jueves, 13 de octubre de 2016

Miguelito, el boliviano que sueña con ser el mejor jugador del mundo

De padre cruceño y madre tarijeña, Miguel Rosales Vacaflor actualmente forma parte de uno de los mejores equipos de Suiza el Vaudoise, que en pasados días tuvo a Zidane impartiendo charlas a sus jugadores. A sus 13 años cumple un entrenamiento riguroso, destacando todos los días y causando en asombro y elogio de sus entrenadores. Ya son precisamente más de 10 años que su familia radica en Suiza y en cada comunicación con su abuelo Elías Vacaflor Dorakis menciona que algun día “llegar a ser el mejor jugador del mundo”.
Desde pequeño sintió ese amor propio por el fútbol, pues jugaba al dar sus primeros pasos con su abuelo en Tarija “para el todo era la pelota y pese a no saber nada de fútbol lo acompañaba en todo momento”, relató, Elías Vacaflor.
Los esposos Rosales Vacaflor junto a su pequeño emprendieron el viaje a Suiza el 14 de mayo del 2006, en busca de nuevas oportunidades para superarse en el ámbito profesional, desde entonces radican en ese país del Viejo Continente sin retornar a su querida Bolivia.
Cuando Miguelito tenía apenas 6 años sus padres Miguel Ángel Rosales y Verónica Andrea Vacaflor Vargas lo inscribieron en una escuela de fútbol en la cual demostró sus habilidades en el deporte rey, incluso el entrenador de dicha escuela sugirió a Verónica que lo pueda cambiar de nivel por las aptitudes que demostraba.
En aquel entonces comenzó a jugar en el Racing Club de Lausanne – Suiza; en éste club el entrenador de Lasussane Sport Juniors pide a su padre que pueda transferirlo a su equipo, por las habilidades que había notado en el boliviano.
“Mi nieto al inicio mostró aptitudes que lo diferenciaban del resto”, dijo, Vacaflor, por eso comenzó a ser reconocido en sus primeros equipos, por ello que siempre estuvo en categorías más altas de su edad.
Cuando estaba formando parte de sus primero equipos fue seleccionado con algunos jugadores de su academia para que acompañen a jugadores de la selección Argentina en un amistoso que jugó ante Portugal en Ginebra, saliendo de la mano con Ángel Di María y estuvo cerca de Lionel Messi.
De ahí que el pequeño tuvo la oportunidad de tener contacto con varios jugadores destacados a nivel mundial como Luis Suárez, Gerard Piqué, Pandiani, Radamel Falcao entre otros.
Posteriormente Miguelito fue transferido al Stade Laussane Ouchy equipo donde militó hasta la gestión 2012, además fue seleccionado para formar parte de la selección MLS donde solo están los niños que poseen un potencial y características peculiares en el fútbol, luego fue transferido a la selección Vaudoise.
En la actualidad precisamente forma parte de la Selección Vaudoise; Miguel Alejandro fue entrenado hace una semana por el mismísimo Zinedine Zidane director técnico del Real Madrid, que aprovechando el receso por las eliminatorias rumbo a Rusia fue a impartir charlas y entrenar por uno días al equipo suizo.
“Cuando estaban con Zidane, hablan del fútbol sudamericano, mi nieto toma la palabra y menciona que es latinoamericano y del dice que puede ayudar a traducir a lo que el astro reacciona con una sonrisa, pues antes también había quedado asombrado por la destreza del boliviano”, aseguró, Vacaflor, pues incluso la fotografía demuestra dicha situación.
Miguel, es volante de contención y se destaca por su habilidad con el balón, por lo que tiene mucha llegada al arco rival, incluso sus entrenadores se animaron a colocarlo de lateral para explotar más su velocidad y habilidad.
Elías Vacaflor contó muy emocionado que cuando habla con su nieto, lo hace en español, porque Miguel habla habitualmente francés, pero que en reiteradas oportunidades le mencionó que aspira a ser el mejor jugador del mundo.
Finalmente Vacaflor con lágrimas en los ojos se refirió a la tristeza que siente al tener a su familia “lejos de casa”, porque incluso su hija Verónica no pudo estar cuando fallecieron sus abuelitos debido a la distancia, por ello llegó a la conclusión de que tienen su destino trazado, su vida gira en torno a su hijo, no creo verla ojalá pueda hacerlo, porque ellos acompañan a sus hijo “para que pueda conseguir sus sueños”.
[El abuelo de Miguel, Elías Vacaflor Donakis.] Elías Vacaflor espera que con el trabajo que realiza su nieto “pueda conseguir sus sueños” y algún día poder visitar a su familia en el viejo continente y ver a Miguelito triunfando como uno de los mejores jugadores de un fútbol que es uno de los más competitivos a nivel mundial.

FICHA TÉCNICA:

Nombre:
Miguel Alejandro Rosales Vacaflor
Fecha de nacimiento:
1 de septiembre del 2003 en Santa Cruz.
Padres:
Miguel Ángel Rosales y Verónica
Andrea Vacaflor Vargas.
Abuelito:
Elías Vacaflor Dorakis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada