domingo, 13 de octubre de 2019

Cristhian Machado: ‘Sobre todo, quiero identificarme con Bolívar’



Cristhian Machado pudo haber quedado “colgado”. Wilster lo demandó por haber firmado un documento que le obligaba a pagarle un dinero al aviador si, al regresar a Bolivia desde el exterior, fichaba para otro equipo. Lo hizo para Royal Pari. Sin embargo, zafó de eso y, además, dio un salto importante, a Bolívar, donde ahora está convertido en un bastión del mediocampo.

—¿Qué enseñanza le dejó el problema que tuvo antes de llegar a la Academia?

—Sin duda, uno asimila cosas que le pasan. Cuando todo va a favor de alguien siempre hay intereses de otros, no quiero hablar mucho de aquello porque es incómodo, aunque felizmente todo se ha solucionado.

—¿Estas cosas tienen que ver con que uno, como jugador, aspira siempre, además del éxito, a mejorar la economía de su familia y suya?

—No es lo económico. Lo primordial para uno, o en mi caso, más que el dinero es lo que pueda ganar como futbolista, tener la oportunidad de jugar torneos internacionales, que son un vitrina primero para llegar a la selección nacional y luego para irse al exterior. La verdad es que sabemos que hay equipos grandes que en lo económico tienen estabilidad, pero uno debe preocuparse más en elevar su nivel y en mejorar su producción individual, aparte de que uno debe ver el interior de un grupo donde pueda adaptarse buscando hacer amigos y, sobre todo, aportando en lo futbolístico.

—¿En Bolívar está bien?

—Vine con el objetivo de hacer las cosas bien, quiero conseguir muchos objetivos y, sobre todo, identificarme con este club. Ahora quiero salir campeón, regalarle todo el cariño a la hinchada y en ese estamos trabajando a nivel de grupo; ojalá que se dé. Creo que vamos por buen camino. Encontré un grupo humano excelente en su trato como también en el campo de juego.

—En esto de ser campeón, otra vez los del occidente están luchando por alcanzar el título y de nuevo los del oriente se han rezagado, ¿por qué?

—Hay muchos factores de los que se hablan, por ejemplo, el clima, la altura, todo eso, pero se ha demostrado que si un equipo trabaja y se prepara con planificación va a ganar en la altura o en el llano. En el fútbol no hay excusas, pues si un plantel está bien preparado no tiene ningún problema. Varias selecciones vinieron a jugar con intensidad, y de igual a igual, y se llevaron buenos resultados, lo propio sucedió en la Copa Libertadores; y nosotros debemos basarnos en eso y no buscar excusas entre bolivianos. Sobre todo, prepararnos y buscar elevar nuestro nivel, porque en el fútbol todo se basa en la parte física, futbolística y mental.

—¿Entonces el nivel del fútbol boliviano está mal?

—Estamos en constante crecimiento, sobre todo, los jóvenes son los llamados a cambiar a nuestro balompié; creo que ellos nos llevarán al mundial que todo boliviano quiere llegar, pero también hay que trabajar para alcanzar ese objetivo; tenemos capacidad, talento, pero a todo aquello debemos inculcarle mucho trabajo y no solamente hablar. Creo que un buen proceso y con el aporte de todas las partes que están englobadas en el fútbol se lo puede lograr.

Una postal de Cristhian junto a su familia: Foto: Familia Machado

—Habló de los jóvenes, ¿los técnicos les dan oportunidad?

—Creo que si un jugador hace méritos para tener oportunidad de debutar la va a conseguir, pero lo que es bastante claro es que a ello hay que sumarle trabajo para poder hallar la continuidad que uno debe tener si quiere sostener una regularidad en un equipo. Ahora hay jugadores que a temprana edad pueden marcar una diferencia y seguramente jugarán, pero que no lleguen solamente por cumplir con el reglamento, eso se debe perseguir desde el inicio de la carrera.

—¿Cuáles son los pilares para ser un buen futbolista?

—Sin duda lo fundamental es la humildad, la disciplina y mucho trabajo. Aparte, tener un orden en la vida, buena alimentación, buen descanso, son factores que influyen. Si tienes desorden en lo particular no vas a poder rendir en la cancha. Ahora, uno tiene mayores posibilidades de crecer trabajando incluso fuera de horarios para mejorar en lo físico, en lo técnico, creo que cuando va al exterior se da cuenta de eso. En el país, lo que estamos haciendo, hoy por hoy, no alcanza y que hay que trabajar mucho más. Por ejemplo, en mi caso, sé que debo redoblar esfuerzos, trabajar más en mis debilidades y fortalecer mis virtudes si quiero volver a ser parte de la selección nacional, que es mi próximo objetivo. Trato de hacer las cosas bien en cada partido y busco estar listo por si se da una convocatoria.

—¿Se acuerda cómo fueron sus inicios en el fútbol?

—Comencé a los 7 años en un equipo de mi barrio, en un complejo petrolero. Jugué en Oruro Royal desde las categorías mascotas y de ahí pasé a formar parte de Wilstermann desde los 9 años hasta debutar profesionalmente; sin embargo, no me siento identificado con el club aviador. He sido un jugador trascendental porque estuve muchos años ahí.

—¿Cómo fue esa época de crecimiento?

—Tengo una familia tranquila, humilde. Mi papá Simón me dejó pequeño, se fue a Estados Unidos para trabajar por el tema económico; me crié con mi mamá Sabina y mis dos hermanos. Ahora todos viven allá, el único que estoy en el país soy yo. La verdad que mi niñez fue muy buena, mi familia siempre me apoyó para ser jugador profesional y si no lo hubiera logrado creo que hubiera estudiado mecánica automotriz o electromecánica. Creo que aún lo puedo hacer y estoy pensando seriamente en cumplir también ese objetivo.

—Hoy, Wilster, su anterior equipo, y Bolívar, el actual, están peleando por el título...

—El campeonato está muy peleado, hay equipos protagonistas que apuntan a salir campeón, el torneo está parejo, no se nota mucha diferencia y el que haga las cosas bien y, sobre todo, sume puntos de local y visitante será firme candidato al campeonato, pero faltan muchas fechas.

Viscarra cuenta los días para volver en Bolívar

Cuenta regresiva para el arquero Guillermo Viscarra que espera el alta médica para volver a disputar la titularidad con el costarricense Pablo Moreira y el nacional Saidt Mustafá. En vísperas del partido contra Guabirá, el viernes 18 de octubre, ‘Billy’ cumplirá los 45 días del plazo que le estableció el cuerpo médico. Se recupera de una lesión en el hombro derecho.

En el último informe, el médico de Bolívar Freddy Pati mencionó que a Viscarra le quedaban entre 45 a 60 días de recuperación. En el peor de los casos, el guardamenta tendrá que esperar al 3 de noviembre para tener el visto bueno médico.

Viscarra sigue con los trabajos de recuperación y fortalecimiento de la zona afectada para volver con todo a ser opción para el arco celeste. En febrero se lesionó en un entrenamiento que lo obligó a estar parado por cerca de ocho meses.

El guardameta llegó como refuerzo a la academia procedente de Oriente Petrolero y jugó ante Wilstermann y Destroyers, además del partido de ida en La Paz ante Defensor Sporting de Uruguay por la primera fase de Copa Libertadores, el 24 de enero.

‘Tonino’ Melgar mirará el partido desde las gradas por lesión

Carlos ‘Tonino’ Melgar está descartado para el encuentro ante Haití del martes (20:00), debido a un esguince en el tobillo izquierdo, lesión que sufrió durante el partido con Venezuela el jueves pasado en Caracas. El volante creativo de Wilstermann se quedará con las ganas de mostrar sus condiciones al DT César Farías.

Melgar ingresó en la segunda parte en lugar de Juan Carlos Arce, pero mostró muy poco porque solo pudo estar 14 minutos en el campo de juego por causa del esguince de tobillo que lo obligó a ser reemplazado.

El mediocampista no se ha podido entrenar con normalidad y fue sometido a exámenes médicos que determinaron el esguince es grado uno, por lo que no es grave, pero su presencia ante Haití es muy difícil, pues sino esta al cien por ciento el entrenador no lo arriesgará.

El resto del plantel se encuentra en buenas condiciones, por lo que el seleccionador trabaja este domingo muy tranquilo con el objetivo de afinar detalles para no equivocarse ante los centroamericanos.

Video Boliviano Fernández, importante en nuevo triunfo de Leonesa

El lateral izquierdo, Roberto Carlos Fernández, se afianza en Cultural Leonesa de España. El boliviano por primera vez recibió la confianza del director técnico, José Manuel Aira, para ir de titular en la victoria, de visitante, conseguida ante Izarra (0-1). El partido se jugó este domingo en el estadio Merkatondoa (Navarra) por la fecha 17 del torneo de Segunda División B del país europeo.

“En mi primer partido de titular me quedo tranquilo porque el resultado fue bueno. El espíritu de equipo vale más de lo que uno pueda hacer en lo personal, por eso nos vamos contentos”, afirmó Fernández a medios españoles tras el partido.

El exBlooming fue pieza importante por la banda izquierda. Subió permanentemente por su carril para buscar el arco rival. Su velocidad y buena dinámica hizo que pise el área contraria en más de una oportunidad. A los 66’ fue derribado tras pase de Dani Pichín, que el árbitro del partido no dudó en cobrar penal. Un minuto después el español Dionisio Villalba desperdició la oportunidad estrellando el balón en el poste derecho.

En el complemento y cuando parecía que el partido terminaba en cero llegó el gol del triunfo anotado por Sergio Benito. El delantero leonés marcó el 0-1 cuando se jugaban dos minutos de tiempo adicional. Con esta victoria, el equipo de Fernández sumó 17 puntos y comparte el primer lugar con Athletic Club B, Real Sociedad B y Logroñés.

En la próxima fecha, Leonesa recibirá a Leioa. Este lance está programado para el 20 de octubre a partir de las 12:00 hora boliviana.

El temple del Gigante, tras euforia fugaz en Boca y su drama actual



Quién diría que un año después del momento glorioso en el que estampaba su firma con Boca Juniors, el 10 de octubre de 2018, el arquero Carlos Emilio Lampe se sumergiría, ahora, en la completa incertidumbre. Suma 12 meses de inactividad, regresó a San José, le deben dinero prestado y por concepto de sueldos.

El 7 de octubre del año pasado, el cruceño se sumaba (con todo el entusiasmo que podía habitar en él) a las labores que afrontaba el plantel argentino, que el 9 de diciembre encararía -y perdería por 3-1- la final ante su máximo rival de la historia, el River Plate de Marcelo Gallardo.

Cariño “eterno”

Los simpatizantes de Boca Juniors que aún lo siguen en el Instagram le devuelven cariño en cada publicación. Muchos le piden que regrese al club argentino.

El escenario parecía advertir el mejor momento de la carrera del boliviano. Si, en el plano nacional, era casual verlo devolviendo una sonrisa como gesto amable, la cosa se multiplicaba en Buenos Aires. La calidez con la que lo abrazaba la hinchada generaba una alegría constante en el jugador, de 1.92 metros.

La Muralla boliviana se ganaba el cariño prematuro de los fanáticos boquenses con su sencillez.

Y fue, tal vez, una de sus etapas más lindas. Es que a pesar de no haber jugado un solo minuto oficialmente con la camiseta del Xeneize y observar la finalísima continental de Madrid desde el banco, Lampe se dio el gusto de lucir la medalla de plata, esa que será irrepetible, en su pecho.

Es verdad. La experiencia en Boca no se dio como él y sus seguidores lo esperaban. Verlo activo, justificando los motivos por los que la institución de La Ribera lo contrató y realizando aquellas maniobras arriesgadas para frenar los embates de cada acción eran el deseo compartido. No sucedió. No obstante, ¿quién le quita el subcampeonato con Carlos Tevez, Pablo Pérez, Nahitan Nández y el entonces estratega del club, el mellizo Guillermo Barros Schelotto? Seguramente, nadie.

Años después, Carlos Lampe retornó a San José, equipo en el que militó en 2015.
El portero, nacido el 17 de marzo de 1987, pertenece al Huachipato chileno.

Tampoco ningún otro boliviano podrá desbancarlo del lugar que ocupa: se transformó en el primer jugador del país en ser parte de una final de la Libertadores.

En aquel momento, su cuenta personal de Instagram pasaba de tener 8.200 seguidores a más de 30 mil en apenas dos días.

Ahora, luego de un año de la conquista, Carlitos (apodado así por los medios del país vecino) cuenta con 151 mil.

Se permite voltear la mirada hacia el pasado. No reniega, tiene fe. Y se encarga de transmitir optimismo y voluntad hacia aquellos que siguen sus pisadas.

“Hace un año cumplí uno de los sueños más difíciles de lograr, pero, a la vez, el más hermoso. Decirles a todos los chicos que nunca dejen de intentar, de buscar. En el fútbol, a veces se gana y se pierde, pero todo lo bueno puede pasar. Posdata: tener fe en todo. Esto es fútbol y nunca está todo dicho”. Ese fue el post que Lampe compartió en el Insta.

Curiosamente, los que más respondieron a su publicación fueron los simpatizantes del Xeneize.

“Volvé, Carlos”, “Ojalá que vuelvas a Boca. Te extrañamos, bueno, yo te extraño”, “Te amo, Lampe. Nunca te tendrías que haber ido, viejo”, “En Boca siempre te vamos a guardar un pedacito de nuestro amor, por si querés regresar”, han sido algunos de los comentarios.

La realidad de Carlos, de 32 años, es que lleva ya un año sin jugar. De octubre a febrero pasado, su inactividad reflejó el tiempo acumulado tras su traspaso de Boca a San José. De febrero a este mes no consiguió ser habilitado por la FIFA para enfrentar los torneos domésticos.

Todo un año sin trabajar activamente en el gramado. Es demasiado tiempo para un futbolista profesional.

Y si al momento crítico se le suma que la dirigencia del Santo atraviesa inconvenientes para pagarle su sueldo y que el propio arquero le prestó dinero a la institución, el panorama se complica.

Todo ello hace mella en el portero, que, pese a la avalancha de sinsabores, se mantiene firme y a la espera de una nueva oportunidad. Porque, como él mismo enarbola, “en el fútbol nunca está todo dicho”.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Video Romel Quiñónez hace campaña por un candidato del MAS

El arquero de Oriente Petrolero y de la Selección boliviana de fútbol, Rómel Quiñónez, se sumó a la campaña por el candidato a diputado uninominal por la circunscripción 46 (C-46) de la ciudad de Santa Cruz, Alpacino Mojica.

"Conozco al candidato Alpacino. He visto que él apoya mucho a la juventud, a los niños, al deporte (...). Me siento identificado porque es una persona con muchos sueños, con mucha visión y te invito a que lo apoyes para que pueda llegar al desarrollo a la Pampa de la Isla y la C-46", indicó el golero.

Alpacino Mojica es candidato del Movimiento Al Socialismo, por la C-46, misma que es una de las más grandes de Santa Cruz. De acuerdo con una nota de Diez.bo, Pampa de la Isla cuenta con 230 barrios y tiene una población estimada de 139.000 personas.

miércoles, 25 de septiembre de 2019