pronto una pausa obligada por seis meses. No jugar es triste, pero la realidad se dio así.

- ¿Por qué la pausa obligada?
- Primero porque no llegué a un acuerdo con la dirigencia de Blooming y después porque me confié que se iba a abrir el libro de pases; tenía propuestas concretas de otros equipos y la verdad que me esperancé en eso, aunque al final no se dio. Quedé colgado.

- ¿Cómo asumiste tu realidad?
- Con tranquilidad, hablé con la familia y me dieron todo el respaldo que uno necesita. Es que si no jugué, no es porque ningún equipo me hubiera querido, fue por el cambio de calendario y los problemas dirigenciales que se dieron. Insisto, lo tomé con tranquilidad, siempre con la fe de que todo esto iba a pasar rápido. Soy un convencido de que voy a volver a jugar y voy a ser el mismo de siempre.

- ¿Cómo saliste de Blooming?
- Salí bien, si no arreglé no fue porque me hubiera portado mal, o porque ya no quisieran más mis servicios, fue por un problema de contrato, que no llegamos a un acuerdo, pero otro inconveniente que hubiera sido grave, no hubo.

- ¿Cómo se llena el vacío de no jugar al fútbol varios meses?
- Bueno, he aprovechado para disfrutar al máximo con mi familia, porque la verdad es que los viajes y las concentraciones fueron bastantes, pero estos seis meses los pasé a full con ellos, con mi hijo que está chico y con la familia en sí. Eso ha remplazado el vacío que uno siente de no ir a los entrenamientos.

- ¿Has estado activo?
- Estuve jugando casi siempre, con mis primos y con los amigos. Ahora estoy también trabajando con Sergio Jáuregui (fueron compañeros en Blooming) que se quedó sin jugar al igual que yo tras salir de San José. Se acerca el tiempo de volver y hay que estar a tono en lo físico, eso lo tenemos claro.
- ¿Cómo es tu rutina?
- A las 7:00 nos juntamos con Sergio, vamos al gimnasio, salimos a trotar y también a correr un poco por las noches. Lo hemos manejado así, nos ha estado yendo bien porque desde que dejé el fútbol activo solo he subido dos kilos, que los puedo bajar rápidamente ya con un entrenamiento más rígido.

- ¿Y tus excompañeros...?
- Se han mantenido pendientes, entrando en contacto permanente conmigo. (Hernán) Boyero, (Sergio) Galarza, (José Luis) Chávez y otros más a quienes les agradezco por preocuparse por mi situación; el mismo Jáuregui cuando estaba en Oruro, me llamaba casi a diario para saber cómo estaba mi situación. Cuando quedé ‘colgado’ me brindaron respaldo, me decían que tenga paciencia, que el tiempo pasa rápido y la verdad que es así. Ya falta poco para que se abra el libro de pases y así volver a jugar.

- ¿Estás ansioso?
- Seguro, es que es como te dije, 17 años seguidos jugando al fútbol y de un momento a otro todo se cortó. No me quedó otra que seguir el campeonato por televisión y ver fútbol internacional para paliar en algo esas ansias.

- ¿Volverías a Blooming?
- Siempre, siempre, soy hincha de Blooming y me pone contento la campaña que está haciendo el equipo. Si el equipo logra salir campeón, voy a ser el primero en salir a festejar.

- ¿Has ido al estadio?
- No, para evitar problemas. Es que mucha gente se confundió, pensó que yo no arreglé mi situación en Blooming priorizando el dinero, no fue así, existía una diferencia, pero insisto, no fue así. Yo pedí lo que creo que merecía ganar porque hay otros que ganan más y nunca juegan. Yo siempre jugué, siempre estuve dispuesto a todo, a matarme por el equipo en la cancha y quizá eso me molestó, que no se valoró ese aspecto. Más fue por eso, lo económico al final es secundario. No recibí una contrapropuesta para arreglar.

- ¿Ves los partidos seguido?
- Cuando juega Blooming estoy ahí, en primera fila (se ríe). Estar peleando arriba me pone contento por los compañeros que dejé.

- Ayer se jugó el clásico, ¿que se siente ya no ser parte de este partido después de varios clásicos encima durante años?
- Eso lo veníamos hablando con mi esposa y también me hacía la misma pregunta. La verdad que el corazón te sigue palpitando igual, pero hay un detalle, ya no vas a estar en la cancha, sino como espectador. Esa es la gran diferencia.

- ¿Cuesta asumir esa realidad?
- Sí, cuesta, porque para empezar, a mí me gustan las concentraciones y me encantaba el ambiente previo, porque la barra iba a las afueras del hotel para alentarte y eso te subía el ánimo al máximo. Cuesta, cuesta mucho asumir esta realidad, pero hay que aprender a sobrellevarlo, ya falta poco, el retorno a la cancha está cerca.

- ¿Por qué no se concretaron las ofertas que tuviste, más allá de que el libro de pases se cerró?
- La mejor oferta la hizo The Strongest, porque además yo podía jugar la Copa Libertadores, me querían, pero el técnico que estaba en ese tiempo (Mauricio Soria), parece que no quiso. Me quedé tranquilo, esta vez no se pudo.

- ¿Fue un duro golpe?
- No, porque cuando se cierra una puerta, se abren varias. Insisto, tengo ofertas de varios equipos y solo estoy esperando a que se abra el libro de pases para definir mi situación en el próximo torneo.

- Estás casi igual que cuando terminaste de jugar y vos decís que solo aumentaste dos kilos. ¿Es gracias a la dieta o al entrenamiento?
- A ambas cosas. Estoy comiendo sano tratando de que no me pase lo de hace algunos años cuando me lesioné la rodilla y subí como 12 kilos, ahora no, me cuido bastante y en mi familia me ayudan para comer sano. Además, en casa nos hemos comprado unas máquinas para hacer ejercicios y a dario le estamos dando uso.

- ¿Qué análisis hacés de los volantes de contención que hoy tiene la selección nacional?
- Que están bien, Jaime Robles, José Luis Chávez, Wálter Flores, son jugadores que están brillando al máximo. Yo no pierdo las esperanzas de volver a la selección, sé que va a costar, pero con la entrega a diario en los entrenamientos, puedo volver a tener otra chance.

- ¿No te extraña tu hijo en la cancha?
- Claro, y en un par de ocasiones me ha puesto incómodo. Es que a él también le gusta el fútbol y casi siempre vemos juntos los partidos. En alguna ocasión me preguntó dónde estaba yo. Me insiste que quiere ir al estadio, que quiere entrar a la cancha y ya te imaginarás. Esas cosas también me inyectan de ánimos para volver a jugar.

- ¿Te sientes una víctima del cambio de calendario?
- Si los dirigentes quieren copiar algo, que lo hagan bien, ustedes han visto en Argentina cómo se lo hizo, los jugadores no salieron perjudicados.

- ¿Te está ayudando Fabol?
- Sí, y bastante, fue ese el trato que se hizo si no podía arreglar. Les agradezco a Milton Melgar y a David Paniagua por mantenerse pendientes, hasta lo último han estado hablándome y me han colaborado. Solo tengo palabras de agradecimiento para ambos.

- ¿Qué tipo de ayuda te dieron?
- No se trató de que Fabol iba a correr con todo mi sueldo, pero sí con una parte, y lo han hecho.

- ¿Volverías a Blooming?
- Sin dudarlo, vuelvo porque soy hincha de este equipo, es que mi familia y mi hijo palpitan por Blooming. Es más, mi hijo cuando escucha una sirena piensa que de inmediato viene la canción (se ríe).

- ¿Sigues en contacto con alguien de la dirigencia?
- Con don ‘Pimpo’ (Carlos Bendek, el presidente que le dejó su lugar a Ricardo Tarabillo), con él había arreglado mi situación para quedarme, pero se tuvo que ir y yo con él.
- ¿Qué vas a hacer hasta julio?
- Entrenarme. Gracias a Dios Rodrigo Figueroa (preparador físico de la selección nacional) nos está ayudando, nos hizo a mí y a Sergio (Jáuregui) planes de trabajo sin costo alguno y lo estamos cumpliendo. Le pedimos ayuda y lo hizo de mil amores. Para cuando nos toque la pretemporada, vamos a estar bien físicamente.

- Me imagino tus ganas...
- Eso también le comento a mis padres, a mi esposa, quizá tengo más ganas que cuando estaba jugando, quiero volver a brillar para ganar algún premio importante como en 2009 (Premio Mayor).

- ¿Cómo te imaginás a fin de año?
- Jugando y siendo campeón en el equipo al que vaya.

Volvería a Blooming sin dudarlo, es el equipo que quiero, del que soy hincha y del que mi familia es hincha”

Viendo los partidos, mi hijo me preguntó en varias ocasiones dónde estaba yo; eso me motiva aún más”

Solo tengo palabras de agradecimiento para Fabol, se portaron muy bien, me ayudaron bastante”

domingo, 29 de abril de 2012

Video Goles de Cabrera para el Independiente de Santa Fe

Los 2 goles de Independiente de Santa Fe contra el Once Caldas

jueves, 26 de abril de 2012

Un cruceño se forma en Argentinos Juniors

Una gran promesa del fútbol cruceño se forma en el club Argentinos Juniors de Argentina. Se trata del mediocampista Marco Antonio Melgar Vargas, quien desde enero del año pasado forma parte las divisiones menores del mencionado club, reconocido internacionalmente porque de ahí surgieron figuras como Diego Armando Maradona, Claudio Borghi, Juan Román Riquelme, Fernando Redondo y Esteban Cambiasso para mencionar a algunos de los famosos.

Marco Antonio tiene 17 años y hace poco hizo una gira por Brasil con la quinta división del “Bicho” de la Paternal donde tuvo una destacada actuación. Su apodo es "Tonino" y hasta los 15 años estuvo en la Escuela de Fútbol que dirige el exfutbolista Milton Melgar, quien dicho sea de paso es su tío. "Es un muchacho con bastante talento y estoy seguro que puede llegar muy lejos en la carrera que ha elegido", dijo el exmundialista con la selección.CJP Londres.

Mojica se va a China al final del Clausura

Sorprendió anoche la información que hizo conocer el agente de jugadores, Silvio Fontana, en la radio Panamericana. "Gualberto Mojica ya tiene todo arreglado para irse al fútbol de China", dijo Fontana refiriéndose al goleador del equipo refinero, que se alista para jugar el domingo próximo el clásico cruceño. Con esta novedad, se podría decir que Mojica tiene las horas contadas en el equipo que dirige Erwin Sánchez, pues al parecer volverá a emigrar tras la conclusión del campeonato Clausura.

El equipo. El conjunto refinero continuó ayer con su preparación de cara al partido del domingo ante Blooming. Por ahora la duda de Erwin Sánchez es si podrá contar con Mojica y el atacante Alcides Peña, que se recuperan de sendas lesiones.

Desde hoy el entrenador buscará definir el once que afrontará el compromiso del fin de semana.

sábado, 21 de abril de 2012

Mojica vuelve a la selección al demostrar en su club que su talento está intacto.

Los diez goles que ha convertido en el campeonato Clausura es un testimonio del gran momento que el mediocampista Gualberto Mojica atraviesa en su carrera deportiva. Es grato, pero no es novedad, tomando en cuenta que una situación similar vivió este jugador en el 2005, temporada en la que fue elegido el mejor jugador del campeonato liguero, lo cual le sirvió para ser transferido al fútbol rumano. Además, no le ha sido fácil recuperar su nivel. Antes de retomar el camino ascendente debió soportar lesiones que las sufrió, sobre todo después de su retorno del fútbol europeo.

El paso a paso. Entre el 2008 y el 2010 le pasó de todo y pese a que en estas dos temporada tuvo la oportunidad de defender los colores de Blooming y Oriente Petrolero. Lo logró porque lo avalaba su experiencia en Europa, sin embargo, las lesiones le jugaron una mala pasada y por consecuencia no pudo recuperar la calidad que se le vio en el 2005. La oportunidad que le dio Oriente en la segunda parte del 2011 fue vital para recuperar. Con Carlos Ramacciotti como entrenador del equipo refinero, este joven jugador creció en confianza y a partir de ahí fue otro jugador. Ese crecimiento no ha parado a tal punto que ahora es el goleador de Oriente y como premio al buen momento que vive ha sido convocado a la selección por Gustavo Quinteros. "Estoy contento por marcar goles, pero más lo estoy porque ayudo a que Oriente gane los partidos y siga con chance de pelear el título", decía este jugador días atrás. Y de esto último no hay duda que es así. Lo hace notar cuando pondera la actitud del grupo y del compañerismo que se ha creado en el plantel refinero para salir adelante entre todos. "Si hago goles y no gana el equipo de nada sirve", acota con la sencillez que lo caracteriza y confiesa que pese a todas las dificultades que atravesó jamás pensó en dejar de jugar. "Soy un agradecido por el apoyo que he recibido de mi esposa y de mi familia; ellos siempre me alentaron a que siga adelante", dijo este volante de 1.77 de estatura y que no jugaba para la selección desde la Copa América de 2007.

El plantel refinero. Oriente Petrolero continuó ayer por la mañana con su preparación. Mañana recibirá en el estadio "Tahuichi" Aguilera a Aurora de Cochabamba por la decimoséptima fecha del torneo Clausura. Erwin Sánchez ayer ordenó una práctica netamente técnica en la que ensayaron remates al arco con ejecución de centros por ambas bandas. La novedad es que el volante Alejandro Meleán ya se integró al trabajo del grupo tras mostrar mejoría de la pubalgia que lo apartó del equipo. Es poco probable que el DT lo tome en cuenta para este domingo.

El equipo titular. Salvo que Sánchez decida incluir en el once al arquero Hugo Suárez por Alex Arancibia, todo apunta a que el entrenador refinero repetirá la misma alineación que viene jugando. Esto quiere decir que Zabala, Brau, Hoyos y Bejarano van en defensa; Argüello, Aguirre, Mojica y Raymonda en el medio; Vargas y Peña en la ofensiva. Hoy cierran labores por la mañana.

viernes, 20 de abril de 2012

Ronald Raldes -  El zaguero de Colón de Santa Fe cumple 31 años

Ronald Raldes está hoy de cumpleaños. El capitán de la selección nacional llega a los 31 con los objetivos cumplidos como futbolista. Dice que será un día normal, con trabajo, y que por ahí tiene una pequeña reunión familiar a la hora de la cena.

Su onomástico lo encuentra al zaguero central de Colón de Santa Fe dedicado al cien por ciento a su recuperación de la lesión del peroné izquierdo que desde fines de enero lo tiene fuera de las canchas. Su esfuerzo está concentrado en llegar en la plenitud de sus condiciones para los partidos del 2 y 9 de junio contra Chile y Paraguay, por las eliminatorias.

— ¿Cómo piensa pasar este cumpleaños?

— Lejos de la familia, como de costumbre. Son casi diez años que estoy fuera del país jugando, entonces los cumpleaños y otras fiestas las he pasado alejado de ella, no he podido estar en varios acontecimientos de los míos. Sin embargo, uno sabe que el fútbol es así, que te da muchas cosas pero te quita otras, una de ellas son los momentos especiales. Lo tomo con la tranquilidad que he encontrado junto con mi esposa y mis hijos, ellos son mis mejores acompañantes, y los amigos que uno hace en donde vive.

— ¿Alguna vez celebró un cumpleaños afuera con alguna costumbre diferente?

— No, para mí siempre fue igual porque nunca he sido de festejar o hacer algo. En Santa Cruz era normal compartir una cena con la familia y los amigos. Aquí, en Santa Fe, no será distinto, estaré con mi familia y nada más.

— ¿Tuvo algún regalo o recuerdo especial al que le tiene un cariño diferente?

— Sinceramente, lo material no es importante, en esas cosas no me fijo mucho. El mejor regalo para mí es que mis familiares tengan salud, eso es lo que pido siempre y doy gracias a Dios porque ellos están sanos.

— Seguramente, el fútbol es también otro buen regalo que le dio la vida…

— Sin duda, ser jugador es otro gran regalo. He pasado momentos lindos y tristes en mi carrera, pero lo de bueno es que lo he disfrutado, me apasiona, me gusta lo que hago y lo voy a hacer por el resto de mi vida. Hoy por hoy, lo hago como profesional, después no sé cómo estaré ligado al fútbol, pero siempre voy a estar.

— ¿No tuvo interés de seguir una carrera profesional al margen del fútbol?

— Siempre tuve la idea de estudiar medicina, pero cuando se presentó la idea de jugar al fútbol de manera profesional, mi padre me dijo que debía intentar un par de años en el fútbol, a ver cómo me iba, y me fue bien. Sigo en esto, lo estoy disfrutando conociendo países, clubes, gente, nuevas costumbres.

– ¿Ese interés por la medicina en qué quedó?

– Algo de medicina siempre consulto hoy en día. Lo hago hace rato, porque en mi carrera tuve dos lesiones muy graves y necesitaba saber más sobre ellas. En 2006 fue una lesión en el tendón de Aquiles; ahora el hueso peroné; así que he buscado en internet por mi cuenta, he hecho averiguaciones de recuperación para no tener secuelas, uno va mirando y le pone atención, es desagradable, pero hay que hacerlo. Además, siempre he seguido las recomendaciones de los especialistas.

– ¿Cómo está Ronald Raldes persona a los 31 años?

– La verdad es que no he dejado cosas pendientes. Creo que he tomado decisiones correctas, si fueron buenas o malas, las asumí, nunca volví atrás. Todo lo hice pensando en mi familia, en el bienestar de mis hijos, ellos han sido los referentes para ello. Será así hasta que tome la decisión de regresar a casa.

— ¿Cuánto tiempo más va a quedarse a jugar afuera?

— Espero jugar un par de años más en el exterior, después pienso volver a mi casa a descansar. Ha sido un tiempo largo en el fútbol del exterior, hubo momentos difíciles como el que atravieso ahora por mi lesión. Y a mi regreso pienso jugar en Santa Cruz, un año en Oriente Petrolero, que es mi club. Y después diré adiós.

— ¿Cómo está el proceso de recuperación de la lesión?

— Muy bien, hace diez días que he empezado a caminar. Ahora estoy en la tarea de fortalecimiento muscular con muchas sesiones de gimnasio y bicicleta. Lo que más me preocupa es retomar la movilidad, quizá eso va a demorar más. La próxima semana voy a empezar a correr y espero que en dos a tres semanas esté listo para jugar,

— En Bolivia, Gustavo Quinteros es optimista y dice que el capitán no puede faltar en la selección nacional…

— Estoy haciendo todo lo posible para estar, eso se lo comenté al entrenador en las charlas que tuvimos. Ésta es mi última eliminatoria, de eso estoy consciente y quiero disfrutarla, seguir entregando todo lo que esté a mi alcance para sumar. Si estoy en condiciones, sin duda que voy a formar parte de la selección.

lunes, 16 de abril de 2012

Higa no deja que el fútbol sea pasado

Esta temporada no fichó para ningún club liguero, pero sigue jugando. Es el arquero del cruceño Sport Boys, de Warnes, un equipo de la Primera A que ha conformado una plantilla con la intención de lograr el ascenso.

Aparte, fundó y está al mando de una pequeña escuela de fútbol con marcado interés en la formación de arqueros.

“El año pasado terminé el curso para entrenador e inmediatamente me vine a Warnes, a trabajar en la organización y el de-sarrollo de mi escuela, que cuenta con un centenar de niños y adolescentes comprendidos entre los 6 y 16 años. Tras mi incursión en 2010 en San José, me fui a Ciclón y luego me vine acá, pero antes me hablaron para que continúe jugando en la Liga; sin embargo, eché a andar esto de la escuela y me está yendo bien. Particularmente quiero formar arqueros, hay algunos con buenas condiciones y seguramente aparecerán otros, la idea es sacar guardametas y aportar de esa manera al fútbol boliviano”.

Cuenta que a Sport Boys le va muy bien en el torneo de la Asociación. “La idea es lograr el título, luego jugar el Nacional B o la Copa Simón Bolívar para ver si se puede acceder al profesionalismo. Tenemos un lindo equipo, ya que también están Thiago Leitao, Dimas da Silva, Róger Suárez, asimismo estuvo Luis Sillero. Entonces el presidente quiere que se ascienda y si lo logra, bienvenido y podré volver a jugar en la Liga, de lo contrario continuaré dedicado a la formación de jugadores”.

Está haciendo sus primeras armas como DT, primero en su escuela. “Me atreví a formarla para dar los primeros pasos. En Sport Boys quisieron que me hiciera cargo del plantel, porque estamos sin entrenador, pero considero que uno debe seguir un proceso, quemar etapas y, en lo que a mí corresponde, quiero consolidar mi escuela para más adelante, dirigir primero en la asociación y luego, si se dan las cosas, llegar a los primeros planos del fútbol nacional”.

Higa se niega a hablar, por el momento, de su retiro del fútbol activo. Más aún ahora que tuvo la dicha de jugar junto con su hijo, que a los 14 años ya debutó en el fútbol de la Asociación.

“El balompié me ha dado buenos amigos, una linda familia y algo de estabilidad, porque gracias a este deporte compré mi casa, tengo algunas otras cosas, pude estudiar y además me dejo un nombre, y una imagen, que siempre es importante porque te ayuda bastante. Pero lo más importante es que ahora cumplí otro sueño al jugar con mi hijo de 14 años, José Pedro, en un torneo competitivo como el de la Asociación. Él es delantero y espero que le pueda ir bien. De hecho quiere ser un jugador profesional y lo voy a ayudar para que lo consiga. También está Álex Iván, de siete años, empezando en la escuela. Y si hi hija Diana quisiera jugar al fútbol, también la apoyaría”.

Actuó en diez equipos diferentes de la Liga

Lorenzo Carri

Pedro Higa, beniano, nació en Riberalta el 26 de enero de 1972. Por tanto cumplió, según ese dato proporcionado por el futbolista, 40 años de edad.

Actuó durante 25 temporadas ligueras, si se toma en cuenta la de 1986, cuando jugó el último cotejo de Real Santa Cruz en los torneos de ese año, y todavía no había cumplido 15 años.

Superó de ese modo a Carlos Borja y Marcelo Angulo, que actuaron en 21 temporadas ligueras, y a otros jugadores recordados como Vladimir Soria, Roberto Pérez, William Ramallo, Mauricio Soria y Eduardo Jiguchi, que llegaron a 20 en el ámbito liguero.

En la actualidad, Sergio Galarza, arquero de Blooming, que lleva 20 años en la Liga, podría superar a algunos de los mencionados y acercarse a Higa.

La trayectoria de Pedro Higa fue amplia, pasó por muchos clubes, diez en total en sus actuaciones ligueras, y se la resume de la siguiente manera:

1986/88: Real Santa Cruz; 1989: Destroyers; 1990: Blooming; 1991/92: Destroyers; 1993/94: Oriente Petrolero; 1995: Ciclón; 1996/98: Oriente Petrolero; 1999: Unión Central; 2000/02: Oriente Petrolero; 2003: Independiente Petrolero; 2004: Oriente Petrolero; 2005: Blooming; 2006: Destroyers; 2007: The Strongest; 2008/09: Real Mamoré; 2010: San José.


Mauricio Saucedo hizo un gol en amistoso del Bragantino

El mediocampista cruceño Mauricio Saucedo marcó el pasado jueves un gol en el partido amistoso que jugó el Bragantino ante el Unión de Mogi, equipo de la segunda división en la Liga de Sao Paulo.

El partido terminó 5-0 a favor del cuadro albinegro, que participa en el campeonato paulista.

Saucedo de a poco va recuperando el nivel futbolístico que necesitaba, pues viene de una lesión que lo tuvo más de un mes fuera de las canchas. En esta ocasión se lo vio mejor físicamente y con más confianza con sus compañeros.

El jueves fue titular en un once que estuvo conformado por Ale; Jean Pablo, Murilo Gomes y Luciano Castan; Douglas Maia, Reinaldo, Leandro, Welington e Franck; Lincom y Saucedo.

Ronald Raldes : «Haré lo posible por llegar»

El 25 de enero pasado cuando Colón de Santa Fe jugaba un amistoso previo al torneo argentino ante Patronato de Paraná, Ronald Raldes sufrió una fractura de peroné en la pierna izquierda en una jugada fortuita que ocurrió a los 23 minutos de juego. La lesión lo obligó a abandonar la cancha de inmediato, y luego a ser intervenido quirúrgicamente privándolo de jugar hasta hoy. Raldes, capitán de la selección nacional, encara la recta final de su recuperación ya que luego de que le retiraran el yeso, en unos días más comenzará a realizar trabajo de campo.



- ¿Qué tipo de recuperación estás encarando?

- El 17 de marzo me sacaron el yeso y a partir de ahí comencé la recuperación de la flexibilidad del tobillo y también para tener fuerza en la parte afectada. En Bolivia también me trata mi médico de cabecera como lo llamo a Elmer (Pérez) y ahí estamos, sometiéndome al tratamiento dos veces por día y avanzando bien. Tengo casi el 100% de la movilidad en el tobillo y en unos días más voy a caminar sin necesidad de la muleta.



- ¿Cuánto tiempo más para volver a jugar?, por ahí el seleccionador Gustavo Quinteros tiene la idea de que estés ante Chile y Paraguay...

- Vamos a ver, yo siempre le manifesté al técnico mi deseo de estar, y si llego, ojalá que pueda ser en las mejores condiciones. De todas formas todo va a depender de cómo evolucione la lesión; pero vamos bien. Los médicos de Colón se han sorprendido de lo rápido que voy y si todo sigue así, desde el 25 de abril voy a estar corriendo, haciendo trabajo de campo para luego pasar al trabajo físico.



- ¿Extrañas la selección?

- Gustavo (Quinteros) me deseó la mejor recuperación porque tanto él como yo queremos lo mejor para la selección. Estoy haciendo todo lo posible para llegar a la dos fechas de eliminatoria, con trabajos aeróbico, de bicicleta, gimnasio, para no perder el estado. Después hay que esperar la recuperación de la fuerza en el gemelo izquierdo y a partir de ahí correr. Cuando se encara el trabajo de campo, todo es más fácil.

- ¿No te vas a apresurar queriendo jugar ya para la selección?

- Para nada. Los tiempos me dan para estar bien en lo individual y en lo físico y si el técnico me requiere, voy a estar como siempre.



- Vos has dicho que si no estás al 100% no jugás, ¿será así también en este caso?

- Jugar algunos partidos antes de las eliminatorias va a ser un poco complicado por la exigencia física, pero bueno, todavía falta mucho y tengo fe de estar haciendo ya un trabajo físico a fin de mes, por lo menos para ir al banco en mi club (Colón).



- A propósito de Colón, ¿cómo lo ves desde afuera?

- No se comenzó bien, teníamos mucha expectativa pero hubieron bajas en el plantel, sobre todo en defensa. Se fue Candia, posteriormente yo me lesioné. Se perdieron partidos de local y no se pudo ganar de visitante como en el anterior campeonato. Ahora estamos en media tabla.



- ¿Qué evaluación han hecho de tu lesión en el club?

- Todos los días me presento a las prácticas a realizar trabajos de fisioterapia, y luego de que me sacaron el yeso realicé trabajos de movilidad y fuerza. Ahora estoy recuperando de a poco el volumen en el gemelo izquierdo por la atrofia del yeso. Es más, hasta ya puedo apoyar la pierna. El médico me indicó que esperemos entre 65 y 70 días para que lo haga pero se sorprendió al ver la evolución.



- ¿Cómo fue tu operación?

- Me colocaron una placa con siete pernos. El que inmovilizaba la articulación me lo retiraron junto al yeso, pero aún quedan seis pernos más la placa, que luego de un año y medio tengo la opción de sacármelos si me molesta.



- Vuelvo otra vez a la selección. ¿Cuánto le complica a Bolivia no jugar partidos amistosos en La Paz?

- Bastante, porque fijate que el año pasado se jugaron varios partidos oficiales por la Copa América y las eliminatorias y eso nos permitió ir familiarizándonos con un sistema de juego estable. Ahora, en cambio, los jugadores están en sus clubes donde existe una idea distinta. Siempre es bueno que cada mes o cada dos meses juguemos partidos amistosos, aprovechando obviamente las fechas FIFA. Eso ayuda a que los jugadores vayamos repasando todo lo que se ha trabajado, porque querrás o no, eso se puede ir perdiendo con la idea que tienen los técnicos en sus clubes. Es normal. De todas formas, sin duda que ayudará bastante el espacio de tres semanas que habrán hasta el partido del 2 de junio.



- ¿Quiénes te pueden suplir en defensa en caso que no llegues?

- Contra Argentina tampoco jugué y los que hicieron pareja en la última línea fueron Ronald Rivero y Luis Méndez, y lo hicieron bien (Bolivia empató 1-1). Me imagino que la idea del técnico también pasa por ahí siguiendo los antecedentes de los partidos anteriores.



- ¿Y Luis Gutiérrez?

- También es una gran opción. Me enteré que ya comenzó a jugar en su club (Bahía) y sin duda que ha crecido porque está en un fútbol bastante competitivo al igual que Marcelo (Martins, que juega en el Gremio). Lo bueno es que está jugando y eso le da un plus para la selección.



- ¿Qué análisis hacés de que las otras selecciones no quieran venir a jugar amistosos a La Paz?

- Después del 6-1 ante Argentina, por las eliminatorias, las otras selecciones se cuidan. Lo que pasa es que ese resultado repercutió bastante porque jamás se lo imaginaron. No te olvidés que cuando una selección pierde se desprestigia, no solo el plantel, sino también los jugadores. Eso es lo que tiene que cuidar cada federación y me imagino que por eso no vienen.



- ¿Tiene esta selección capacidad de jugar de igual a igual con cualquier selección pero en el llano?

- Pero claro y lo hemos demostrado en la Copa América frente a Argentina y luego ante Venezuela por las eliminatorias. De visitante, plantemos mejor los partidos. En La Paz, frente a Colombia, perdimos porque hubo demasiado desorden en el medio y en defensa y eso lo conversamos todos. No nos podemos desordenar por más que vayamos perdiendo o ganando. Además, la gente cree que porque se juega en La Paz, a los cinco minutos ya tenemos que estar en ventaja cuando no es así, para nosotros, es también imposible que no nos afecte la altura.



- ¿Creés que jugando solo con jugadores de altura, como antes se lo hizo, nos puede ir mejor?

- No sé la verdad, eso lo tiene que decidir el técnico, pero mi manera de pensar es que los que están afuera, con el respeto de los que juegan en el medio local, tienen otro tipo de preparación, otro ritmo de juego. Cuando los legionarios vienen a jugar al llano, se muestra lo mejor que tienen, sin complicaciones. Ahora, no tengo duda que en la altura los que tienen que marcar diferencia son los que juegan en ese medio.



- ¿Cuánto pueden ayudar los 21 días que se concentrarán antes de recibir a Paraguay y Chile?

- Los que juegan en el exterior y por reglamento FIFA, pueden venir entre cinco y siete días antes de cada partido y en ese sentido creo que no sacaremos ventaja.



- A otro tema. ¿Qué pasó con Messi aquella vez que lo enfrentaste en el inicio de la Copa América?

- Me lo han preguntado varias veces y siempre contesto que somos dos personas, dos jugadores que no quisieron darse ventajas en un partido porque cada uno quiere lo mejor para su selección. Yo quería ganar y él también y la discusión se dio por una cuestión de momento. No sé cómo lo habrá tomado la gente pero yo traté de defender a mi selección porque es la camiseta que más quiero. Lo demás es otra cosa.



- ¿Qué le dijiste?

- (Sonríe) No voy a comentar eso porque ya antes me lo preguntaron. Lo que declaré ante sus colegas luego de aquel 1-1 en La Plata, fue que habían cosas más importantes de qué hablar, de cómo jugó el equipo, de cómo se paró, de los méritos que se hicieron para que Argentina sufriera para empatarnos. Yo le doy poca importancia a ese incidente, lo que me pone contento es que la selección juegue bien.



- Vos decís que la idea de visitante está clara. ¿Hay que jugar como ante Argentina y Venezuela?

- A excepción del partido ante Uruguay, cuando salimos fuimos claros. De todas formas aunque Uruguay nos metió cuatro goles (4-2) logramos convertirle dos. Después contra Venezuela, de visitante, a los 20 minutos el público ya pedía hora, los tuvimos en su arco y ellos solo aprovecharon una pelota parada para convertir el gol que les dio la victoria.



- Este año son cuatro partidos en La Paz y uno en Quito. ¿Qué hay que mejorar de local?

- Creo que primero no hay que estar ansiosos, insisto, no porque juguemos en La Paz a los cinco minutos ya tenemos que ir ganando, los equipos saben los problemas de la altura y se preparan con tiempo. Ya nos pasó contra Chile y fíjense que Paraguay también apuesta por una adaptación en Sucre o Cochabamba. El partido no dura 20 minutos o 30, dura 90 y hay que estar concentrados.



- ¿Has visto a tu equipo, Oriente?

- El último partido que vi fue el clásico ante Blooming (victoria albiverde por 2-0) pero leo los comentarios y sé que genera muchas situaciones. Quizá le está faltando un poco de efectividad, pero también hay que ser conscientes que se fueron varios jugadores. Sé que también Erwin (Sánchez) comenzó un nuevo proceso que seguro va a dar sus frutos para estar peleando por un título y la Libertadores.

Siempre le manifesté a Gustavo (Quinteros) mi deseo de estar en junio, pero en las mejores condiciones”

Me colocaron una placa y siete pernos; el que inmovilizaba el tobillo ya lo retiraron, pero aún tengo seis”

Sobre lo de Messi siempre digo lo mismo: ambos quisi-mos defender nuestras camisetas”



sábado, 14 de abril de 2012

Diego Cabrera hace goles y se gana la titularidad en el Independiente Santa Fe.

Fueron varios partidos en los que Diego Cabrera soportó muchas críticas por su falta de gol en Santa Fe. Sin embargo, el pasado fin de semana, el delantero boliviano por fin disfrutó de un juego tranquilo, marcando dos goles en la victoria 4-0 sobre Huila, que reafirmó la recuperación de los "cardenales" en la Liga, con tres victorias consecutivas que le permiten llegar a 18 puntos. Antes de estos dos tantos Cabrera solo había marcado un gol con Santa Fe; fue en el clásico que le ganaron 4-3 a Millonarios, en el que pudo celebrar su primer gol del año, luego de nueve jornadas del campeonato. Ahí se ganó la confianza del técnico Wilson Gutiérrez, quien ahora lo tiene como hombre fijo en el ataque. El entrenador lo puso entre los inicialistas en el triunfo 2-1 contra Junior, en el que no marcó, y contra Huila, donde se destapó con las dos anotaciones.

Se tiene fe. "Uno trabaja para tener estos partidos. Desde que llegué a Santa Fe anhelaba tener un partido así, como el del sábado y se me dio. Estoy contento, pero más con el rendimiento del equipo. Fuimos obreros y cada uno de nosotros dio lo mejor, y eso se demostró en el resultado", dijo el atacante.

Uno de los principales refuerzos. El delantero boliviano llegó como uno de los principales refuerzos del equipo "cardenal" para el 2012 y desde ese momento tiene los objetivos claros. "Desde el primer partido miramos la meta que cada jugador tenía y el objetivo de Santa Fe como equipo grande, y es siempre luchar los partidos y tener el objetivo claro de clasificar dentro de los ocho y después salir campeones. Cuando nosotros firmamos el contrato, lo teníamos claro", aseguró Cabrera, quien hasta ahora comienza a destaparse, pero espera cosechar muchos goles más en un Santa Fe que sigue en recuperación.

Salinas: “Se escasea de dinero y dirigentes para llegar a la Liga”

Dinero y dirigentes sanos, es lo que le falta al fútbol tarijeño para recuperar la plaza perdida el 2006 en Liga del Fútbol Profesional Boliviano, cuando Unión Central perdió la categoría, tras perder el descenso indirecto ante Destroyers. Según Fernando “nano” Salinas, único técnico campeón de una Copa Simón Bolívar, de manera invicta, hazaña lograda en 1998 con Unión Central, Tarija escasea de dos aspectos importantes, que si no son subsanados, “será muy difícil el retorno a la Liga”.
“A la dirigencia le falta el compromiso, pero lo más penoso es la falta de la parte económica, pues no hay presidentes que se quieran hacer cargo de un equipo, porque para comandar, uno tiene que sacar el dinero del bolsillo, porque hay poco apoyo de las instituciones”, menciona Salinas.
El marketing, un aspecto que no puede faltar, “porque se lo necesita para manejar un equipo y buscar ideas para solventarse económicamente”, además “de que necesitamos dirigentes sanos en todo sentido”, dice Salinas.
El año que se logró el ascenso directo al fútbol profesional con el cuadro verdolaga, “elegimos bien a la gente”, se tenía a un “presidente, Mario Antonio Castellanos, correcto, con buenas ideas, una persona que por amor al equipo supo hacer bien las cosas, sin buscar otros intereses, en ese sentido los resultados fueron más que positivos”.
Fernando Salinas como técnico y José Antonio Vaca, como preparador físico, llevaron a Unión a la Liga, además de hacer que el equipo verdolaga en el primer año en el fútbol rentado hizo una de las mejores campañas.
“Era una dupla bastante importante, teníamos un buen plantel, además de que había mucho apoyo de la población, el estadio era un lleno total y hemos estado a un paso de clasificar a la Libertadores”, recuerda Salinas.

Sus inicios como futbolista
“Nano” Salinas se inició como lo hace la gran mayoría, por el gusto a esta disciplina y desde muy pequeño fue conocido como “nano”, aunque algunos solían decirle, chapaco Salinas.
“Empezamos esta carrera subiendo grada por grada, peldaño por peldaño, primero en el fútbol de asociación, jugando en las selecciones tarijeñas, selecciones bolivianas y jugando en equipos grandes de Bolivia”, cuenta quien ahora es Coordinador de las Escuelas Municipales de Cercado.
Salinas se inició como volante de contención en Nacional La Pampa en la Asociación Tarijeña de Fútbol, pasó también por Ciclón y tras mantener un gran nivel fue observado por Bolívar de La Paz, donde fue figura indiscutible durante trece años.
En Bolívar de destacó como delantero, dejando en los registros 261 goles, que aún no han podido ser superados.
Su sueño no cumplido
Recuerda que su sueño no cumplido fue el querer salir a jugar al exterior. Por su buen nivel tuvo ofertas de River Plate de la Argentina y Peñarol de Uruguay, pero el presidente del club Bolívar, Mario Mercado, lo declaró intransferible.
“No me quiso dar esa posibilidad, porque junto a Borja, nos tomaban como ejemplo ante los demás, por la madurez futbolística y la disciplina”, dice.

Como entrenador
No estaba en los planes de Salinas, llegar a dirigir un equipo, pero las cosas se dieron a medida que pasó el tiempo, al finalizar su carrera de futbolista.
“Uno casi nunca tiene en mente ser entrenador, pero terminó mi carrera como futbolista y bueno uno dice ahora a qué me dedico y lo que más sabes hacer es esto, finalice mis estudios como técnico en La Paz para dirigir en la Liga, pero opté por volver a Tarija, el arquitecto Mario Reinoso me propuso dirigir Municipal de la B y así comencé”.

El mejor día como técnico
“Cuando logramos el ascenso con Unión Central, fue un marco hermoso, un sueño lindo, cuando llegamos a Tarija una multitud nos estaba esperando, nos sentimos tan bien, porque la misión estaba cumplida”, recuerda.
Fernando, cuenta que en su vida como futbolista y entrenador, conoció a mucha gente, “muchos amigos incondicionales y personajes que merecen ser respetados, como Mario Mercado, por su carisma en el fútbol, por la persona en sí”.

El fútbol boliviano esta de bajada
Menciona que el fútbol nacional está pasando por un mal momento, porque no se tiene jugadores de buen nivel, eso queda reflejado en los partidos de la Liga y los resultados de la selección.
“No están saliendo buenos jugadores, no hay buenas camadas, a excepción de algunos chicos, como por ejemplo Rudy Cardozo”.

Para triunfar como futbolista
“La clave para triunfar es la constancia, el sacrificio y la disciplina, no andar por malos caminos, hacer las cosas con límites, el fútbol hoy en día es muy rentable, ya quisiera haber jugado en estas épocas, porque se gana muy bien, diez veces más que antes”.

El ABC del goleador
“Tener un poco más de intuición, vocación, buscar permanentemente el balón, estar en el área rival, mucho sacrificio, jugar con balón y sin balón, crear espacios para otros y volver a ocupar los espacios vacios, en el fútbol hay que correr y correr, salir desgastado del campo física e intelectualmente”.
PERFIL
NOMBRE: Félix Fernando Salinas de los Ríos
FECHA DE NACIMIENTO: 18 de mayo de 1960
LUGAR: Cercado – Tarija
PADRES: Milton Salinas y Elina de los Ríos
HERMANOS: Nery, Margot y María
ESPOSA: Maritza López Crespo
HIJOS: Fernando, Cristian, Gabriel y Lorena
EQUIPOS DONDE JUGÓ: Nacional la Pampa, Atlético Ciclón, Mullurina (CBBA), Selecciones juveniles de Tarija, Selecciones juveniles y mayores de Bolivia, Bolívar de La Paz (13 años).
EQUIPOS QUE DIRIGIÓ: Municipal de Tarija, Atlético Ciclón de Tarija, Unión Central de Tarija, Real Potosí, Iberoamericana (LP), San José (Oruro), La Paz FC, Aurora (CBBA), Independiente (Sucre), Selecciones bolivianas juveniles, asistente técnico de la selecciones bolivianas, ayudante de campo de selecciones mayores de Bolivia.
IDOLO DE INFANCIA: Diego Armando Maradona
TRES MEJORES JUGADORES DEL MUNDO: Messi, Ronaldo y Ronaldinho
EL MEJOR TÉCNICO: Bielsa
EL COMPAÑERO MÁS DIVERTIDO: Carlos Borja
COMIDA FAVORITA: Las pastas
COLOR FAVORITO: Celeste
HINCHA DE: Bolívar de La Paz
HOBBY: Jugar
GOLES: 261 en Bolívar
18 en clásicos (Bolívar – The Strongest)
26 en Copas Libertadores

viernes, 13 de abril de 2012

Juan Carlos Sánchez Frías vive en Montero.

Se nota su desánimo cuando habla. La situación es más complicada porque varias cosas no le han salido bien y se preocupa en estos tiempos en que el trabajo es parte fundamental de la vida. Llegó a Guabirá en 1979, defendió esa camiseta hasta 1981. Todavía es el segundo goleador histórico del azucarero con 42 tantos, pero su trayectoria en el fútbol boliviano va más allá.

Hasta que apareció la figura de Víctor Hugo Antelo, Sánchez era el máximo artillero de la Liga. Su marca es de 263 tantos en el fútbol profesional boliviano. Argentino de nacimiento (va camino a cumplir los 56 años), fue contratado por Guabirá y el 22 de abril de 1979 anotó el primero de sus goles ante Real Santa Cruz.

Fue, además, un jugador récord: en un partido de Liga anotó siete de los 13 goles que Blooming le hizo a Primero de Mayo y es el único jugador de un equipo boliviano que anotó seis goles en un partido de Copa Libertadores, en 1985, cuando precisamente fue el máximo artillero de esa competición.

Así como ocurrió con Mario Di Meglio, Juan Ramón Santos, Juan Américo Díaz o Juan Farías, quienes fueron atrapados por la tierra boliviana y se quedaron en La Paz; a Juan Carlos Sánchez le ocurrió lo mismo, al inicio en Santa Cruz y desde hace casi dos décadas en el norte cruceño, donde en poco tiempo espera emprender un nuevo proyecto.

“Vine por un torneo, para conocer Bolivia y me quedé a vivir aquí e hice mi familia en esta tierra, así que soy un boliviano más”. La muerte de su esposa Candy Correa, hace dos años, lo golpeó fuerte, le obligó a tomar una pausa y —como reconoce— hoy trata de recuperar energías alistándose para comenzar un nuevo reto.

Juan Carlos Sánchez precisa que marcó en su carrera 395 goles, en su cuenta están los 263 en el ámbito de la Liga, 25 en la Libertadores, uno en la selección y 106 en Argentina, cuando jugaba en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Juventud Antoniana de Salta y Club Deportivo Policial, en el Nacional B de su país de origen.

“Soy un agradecido a Guabirá, a Blooming y a Bolivia, porque nunca tuve problemas con nadie en este país y porque a donde fui, siempre me recibieron con cariño”.Noelia, Carlos y Carla son sus hijos, quienes lo convirtieron en abuelo, y hoy por hoy son sus nietos los que lo acompañan más.

“Sigo el fútbol por los periódicos, la radio o la televisión, no voy al estadio porque allí se lastima demasiado a los jugadores y técnicos, y eso me pone muy mal. Me afecta demasiado”. Maneja tres opciones para volver a trabajar: una churrasquería, el negocio de ropa deportiva o enseñar a jugar al fútbol a niños y jóvenes. “Al final esa parte del fútbol es la que más me gusta”.

Perfil

Nombre: Juan Carlos Sánchez Frías

Nacimiento: Formosa, Argentina, 01/09/56

Trayectoria: Fue futbolista de varios equipos en el país. Comenzó en Guabirá (1979-1981), luego pasó por Blooming (1981/1985), Wilstermann (1986), Blooming (1987), Litoral de La Paz (1988), San José (1990), Independiente Petrolero (1991) y San José (1992).

Goleador: Su sello era el gol, es el segundo artillero en la historia de la Liga (263)

jueves, 12 de abril de 2012

Milton Maygua: “Me siento más que triste, decepcionado por la dirigencia”

Hubo dos veces que Milton Maygua se sintió “triste” en el fútbol, la primera como jugador, cuando sufrió en 1988 una lesión por una doble fractura de tibia y peroné en la pierna derecha, toda vez que formaba parte del plantel de Chaco Petrolero de la ciudad de La Paz y la segunda fue el pasado lunes 9 de abril cuando la dirigencia de Petrolero de Yacuiba le dijo que no iba más como entrenador, “aunque más que tristeza fue decepción”, dice con una sonrisa. Coincidencia que los dos momentos los tuvo que vivir con un equipo de nombre Petrolero.
“Cuando sufrí la lesión por una doble fractura en la pierna derecha ocasionada por un jugador paraguayo, Eligio Martínez, entendí que fue por parte del juego, pero me sentí muy triste por el tiempo que iba a estar fuera del campo de juego, aunque la voluntad y las ganas que le puse permitieron que pueda volver bien y me sienta muy contento, porque pude jugar muchos año más”, dice Maygua, ex técnico de Petrolero.
Y como entrenador, “más que tristeza, sino decepción, sin duda fue el lunes cuando me comunicaron que prescindían de mis servicios en Petrolero, porque considero que esta era la oportunidad que teníamos con Petrolero de ir a jugar la final, era lo más importante, sobre todo por lo que se hizo con este equipo y por todo lo que he dado por él”.
Maygua recuerda que el 12 de diciembre de 1998 fue el día más feliz de su vida futbolística, pues formando parte del plantel de Unión Central, y lograron el título de la Copa Simón Bolívar y por ende el ascenso de manera invicta al fútbol profesional boliviano, “esto quería mantenerlo en secreto, pero no pudo ser así, yo quería sentir lo mismo con Petrolero, pero esta vez como entrenador”.

Buena campaña en Petrolero
Milton Maygua, tomó las riendas del club Petrolero en octubre del año pasado, después de haber estado trabajando con selecciones tarijeñas.
“El presidente del club, Federico Ibarra, me llamó insistentemente para que pueda dirigir este equipo, que venía haciendo una campaña regular en el torneo y me dijo que quería que se ponga orden y disciplina en el plantel, nos pusimos de acuerdo, yo le fije cuales eran mis metas, mis objetivos que tenía como profesional y viendo el plantel que había tenía la posibilidad de aspirar a llegar lejos”, indica Maygua.
Recuerda que en un principio el trabajo fue duro, difícil, pero tuvo el apoyo de los jugadores en el proceso que inició.
“Los chicos no estaban acostumbrados al trabajo, a la cuestión de asistencia, puntualidad a las prácticas y eso se sintió al principio. No en los que ya habían estado jugando profesionalmente”, aclara el técnico.
Mencionó que los jugadores no estaban en buenas condiciones físicas para afrontar un torneo competitivo, por lo que se ajustó las cargas de trabajo.
Dentro de ello, “a medida que transcurrieron los días, fuimos mejorando ese aspecto, en lo futbolístico, plasmando la idea que teníamos para aplicar el sistema de juego a desarrollar con un patrón de juego y a tener una identidad, porque teníamos a jugadores muy importantes, simplemente había que ponerlos a tono”.
Recuerda que cuando empezó su trabajo notó una división en el grupo muy marcadas, “entre unos jugadores que ya estaban un buen tiempo en el equipo, incluso los mismos chaqueños y otro grupo de los jugadores que recién se incorporaron”, pero había que unir al grupo “lo más antes posible” y “hacerles ver que todos eran compañeros para que este proyecto se encamine”.
Las condiciones de trato a los jugadores no eran las mejores, “eso también tuvimos que cambiar y hacerle entender al presidente que hay que cuidar al jugador para que pueda rendir, eso implicaba que no se le podía dar cualquier alojamiento, ni mucho menos cualquier comida”.
En los últimos días el ambiente no era el mejor, “más que con los jugadores, yo diría con el presidente y uno o dos dirigentes que lastimosamente me fallaron, porque no hubo el apoyo durante la semana de trabajo para jugar contra Destroyers”.

Bottaro otra decepción
La relación no fue buena con todos los jugadores, “Rodrigo Bottaro me decepcionó, yo fui quien le permitió la vuelta al equipo, darle otra oportunidad y ustedes son testigos que con trabajo se logró que este jugador esté ahora entre los goleadores, pero a medida que pasaron las cosas todo indica que mi salida tiene mucho que ver con él”, comenta Maygua.
El momento que el presidente de Petrolero, Federico Ibarra, le dijo que ya no va más como técnico, Maygua confirmó los rumores de la semana anterior al partido con Destroyers, en sentido de que los dirigentes ya tenían en mano la carpeta de su reemplazando, Gustavo Romanello.
Maygua considera que el delantero Rodrigo Bottaro tuvo mucho que ver en la llegada de Romanello al equipo de Petrolero.

Sus inicios como futbolista
Maygua empezó a jugar a los 17 años, cuando desde Tupiza salió en busca de un mejor futuro y debutó en Chaco Petrolero de La Paz un 20 de mayo de 1988, desde ese día asumió el compromiso como jugador de jamás llegar tarde a los entrenamientos, mucho menos de faltar, “por eso tal vez mi característica es la disciplina, porque cuando iba a entrenar, siempre tenía las ganas de trabajar”, dice.
Como jugador se piensa en entrenar y acatar a rajatabla las instrucciones del entrenador y como entrenador, “hay que pensar ya no en uno sino en los 25 o 30 jugadores, en darles las condiciones de trabajo, en hacerles ver lo bueno y malo”.

Tarija escasea de madurez dirigencial
Tarija no ha podido volver a tener un equipo en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, porque le falta “madurez de dirigentes, porque nuestros dirigentes se marean rápido, pasó con Unión Central, con Atlético Ciclón y ahora está a punto de pasar con Petrolero, pero ojalá Dios mediante Petrolero llegue a la Liga”, explica.

Su futuro
“No quiero dejar el fútbol, no me veo fuera de él, me apasiona lo que hago”. El sueño que tiene Maygua es poder dirigir las selecciones menores de Bolivia.

“Un trabajo que nos permite mejores frutos y bueno seguramente más adelante avanzar como entrenador dentro del ámbito del fútbol profesional”, indica.
Un buen entrenador tiene que estar formado adecuadamente, “tienes que fijarte metas, objetivos y las cosas se van dando, oportunidades siempre van a haber, simplemente tienes que estar preparados para afrontar los retos”, recomienda.

Anécdota
“En la primera semana de trabajo en Petrolero, el presidente quería despedir a Palavicini y Campos, además de otros jugadores, imagínense y con ellos conseguimos ganar los partidos más importante, bueno ahora eso es para mi una anécdota, esa vez me reía y en broma le dije al presidente; entonces con quien jugaremos?”.
PERFIL
NOMBRE: Milton Maygua Herrera
FECHA DE NACIMIENTO: 18 de Septiembre de 1970
LUGAR: Tupiza
PADRES: Bautista Maygua (+) y Mary Herrera
ESPOSA: Jhovanca Ríos Guerra
HIJOS: Marcia (estudia medicina) y Leandro (es futbolista)
EQUIPOS QUE JUGÓ: Chaco Petrolero (La Paz), Olways Ready (La Paz), Atlético Cuyaya (Jujuy), Petrolero (CBBA), Oriente Petrolero (SC), Unión Central (Tarija).
PUESTO: Volante izquierdo
SELECCIONES: Sub-20 de Bolivia
COMO ENTRENADOR:
2005 Royal Obrero (clasificó a la copa Simón Bolívar)
2006 Universitario
2006 Campeón departamental con la selección de Tarija sub-14
2006 Campeón nacional con la selección sub-14
2007 Municipal de Tarija
2008 Campeón con la categoría sub-15 del club Ingenieros
2008 Campeón con la categoría sub-17 del club Ingenieros
2009 Unión Tarija
2010 Unión Tarija (llegó a la final)
2010 Campeón nacional invicto con la selección sub-19 de Tarija en Sucre
2011 Unión Tarija (clasificó al hexagonal)
2011 Tercer lugar con la selección tarijeña sub-15 en Trinidad
2011 Petrolero
2012 Petrolero (dejo al equipo en las puertas del título)
ÍDOLO DE INFANCIA: Diego Armando Maradona
MEJORES JUGADORES DEL MUNDO: Messi, Neymar y Riquelme
MEJORES ENTRENADORES DEL MUNDO: Pep Guardiola y Bielsa
COMPAÑERO MÁS DIVERTIDO: Loco Paz García
COMIDA FAVORITA: Asado
COLOR FAVORITO: Blanco
HINCHA DE: Boca
HOBBY: Ver Tv

miércoles, 11 de abril de 2012

Martins baja por dos semanas Sentida ausencia

El delantero boliviano, Marcelo Martins, estará alejado del fútbol por lo menos dos semanas, según indicó el médico del Gremio de Brasil, Pablo Robaldo, debido a la lesión que sufrió en el cotejo del fin de semana pasado contra el Ipatinga.

En aquel cotejo, Martins sufrió una lesión en el muslo derecho y viene realizando trabajo diferenciado hasta su restablecimiento.

Para el delantero nacional, es la segunda lesión que sufre en este año, la primera fue a principios de temporada, en aquella ocasión el problema fue en el hombro derecho.

La lesión que aqueja a Martins llega en mal momento, antes del cotejo contra el Ipatinga, había marcado varios goles para su plantel, ocho en total, esa efectividad lo convirtió en un titular indiscutible en su equipo.

Se espera que tras su recuperación pueda seguir por la senda goleadora, por el bien de su plantel y de la Selección Nacional, debido a la importancia de los cotejos en las eliminatorias rumbo a Brasil 2014, y la proximidad de los dos partidos que disputará la verde, contra Chile el 3 de junio y frente a Paraguay el 7 del mismo mes.

lunes, 9 de abril de 2012

ENTREVISTA MARIO ROLANDO ORTEGA, ENTRENADOR DE AURORA

El técnico tarijeño quiere llevar a su equipo a lo más alto en la Liga. Lo ocurrido con Ciclón es un triste pasaje en su trayectoria. Hoy quiere demostrar que tiene capacidad para hacer un buen trabajo.

Julio Céspedes Inda

Periodista

Fue un delantero rápido, de los punteros de antes. Llegaba hasta la línea final de la cancha y sacaba centros, y en otras ocasiones hacía goles. Era extrovertido. Brilló en The Strongest, club que lleva en el recuerdo.

El otro día, un ex compañero de equipo, Uber Acosta, lo recordó con una expresión: “Cuando una pelota iba hacia arriba, él decía: ‘Dejala, es mía’, y corría”. Le gustó siempre correr y hoy ‘corre’ también como técnico.

Se tituló de entrenador en Argentina, y volvió a trabajar al país en 2002. Tiene más buenos recuerdos que malos, aunque una herida que no cierra es el error que cometió en Ciclón de Tarija cuando estaba por volver a la Liga. Hizo jugar a un extranjero más, perdió el partido en mesa, y la gente lo quería linchar. Anécdota de fútbol y personal.

Hoy es un profesional maduro. Tras aquel ingrato episodio reapareció en Cochabamba como DT de divisiones inferiores, y cuando el primer equipo quedó sin técnico asumió la responsabilidad en forma interina. Le fue bien y el club lo ratificó.

—¿Cómo se siente en Aurora?

—En el club estamos tranquilos, vamos por buen camino, y los dirigentes entienden lo que hacemos en el primer equipo.

—¿Pensaba llegar así a la dirección técnica, después de la salida intempestiva de Jorge Habegger?

—Uno viene trabajando siempre para mantenerse y estar en actividad. Estaba buscando hace varios años esta oportunidad y felizmente se dio gracias a la confianza del presidente del club, Rodolfo Acevedo.

Ahora que dirijo a un equipo de Liga espero demostrar la capacidad profesional que tengo.

—El primer partido que dirigió fue un examen, ¿no? Porque si perdía contrataban a otro técnico, pero ganó.

—No fue tanto así como un examen, sino que yo quedé como interino hasta que venga un técnico nuevo que iba a contratar el Directorio.

Debuté ganando ante Oriente Petrolero, y después le ganamos en La Paz a The Strongest, eso fue importante para que se fijen en mi persona y decidan que me quede. Y aquí estoy.

—¿Qué estilo de fútbol le gusta a usted?

—Es de acuerdo al plantel que se tenga, se pueden armar diferentes sistemas si uno tiene jugadores para formarlos.

Hay que ver en qué sistemas se los puede ubicar, qué movimientos tácticos pueden realizar. Hay un sistema que es el 4-3-1-2 ó lo que actualmente juega el equipo, que es el 3-4-1-2.

Yo veo primero los jugadores que tengo y después me acomodo para poder armar el sistema.

—¿Cuándo veremos jugar al Aurora que Mario Rolando Ortega quiere?

—Estamos en el camino que uno quiere, yo creo que siempre hay que acomodarse al sistema y a los jugadores que tenemos. El equipo anda bien y está jugando como uno desea.

—¿Con el equipo que tiene se puede llegar al título de este torneo o el objetivo lo ve lejano?

—El objetivo es llegar lo más alto posible, yo creo que con el equipo que hay, se puede llegar muy lejos.

Siempre hay que tratar de hacer las cosas bien, no hay que descuidar la humildad, la sencillez, el trabajo en el campo de juego y la disciplina para cumplir los objetivos. Yo creo que hay un buen plantel para llegar al primer lugar.

—¿Cómo es el hincha de Aurora?, en Cochabamba no perdonan dos derrotas seguidas...

—Aurora tiene una hinchada muy exigente, se puede ganar dos o tres partidos afuera, vienes y pierdes uno y te dicen muchas cosas. Uno tiene que acostumbrarse a los gritos de los hinchas, el fútbol va a ser siempre igual, así que hay que trabajar y si toca perder hay que hacerlo jugando y dejando todo en la cancha.

—¿Cómo se lleva con los jugadores? Varios de ellos dicen que es un compañero más y que los motiva mucho.

—El ser un amigo en el trabajo es muy diferente a serlo de afuera, pero siempre es importante que a uno se lo respete de una determinada manera para no tener problemas laborales.

—¿Se gana bien en Aurora?

—Ésa no es una pregunta muy concreta, porque al final de cuentas los contratos de los jugadores y de los miembros del cuerpo técnico son muy personales.

—Después de lo que pasó con Ciclón en Tarija, ¿ésta es una revancha que le dio el fútbol?

—Siempre uno tiene revanchas, si perdiste un partido tienes la revancha en el próximo. Lastimosamente no me tocó darle la alegría a Ciclón en Tarija, donde jugué en dos oportunidades y me inicié como técnico.

Tengo un sentimiento muy grande, soy tarijeño; me hubiera gustado llevarlo al club a la Liga, ya que estábamos casi adentro pero se cometió un error y tiene que asimilar lo que pasó.

Después de eso no bajé los brazos, porque al final de cuentas fue un error. Voy a seguir trabajando porque tengo capacidad, uno se va preparando para esto y creo en mí.

Cuando me toca dirigir al equipo que sea, lo hago de la mejor manera para llevarlo a lo más alto posible.

—¿Qué sabor le deja ese episodio en su carrera deportiva?

—Estoy tranquilo, porque fue un error nada más, que lo cometieron muchos técnicos después en la Liga. Me queda una tristeza, un dolor de no haber clasificado a la Liga por un detalle; pero, bueno, estoy tranquilo porque uno sabe lo que vale, lo que siente y lo que ha hecho en el trabajo también.

Con Ciclón tuvimos 34 partidos invictos (en la Asociación Tarijeña de Fútbol y en la Copa Simón Bolívar), y pasó lo que pasó.

—¿Usted estudió para técnico?

—Sí, estudié en Argentina, hice cursos dos años en Santa Fe (1996 y 1997), en el centro de profesionalización de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

—¿Qué tiene hoy Ortega como técnico del Ortega jugador?

—Como jugador siempre tuve la garra, fuerza; en The Strongest éramos jugadores que no aflojábamos nunca, más allá de estar o no al día en los sueldos, porque nos debían a veces de dos o tres meses, además de jugar bien al fútbol y llegar bien al arco rival.

Ahora como técnico inculco a los jugadores que lo hagan de la misma manera, que dejen en la cancha la última gota de transpiración y sean muy ordenados en cada partido para sacarlo adelante.

—¿Cuál es su sueño en este momento como técnico?

—Trabajar, seguir preparándome, alimentarme más y llegar lo más alto posible.

Ortega pisa huevos hoy en su tarea diaria. La experiencia le ha dejado enseñanzas. Sin embargo, en la Liga quiere demostrar con Aurora que tiene capacidad y que puede conseguir objetivos importantes.


Asísoyyo

Mario Rolando Ortega

Técnico de fútbol

Edad: 47 años

Lugar de nacimiento: Tarija, Bolivia.

Trayectoria: jugó en Ciclón, The Strongest, San José y Wilstermann, y fue integrante de la Selección Nacional. Como técnico dirigió a Ciclón, Independiente Petrolero y actualmente a Aurora.


Las cortitas de Ortega

—¿El fútbol?

—Mi pasión.

—¿El gol?

—Lo que uno siempre busca.

—¿El balón?

—Lo que todos queremos, hay que tratarlo con cariño.

—¿Bolivia?

—Es mi corazón.

—¿Tarija?

—Lo más lindo.

—¿The Strongest?

—Lo llevo muy adentro, soy stronguista.

—¿Ciclón?

—También lo llevo en mi corazón, algún día volveré a dirigirlo.

—¿Aurora?

—Es algo muy grande, me abrió las puertas.

—¿Su plato favorito?

—Tengo varios.

—¿Una actriz que le guste?

—Shakira.

—¿La familia?

—Lo más importante en la vida.

—¿Dios?

—Lo más grande, siempre nos guía.

Cabrera hizo doblete

Su equipo derrotó al Atlético Huila. La cosecha de goles bolivianos en el exterior no fue pródiga en esta semana.

Diego Cabrera sigue demostrando su olfato goleador en Colombia. Ayer, el delantero boliviano que milita en el Independiente Santa Fe anotó dos de los goles con que su equipo venció al Atlético Huila por 4-0.
El jugador, quien paseó su fútbol por Oriente, Blooming, Bolívar, The Strongest, Aurora, Cerro Porteño, Cúcuta, Tolima y Pasto, abrió la ruta de la victoria de su equipo; Óscar Rodas puso el segundo del equipo “Cardenal”; nuevamente apareció Cabrera para estructurar la tercera conquista, y cerró cifras Edwin Cardona. Con estos dos tantos, el delantero nacional elevó a tres las dianas que lleva en su cuenta personal vistiendo la camiseta del Santa Fe.
Con este resultado, Independiente Santa Fe ascendió al cuarto puesto (18 puntos) del campeonato colombiano que es liderado por el Deportes Tolima (22 unidades).
Joselito Vaca, otro de los nacionales en el fútbol colombiano, estuvo presente en el cotejo que su equipo, el Deportivo Pasto (sexto en el campeonato), ganó por 4-1 al Once Caldas.
En Brasil, Marcelo Martins estuvo ausente en el triunfo del Gremio ante el Caxias 3-1 por el torneo Gaucho; el boliviano sigue aquejado por una lesión.
El Sivasspor de Ricardo Pedriel venció como visitante al Samsumspor. El boliviano alternó unos minutos.

jueves, 5 de abril de 2012

Ríos, un mundialista chapaco formando nuevos talentos

Nacido en la comunidad de Rosillas, primera sección de la provincia Arce, Juan Carlos “Gordo” Ríos fue el único futbolista tarijeño que formó parte de la gloriosa Selección Nacional que clasificó al Mundial USA 1994, aunque las cosas del destino llevaron a que sufra una lesión y no pueda jugar el Mundial, a pesar de viajar a Estados Unidos con el Equipo de Todos. Hoy en día se dedica a formar nuevos talentos en el fútbol tarijeño con su Academia de Fútbol Juan Carlos “Gordo” Ríos.
El ex futbolista empezó criando y cuidando ovejas, vacas, chivas y ayudando a sus abuelos en las labores del campo en la comunidad de Rosillas hasta los 10 años.
Luego se fue a vivir con su familia a la capital chapaca y, como a casi todo niño, le empezó a gustar el fútbol, por lo que ingresó a la Escuela de Fútbol Tarija, donde tuvo como sus primeros entrenadores a Carlos Jijena y Antonio Aguirre.
A los 16 años Ríos fue transferido al club Ciclón, recientemente ascendido a la Liga, debutando a esa corta edad en el fútbol rentado (1989-1992). Sus destacadas actuaciones en el equipo Albiceleste llevaron a que el club The Strongest se lo lleve a La Paz durante la temporada de 1993.
En el 1994 firmó como refuerzo del club Bolívar. Fueron los dos años más importantes para el Chapaco, porque en 1993 fue convocado a la Selección Nacional jugando toda la fase eliminatoria, que posteriormente clasificaría al Mundial USA 1994.
En el año 1998 pasó a defender los colores de Wisltermann de Cochabamba. Tras varios años fuera de Tarija, retornó a su tierra en las temporadas 2001-2002, para jugar en Unión Central Tarija.
Del 2003 al 2004 volvió a Cochabamba, pero para jugar en Aurora. Se despidió del fútbol profesional defendiendo los colores de Wilstermann en el 2005.
Asimismo formó parte de las selecciones bolivianas en las categorías sub-16, sub-19, sub-23, y su logro más grande fue integrar la Selección Nacional que clasificó al Mundial EEUU 94.
Ríos se lesionó en el mes de febrero de 1993 defendiendo los colores de Bolívar jugando la Copa Libertadores frente a Sporting Cristal del Perú. Tuvo un esguince del tobillo izquierdo.
Logró recuperarse, logrando viajar en marzo a España con la Selección Nacional, donde terminó su tratamiento.
Los primeros días de abril viaja con la Selección a jugar ante Colombia en Estado Unidos, donde vuelve a resentirse de su pasada lesión y los médicos le dicen que debe dejar de trabajar por dos meses.

¿Cómo iniciaste en el fútbol, fue por iniciativa de tus padres?
- Mis tíos Martos, y Ciro Moreno, además de mi primo Diomedes Mendoza me llevaban a jugar al club Juvenil de Rosillas, eso fue lo que me incentivó a jugar fútbol. Cuando era niño, yo vivía en Rosillas, en el campo, a veces cuidando vacas, chivas, ayudando a mis abuelos.

¿En qué puesto te desempeñabas?
- Volante ofensivo y al final de mi carrera lo hice como volante central

¿Quién te puso el apodo de Gordo?
- Mis padres y mis tíos, me pusieron el apodo de gordo, porque cuando era pequeño era gordito, fui gordito hasta los 10 años.

¿El jugador que mejor te entendió en la cancha?
- En la categoría juvenil (19 años) me entendía muy bien con Pedro Serrano, jugábamos mucho. Luego en diferentes equipos tuve a varios compañeros, como ser Julio, Milton Melgar, Richard Cueto y Jhonny Villarroel.

¿El fútbol boliviano decayó?
- El fútbol boliviano ha caído en un pozo, porque por ejemplo, cuando Soria, Sandy, Borja estaban en Bolívar, eran motivo de admirarlos. Ya no hay jugadores de esa talla. Ahora los chicos no saben ni que jugadores están en equipos grandes como Bolívar, The Strongest y Oriente Petrolero.

¿El goleador nace o se hace?
- Se hace. Puede que los jugadores tengan cierto instinto, pero creo que la práctica, el entrenamiento y el esfuerzo es lo que hacen que un futbolista llegue lo más lejos posible. Por ejemplo yo empecé desde los 10 años y ahora los niños de 5 años ya están jugando campeonatos.

¿Tu día más feliz en el fútbol?
- La clasificación al Mundial. Eso me ha marcado mucho. Fue una alegría terrible a pesar que era tan joven, no lo entendía así, pero para mí ha sido un día especial.


¿Quién es el mejor entrenador en Bolivia?
- Gustavo Quinteros, porque es una persona muy sana, que inculca mucho respeto, también me gusta mucho, Mauricio Soria, porque hace mucho por el jugador, aunque a veces no lo entiende por el carácter que tiene.

¿Los mejores amigos que te dio el fútbol?
- Amigos he tenido muchos, Pedro Serano, Willan Narváez, Julio Cesar Baldiviezo, Luis Héctor Cristaldo, Juan Manuel Peña, Olsen Borja.

¿Qué es lo que más recuerda del mundial 94?
- Yo estuve en la inauguración. Fue algo increíble estar ahí, cantar el Himno Nacional. Todo el proceso fue lo mejor que pasó en mi vida, porque viajé a tantos lugares, donde nunca me imaginé llegar.

¿De la gente que conoció en el fútbol, quien te impacto más?
- Xavier Azkargorta, porque era una persona razonable, te llegaba con sus palabras muy hondas.

¿Qué te incentivó a abrir tu academia?
- He tomando la iniciativa de un amigo, Israel Murquia “Gato”. Con él hemos comenzado a trabajar con cuatro chicos, luego se sumaron más, hasta que nos decidimos hacer la escuela y creo que me ha ido bastante bien, ahora cuenta con aproximadamente 200 niños, estamos trabajando muy bien.


¿Se va a continuar con el proyecto de llevar a jugadores al fútbol nacional?
- Eso es uno de los objetivos claros que tengo en mente. Tengo excelentes jugadores, que incluso Bolívar los ha querido llevar, primero hay que trabajarlos. Yo les hago los contactos, pero son ellos quienes tienen que trabajar y quienes tienen que ir a poner el pecho.
PERFIL
NOMBRE: Juan Carlos Javier Ríos Moreno
FECHA DE NACIMIENTO: 11 de mayo de 1972
PADRES: Lino Ríos (+) y Elza Moreno (+)
HERMANOS: Naty, Ines, Ana, Nilo y Sonia.
ESPOSA: Shirley Córdoba Zenteno
HIJOS: Camila, Juliana y Micaela
CLUBES: Atlético Ciclón 89 – 92
Bolívar 94 – 97
The Strongest 93
Wilstermann 98 – 2000
Unión Central 2001 – 2002
Aurora 2003 – 2004
Wilstermann 2005
SELECCIONES
Sub-16, sub-19, sub-23 y mayores (1993)
Fue al mundial a los 20 años
HOBBY: Jugar Villar y Pin Pon
COLOR DE ROPA DE VESTIR: Negro
COMIDA FAVORITA: Chanfaina
SU EQUIPO FAVORITO: Atlético Ciclón, The Strongest y Barcelona
ANÉCDOTA
Ríos cuenta que cuando viajaron a España con la Selección Nacional, él se detuvo en una máquina de chocolike, pues quería consumir, entonces vino un compañero de juego, Marco Antonio Etcheverry, y le indicó que para usar la máquina debía colocar una moneda y luego hablarle, Juan Carlos puso la moneda y le habló a la máquina. “Fue el tema de chiste de toda la semana”.

Martins se lesiona y será baja por 15 días

Marcelo Martins, jugador del Gremio de Porto Alegre, sufrió ayer una lesión en el muslo derecho, que, de acuerdo con los primeros reportes médicos, lo dejará fuera de las canchas por lo menos durante 15 días. Martins se lesionó en el minuto 25 del partido que el Gremio, le ganó uno a cero al Ipatinga y avanzó a la siguiente fase de la Copa Brasil.

El delantero nacional, de acuerdo con versiones periodísticas de medios de comunicación de Porto Alegre, deberá ser sometido hoy o a más tardar mañana a una resonancia magnética para conocer la gravedad de la lesión. Inicialmente fue descartado para el partido del domingo frente a Caxias, por el torneo regional de Río Grande do Sul.

“No sé lo que pasó, sentí una punzada”, en el muslo, le dijo el jugador boliviano al periódico Zero Hora.

martes, 3 de abril de 2012

Joselito Vaca tuvo el debut soñado en el Pasto

Mejor debut en el fútbol colombiano no pudo tener Joselito Vaca, quien se estrenó con la camiseta del Deportivo Pasto el domingo y lo hizo con gol contra el Atlético Nacional, en el partido jugado en Medellín. Ingresó a los 70 minutos del compromiso en reemplazo de Víctor Zapata, y a los 77’ anotó el tanto del triunfo para el equipo del departamento de Nariño.

Con apenas 10 días en Colombia, su técnico Flavio Tórrez lo convocó para el juego en Medellín, estuvo en el banco y le dio unos minutos para verlo en acción. Vaca no falló.

“La jugada comenzó con un desborde por el costado izquierdo, vino el centro y un defensor de Nacional (Óscar Murillo) rechazó corto y la pelota me llegó, estaba cerca del área grande, me perfilo y mando un remate hacia el segundo palo”, contó Joselito Vaca desde su hotel en Pasto donde se ha instalado por el momento.

Comentó que al final del partido recibió el apoyo de sus compañeros y del técnico. Confía en que su buen inicio sea augurio para que su campaña con el Deportivo Pasto sea exitosa.

“Fue importante lo que conseguimos en Medellín, se habla de tres puntos valiosos para el equipo que pretende llegar a los cuadrangulares finales del campeonato, ese es el objetivo y confiamos en que vamos a alcanzarlo. Es una motivación aparte estar aquí”, sostuvo.

Confesó que después de varias semanas sin jugar, su estado físico no es el mejor. “Me falta, me falta, hace pocos días que he llegado a Pasto. Todavía estoy en proceso de adaptación, pero confío en que pronto voy a estar en la plenitud de mis condiciones y el técnico decidirá si puedo aportar al equipo desde el inicio”.

Los datos

Compatriota. Vaca ha tomado contacto con Diego Cabrera, el delantero que milita en el Independiente Santa Fe. El atacante jugó en el Pasto y le está dando referencias de la ciudad y de su nuevo club.

Situación. Contó que Pasto ocupa el séptimo lugar de la clasificación con 14 unidades después de 10 cotejos. Su próximo encuentro será con el Once Caldas, que está en la parte baja de la tabla.

Quiere estar frente a Chile y Paraguay

Joselito Vaca no sólo tiene objetivos con el Deportivo Pasto, sino también con la selección nacional, su deseo es estar entre los convocados para los partidos de junio contra Chile y Paraguay, por la eliminatoria sudamericana.

“En materia de altura creo que no hay problema, estoy trabajando en el periodo de adaptación a una ciudad como Pasto que está a unos 2.600 metros sobre el nivel del mar. Eso también es bueno para mí”, señaló Vaca.

Gustavo Quinteros, el técnico de la Verde, manifestó que serán convocados aquellos de afuera que tengan buena producción en sus equipos y que se adapten rápido a la altura. Vaca está en una ciudad similar a Cochabamba o Sucre y eso es una ventaja para él.

“La verdad es que la última palabra la tiene el técnico. Uno siempre está dispuesto a jugar por su selección. Entiendo que aquí también habrá una pausa por la eliminatoria; también sé que la norma FIFA ampara a los clubes para ceder a los jugadores con cinco días de anticipación”, destacó Vaca.

lunes, 2 de abril de 2012

Video Gol de Joselito Vaca el más destacado por la prensa colombiana

Los jugadores extranjeros se hicieron notar en la décima fecha del Torneo Apertura-2012 del fútbol profesional colombiano disputada entre viernes y domingo, y que dejó como primeros en la clasificación a los conjuntos Huila y Tolima, con 21 puntos.

El centrocampista boliviano Joselito Vaca fue considerado por la prensa especializada como uno de los extranjeros más valiosos de la fecha, al marcar el gol con el que el Deportivo Pasto derrotó 1-0 al Atlético Nacional y profundizar así el difícil momento por el que atraviesa el cuadro de Medellín.

Vaca, quien ingresó al minuto 70 del encuentro en reemplazo de Víctor Zapata, marcó así su primer tanto en solo dos partidos con el Pasto y el primero en Colombia.

Mientras tanto el argentino Omar Pérez, del capitalino Independiente Santa Fe, marcó el primero en la victoria 2-1 frente a Junior y fue calificado con siete puntos por la prensa especializada que, además, lo incluyó en el equipo de la fecha.

Pérez venía de marcar hace una semana en el clásico en el que su equipo derrotó 4-3 a su rival de patio, Millonarios.

Y aunque no pudo evitar la derrota del Junior ante Santa Fe, que jugaba en casa, el portero uruguayo Sebastián Viera fue figura indiscutible y el responsable de que el once de Bogotá no hubiera concretado un marcador mayor.

Viera fue calificado también con siete puntos.

Por su parte el panameño Alejandro Vélez fue destacado como la figura del encuentro en el que su equipo y líder del torneo, el Atlético Huila, goleó 3-0 al recién ascendido Patriotas.

Vélez anotó el segundo de los tres goles, al minuto 78, lo que le valió una calificación de siete puntos.

En otro cotejo, el paraguayo Robin Ramírez, del Deportes Tolima, que iguala en puntos al Huila pero es segundo por diferencia de goles, marcó el gol que permitió a su equipo derrotar a domicilio 3-2 al Itagüí, en uno de los partidos más disputados de la fecha.

Ramírez, que anotó a los 79 minutos, fue calificado con seis puntos por el periodismo especializado, y comparte el primer lugar de la tabla de goleadores con Dorlan Pabón, de Nacional, Milton Rodríguez de Huila y Humberto Osorio, de Millonarios, los cuatro con seis anotaciones.

En cuanto a los técnicos extranjeros, el empate de Millonarios 1-1 con el Chicó, permitió al venezolano Richard Páez mantenerse al frente del equipo capitalino, aunque en el borde del precipicio, por presión de directivos del club que hicieron manifiesto su deseo de cambiar al técnico en la pasada asamblea de accionistas que se cumplió recientemente.

Tampoco le va bien al colombo-argentino Oscar Héctor Quintabani que con el Cúcuta Deportivo cayó derrotado 1-0 frente al Deportivo Cali del colombo-uruguayo Julio Comesaña.

Cúcuta es penúltimo en la tabla con siete puntos, producto de dos triunfos y un empate.