miércoles, 9 de enero de 2013

Botero está en casa

El atacante paceño sorprendió al presentarse al técnico Miguel Portugal muy temprano en Tembladerani. No se habla de contrato ni nada por el estilo. La Academia le abrió las puertas.

Sorpresivamente y con grandes deseos de demostrar que aún está vigente, así llegó Joaquín Botero a Tembladerani, donde intentará primero recuperar el estado físico y luego ser tomado en cuenta en Bolívar.
Con chaqueta negra, jeans despintados y sin mostrar que está excedido de peso, Botero quiere volver al fútbol grande y qué mejor que en el equipo al que le guarda un cariño especial, según confesó ayer al cerrar la conferencia de prensa.
Un periodista le preguntó por qué había decidido retornar al fútbol, dada su ausencia de los campos tras seis meses, justamente en Bolívar. “Las palabras sobran. Es obvio que le tengo cariño, por eso estoy aquí”, dijo el atacante nacido en El Dorado (norte de La Paz).
El delantero paceño le había pedido permiso al presidente de Bolívar, Guido Loayza, para entrenarse primero con el plantel, retomar ritmo futbolístico, y luego tomar la decisión de si juega en la Academia o en otro lugar. “Nosotros le tenemos un especial cariño a Joaquín, por eso en el primer año de la nueva sociedad con BAISA pensamos en Botero, y ahora, cuando él nos llamó y nos pidió permiso para entrenarse, no lo dudamos, lo recibimos con los brazos abiertos, ésta es su casa, y nos encantaría mucho que recupere lo que todo el mundo le conoce”, afirmó el titular académico. Loayza aclaró que un jugador como Botero no está a prueba en la Academia, sino para entrenarse con el plantel, y luego él tomará la decisión de si continúa en Bolívar o se va a otro lado. En la conferencia de prensa, Botero habló claro y dijo que “estoy contento de estar en el club más grande del país y quiero ponerme bien físicamente”. En torno a su paso por San José, dijo que el año pasado renunció a seguir en sus filas y que decidió marcharse a Santa Cruz, donde estaba esperando una decisión en torno a su futuro. Antes de finalizar, dejó constancia de que “me siento muy bien, tengo ganas de seguir jugando. Vamos a ver qué sucede más adelante”.

35 años tiene Botero, quien nació en El Dorado (norte de La Paz) el 10 de diciembre de 1977.

"Nos alegra mucho que Joaquín Botero esté entrenándose en Bolívar. Es el máximo goleador de la Selección y esperamos recuperarlo para bien del fútbol boliviano”.

Guido Loayza / PRESIDENTE DE BOLÍVAR

Anotó 147 goles con el celeste

el chacal del gol
Joaquín Botero, quien el pasado 10 de diciembre cumplió 35 años, lleva 147 goles anotados vistiendo la camiseta celeste, indumentaria que volvería a ponerse si consigue ser tomado en cuenta por el técnico español Miguel Portugal.
El jugador nacido en El Dorado, población paceña, debutó en el equipo celeste en 1996, pero no pudo marcar. Fue recién en 1999 cuando se estrenó en las redes en un cotejo ante Real Santa Cruz y de ahí no paró de marcar.
También jugó en San José, equipo en el que sólo pudo anotar ocho tantos, con los que totaliza 155 en la Liga.
Fue reconocido como el máximo goleador de una liga del mundo en 2002, cuando convirtió 49 goles.
Es el máximo artillero de la Selección Nacional con 20 goles; los tres últimos los hizo ante Argentina en 2009.



LA CAMPAÑA DE JOAQUÍN
Año Goles
1996 0
1997 0
1998 0
1999 23
2000 21
2001 33
2002 49
2003 8
2008 13
Total 147

En San José
2011 8

En la Selección
2000-2009 20

El DT lo conoce

La Paz. Uno de los que se pusieron contentos con la llegada de Joaquín Botero es el DT Miguel Portugal, quien lo conocía cuando hacía scouting para el Real Madrid. “Quién no conoce a Botero. El técnico Portugal es uno de los más contentos, porque sabe lo que puede dar”, dijo Guido Loayza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada