lunes, 27 de enero de 2020

Erwin "Chichi" Romero, un grande del fútbol boliviano

El haberlo visto jugar es las canchas del país, fue un verdadero regalo en aquellas tardes de domingo de fútbol. Vistió las casacas de los equipos antiguos del fútbol nacional y sin duda alguna fue un baluarte del fútbol boliviano, porque vistió la "verde" con mucho orgullo, mostrando todas las destrezas que tenía con el dominio del balón y su capacidad para encarar a cuanto rival estaba en el camino.

Su nombre es Erwin Romero, cariñosamente apodado como "Chichi". La tierra que lo vio nacer fue Camiri, provincia Cordillera del departamento de Santa Cruz, el 27 de julio de 1957.

Su puesto siempre fue el medio campo, por ello, es que su papel dentro del equipo en que estuvo fue vital, porque era ese motor que todo elenco necesita para funcionar de manera coordinada y hacer estragos en la cancha para dejar sin chance al rival.

Su debut ocurrió a los 15 años, para muchos era extraño verlo en la cancha y más a esa edad, cuando muchos de los jugadores ni siquiera tienen la suerte de ser parte de la reserva de un equipo profesional, pero él lo hizo posible, ya que ese talento que tenía en ambas piernas le llevó más rápido de lo pensado a ser toda una estrella.

Destroyers se convirtió en la casa donde dio sus primeros pasos, porque después de viajar de Camiri a Santa Cruz, se estableció en el barrio donde estaba la cancha de la "máquina vieja".

Obviamente su presencia en la cancha no podía pasar desapercibida, ya que cada vez que tenía el balón entre sus piernas, hacía malabares para llegar al arco rival y con un poco más de eficacia, lograba anotar un gol, que era celebrado por la hinchada, que no sólo admiraba su juego, sino también coreaba su nombre en el estadio.

CHICHI

A lo largo de su carrera pasó por clubes de renombre como Oriente Petrolero de Santa Cruz. "Chichi" se declaró hincha de ese equipo que lo tuvo bajo su seno. Fueron los dirigentes de ese equipo que dieron su pase a Quilmes de la Argentina. Posteriormente retornó al fútbol nacional para vestir las casacas de otros equipos como Blooming, Bolívar, The Strongest, Wilstermann y se despidió en Colombia en el Club Bucaramanga, aunque el último partido de su vida lo jugó en el "tigre" de La Paz, lesionándose ni bien ingresó a la cancha, frustrando el espíritu de la hinchada que ansiaba verlo nuevamente haciendo de las suyas, situación que ocurrió en 1992.

Según datos de páginas especializadas de deportes, "Chichi" debutó dos años antes que se funde la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB). Hasta ese momento, no estaba muy bien definido su puesto en el campo de juego, pero su tendencia fue siempre la creación.

Ese talento que demostraba, le permitió ser convocado a la Selección Boliviana de la categoría juvenil, con el objetivo de jugar un campeonato sudamericano en el Perú. En ese entonces estaba como director técnico Ramiro Blacutt, un emblemático personaje quien fue campeón con el "equipo de todos" en 1963.

Él fue quien convocó a "Chichi" a la Selección y viendo sus dotes futboleras, le puso de número 10. A partir de ese momento el camireño no dejaría esa casaca para convertirse en un verdadero ídolo del fútbol nacional.

SELECCIÓN

Edwin Romero vistió la casaca de la Selección Nacional en cuatro eliminatorias de los mundiales de 1978 en Argentina, 1982 de España, 1986 de México y 1990 de Italia.

Asimismo, participó en los campeonatos sudamericanos en todo ese tiempo que vistió la "verde".

Se tiene el registro que participó en 49 partidos de la Selección Boliviana entre 1977 y 1989. La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) reconoció la trayectoria del jugador boliviano, nombrándolo como el crack más grande de la historia del fútbol nacional.

También recibió el reconocimiento con el título de "maestro", denominativo que muy pocos jugadores bolivianos lograron, como Víctor Agustín Ugarte, campeón del 63.

Jugó en la historia del fútbol boliviano 348 apariciones y convirtió 134 goles a lo largo de su historia. Son sólo números, ya que su estilo de juego nunca podrá ser comparado con otros jugadores de la época. Romero fue y será esa estrella que brilló por sí sola, como un grande del fútbol boliviano.

Video Sub 20 en la Fecha 1 del Apertura 2020, el mejor David Ribera de Royal Pari

domingo, 19 de enero de 2020

Carlos Lampe: ‘Siempre deseo ser protagonista y aportar al objetivo común’

Ayer, Always Ready perdió 3-2 ante Deportes Iquique, en Chile, donde el arquero titular fue Lampe, quien dejó atrás todo un semestre que estuvo sin jugar en San José. Cuenta que la pasó mal, porque se entrenaba y no jugaba. Ayer volvió a competir y espera iniciar otra etapa.

El experimentado guardameta Carlos Lampe volvió a la competencia formal en el fútbol, lo hizo en Iquique, Chile, luego de que estuvo todo un semestre sin jugar en San José. Es el portero titular en Always Ready, donde tiene el propósito de recuperar terreno en el fútbol jugando bastante.

—¿Qué siente al saber que vuelve a jugar de manera formal?

—Me siento tranquilo, esperando que empiece el torneo, no tengo apuro, porque esta pretemporada la tengo que utilizar para ponerme bien en la parte física que es la base para luchar un lugar en el onceno.

—¿No fue un buen semestre?

—Fue un semestre duro, no sé por qué no pudieron registrarme, no fue culpa mía sino por el desorden dirigencial que se dio en San José, al menos me tuvo activo entrenando y me mantuve en forma física.

—¿Qué fue lo más duro?

—Fue que en todo el año cobré un medio sueldo, lo demás no lo vi hasta ahora. La situación estaba difícil.

—¿Le costará agarrar ritmo?

—Me siento tranquilo trabajando, ya estaremos encarando amistosos y ello me va a permitir agarrar ritmo. Voy a recuperar el terreno que perdí en el fútbol dentro de la cancha, jugando seguido y en lo posible siempre con buenas actuaciones.

—¿Cómo se dio su incorporación a Always Ready?

—La verdad que tuvimos contacto con mucha antelación, me comentaron del proyecto que tiene la directiva y es la de pelear el torneo, de hacer una buena representación en la competencia internacional y aquello me sedujo sobre todo por el tiempo de anticipación con el que me hablaron. Siempre deseo ser protagonista y aportar al objetivo común.

El Puebla de Chumacero cumple en su debut

El Puebla FC, elenco en el cual juega el mediocampista boliviano Alejandro Chumacero, derrotó a Atlas por la mínima diferencia en condición de visitante en el estadio Jalisco la noche del viernes en su primer compromiso del Clausura de la Liga MX.

Con gol de Cristian Menéndez, a los 32 minutos, el cuadro de la Franja derrotó a Atlas y sumó sus primeros tres puntos en este certamen. El Puebla FC jugó con diez hombres por la expulsión de Pablo González a partir de los 62´.

A los 73 minutos, Chumacero ingresó en reemplazo de Osvaldo Martínez. Estos fueron los primeros minutos del volante paceño en esta temporada en el elenco que dirige el entrenador peruano Juan Reynoso Guzmán.

Este compromiso corresponde a la segunda fecha del torneo profesional mexicano; sin embargo es el primero del Puebla FC porque el choque contra el América fue diferido para el 4 de febrero en el estadio Cuauhtémoc.

Este es el tercer año de Chumacero, de 28 años de edad, en el elenco mexicano, llegó en 2018 y pudo mantenerse en el primer plantel. El mediocampista de la Selección Nacional todavía tiene contrato con la entidad por un año más.

HAQUÍN

El defensor Luis Haquín (22 años) está en la etapa final de su recuperación, después que en junio del año pasado fue operado por una lesión de ligamento cruzado de la rodilla derecha. El zaguero está en planes del cuerpo técnico del elenco camotero. Además, el cuerpo tecnico del seleccionado nacional, que encabeza Cèsar Farìas, està al tanto de la evolución del joven jugador, quien iba a ser considerado en el Sub 23, pero ahora se espera que estè bien en la Copa Amèrica y las próximas eliminatorias mundialistas. APG

martes, 7 de enero de 2020

CARLOS LAMPE "Siempre me gustaron los desafíos"

"Cuando fiché para este plantel me planté un objetivo; siempre me gustaron los desafíos, que son lindos como jugar en Huachipato (Chile) que lo hice de la mejor manera, después pasé a Boca Junior en el que no pude jugar pero fui con un propósito, al igual que en San José, ahora estoy en este plantel y sigo planteándome metas", afirmó Carlos Lampe, arquero de Always Ready.

El pasado sábado el "millonario" arrancó con la pretemporada al mando del técnico cochabambino Eduardo Villegas, quien insistió que desde ese día y esta semana el trabajo será en arena, con el fin de que los jugadores "se potencien físicamente", después concentrar el trabajo en la parte técnica y táctica pensando en el Campeonato Apertura de la División Profesional y la Copa Sudamericana.

"Vengo a un equipo en el que los dirigentes están haciendo bien las cosas, por lo que hay gran expectativa entre los hinchas que cada día nos respaldan. Tenemos lindos desafíos para este año, el Campeonato Apertura y la Sudamericana en los que queremos cumplir objetivos. Creo que todos debemos estar en nuestra mejor versión" manifestó el portero.

Lampe no es el único refuerzo del plantel "millonario", pues para el puesto también está Pedro Galindo, quien la pasada temporada jugó para The Strongest y cumplió su contrato, en la última fecha jugó contra Destroyers. "En la Copa jugamos contra un plantel de trayectoria (Millonarios, de Colombia, el debut será el jueves 06 de febrero en Bogotá), queremos pelear en este torneo y con seriedad", añadió Lampe.

En el plantel "de la banda roja" también ficharon los jugadores Edemir Rodríguez, Javier Sanguinetti, Jhimy Isita, Rodrigo Ramallo, entre otros. "Esta etapa es importante, el trabajo es exigente, el mensaje es claro, el jugador que esté en condiciones físicas rendirá más", expresó Villegas.

El entrenador comunicó que el plantel jugará dos partidos amistosos, uno será contra Deportes Iquique (Chile) y otro por confirmar en Perú (Sporting Cristal). En tanto que para el día martes está programado el arribo del jugador Rafael Silva.

martes, 31 de diciembre de 2019

Fernández disputó 12 partidos como titular

El club Cultural Leonesa de la segunda división B confirmó ayer el traspaso del boliviano Roberto Fernández al club Bolívar.

Los medios de comunicación de León también destacaron que “la aventura de Roberto Carlos Fernández en la Cultural y Deportiva Leonesa ha llegado a su final apenas cuatro meses después de comenzar”.

El club español hizo oficial el traspaso de este futbolista a la Academia, mediante un comunicado, a petición del propio jugador, quien deseaba regresar a Bolivia y disputar la Copa Libertadores con su nuevo club.

Fernández, quien fue de menos a más, fue titular por primera vez en la octava jornada y no se bajó del barco del onceno inicial. En total, ha disputado 14 partidos entre Liga y Copa del Rey, 12 de ellos como titular, superando los 1.100 minutos de juego tanto de lateral izquierdo como de extremo.

“La decisión de Fernández no pilla por sorpresa a nadie ya que antes de pisar León, ya estaba pensando en salir y utilizó al club como un proceso de adaptación”, afirman en León.

Roberto Fernández: ‘Llegar a Bolívar es subir a lo más alto del fútbol boliviano’



El flamante lateral de Bolívar para la temporada 2020, Roberto Carlos Fernández, aseguró que llegar a la entidad paceña es uno de los saltos más importantes en su carrera y una oportunidad para aprender mucho más en el fútbol.

— ¿Cómo asume este nuevo reto de llegar a Bolívar?


— La verdad que iré con muchas ganas de que las cosas salgan bien, porque uno siempre apunta a eso en el equipo que le toque defender. Esperemos que pueda ser de mucha utilidad al técnico y a mis compañeros. Voy con el objetivo de buscar, en principio, un puesto en el equipo y aprovechar los minutos que tenga para tratar de consolidarme.

— ¿Cómo se dio su transferencia y por cuánto tiempo?


— Bueno, hace algún tiempo venían conversando entre clubes, hasta que llegaron a un acuerdo y además particularmente me decidí volver al país por muchas razones. Hasta el momento no sabemos por cuanto tiempo estaré ligado a Bolívar, seguramente habrá un panorama más claro cuando me presente al club y firme el contrato respectivo.


— ¿Se imagina que en Bolívar la exigencia es aún mayor?


— El club siempre está peleando cosas grandes, todos los años apunta a la lucha por el título, tiene un plantel de jugadores experimentados de quienes también se puede aprender bastante. Llegar a Bolívar es subir a lo más alto del fútbol boliviano y eso debemos aprovecharlo. También me tocará trabajar bastante en la altura porque hay que adaptarse lo más rápido posible.

— ¿Qué sabe de Claudio Vivas?

— Estuve revisando la trayectoria del profesor y considero que es un gran profesional, muy trabajador, además, acá el profesor César Farías hizo buenos comentarios sobre el técnico de Bolívar y ahora solo queda conocerlo y tratar de adaptarse a su forma de trabajo y estilo de juego.

— ¿Qué le puede decir a la hinchada del Bolívar?

— Que cuando me toque ingresar voy a dejar todo en la cancha. Trabajaré al máximo para contribuir a los logros del plantel y del club. Creo que el apoyo de los hinchas es fundamental para un jugador, nosotros solo podemos devolverles con mucho trabajo, me siento ansioso por llegar a Bolívar y sumarme al grupo.

— ¿También podrá jugar Copa Libertadores?

— Sí, a nivel de clubes se me abre la posibilidad de tener la oportunidad de debutar en un certamen de mucha trascendencia para un futbolista como es ese torneo, mucho más cuando Bolívar juegue contra el Palmeiras, Tigre, equipos de alto nivel competitivo por lo que se tendrá que llegar bien preparado. Ese hecho también es una motivación adicional, voy con la ilusión de tener chance en ese torneo y aportar al grupo.

— ¿Cuánto le sirvió la experiencia adquirida en España?

— Sin duda alguna mi paso por el fútbol español me ayudó a crecer en todo aspecto, pienso que logré mayor roce. Ahora veo el fútbol desde otra óptica, aprendí nuevas cosas y sobre todo a no despreciar a cualquier rival. Allá se aprende mucho a lo que es jugar profesionalmente, desde la parte disciplinaria hasta el aspecto táctico. Me quedo con grandes enseñanzas.

— ¿Acabó titular en el Leonesa?

— Terminé jugando como titular, pero se presentó lo de Bolívar y junto a la gente que me maneja se optó por Bolívar y además en La Paz las opciones de llegar a la selección son más factibles, es lógico que uno primero debe rendir en su equipo y ahora en la selección Sub-23.

— ¿Se quedará sin vacaciones?

— Sí, se dio esa coyuntura porque ahora estoy concentrado con la Sub-23 junto al profesor César Farías, pensando en llegar bien al preolímpico de Colombia, así es nuestro trabajo y seguramente más adelante habrá tiempo para estar con mi familia, porque luego inmediatamente me debo incorporar a Bolívar.