viernes, 28 de octubre de 2016

Diego Suárez: “Quiero consolidarme en Oriente”



Con un tono pausado y sereno, así contestó el mediocampista de Oriente Petrolero Diego Suárez a DIEZ. El volante pasa por un buen momento futbolístico, por lo que se ha ganado la confianza de Wilson Gutiérrez. Fue titular en el último partido. Su objetivo inmediato es poner en práctica lo que aprendió en el fútbol de Ucrania, pues estuvo siete años en las menores de Dinamo Kiev.

Suárez se inició en Blooming. A los 14 años, logró debutar en Copa Libertadores con la academia celeste y después emigró a Europa para buscar una mejor formación. A pocos días del clásico cruceño –se juega el 2 de noviembre-, está peleando su puesto en la contención, pues en la victoria de su equipo ante Real Potosí (3-0) demostró que está para grandes desafíos.

¿Cómo evalúas su rendimiento en el partido ante Real Potosí?

Gracias a Dios tuvimos un buen resultado. En lo personal creo que aporté mucho al equipo.

¿Cree que lo dejó todo?

En los partidos que el profe me puso, le he respondido al máximo dentro de la cancha y creo que eso lo deja conforme, porque sabe que en esa posición tiene un jugador con el que puede contar.

¿Se siente cómodo en Oriente Petrolero?

Realmente me he sentido a gusto con los compañeros y con el entrenador (Wilson Gutiérrez). Sé que Oriente es un club muy grande, pero no es la primera vez que juego en uno así. Estuve en Blooming (en 2006) y también en el Dínamo Kiév (Ucrania). El paso por esos equipos me ha permitido madurar en todo aspecto. Sobre todo mejorar futbolísticamente.

¿Cómo se ganó la confianza del entrenador?

Con mucho trabajo. Entrenarme al máximo todos los días para ganarme un puesto. Una vez me dan la confianza, lo dejo todo para que me vuelvan a tomar en cuenta y no sea fácil reemplazarme.

¿Qué habla con usted Gutiérrez?

Antes de cada partido nos dice que juguemos, que disfrutemos bastante y que demostremos todo lo que sabemos.

¿Qué le dicen los más experimentados?

Que no bajemos los brazos y que trabajemos cada día para demostrarle al profe que estamos listos para ser tomados en cuenta. Intento aprender lo mejor de ellos (Ronald Raldes, Gualberto Mojica e Ignacio García) en cada entrenamiento. Siempre le hablan a uno por la experiencia que tienen.

¿Cómo es trabajar con la presión que existe de la hinchada verdolaga?

Yo no tengo muchos problemas con la presión de la hinchada porque ya he tenido experiencias similares en Ucrania y por eso he decidido dedicarme a mi trabajo y dejarlo todo en la cancha hasta el último minuto.

¿Qué diferencias hay entre el fútbol de Ucrania y el de Bolivia?

La diferencia es que allá se entrena más fuerte y más exigente. El fútbol es más rápido y hay mucho contacto físico. Lo que aprendí trato de madurarlo y tenerlo siempre en mente para plasmarlo en la cancha acá en Bolivia.

Hablando de lo que se le viene a Oriente, ¿cómo se debe llevar adelante la seguidilla de partidos de local?

Enfocándonos en el partido que viene (San José), para hacer bien las cosas y llegar bien a el clásico.

Ya jugó en clásicos con la camiseta de Blooming, ¿cómo se viven estos encuentros?

Son partidos muy intensos, de mucha garra y mucha patada. Los clásicos son partidos que todo jugador quisiera disputar por la intensidad con la que se los vive.

Finalmente, ¿a dónde apunta Diego Suárez?

Mi objetivo es consolidarme en Oriente y demostrar todo lo que aprendí en Ucrania (estuvo siete años). Quiero llegar a la selección boliviana, ser tomado en cuenta. Además, quisiera salir nuevamente a Europa, pero jugar en la primera división.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada