lunes, 12 de diciembre de 2016

Los restos de Paúl Burton serán trasladados este lunes a Huacaraje (9:00), municipio de Beni



Será despedido en medio de su gente. Los restos del fallecido jugador de Oriente Petrolero Paúl Burton serán trasladados este lunes hasta Huacaraje (8:00), municipio de Beni, lugar de su nacimiento. La familia decidió que sea enterrado en el cementerio del lugar para tenerlo cerca y que puedan despedirlo sus más allegados: familiares, amigos y hermanos del fútbol, con los que ya no se juntará, físicamente, nunca más.

La avioneta con su ataúd partirá este martes, a las 9:00, desde el aeropuerto El Trompillo hasta su casa. Sus restos fueron velados este domingo en el salón Esperanza, de Las Misiones, por sus familiares que están en la capital cruceña, sus amigos y sus compañeros de equipo, Oriente Petrolero. Las llamadas y los mensajes a la familia de sus excompañeros que militan en el interior del país tampoco se hicieron esperar.

El cuerpo del futbolista será velado un día más en su pueblo para que sus más allegados puedan acompañarlo en su último adiós. Además, para que sus seguidores logren despedir a su ídolo, uno extraño, porque era accesible y compartía con todos sus mejores momentos. La despedida será dura para muchos porque ya no habrá el amigo que les extendía la mano sin dudarlo dos veces.

Albiverdes llegaron a despedirse

El elenco refinero cayó ante Universitario (4-0) en Sucre este domingo. Tras que finalizó el encuentro (17:00) la delegación inmediatamente tomó un vuelo hasta Santa Cruz. Aterrizaron a suelo cruceño aproximadamente a las 19:00. Los primeros en hacerse presente en el salón velatorio de Las Misiones fueron el técnico Wilson Gutiérrez junto a los jugadores Alberto Pinto, Erick Iragüa y Carlos Enrique Áñez, a las 20:20.

A las 20:50 se sumaron el capitán verdolaga Ronald Raldes y los uruguayos Marcel Román, Maximiliano Freitas y Gonzalo Sena. El resto del plantel fue llegando al pasar algunos minutos. Con un arreglo floral en la mano y con el corazón quebrantado fue la llegada de Óscar Ribera, que no contuvo sus lágrimas cuando todo el equipo se acercó al ataúd a darle el último adiós al final de la misa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada