jueves, 22 de agosto de 2019

Ramiro Ballivián: ‘En Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada’



Ramiro Ballivián tiene un magnífico presente en Wilstermann. El ex The Strongest fue “reacomodado” en la cancha por el técnico Cristian Díaz y las cosas le están saliendo bien, como que ya lleva cuatro goles en el torneo. Antes jugaba como lateral por derecha, pero ahora lo hace como volante por el mismo sector, con más posibilidades de llegar al área contraria en una posición que no desconocía.

— ¿Se puede decir que estás pasando por tu mejor momento futbolístico?


— No sé, lo que sí siento es que estoy feliz, me siento más suelto, pero no creo que este sea mi techo, siempre quiero aspirar a rendir más, a otorgar lo mejor, y creo que mi capacidad puede aún rendir mucho más.

— Sin embargo, ¿coincides en que eres otro en Wilstermann?


— La verdad es que yo antes, en las selecciones juveniles de Bolivia categorías Sub-15, Sub-17 y Sub-20, ya jugaba de volante por derecha y más adelantado; pero en Universitario, hasta cuando salimos campeones, jugué de lateral y también me fue bien, así que en ese puesto estuve muchos años. Ahora Cristian (Díaz, entrenador de Wilstermann) me volvió a esa posición en el medio y, bueno, creo que soy doble alternativa, lo que es bueno para el equipo y para mí. Juego de volante y de lateral, donde me necesiten estaré presente.

— Proyección, toque y goles, como ese de ‘tres dedos’ a Aurora en el clásico...


— Sí, y todo se lo debo a la bendición de Dios. Lo más importante es que las cosas le están saliendo bien al equipo, eso es lo primero, es el engranaje de todo. Ahora, si uno puede marcar diferencia en una acción, en el gol u otro gesto técnico para bien del equipo, pues bienvenido, eso me pone contento.

— Los hinchas atigrados se preguntan ¿y qué paso en el Tigre?


— En The Strongest pasé momentos lindos, especiales, inolvidables. Ganamos títulos y eso quedará siempre, y estoy agradecido; pero también hubo momentos duros, especiales para mi familia y para mí, aunque tengo la tranquilidad de haberlo dado todo. Como cuando jugué en Universitario, igual con cosas positivas y de las otras.

— ¿Será un partido especial?

— Creo que, viendo el torneo en general, es un partido más porque aún resta mucho por jugar. Será importante buscar y lograr estas tres unidades, pero igual faltará. Especial sería si en este partido se definiera el título o fuera la penúltima fecha. Es un partido importante, lindo, hermoso, pero pase lo que pase igual faltará bastante por recorrer.

— ¿Cómo ves a The Strongest?

— Un equipo muy fuerte, está jugando bien, consiguió resultados importantes. Jugar frente a ellos siempre es difícil, tiene jugadores de selección boliviana, mucha juventud, además es un grupo consolidado porque juega junto y tienen continuidad.

— ¿Cómo encarará Wilster este encuentro?

— Iremos con la misma ambición de buscar el partido, iremos a pelear un buen resultado. Tenemos fe en lograrlo, sin faltarles el respeto, porque ellos igual buscarán lo suyo.

— ¿Cuál es la clave para un Wilstermann puntero?

— El grupo, es vital el plantel que tenemos, todos con convencimiento, perseverancia, en Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada, eso siempre nos pide Cristian, nos reitera que esa es la clave del éxito y además repite que no hemos logrado nada, por eso en cada entrenamiento trabajamos duro, fuerte y todos los partidos los vemos como una final, porque solo así nos acercamos de a poco al objetivo.

— ¿Se puede asegurar un buen espectáculo para el domingo?

— Sí, por lo que significan ambos planteles. Wilstermann viene con una buena campaña en el torneo y buen fútbol, con un plantel que se conoce bastante y eso siempre pesa. The Strongest mantiene su nivel de juego, lo tenía con Pablo (Escobar) y ahora con el profe Mauricio (Soria) lo mismo. No tengo dudas de que será complicado y ojalá que la gente se dé cita al estadio y haya un bonito ambiente.

— ¿Wilstermann viene mejor y con ventaja por el buen inicio que ha tenido?

— Ojalá, somos un grupo con muchas ganas de ganar el título, eso sí con mucha humildad, pero además Wilstermann también es un grande del fútbol boliviano y su hinchada pide logros importantes.

— ¿Cómo estás en Wilstermann, con qué grupo te encontraste?

— Me siento contento, feliz, porque desde el primer día que llegué me recibieron bien, me hicieron sentir parte del grupo. A muchos los conocía y jugué con ellos incluso desde las selecciones menores. Hay un grupo ganador, luchador. Nosotros seguimos trabajando día a día, partido a partido, para que a fin de año obtengamos el premio deseado y tengamos los puntos suficientes para ser campeones y volver a una Copa Libertadores de América.

— ¿Y cómo te llevas con la afición aviadora que es muy exigente?

— También me recibió bien, es una hinchada que está muy al tanto del club. En los partidos que jugamos de locales hay gran público que le da un buen marco y eso nos alienta a seguir con mayor compromiso.

Chupete Mariaca fue invitado a un torneo de Estados Unidos

Luego de haber visto su historia en las redes sociales, la Academia Soccer For Fun, de Estados Unidos, incluyó al niño boliviano Deimar Mariaca a sus filas para disputar un torneo en 2020.

“Se notó la garra que tiene Deimar, pese a que se formó solo. Lo bonito de todo es que creo una buena amistad con los chicos y Dios mediante nos seguirá acompañando en nuestros proyectos. Tiene bastante potencial y tiene que ser explotado”, aseguró Ariel Tapia Tellería, uno de los responsables del club de Virginia, que está conformado por residentes latinoamericanos.

El fin de semana, Mariaca fue parte de un torneo Sub-14 y Su-11, en la cancha Villa El Sol, en Valle de Ananta. Integró el equipo Stellar FC, que está ligado a la Academia Soccer For Fun.

“Hicimos el torneo para reclutar niños con talento para que puedan reforzar, en EEUU, en los campeonatos que se avecinan”, agregó Tapia.

La viralización de un documental elaborado por la televisora japonesa NHK puso Chupete en la mira de varios clubes y la Federación Boliviana de Fútbol lo nombró su imagen para el torneo Sub-15 de noviembre. Adrián Cueto y Patrick Cuba, en Sub 11, y Mateo Rodríguez, del Sub 14, también irán a EEUU.

Suena en España Roberto para reforzar Cultural

El lateral izquierdo de Blooming y la selección boliviana, Roberto Fernández, es la opción elegida por el club Cultural y Deportiva Leonesa, de la segunda división B del fútbol español, según un reporte de la emisora León de España. Ante la posible vinculación, el jugador indicó a un medio local que no tiene nada oficial pero que le agrada la idea de emigrar al plantel que es dirigido por José Manuel Aira.

Lo anunciaron. "Fernández reforzaría una posición en la que sólo cuentan con Julen Castañeda. Este joven futbolista boliviano, de sólo 20 años, ocuparía plaza de sub-23, dejando así la plaza senior para reforzar otra demarcación. Fernández, procedente del Blooming, uno de los clubes referentes del país andino, estaría cerca de la Cultural", señalaron en Radio León.

Incluso, en aquel medio de comunicación, indican que las negociaciones está avanzadas y es cuestión de horas para cerrar su vinculación.

Con la ilusión. "La verdad no sé nada oficial todavía, pero ojalá se dé", indicó el lateral a un medio impreso.
"Fernández es uno de los jugadores con más proyección de Bolivia y destaca como un lateral izquierdo de gran recorrido, conocido como 'El niño prodigio' en el país. Disputó el Sudamericano sub-20 en enero, siendo el futbolista más destacado del combinado andino, lo que le valió para debutar con la selección absoluta en marzo", destacan en España.

En la acutalidad, los resultados no acompañan a Blooming y su rendimiento se ve contagiado por el bajón futbolístico.

1 Gol
lleva convertido Fernández en el Clausura: le anotó a Sport Boys (4-1).

Erwin Sánchez apuesta por el canterano Ervin Montero

Debido a la salida del paraguayo Óscar Velásquez, el entrenador Erwin Sánchez fijó su mirada en el canterano Ervin Ernesto Montero de 18 años de edad, jugador central que disputó el sudamericano sub-17 y desde este jueves inicia sus labores en el primer plantel.

Martins donará $us 20 mil para bomberos y veterinarios

El delantero de la selección boliviana de fútbol, Marcelo Martins, donará la suma de 20 mil dólares para ayudar a combatir el incendio que se propagó en la Chiquitania boliviana desde hace varios días.

Según dio a conocer el conductor Marco Antelo, que mostró la conversación que habría sostenido con Martins, el delantero, además, anunció que viajará a Santa Cruz para ayudar "en lo que se necesite".

Antelo, en ese sentido, señaló que los 20 mil dólares que donará Marcelo Martins serán administrados por la familia del jugador y será entregado "a las personas que realmente lo necesiten" como bomberos, veterinarios, personas damnificadas, etc.

"Quiero agradecerle públicamente a Marcelo, primero y antes que nada por sentir a su país en el corazón. Es increíble como a pesar de todas las cosas Marcelo siempre eligió el lugar que le vio nacer (...) Ahora también ha elegido ayudar a su gente, con tremenda donación y por sobre todas las cosas sin ningún interés más que el de colaborar", destacó Antelo a través de su cuenta de Facebook.

domingo, 18 de agosto de 2019

Video Tremendo golazo del sobrino de Milton Melgar en Boca Juniors

Magia pura. El joven delantero boliviano Sebastián Melgar Parada, que juega en la categoría sub-18 de Boca Juniors de Argentina, marcó este sábado un golazo en el empate ante San Lorenzo (1-1), por el torneo de la AFA. El sobrino del ex jugador de la selección boliviana, Milton Melgar, anotó con un potente disparo de tiro libre.

Era el minuto 55 del partido y Melgar tuvo la confianza para agarrar el balón en un tire libre a aproximadamente 25 metros del arco rival. Se paró al frente del balón y sacó un potente derechazo para clavar el balón en el ángulo derecho del arco rival. Un auténtico golazo.

Fue algo especial. Me alegro por poder debutar de esa manera, aunque también me quedé sentido por el empate”, dijo Melgar a DIEZ. El artillero cruceño cumplió -hace pocas semanas- 18 años y está habilitado para poder jugar en torneos oficiales de la Asociación del Fútbol Argentino.


“Estos años esperé ser mayor de edad para estar habilitado. Ahora que lo estoy, puedo jugar en el equipo de reserva e incluso con el primer plantel si todo sale bien. Todo dependerá de mí”, indicó Melgar, que ya se entrenó con la mayor al lado de Carlos Tevez y Wanchope Ábila.

Se forma Boca hace tres años y en este tiempo ha logrado destacarse en la cantera de uno de los clubes más grandes de Sudamérica. Vistió la camiseta de la selección boliviana en el Sudamericano sub-17 que se llevó a cabo este año en Perú, donde le marcó a Colombia un golazo de taquito que se volvió viral en las redes sociales.

Farell relató el duro momento que pasa tras su segunda lesión grave

No está haciendo lo que más le gusta: jugar al fútbol. Desde ahí ya se nota su tristeza cuando se le consulta a Kevin Farell, el tiempo de recuperación que demandará esta segunda lesión grave que sufre en un año y cinco meses. Sintió que el mundo se le venía encima en marzo de 2018 cuando fue a trabar un balón y sufrió la fractura de tibia y peroné de la pierna derecha. Su recuperación fue larga y recién jugó un partido oficial el 8 de octubre de ese año. Anhelaba jugar, y el tiempo pasó rápido.

De ahí en más fue agarrando confianza y ritmo, y cuando ya creía que estaba listo para buscar un lugar en el onceno y volver a soñar con convertirse en figura, nuevamente sufrió un golpe duro. El 2 de julio de este año sufrió la rotura de ligamentos de la rodilla izquierda. “Fue en un entrenamiento y me lesioné solo, sin que nadie me marcara”, recordó ese instante el volante creativo, de 23 años, que en su mejor momento fue convocado para la selección boliviana por el entrenador argentino Ángel Guillermo Hoyos.

Nuevamente a cirugía, pero esta vez con una espera de por medio, pues recién lo operaron el 12 de agosto. Otra vez entre seis a siete meses de recuperación. Así, el volante del que se esperaba sea el reemplazante de Joselito Vaca, otra vez deberá remar contra la corriente para recuperarse de una lesión temida por los futbolistas, incluso más que una fractura.

En este momento difícil, Farell contó todo lo que está viviendo y hasta afirmó que si no fuera por su familia ya se haya retirado. Dijo tajantemente que volverá y que será más fuerte que antes. Afirmó que ningún compañero lo ha visitado en su casa, pero sí que ha recibido la llamada de algunos de ellos. Eso sí, justificó la ausencia afirmando que paran concentrados y que no tienen tiempo para visitarlo.

Agregó que su sueño sigue siendo volver y cumplir con las afirmaciones que lo daban como el nuevo Joselito, para ello es que seguirá al pie de la letra los pasos de su recuperción, que sabe será dura. Primero debe dejar el par de muletas que lo acompañan. Luego deberá dejar las vendas. Una tiene en la rodilla izquierda, por la operación de ligamentos que tuvo. En la derecha hay dos vendas una en la rodilla por donde le sacaron las dos placas, que le pusieron cuando se fracturó la tibia y peroné, y la otra está en la parte inferior de la pierna, desde donde le sustrajeron dos pernos.

Antes de entrar de lleno a la entrevista recalca, nuevamente, una frase que parece trillada, pero que hace notar su convencimiento de retornar a las canchas: “volveré a jugar para cumplir mis sueños de siempre”. Si hasta le pidió consejos a su amigo, el marcador central Luis Haquin, del Puebla de México, que también se recupera de una lesión similar.

¿Cómo viviste la primera semana después de tu cirugía?



Son duros momentos porque duele y molesta al caminar. Por ello tomo bastantes calmantes para poder sobrellevar estos primeros días que siempre son los que más cuestan en estos casos. Increíble, pero cuesta hasta dormir pues en la cama tengo que estar en una postura recta de espalda. Puedo asentar los dos pies y camino con muletas, pero al levantar las piernas me molesta. Por suerte esto pasará pronto.

¿En estos momentos difíciles quiénes son los que más se han acercado a vos?


Mis representantes Juan Manuel Peña y José Carlo Fernández, que también trabajan con Luis Haquin, del Puebla. Mis compañeros algunos me han escrito y la familia, que está cerca y que es la que sufre con uno en estos momentos.

¿Tu familia qué te dice?


Qué ya vendrán cosas buenas y que a esto hay que buscarle el lado positivo. Dios sabe porque pasan estas cosas y ya vendrán momentos mejores para todos.


¿Se te vino a la cabeza retirarte y dedicarte a otra cosa?


Con graves lesiones se viene a la mente dejarlo todo. Mi familia evitó que pase eso.

¿Ya pediste consejos a alguien que haya sufrido la misma lesión?

A Luis Haquin, que también está lesionado y que integra el plantel del Puebla, de México. Me dijo que para sobrellevar esto hay que alejarse un poco de las redes sociales y leer, que ayuda bastante en estos casos para que se pasen los días más rápidos. A Haquin lo conozco desde cuando el técnico Ángel Guillermo Hoyos nos convocó a la selección, en 2016.

¿Nunca pensaste tener tan mala suerte?

No me imaginaba que sufriera lo que solo veía que sucedía por televisión en otros jugadores. Esta vez me tocó a mí y hay que afrontarlo de la mejor manera, porque cosas mejores van a venir más adelante.

Cuando sufriste la fractura de tibia y peroné, fue inmediatamente la operación.

Fue al otro día y prácticamente no sufrí nada con el tema del dolor.

¿Y esta vez te presionó tu familia, porque tuviste que esperar 45 días para la intervención?

La familia ve lo mejor para uno y que los problemas se solucionen lo antes posible. Pero se dio de esta manera y sin decir mucho hay que salir adelante y agradecer a Dios por la salud que nos da.

¿Y el DT Platiní Sánchez qué te dijo?

Me recalcó que tenía que ser fuerte sobre todo en lo mental, pues lo físico se recupera con entrenamientos diarios.

¿Esto te llega cuando ya estabas agarrando ritmo tras tu fractura de tibia y peroné?

Venía con ritmo y me sentía bien. Era mi segunda pretemporada completa. Esto era clave porque mientras que uno evoluciona más en lo físico se rinde más en los encuentros. En realidad esperaba que en este torneo Clausura, dé mucho más por el bien del equipo y de los hinchas.

¿Te tranquilizó también la dirigencia?

Si. Me dijo que me iba apoyar en todo en esto que me ha pasado, que no me sienta solo y que están a disposición en todo momento. Mi contrato es hasta 2022. Por ahí estoy tranquilo.

¿Cuál es el mejor recuerdo en Blooming?

El debutar de titular en un Copa Sudamericana, frente a Plaza Colonia de Uruguay, en 2016. Fue un momento inolvidable.

¿Tu peor momento?

En 2018 me sentía tranquilo y cómodo, sabiendo que en cualquier momento iba a explotar mi potencia. Ese año, en marzo, me fracturé la tibia y peroné. Eso me frustró un poco, pero logré superarlo. Ahora vuelvo a recaer, pero voy a retornar con todo.

¿Sueños que aún buscás cumplir?

Volver a entrenar y practicar al fútbol que es mi vida y me apasiona.

¿Tuviste mala suerte?

Espero que Dios nos ilumine para saber por qué me están pasando estas cosas. En realidad no pienso nada malo, solo que de todo esto estoy aprendiendo. Tengo que recuperarme lo más pronto posible para volver a las canchas.

¿Qué pensaste tras la fractura de tibia y peroné?

Pensé que tal vez no vuelva a jugar. Ese era mi miedo. El que me tranquilizó fue el doctor, que me dijo que no iba a pasar nada. Que esté tranquilo que el hueso iba a calcificar.

¿Después de esta última lesión qué pensaste?

Que me rompí el ligamento, pues sonó fuerte, como si se quebrara algo. La fractura de tibia y peroné ni la escuché, pero esta vez sí.

¿Qué es lo más difícil de lo que se viene?

El primer mes es el que más lo sufrís. Te tienen que ayudar bastante porque no soltás la muleta. Además, que ir a la fisioterapia es un poco incómodo, pues aún tenés dolor. Hay que sobreponerse a ello y seguir adelante.

¿Cuándo volvés al estadio?

He pensado en ir pero cuando ya pueda asentar la pierna y también ir al club a la fisioterapia para estar con los compañeros. Aunque no esté entrenando y jugando me siento uno más del grupo.

¿Quién te sorprendió con su llamada en estos momentos duros?

La verdad que nadie.

¿Y tus compañeros ya te visitaron?

La verdad que no. Han estado concentrados por los partidos seguidos y eso se los impide.

¿Qué te faltó para terminar de explotar en Blooming?

En mi segundo semestre en Blooming fui de titular casi todo el campeonato. En mi mejor momento me faltó ser más fuerte de cabeza, y saber que así como se sube también se baja. Me cayó muy de golpe todo. Tuve algunos malos partidos en los que fui suplente, pero igual trataba de dar lo mejor de mí.

¿Qué le decís al hincha celeste?

Le agradezco. Ellos al saber de mi lesión escribieron mucho y sentí el cariño del hincha. Solo espero recuperarme y dar alegrías a ellos en agradecimiento.

¿Qué significa la selección para vos?

Lo más importante. Las veces que fui convocado tuve una alegría inmensa. Ser llamado a la Verde es lo mejor que te puede pasar. El profesor Hoyos me convocó y me dio una alegría tremenda.

¿Y Blooming?

Es impresionante el cariño de los seguidores de Blooming. El ánimo al levantarse para ir a entrenar es diferente. Todo lo vivís con inmensa alegría.

¿Qué harás además de recuperarte?

Mirar fútbol, tratar de ver muchos partidos porque lo que más quiero es volver. También estoy leyendo libros.

¿A quién admirás en el fútbol nacional?

Desde chico admiré al volante Joselito Vaca, que es el capitán del Blooming.

¿Y de fuera del país a quién seguís?

A Andrés Iniesta. Admiro a ellos porque me gusta el fútbol bonito de técnica y toque.

viernes, 2 de agosto de 2019

Henry Vaca: ‘Ha sido la mejor decisión que he tomado’



Henry Vaca vive una experiencia diferente y de comienzo exitosa. Dejó The Strongest, saltó al Universitario de Deportes peruano, debutó con un pase-gol y recogió elogios por su juego, incluso lo llaman “Messi boliviano”. Su talento ha comenzado a traspasar las fronteras y puede ser la llave para un gran momento en su carrera como futbolista.

— ¿Cómo vives tus primeros días en Perú?


— La verdad es que me siento bien, contento por lo que estoy pasando. Estoy trabajando con mucho entusiasmo, muy a gusto, me recibieron de la mejor manera y ahora toca hacer lo mío, paso a paso, partido a partido, e ir sumando para el equipo.

— No puedes quejarte del debut que tuviste, ¿no?


— Encaré la situación con mucha responsabilidad, creo que además me fue bien porque pude ayudar al equipo a sacar las primeras unidades. No hubo nervios, ya tengo un par de años como profesional y creo que eso me ha servido bastante.

— ¿Qué sientes cuando te dicen el ‘Messi boliviano’?


— No, no, para nada. No sé quién inventó eso, yo les dije en mis declaraciones que estoy lejísimos de eso, para nada. Les comenté que en Bolivia hay otros muy buenos jugadores, que yo vine a aportar al club con mi talento, pero no soy Messi ni nada que ver. Ojalá marque diferencia, tengo mis cualidades y ojalá que sirvan.

— Saltar del fútbol boliviano al peruano, ¿significa mucho cambio?


— La verdad que cuando uno viene a otro país se nota el cambio en muchas cosas, pero si te refieres a lo futbolístico, hay mucha diferencia y me estoy adaptando sin problemas. Yo como extranjero tengo la obligación de aportar mucho más, eso lo tengo claro.

— ¿Cómo te llevas con el grupo?

— Bien con todos. Los compañeros, el entrenador me recibieron bien, entrenamos bien, pero luego de ahí todos para sus casas porque la mayoría tiene familia.

— ¿Con quién vives?

— Solo, solo. No soy casado, entonces estoy mucho más metido en el club.

— ¿Pero hablas con tu familia en Bolivia?

— Sí, habló con mis padres, mis hermanos. Agradecido también con ellos, porque siempre me apoyan en las buenas y en las malas, los amo mucho; ahora me toca estar afuera y tratar de demostrar que un boliviano puede cruzar fronteras y jugar a buen nivel.

— ¿Te costó decidir irte de The Strongest?

— La verdad es que ha sido la mejor decisión que he tomado, no solo porque dije que quería más minutos, sino porque se dio la oportunidad. Ustedes saben más que nadie cuánto nos cuesta salir a los bolivianos y bueno se dio la oportunidad y no lo pensé dos veces.

— ¿Hablaste con Pablo Escobar de esto?

— Hablé con él antes de venir, él jugó mucho afuera y se está cumpliendo lo que me dijo: es otra la exigencia, desde la práctica y el ambiente mismo es diferente, son otros jugadores que no conozco, son otros clubes y otra afición. Yo vine a aportar, pero a la vez vine a crecer como futbolista y persona.

— ¿Cómo es Universitario de Deportes?

— La verdad, es un club espectacular, increíble por toda la infraestructura que tiene y las condiciones que da, además tiene una hinchada impresionante. Perú tiene un fútbol mundialista, eso se nota por el ritmo de juego, el trabajo y me estoy metiendo con todo.

— ¿Sirvió jugar en The Strongest y en la selección para llegar a esto?

— Es que gracias al Tigre yo puedo ahora jugar afuera y también el que me hubiesen llamado de la selección. Las cosas que hice con el profe (César) Farías, el mismo Pablo, por todo eso estoy agradecido con todos ellos. Con ellos aprendí bastante, pero tampoco quiero olvidarme de mis profes que tuve de chico, a todos los tomo en cuenta porque aportaron para mi carrera.

— ¿Jugar afuera supondrá ser más profesional?

— Seguro, igual que en todas partes, eso lo tengo claro y estoy madurando. La U tiene una hinchada espectacular, como la del Tigre en La Paz, por eso mismo tengo que ser más profesional.

— ¿La selección seguirá siendo un tema pendiente?

— Sí, vamos a trabajar mucho para volver y ojalá que podamos hacer bien las cosas para estar en las eliminatorias, que es lo que también quiero.

— ¿Te golpeó no jugar la Copa América?

— Un poco, pero son cosas que uno tiene que respetar, pues los entrenadores ven las cosas. Yo voy a tratar de ganarme un lugar y pelearé a muerte para que me llamen otra vez.

— ¿Cómo es un día de Henry Vaca en Lima?

— Me levanto a las 06.30, lo hago muy temprano porque aquí el tráfico es muy fregado, y vivo a una distancia considerable. Me viene a recoger un chofer del club, llego al complejo, entrenamos desde las 09.30, trabajamos toda la mañana, almuerzo ahí mismo, y luego me traen para la casa y a descansar. Es solo fútbol, a eso vine y nada. El entrenamiento es muy exigente y en la tarde tengo que descansar mucho.

— ¿Qué comes y dónde?

— Como en el mismo club, ahí tenemos una dieta especial y por donde vivo con otros extranjeros también hay un lugar recomendado por el club. Como sano, aquí hay mucho pescado y es otra cosa a la que también me estoy adaptando.

— ¿Cómo es Lima?

— Aún no vi mucho, solo la ruta que hago es desde donde vivo hasta el club. Es una ciudad muy grande, con alto tráfico y mucho movimiento de gente, tiene mucho movimiento y ruido.

— ¿Se vive ambiente de los Juegos Panamericanos?

— Eso estoy viendo, en la calle un poco, pero más en la televisión se está con eso, por ello precisamente hay un parate creo que de dos semanas en nuestro torneo, no vamos a jugar desde este fin de semana porque las canchas van a ser utilizadas, como también otros coliseos.

— ¿Irás a ver algo de los Panamericanos?

— Un poco, están muchos grandes deportistas, ojalá pueda darme una vuelta. ¿Está Bolivia, verdad?, ojalá que esté el nadador que tenemos de Santa Cruz.

Henry a su arribo al aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Foto: Depor

Perfil

Nombre: Henry Vaca Urquiza.

Nacimiento: En Santa Cruz, el 27 de enero de 1998.

Trayectoria: Se formó en la Academia Tahuichi, pasó por Calleja de Santa Cruz y O’Higgins de Chile, pero debutó como profesional en The Strongest; además, llegó a la selección boliviana. Ahora juega en Universitario de Deportes, de Lima, Perú.