miércoles, 27 de mayo de 2020

Mauricio Chajtur contó que mascó coca y por eso dio positivo

Mauricio Chajtur ha recibido el respaldo de todo Guabirá: directorio, el cuerpo técnico y sobre todo sus compañeros. “Es uno más del grupo”, enfatizó el entrenador Víctor Hugo Andrada. El futbolista está suspendido temporalmente debido a que dio positivo en un control antidopaje.

“Él trabaja exactamente lo mismo que todos. Se conecta normal al trabajo. Todos los compañeros le dieron su apoyo a Mauricio. Como dije, él es uno más del grupo”, insistió el DT.

Por haber dado positivo, el futbolista arriesga una suspensión hasta de cuatro años. Todo va a depender del proceso al que será sometido.

“Hablamos con él, dice que mascó coca, como es tradición en la cultura boliviana. No hubo ninguna otra cosa rara y espera no ser castigado por ello. Él dijo que es eso y nosotros confiamos en que es así, que su conciencia esté tranquila y esperemos que las cosas le salgan lo mejor posible”.

Andrada lo considera a Chajtur “una persona sencilla, buen jugador, hombre de familia y siempre con buena actitud en su conducta”.
Chajtur (izq.) en un partido de la División Profesional.
El trabajo

Más allá de esa situación, el plantel de Guabirá se entrena a diario por videoconferencia. “Hacemos el trabajo físico lo mejor posible, pero al margen hemos formado grupos de dos y tres jugadores a quienes les pedimos que analicen a un determinado rival y la siguiente semana expongan al equipo que les tocó según el sorteo”.

De esa manera –complementó Andrada- también se compromete a los jugadores en el trabajo diario, ellos se esfuerzan por conocer a los rivales y en ese sentido encaran su labor.

La mayoría de los integrantes del primer plantel está en Santa Cruz y Montero, en medio de la cuarentena por el coronavirus.

‘Gracias Matador’: la gente ya recibe el apoyo solidario de Martins

Gracias, Marcelo”, “Gracias Matador” son las palabras que más expresa la gente de escasos recursos en los barrios de Santa Cruz y de otras poblaciones cruceñas a donde están llegando las donaciones en alimentos por encargo del futbolista de la selección boliviana Marcelo Martins Moreno

El delantero del Cruzeiro de Belo Horizonte ha puesto en marcha su acción solidaria con los más necesitados en la pandemia del coronavirus repartiendo artículos de primera necesidad. Su meta es donar 100.000 dólares por esa vía, que también llegarán a Cochabamba y La Paz.

Vecinos del Plan 3000, 4 de Febrero, San Juan, La Bélgica, Nueva Aurora, Pampa de la Isla y moradores de los canales de drenaje Izuto, Zona Refinería y Palmasola fueron los primeros beneficiados, además de habitantes de poblaciones de Cotoca y Minero.
Martins solidario con Bolivia


El aporte

Marlon y Gabriela, hermanos de Marcelo, acompañados por otros familiares y amigos del futbolista se encargan de entregar a diario las bolsas. El goleador pidió que lleguen a las familias más necesitadas.

Cada una de las 3.000 bolsas que se dan en Santa Cruz contiene: cuatro kilos de arroz, dos de azúcar, dos de harina, cinco bolsas de fideo, dos litros de aceite y paquetes de avena y té. “Son bolsas bien preparadas”, según un vecino que agradeció el gesto del goleador.

La siguiente escala será La Paz, donde se estima que la acción se realizará la próxima semana, y luego irán a Cochabamba.

En las tres ciudades los productos fueron adquiridos a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA).

Además de las bolsas, la familia Martins Moreno también organiza ollas comunes para que los vecinos compartan un almuerzo.

lunes, 25 de mayo de 2020

Saidt Mustafá prefirió irse al campo para ayudar a sus padres al pastoreo de ganado

Saidt Mustafá, arquero de Guabirá, está en San Juan, zona valluna que está a aproximadamente cuatro horas de viaje de la capital cruceña. Allí cumple todos los días con los entrenamientos virtuales. El experimentado guardameta cruceño confesó que está cómodo en el equipo norteño y que su aspiración es ser otra vez convocado a la selección.

El último entrenamiento de los rojos de Montero, tras disputarse la fecha 12 del torneo Apertura, fue el 16 de marzo. En esa oportunidad, el cuerpo técnico que comanda Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada anunció al grupo que tenían cinco días de descanso, por la pandemia, para después retomar el trabajo.

Para disfrutar lo que en principio era una corta vacación, que se sigue alargando por la cuarentena, Saidt Mustafá optó lo que por tradición hace desde que era niño. Esta vez se fue con su esposa (Denise Cuba) y sus dos hijos (Isabela, de cinco años y Farid, de uno) a su querida San Juan, población cercana a Vallegrande.

En ese apacible pueblo viven sus padres y también los papás de su pareja. “El valle atrae y desde niño lo hago cada vez que puedo, pese a que vivo desde la etapa de la escuela en Santa Cruz (la ciudad)” contó el portero de la Furia Roja, que su tiempo lo distribuye entre los entrenamientos virtuales, que por lo general son a partir de las tres de la tarde y la ayuda en el campo a sus progenitores.

“Pastoreo ganado y cuido la producción de maíz. Ese es mi pasatiempo en el campo. No hay más que hacer”, dijo el guardameta que este año cumplió 30 años y que en el 2013 debutó en Sport Boys, cuando el equipo warneño estaba en el fútbol profesional.

“Acá entreno solo y es un trabajo netamente físico porque pese a que tengo una canchita al frente donde vivo no hay quien me haga remates al arco. Igual lo disfruto, como estoy disfrutando del campo y de mi familia”, confesó el golero, que en su infancia tuvo un corto paso por la Academia Tahuichi, pero como jugador y que a consejo del entrenador Carmelo Suárez optó por ser arquero.

“ A los 15 años dejé la Tahuichi y me probé en Universidad. En este club me botaron después de haber jugado 5 años en la asociación. Mi debut profesional lo hice en Sport Boys y en un partido en el que Sergio Galarza, que era el titular, no pudo viajar a Oruro para jugar contra San José. Lo hice bien, que después el profesor Néstor Clausen (el entrenador) me empezó a dar más oportunidades”, dijo el sanjuanino, que precisamente estando en el Toro warneño y a consecuencias de sus buenas actuaciones fue convocado a la selección que dirigió el argentino Ángel Guillermo Hoyos en el 2016.

Como el fútbol genera momentos gratos e ingratos, Mustafá tuvo una mala experiencia en la temporada 2015, cuando en un partido entre Sport Boys y Blooming agredió al árbitro Ivo Méndez. Esta reacción (él dice que solo lo empujó) le costó un año de suspensión, que después se lo acortaron a seis meses porque pidió disculpas por semejante hecho violento.

“Comietí un error, propio de un futbolista joven. Eso me enseñó a controlarme porque no lo voy a volver hacer”, confesó Mustafá, quien dice ser hoy muy amigo de Méndez.

Pero el fútbol y la vida da revanchas. Hoy, Mustafá goza de un buen presente en el club azucarero, que lo fichó al inicio de la presente temporada. Llegó luego de estar seis meses sin jugar y una media temporada buena en Bolívar, en la que fue campeón.

“En Guabirá quiero consolidarme y luchar por una nueva convocatoria a la selección. Sé que puedo y para ello debe estar siempre preparado”, sostuvo Saidt, quien admiró en su puesto al español Iker Casillas, que se retiró en febrero de este año, que se inspiró en el argentino Marcelo Barorero, hoy en el fútbol mexicano (Monterrey) y que en el país siguió bastante la carrera de Carlos Arias.

Villegas habló del Covid 19 y de cómo afectó a su trabajo

Eduardo Villegas, entrenador de Always Ready, también le tomó el pulso a la cuarentena por el Covid 19 que no obstante perjudicó la tarea que estaba llevando adelante pero entiende que era necesaria por la letalidad del coronavirus.

“Personalmente, bastante bien y tratando de sobrellevar la situación de la mejor manera, no es fácil, es distinto, porque estamos acostumbrados a hacer trabajo de campo, salir, hablar mucho de fútbol, ahora lo hacemos igual pero estar mucho tiempo en casa también tiene su aspecto negativo de estrés, pero estamos trabajando con la aplicación zoom desde el principio y de esa manera intentamos revertir la situación”, afirmó el entrenador más exitoso del fútbol nacional al programa “Zona mixta”.

Contó que inicialmente se grababa los entrenamientos, los jugadores enviaban el material, y tienen con su cuerpo técnico todo registrado, pero luego se optó por realizar trabajo en grupo, donde se corrobora que los jugadores están trabajando muy bien y que todo está funcionando como se quiere.

No avizora que haya campeonato muy pronto, “todavía creo estamos un tanto lejanos de volver a la competición, ojalá que después de julio y agosto exista la posibilidad de volver al fútbol ya en competencia y trabajo sería bueno que las condiciones estén dadas, sino fuera así sería un riesgo mayor, no queremos estar en dificultades con este problema”.

El entrenador valluno contó que tanto él como su cuerpo técnico están en cuarentena rígida, lo mismo piden a sus jugadores, “ojalá que esta rigidez nos impida de tener algún infectado (coronavirus)”, señaló en torno a su preocupación.

Además su preocupación también está latente, en torno al nivel futbolístico que se verá. No le gustó lo que vio en la Bundesliga alemana. “Todo lo que representa el fútbol está ahí, las distancias están dentro lo normal, pero lo que me ha preocupado es el nivel técnico o el ritmo futbolístico, está muy bajo técnicamente, en cuanto al tiempo y distancia, para marcar, atacar, se ha visto el efecto que ha tenido el párate y el hecho de estar encerrados en casa”.

En cuanto a Always Ready dijo que estaban en un ascenso permanente, en la consolidación de la idea futbolística y con un permanente ascenso. “Lamentáblemente todo se cortó, la idea futbolística sí está en la cabeza de los jugadores, quienes quieren cumplir lo que hemos venido pregonando y eso se plasma en el campo de juego, para eso se trabaja a fin que todo pueda ser más fácil y volver al nivel que teníamos para seguir creciendo”, matizó.

El párate también tiene sus aspectos positivos, por la recuperación de algunos jugadores, como es el caso de Samuel Galindo y Javier Sanguinetti, “no han sido muy graves sus lesiones pero tuvieron tiempo para recuperar. Creo que el tiempo largo, sin hacer mucho ejercicio, como corresponde, también puede provocar lesiones cuando se retorne, ese es otro aspecto que nos preocupa, esperamos que todo pueda estar bien controlado, y prevenido con un buen trabajo de prevención”. En todo caso, destacó el plantel que se tiene, “más que buenos jugadores hay buenas personas, hemos encontrado un equilibrio en cada uno de ellos, empezando desde los más experimentados, hasta los jóvenes quienes están prestos al trabajo y al aprendizaje, a escuchar, que es un tema importante. Hay un equilibrio que como entrenador lo disfruto y percibo”.

En la parte final, también tuvo palabras bastante positivas en torno a la reincorporación del colombiano Duvier Riascos, quien cumple con los trabajos por la aplicación zoom. “Tengo que felicitar a la dirigencia, a Duvier y a nosotros que hemos cooperado para que esto se resuelva de buena manera. Lo tenemos Duvier trabajando con el plantel, y cuando volvamos al campo de juego, ojalá que le podamos dar un abrazo, es bienvenido a Always Ready”, concluyó el timonel con evidente satisfacción.

Cuatro integrantes de Real Potosí vuelven a Bolivia después de 70 días

La ilusión de tres jugadores y un técnico de Real Potosí, de vincularse a clubes del exterior, quedó frenada en seco por el coronavirus y encima tuvieron que pasar casi 70 días de cuarentena en la ciudad colombiana de Medellín, desde donde hoy regresan gracias a un vuelo de repatriación.

Beymar García, Fabrizzio Dávila, Mauricio Galarza y el entrenador de las divisiones menores Julio Fernández partieron ilusionados de la Villa Imperial atendiendo invitaciones para seguir su carrera y formación en el exterior.

García tenía como destino al club Puerto Cabello de Venezuela, mientras el resto iba a vincularse al club Panamá Oeste, por gestiones de un empresario colombiano.

«La etapa más dura la vivimos en Medellín, de alli debíamos seguir viaje a Panamá, pero nos encontramos con la noticia de que las fronteras estaban cerradas. Primero nos dijeron que debíamos esperar 14 días y que todo iba a volver a la normalidad, estuvimos en un hotel que pagamos con nuestros medios, luego se amplió la cuarentena», contó el DT Fernández.

Julio Mendoza, presidente de Real Potosí, siguió a diario la situación de cada uno y dispuso dinero de su bolsillo para pagar varios días de estadía en el hotel y también corrió con los gastos de alimentación en una de las ciudades más caras de Colombia.

“Fue mucho dinero por cuatro personas y estamos muy agradecidos por ese gesto”, apuntó Fernández.
¿Qué hacían?

En los primeros días desarrollaron algunas actividades físicas, pero de a poco aumentaron las restricciones hasta quedar prohibidos de circular por las calles.

“Fue duro para los chicos que estaban ilusionados de jugar en el exterior, con lo difícil que es para un futbolista boliviano emigrar. Pasamos momentos difíciles que no tienen nada que ver con la economía, pues todo estaba cerrado, no podíamos cambiar dólares. Fuimos fuertes y aguantamos lo peor”, contó.

Anghelo Pórcel, dirigente de Real Potosí que reside en La Paz, encabezó las gestiones ante el Ministerio de Deportes y la Cancillería para agilizar la vuelta de los realistas, pero había que cumplir varios requisitos y esperar apertura de aeropuertos en Colombia.

“Hace cuatro días nos informaron desde el Ministerio de Deportes de este vuelo que no es gratuito, pagamos 438 dólares por pasaje, otros 400 para pasar la cuarentena en un hotel de Santa Cruz. El dirigente Mendoza mandó dinero para los pasajes y cubrirá el costo del hotel en Santa Cruz, las familias también apoyaron”, agregó.
De cumpleaños

Los jugadores agradecieron también los trámites de Pórcel en La Paz y de una funcionaria del Ministerio de Deportes de nombre Licelot, quienes coordinaron con autoridades consulares de Bolivia en Colombia para que los cuatro deportistas pudieran regresar al país.

Este domingo los cuatro viajaron por tierra de Medellín a Bogotá y se fueron directo al aeropuerto para cumplir protocolos médicos y abordar la nave rumbo a Viru Viru.

Dávila cumplió años el sábado y sus dos compañeros más el DT le hicieron un pequeño festejo, con torta incluida.

Al regresar al país, los futbolistas deberán pasar por un aislamiento

Futbolistas e integrantes de cuerpos técnicos del fútbol boliviano que están regresando a sus países debido a la cuarentena, cuando retornen a Bolivia deberán someterse a las medidas de aislamiento según las disposiciones nacionales, recordó el médico de Bolívar, Freddy Patti.

En el caso de la Academia, todos los integrantes del cuerpo técnico de Claudio Vivas están en Argentina, lo mismo que los jugadores Marcos Riquelme y Joel Fernández. Por su parte, el mediocampista Cristhian Machado tramita un permiso para ir a Estados Unidos.

La mayoría de los clubes ha permitido a sus jugadores que viajen a sus países de origen mientras la actividad está paralizada.

“Cuando retornen deberán cumplir la etapa de aislamiento que está en vigencia en los hoteles y centros asignados. La normativa menciona que toda persona extrajera o residente que ingrese al país debe llegar con su certificado médico clínico, debe portar el resultado de la prueba negativa para coronavirus y cumplir el aislamiento durante siete días si se encuentra asintomática; y otros siete si es sintomática. Todo ello en los recintos asignados por el Gobierno”, explicó Patti.

“Nosotros, como médicos del club, no podemos interferir en ello, no es que el aislamiento será en sus domicilios. Además, debe ser con el control de los médicos asignados por el Gobierno, que son especializados”.

De vuelta al trabajo


Patti está trabajando en un plan para cuando haya luz verde y los jugadores puedan volver a practicar en grupo en los centros de entrenamiento.

“La Sociedad Médica de Cardiología recomienda que al volver a los entrenamientos estos deben ser de manera gradual, controlando el tema de la frecuencia cardiaca, la resistencia, hay que cumplir con la adaptación a las exigencia física. Estamos trabajando en ello”, subrayó.

En Europa varios equipos han retomado las prácticas y lo han hecho “de forma paulatina para prevenir ya sea males o lesiones de diferente índole. Aconsejan no apurarse y eso debe aplicarse, más aún en el caso de los clubes de La Paz por la altitud”.

Asimismo, habrá un protocolo de bioseguridad para cumplir. Patti considera que sobre todo los test del COVID-19 deben ser “lo más precisos posible” y para ello será necesario que cada club haga una importante inversión económica.

domingo, 24 de mayo de 2020

Marcelo Martins Moreno “Los que vengan deben sentir temor de jugar con la Verde”

Marcelo Martins está ilusionado con la nueva etapa que comanda César Farías en la Selección nacional. El atacante, junto a otro grupo de jugadores, se conecta a través de las redes sociales para participar del trabajo virtual que viene realizando el venezolano. “Debe volver el respeto a la Selección”, afirma.


¿Cómo evalúa el trabajo que realiza el técnico Farías con un grupo de jugadores en la Selección nacional?


Me parece muy bien lo que hace César y su cuerpo técnico, debemos mantenernos concentrados en este momento y la única manera es hablarlo virtualmente y para eso las redes sociales te ayudan ya que no puedes salir de la casa. El técnico está tratando de cambiar la mentalidad de muchos jugadores bolivianos y eso lo transmite todos los días, él no quiere que seamos la Selección boliviana de los últimos tiempos, que eso hay que cambiarlo y el respeto tiene que volver: los que vengan tienen que tener el temor de venir a jugar con la Selección, tiene que costarles mucho jugar con Bolivia y eso lo está transmitiendo todos los días y los jugadores lo estamos captando y sacando provecho a este receso.


¿Cómo le viene a Bolivia la reprogramación de la Copa América para el 2021?


A mí me parece bien, porque nos da tiempo de prepararnos mucho mejor en la parte física y mental. A uno le gusta competir y jugar, pero debido a esta pandemia del coronavirus no se puede dar, pero a partir de ahora todos arrancamos en las mismas condiciones y tenemos la capacidad de prepararnos bien y ser una Selección diferente, agresiva y que vaya a buscar los partidos.

Sobre las eliminatorias, ¿cómo será tener a Brasil y Argentina en fechas consecutivas?


A muchos nos gusta jugar partidos grandes como con estos rivales, tenemos un grupo que va a estar preparado para jugar contra cualquiera, obviamente que son selecciones muy potentes a nivel internacional, pero nosotros podemos conseguir buenos resultados y estamos trabajando cada día para estar listos.


¿Qué jugadores le llamaron la atención del equipo que jugó el Preolímpico Sub 23 en Colombia?


Sería injusto dar uno o dos nombres porque somos un grupo importante y la camada de la Sub-23 viene creciendo muy bien; sin embargo a mí me gusta mucho Moíses Villarroel, esta Henry Vaca, Ramiro Vacao Roberto Carlos Fernández que ya jugó la Copa América de Brasil (2019). Hay jugadores que pueden emigrar al fútbol internacional como Haquín que está en México.

Se ha conocido que Cruzeiro comenzará con seis puntos menos el próximo torneo y que otras seis están en riesgo por las deudas. ¿Cómo golpeó esto en la interna del equipo?

Antes de venir al Cruzeiro yo sabía que esto sería muy difícil y me puse como reto personal de venir a ayudar a poner al Cruzeiro donde se merece. Esta crisis viene de dos presidentes atrás que dejaron muchas cuentas pendientes y no me iré de aquí hasta levantar a este equipo.

Esta pandemia no le fue indiferente y tenderá otra vez su brazo al país (donará $us 100.000). ¿De qué se trata esta nueva iniciativa?

Hace unos diez días atrás sentí mucho el querer ayudar a mí país ya que hice unas donaciones en Brasil para ser solidario con la gente que lo necesita. Yo pase por muchas necesidades en mi vida y sé que es no poner un alimento en tú casa y lo que voy a hacer es una forma de ayudar simple hasta que esto pueda pasar. Mi hermano está coordinando con la Policía de Bolivia para que lo hagamos bien y respetando las reglas de seguridad para llegar a los lugares más pobres de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

¿En qué consistirá el apoyo?

La idea es comprar alimentos, si conseguimos llegar a más de 10.000 personas será un éxito. Yo siempre intento ayudar en lo que se puede y la última vez fue en la Chiquitania que fue muy buena. No lo hago por fama, sino de corazón.

Ramiro Sánchez es director del Panamericano Deportivo.