lunes, 13 de julio de 2020

Machado genera polémica por salir del aislamiento



El volante de Bolívar Cristhian Machado fue protagonista de una polémica ayer en Santa Cruz. De acuerdo con los reportes desde esa ciudad, el jugador habría intentado abandonar el hotel de aislamiento en el que se encontraba, por lo que fue detenido en instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) por el presunto delito de atentado contra la salud pública, lo que más tarde fue desmentido por su representante Rodrigo Osorio.

Se conoció que el mediocampista viajó a Estados Unidos por temas personales y hace 12 días retornó al país. Estaba en cuarentena como dicen los protocolos de salud por la Covid-19, pero éste habría salido del hotel tres días antes del tiempo establecido.

Ante ello, quienes trabajan en el centro de aislamiento lo habrían denunciado ante la Felcc y fue trasladado a dependencias de ésta.

Sin embargo, el representante del jugador Rodrigo Osorio aclaró en su cuenta de Facebook que el futbolista no fue detenido y que éste cumplió con todos los protocolos de bioseguridad cuando volvió del país norteamericano.

“Nuestro jugador, antes de retornar de Estados Unidos al país, cumplió con todos los protocolos de bioseguridad de la aerolínea BOA. Cristhian (Machado) estaba cumpliendo su doceavo día de la cuarentena en el hotel, hasta que se le informó de una emergencia familiar a la cual su presencia es de suma importancia. Nuestro jugador nunca estuvo detenido ni intentó fugarse del hotel. Su presencia en las instalaciones de la Felcc se da para gestionar su traslado a Cochabamba, donde reside”, escribió.

Un informe policial señala que el futbolista fue arrestado por el presunto delito de atentado contra la salud pública.

jueves, 9 de julio de 2020

Leonardo Claros, de Always Ready, da positivo a Covid-19 y ya son 17 los casos en Bolivia

El joven portero cochabambino Leonardo Claros, jugador de Always Ready, es un nuevo caso confirmado de Covid-19 en el balompié nacional, según informó esta tarde la institución paceña. Con él, son 17 casos en el país hasta este momento, el séptimo en la Banda Roja.


"Otro de nuestros guerreros es afectado por la pandemia. Al igual que los demás, sabemos que saldrás ganador de este partido. ¡FUERZA LEO!", publicó Always Ready en sus cuentas oficiales.

Con Claros, el Millonario suma siete casos: Carlos Lampe (recuperado), Hernán Cardozo, Josué Mamani, Edemir Rodríguez, Jaime Jemio (asistente técnico) y Roberto Ariñez (preparador de arqueros), aunque este último aguarda por una prueba PCR para conocer su estado de salud.

A ellos se se suman como casos registrados de coronavirus en el país: Gabriel Ríos y el DT Julio César Baldivieso, de Aurora; Marco Andia y Ricardo Suárez, de Guabirá; Alex Pontons y Diego Medinacelli, de Real Santa Cruz; Moisés Villarroel (recuperado), de Wilstermann; los directivos Marcos Rodríguez y Robert Blanco, ambos vicepresidentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), y el exmundialista William Ramallo.

El presidente de la FBF, César Salinas, se halla internado por presentar sintomatología de Covid-19 a la espera de confirmar su situación.

La Covid-19 también dejó un saldo doloroso para el fútbol con los decesos de Deibert Frans Román (Universitario de Beni), su padre Belisario Román (dirigente), su tío el entrenador Carmelo Román (Perequije) y el presidente de la Asociación Beniana de Fútbol (ABF), Ángel Suárez; los directores técnicos Hernán Melgar y Jorge Justiniano, el presidente de la Asociación de Árbitros de Santa Cruz, Remberto Gonzales; y el exfutbolista Alexander Balanta, quien falleció el fin de semana tras ser operado de una trombosis y por haber contraído la enfermedad, aunque su familia abrió un debate sobre la verdadera razón de su muerte.

Gabriel Ríos da positivo a Covid-19. Los casos suman en el fútbol de Bolivia

El delantero cruceño de Aurora, Gabriel Ríos, dio positivo al examen de coronavirus y se suma a la lista de deportistas contagiados por la enfemerdad, según informó el programa Más Qué Fútbol en su cuenta de Facebook. En total, hasta la fecha son 15 las personas allegadas al balompié que dieron positivo.

Además, en pasados días perdió a su abuela a raíz de la misma enfermedad que afecta a nivel mundial.

"Estuve en contacto directo con mi madre ahí me contagie, gracias a dios me estoy recuperando bien y estoy siguiendo el tratamiento en mi casa porque los hospitales colapsaron acá, hablé con el profe Julio Cesar Baldivieso y me indicó lo que tomo ahora estoy siguiendo ese tratamiento", relató Ríos a la OD Más Qué Fútbol.

De estos 15, a la fecha ya se encuentran restablecidos Carlos Lampe (Always Ready) y Moisés Villarroel (Wilstermann).

Además, siguen latentes los casos de Julio César Baldivieso (DT de Aurora); Marco Andia y Ricardo Suárez (Guabirá); Hernán Cardozo, Josué Mamani, Edemir Rodríguez, Jaime Jemio, Roberto Aríñez (Always Ready); Alex Pontons (Real Santa Cruz); los directivos Marcos Rodríguez y Robert Blanco, ambos vicepresidentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y el exmundialista William Ramallo.

Por confirmarse está la situación del presidente de la FBF, César Salinas, internado este miércoles por presentar sintomatología de Covid-19.

La pandemia también ha dejado luto en el fútbol nacional con la muerte del futbolista beniano Deibert Frans Román (Universitario de Beni), su padre Belisario Román (dirigente), su tío el entrenador Carmelo Román (Perequije) y el presidente de la Asociación Beniana de Fútbol (ABF), Ángel Suárez; los directores técnicos Hernán Melgar y Jorge Justiniano, el presidente de la Asociación de Árbitros de Santa Cruz, Remberto Gonzales; y el exfutbolista Alexander Balanta, quien falleció el fin de semana tras ser operado de una trombosis y por haber contraído la enfermedad, aunque en este caso la familia expresó sus dudas sobre el mismo.

miércoles, 8 de julio de 2020

Moisés Calero: "Estoy agradecido con todas las personas que me han ayudado desde un principio"



El delantero de The Strongest, Moisés Calero, es un agradecido con Dios, la vida y el club aurinegro, así como en todas las personas que lo ayudaron a llegar al cuadro de Achumani, según relató al departamento de prensa del once paceño.

"Estoy agradecido con todas las personas que me han ayudado desde un principio, con todos los profesores, compañeros que alguna vez me regalaron chuteras o me dieron para mis pasajes", explicó Calero, quien en poco tiempo se ganó el cariño de la afición aurinegra por su sacrificio en la cancha.

Según relató el joven atacante, inició su camino en la escuela Tahuichi Aguilera de Santa Cruz, pero poco a poco recibió oportunidades de seguir creciendo y no las desaprovechó. Esto incluso lo llevó a ser convocado a la Selección nacional Sub-23.

"Mi papá y mi hermano siempre han estado apoyándome. Mi hermano siempre me transmitía esas ganas de poder jugar al futbol. A mis 14 años mi hermano me llevo a la (academia) Tahuichi Aguilera, estuve un tiempo y de ahí el profesor Jesús Rojas me llevo a su equipo que jugaba en tercera de ascenso. Estuve 8 meses en la Tahuichi Aguilera y me fui al Tigre, el profesor (César) Farías y el club me abrieron las puertas del club para probarme, estuve 6 meses a prueba y gracias a Dios me agarraron", contó Calero.

Por ese agradecimiento y este momento por el que atraviesa, Calero confesó que llegó a una de las instituciones más grandes del país. Como retribución, apunta a lograr el título con el Gualdinegro.

En este tiempo en el que la actividad deportiva está paralizada por la pandemia de la Covid-19, Calero trabaja a distancia y a órdenes del DT Alberto Illanes, sin pausa y no dejando nada al azar.

"Darle las gracias a Dios por darme el privilegio de poder formar parte del club más grande de Bolivia . Decirle a todo la hinchada que nos sigan apoyando como lo han hecho hasta ahora, que nosotros vamos a seguir trabajando para darles más alegrías y títulos al club", concluyó.

martes, 7 de julio de 2020

Daniel Vaca se alista para ser DT y para que su hijo lo vea campeón



Es parte del ciclo más exitoso de la historia de The Strongest, pero Daniel Vaca no se conforma, el legendario arquero aurinegro quiere que su hijo lo vea campeón. Aprovecha la cuarentena con el estudio para director técnico.

“Sabemos que nuestra camiseta siempre exige estar peleando el título. Son 10 años de historia que hemos marcado para la institución, con nueve Libertadores y cinco campeonatos, pero quiero más, quiero que me vea campeón mi hijo, eso es lo único que pretendo”, afirmó ayer el capitán del decano del fútbol profesional boliviano, en entrevista con el departamento del prensa mediante la plataforma Zoom.

Vaca lleva nueve años en el club. Como todos los años desde que llegó a The Strongest (2011), en esta temporada luchará por el título del Apertura hasta la última fecha. “Siempre le ha costado al Tigre, por historia, pero seguro que nosotros no tiraremos la toalla nunca”. Recordó que en 2012, cuando el equipo iba penúltimo y “nadie daba un peso por nosotros, terminamos saliendo campeones”. En la entrevista contó que el plantel se entrena todos los días, enfocado en fuerza, velocidad y reacción. “Lo más importante de todo este tiempo es que no hemos parado, siempre hemos estado entrenándonos con el cuerpo técnico”, explicó.

El profe Vaca


“Estamos en el curso de dirección técnica a través del CIEF (Centro Integral de Estudios Futbolísticos) de la federación boliviana, que me ha dado la posibilidad de estar en el curso para la categoría B y A”, comentó el guardameta cruceño de 41 años de edad. Con el retiro del profesionalismo cerca, Vaca tiene en planes continuar vinculado al fútbol, pero desde la posición de entrenador.

Por el momento, Vaca sueña con romper una marca en su Tigre. “Estoy cerca (de ser el jugador con más partidos en la historia del club), pero esta cuarentena nos ha cortado muchos partidos que ya hubiéramos estado jugando, pero yo tengo mucha fe en Dios y todas las cosas que han pasado son por algo. Entonces no me desespera saber que Pablo (Escobar) tiene el récord", dijo. (Prensa The Strongest)


El arquero Lampe ganó un duro partido, venció al coronavirus

Carlos Emilio Lampe, arquero de Always Ready, se impuso en uno de los partidos más complicados que le tocó disputar en esta temporada, venció al coronavirus. El futbolista oficializó la noticia a través de sus redes sociales.

“Quiero compartir con todos ustedes la mejor de las noticias, creo que la foto lo dice todo… pudimos vencer al virus y nos encontramos en perfectas condiciones, ya podemos estar en familia a Dios gracias”, escribió en su sitio de Facebook.

El golero del equipo alteño había confirmado el pasado 24 de junio que él y su esposa habían contraído el virus y es por ello que se habían aislado para su recuperación.

No es el único jugador del equipo de la banda roja que se ve afectado por la enfermedad, el portero Hernán Cardozo, el zaguero Edemir Rodríguez y el juvenil Josué Mamani también dieron positivo, a ellos se suman los integrantes del cuerpo médico Jaime Jemio y Roberto Ariñez.

Este último es el caso más delicado, el preparador de arqueros requiere internación inmediata, según confirmaron sus familiares.

lunes, 6 de julio de 2020

Falleció el padre de Gualberto Mojica y abuelo de Limberg Gutiérrez

“Nos dejas un vacío inmenso papito hermoso”, dice una de las frases que escribió el volante Limberg Gutiérrez confirmando el fallecimiento de su abuelo, Gualberto Mojica Valverde, y padre del también futbolista Gualberto. El club Oriente Petrolero y sus amigos les expresaron su pesar por la irreparable pérdida.

Gutiérrez Mojica publicó un mensaje que reflejan su dolor y lo acompañó de fotografías que rememoran tiempos que pudo compartir con Mojica Valverde. “Los que me conocen saben lo que él fue para mí y para toda la familia. Hoy, lastimosamente, ya no se encuentra entre nosotros personalmente, pero espiritualmente va a estar siempre acompañándonos desde los cielos (…)”, escribió el mediocampista, hijo del ‘Bomba’.

La institución verdolaga le envió sus condolencias a la familia, ya que Mojica Valverde también era socio del club. “Club Oriente Petrolero se adhiere al dolor que embarga a la familia de quien vida fue: Gualberto Mojica Valverde, gran socio de nuestra institución y padre de nuestro amigo jugador Gualberto Mojica (…)”, escribió.

domingo, 5 de julio de 2020

Alejandro Chumacero asegura que Farías transmite esperanza de estar en Catar 2022



El boliviano Alejandro Chumacero, centrocampista del Puebla mexicano, reconoció este domingo que el venezolano César Farías, entrenador de la selección de su país, le transmite esperanza de clasificarse para el Mundial de Catar 2022.

"El profesor Farías me transmite ilusión y esperanza de que se puede lograr el objetivo, siempre y cuando estemos bien preparados", explicó a Efe.

El futbolista de 29 años, procedente del The Strongest boliviano, dijo que llevan más de un mes trabajando con Farías en videollamadas tres o hasta cuatro veces por semana.

"Para clasificarse para un Mundial tenemos que cambiar nuestra mentalidad. Más bajo de lo que hemos pisado no hay nada. Toca levantarnos y trabajar juntos para pelear en la eliminatoria que se viene", comentó el oriundo de La Paz.

Bolivia no juega una Copa del Mundo de fútbol desde Estados Unidos 1994.

"Confiamos en el profe Farías y él en nosotros, eso es muy valioso. Más allá de lo que hemos pasado, nosotros queremos estar mejor, con todas las armas que tengamos o no tengamos, vamos a ir a luchar, con todo", agregó el 41 veces internacional con Bolivia.

Con vistas a la Copa América 2021, que se atrasó un año a causa de la pandemia, Chumacero está ilusionado de poder participar por cuarta vez en el certamen continental.

"El rival a vencer en la Copa América somos nosotros. Siempre estamos peleando, pero perdemos todo, primero nosotros y después a todas las selecciones", afirmó.

Farías inició su segunda etapa al mando de Bolivia a finales de agosto de 2019, y al momento ha dirigido tres partidos amistosos, una victoria de 3-1 ante Haití, una derrota 4-1 con Venezuela y otro descalabro de 3-0 ante Ecuador.

"No tengo un parámetro para decir dónde estaría la selección en la clasificación de la Copa América. Al mando del profesor Farías todavía no hemos jugado con grandes selecciones, me resguardo mi opinión hasta que se demuestre jugando", aseveró el antiguo futbolista del Sport Recife brasileño.

Chumacero, que llegó al balompié mexicano en 2018 al fichar por el Puebla, expresó que desde su arribo al país evolucionó en lo físico, en lo táctico y en ser más profesional.

"En el fútbol mexicano hay grandes equipos, las escuadras bolivianas están lejos del sistema de los clubes de aquí. El fútbol es más dinámico, mientras que en mi país es más pausado por los cambios de clima; sin embargo, el fútbol boliviano ha estado subiendo, la nueva federación ha hecho grandes cosas", compartió.

El centrocampista es el único jugador oriundo de Bolivia que participa en el balompié del país. Antes de iniciar el Apertura 2020, el Puebla prescindió de su compatriota Luis Haquín, prestado al Club Bolívar.

Chumacero cree que para que más futbolistas de su país emigren al balompié mexicano falta más trabajo desde las fuerzas básicas y que sus paisanos sean más ambiciosos.

"Algunos equipos en mi país no tienen un complejo donde entrenar ni canchas; hay que estructurarse más para sacar chicos y emplearlos en esa idea, de que tienen que emigrar del país para ser mejores. Falta más de ambición, si el futbolista boliviano tuviera eso, habría más alrededor del mundo", agregó.

El futbolista que mide 1.64 metros espera que su paso por México ayude a que confíen más en sus compatriotas y aguarda en un futuro regresar a The Strongest para retirarse y ocupar algún cargo formativo o como parte de un cuerpo técnico.

Exfutbolista nacional William Ramallo lucha para derrotar al coronavirus



William Ramallo Fernández, goleador con la Selección nacional de fútbol en las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Estados Unidos 1994, dio positivo al nuevo coronavirus.

El exfutbolista cochabambino se encuentra al momento estable y aislado en su domicilio en Cochabamba.

"La prueba rápida salió positivo lento de Covid-19. Ya comencé el tratamiento y me siento mucho mejor, pasó lo peor, me encontraba afónico, ahora incluso de a poco estoy recuperando el olfato; mañana conoceré los resultados del PCR", señaló el “goleador de América”.

Hasta el momento el examen PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, por sus siglas en inglés) para el virus SARS Cov-2, nombre del germen que ocasiona la enfermedad Covid-19, es la técnica estándar para determinar si un paciente está infectado.

Su hijo Rodrigo, que milita en el club Always Ready de La Paz, expresó su preocupación en sus redes sociales por la salud de su progenitor.

“Estamos un poco preocupados porque mi padre (William) presenta síntomas, se tomó la prueba hace unos días y el lunes sabremos con seguridad que tiene. Sabemos que saldrá adelante”, señaló el futbolista.



sábado, 4 de julio de 2020

Juan Carlos Arce: ‘El fútbol por el momento debe pasar a segundo plano’



El delantero cruceño Juan Carlos Arce se convirtió en un referente de Bolívar y la selección nacional y es voz autorizada para opinar sobre la posible reanudación del torneo Apertura en plena pandemia del coronavirus y considera que mientras no exista la seguridad para todos los involucrados no debería regresar el fútbol al país.

Es consciente de que la Copa Libertadores de América podría volver en septiembre y que su rival Guaraní de Paraguay tiene una ventaja sobre el resto porque ya se entrena en la cancha, pero pese a ello cree que se debe esperar la autorización de las entidades oficiales para poder trabajar con normalidad en Bolivia.

Junto a su esposa y sus dos hijas vive en La Paz y cumplen con todas las normas de bioseguridad para evitar posibles contagios.

—¿Cómo vives esta cuarentena que hizo que sean más de 100 días sin fútbol en el país?


—No estamos exentos a la realidad que está viviendo el mundo y lamentablemente no hay otra que tratar de acatar de la mejor manera y saber que esto va a pasar y que podamos volver a nuestra vida normal.

—Creo que nunca estuviste bastante tiempo sin entrenar con tus compañeros…


—Desde luego. Es un poco duro porque, como sabes, estamos siempre activos y necesitamos siempre estar en movimiento porque así es nuestro metabolismo. Somos jugadores de fútbol y necesitamos mantenernos en entrenamiento, pero es la realidad que nos toca vivir y nos deja una enseñanza muy valiosa a todos.

En lo personal, creo que me ha servido de mucho porque nunca pensé entrenar en un lugar como mi departamento o una sala de 4×4 o 5×5, que es muy pequeña para lo que habitualmente hago. A ello debo adaptarme para no perder ritmo, para saber que a pesar de no estar en la cancha uno no tiene que buscar excusas y sacarle el mayor provecho necesario para saber que hay lugares donde uno puede, con esfuerzo y dedicación, entrenarse y tratar de mantenerse en forma.

—Ustedes siempre están en contacto con la pelota y la cancha, ¿llegaste a extrañar estas cosas que eran habituales en tu vida?


—Desde luego que se extraña el césped, el pegarle a la pelota de otra manera, el hacer los ejercicios en un lugar abierto, pero para mí ha sido algo que lo estoy tomando como un aprendizaje porque uno tiene que tratar de estar preparado para cualquier cosa y esto nos enseña que no hay excusas para poder trabajar, dedicarse en lo que uno hace.

Sabemos que hay personas que la están pasando muy mal; pero en lo personal, a nivel futbolístico, he visto siempre la manera de solucionar el problema y no pensar en que no se pueden hacer las cosas.

—¿Cómo llevas el tener que entrenarse en espacio reducido y cerrado a través de trabajos virtuales con el preparador físico Diego Ferella?


—Es otra gran apuesta que ha hecho Bolívar. Ha sido el primer equipo a nivel Bolivia en implementarlo a través de la plataforma Zoom y en la que estamos muy satisfechos, muy tranquilos, porque venimos trabajando todos los días.

Al igual que el cuerpo técnico, decidimos tomarlo de la mejor manera, no buscar excusas para trabajar y hasta ahora se están haciendo las cosas bien y estamos tratando de mantenernos siempre en forma para cuando toque llegar a las canchas.
—La Conmebol pretende reanudar la Copa Libertadores de América en septiembre, ¿ves esto factible tomando en cuenta la evolución de la pandemia?

—No es algo seguro, pero creo que Bolívar y todos los equipos que están en esta fase de la Libertadores (la ronda de grupos) ya vienen tomando sus precauciones; nosotros igual lo venimos haciendo porque si esto vuelve en septiembre ya hay preparado un protocolo para ver si se puede volver a la actividad.

Mientras tanto hay que adecuarse a la realidad, lo que estamos viviendo en el país y saber que el fútbol por el momento debe pasar a segundo plano porque primero está la vida, las personas.
—Guaraní ya retornó a los entrenamientos, ¿crees que ya tiene ventaja sobre ustedes y los demás de su grupo en la Copa?

—Sí, desde luego, es una pequeña ventaja porque vienen entrenando en campo, es otra forma de trabajo que se tiene a la que hay en casa y vía Zoom. No es lo mismo, pero nosotros no podemos buscar excusas, tenemos que seguir trabajando en casa como estos más de 100 días para no bajar el ritmo, que es muy importante en cada jugador para que cuando toque volver estemos bastante bien y preparados.
—Una situación muy diferente la que viven ustedes los futbolistas porque nunca antes estuvieron tanto tiempo en casa, compartiendo con la familia…

—He tratado de aprovechar al máximo esta situación porque, como dices, no estamos mucho tiempo con la familia, nuestra mayor familia siempre es el compañero, el club, porque ahí paramos más horas que en casa y a esto le estamos sacando provecho, el poder estar con la familia, disfrutar de los hijos.

Esto me ha ayudado muchísimo, como padre, como persona, porque en el mundo pasan muchas realidades como ésta y uno a veces no está preparado para afrontarlas, pero esto te enseña a que hay que darle valor a la vida, a la familia, al día a día, y esto ha sido para mí productivo porque trato de sacarle el mayor provecho posible.
El capitán celeste luego de entrenarse en casa junto a su hija Sophia. Foto: Familia Arce
—¿Cómo ves Santa Cruz, donde naciste?, porque es el departamento con más contagios.

—Es una pena por lo que está pasando. Uno tiene familiares también y eso siempre te lleva a la preocupación de que pueda contagiarse algún familiar, pero gracias a Dios por el momento la familia está estable y eso hay que valorar, hay que tener cuidado y el mejor mensaje es tratar de estar en casa y cuando toque salir tratar de cuidarse con todos los protocolos que nos están dando.
—¿Cómo manejan como familia esta pandemia?

—Con precaución. Soy el único que salgo cuando toca hacer las compras y siempre tratando de estar con todos los protocolos para que cuando toque llegar a casa lo haga limpio y no tener ese contagio hacia la familia.
—¿Qué opinas de la idea que tenía la FBF para que el torneo Apertura se defina en una o dos sedes?

—Todo es factible si se tiene un protocolo estable, en el que te brinde seguridad para todos los jugadores para hacer este deporte tranquilos porque somos personas.

Lo importante es que se cumpla un protocolo que sea aceptable, que el Gobierno pueda sentirse tranquilo con todas las medidas, al igual que todos los jugadores.

Que se pueda reanudar el torneo o se juegue donde se juegue es lo de menos, lo primero es la salud, que el país se encuentre estable para que mejore porque hay familias y ciudades que la están pasando muy mal y que el fútbol vuelva en un momento de crisis no es lo más conveniente.
—¿Y sobre la intención de que la selección se encapsule para entrenar con César Farías pensando en las eliminatorias mundialistas?

—Es lo mismo, mientras se vea primero la seguridad, todo será bienvenido. Sabemos que a nuestra selección le falta mucho y por ello tenemos que trabajar día a día y desde luego todo lo que sea para mejorar al fútbol boliviano y nuestra selección lo vamos a tomar con los brazos abiertos mientras se lo haga de la mejor manera.

Todas estas son buenas ideas, pero primero hay que ver que el país esté más estable para que todas estas intenciones se vuelvan realidad.
—Por cómo avanza el coronavirus en el país, ¿sería descabellado pensar que no haya fútbol este año en Bolivia?

—Es muy repentino hablar de eso, no hay por qué apurarse, tenemos que tratar de que esto avance y que el país se vaya estabilizando, que es lo más importante; creo que más adelante lo discutiremos, pero por ahora tenemos que ser pacientes, lo fuimos por muchos días, podemos serlo un poquito más, aunque sabemos que hay muchas familias que la están pasando mal y no podemos desviarnos de la realidad que está viviendo el país.
—¿Cómo te sientes por haberte convertido en un jugador referente tanto para Bolívar como para la selección?

—Son los hechos del día a día, los años que pasan y que lo que uno ha aportado al club y la selección.

Me siento agradecido, siempre lo he dicho, estoy contento, y siento que todavía puedo seguir aportando, trato de ser recíproco, muy contento y satisfecho por todo lo que hice.
—¿Qué consejo le das a la gente?

—Si se cuidan, desde luego estás cuidando a las demás personas, hay que ser conscientes de que es así. Este es un virus que pasa de persona en persona y que lo único para contagiarse es que no estamos seguros en la calle; por eso hay que usar barbijo, alcohol en gel, lavarse las manos, llegar a casa, ser consecuentes con su familia.

Recomendar que seamos conscientes, que nuestra vida vale mucho, porque si estás contagiado esto se propaga mucho más.

Jusino, el amante de los caballos que compró tres que estaban abandonados

El defensor de Bolívar Adrián Jusino es un amante de los caballos y por ello, en un acto de solidaridad, compró tres caballos que fueron dejados en el olvido por sus dueños en Mallasa. El zaguero se hará cargo de su cuidado en un terreno que tiene en Coroico (Yungas).

“Estos animalitos están comiendo de la basura, los dueños los tienen en pésimas condiciones y no permiten que el ciudadano de Mallasa los alimente, se trata de gente muy cruel, pero ayer (por lunes) el jugador Adrián Jusino compró tres caballos para llevárselos a su rancho en los Yungas, donde estarán mucho mejor”, indicó Silveria Laureano, presidenta de la Asociación Huellitas Bolivia.
A todos

El futbolista, quien se encuentra desde mediados de marzo en Coroico junto a su esposa Dominique Weigt y su hija Chloe cuidando a su abuela Edith Noya y donde también se entrena de manera virtual con el primer plantel, se enteró a través de las redes sociales del mal momento que estaban viviendo los equinos y por ello comenzó a movilizarse para ayudar.

“Quería comprar a todos los caballos, pero los dueños no quisieron, es una pena. Hay que destacar lo que hizo el futbolista, porque esto nadie lo hace, tiene un corazón de oro por cómo tiene a sus caballos en su rancho”, agregó Laureano.

Los tres caballos los compró a una familia que “no tiene para comer y menos para mantenerlos y alimentarlos”.

“Él me decía, ‘los caballos son nobles, necesitan una comida especial, zanahoria, buen pastizal, necesitan vitaminas, ver sus herraduras’”, indicó Laureano.

En un contacto breve con Marcas de La Razón, el defensor académico dijo que “estoy esperando que lleguen, estoy al tanto de ello”.

El debut de Cuéllar en el Calcio está cada vez más cerca

El futbolista Jaumé Cuéllar Mendoza, nacido en Italia y de padres bolivianos, subió al primer plantel del SPAL de la Serie "A" y trabaja para debutar en el principal campeonato del fútbol italiano.

Cuéllar, de 18 años de edad, debutó con el SPAL en la Copa Italia en diciembre del año pasado. Ese fue su primer encuentro oficial en el profesionalismo. Después de dar ese paso, el mediocampista se ha colocado como objetivo jugar en el Campeonato de la Serie "A", el también conocido Calcio.

Desde la reanudación del campeonato italiano, han transcurrido tres fechas y el miércoles Cuéllar fue incluido en la lista del SPAL para enfrentar al Milán. Estuvo entre los suplentes, pero el entrenador Luigi Di Biagio utilizó cuatro modificaciones en ese partido por la fecha 29 que terminó 2-2. No tomó en cuenta a Cuéllar, pero su ascenso al primer plantel es un paso adelante.

Con 1.359 minutos acumulados en el plantel juvenil del SPAL, de acuerdo a los registros de la página Transfermarkt, Cuéllar destacó y llegó a actuar en 18 fechas, anotó ocho tantos y dio dos asistencias de gol.

Si debuta en el Calcio hará historia. Se convertirá en el primer boliviano que juega en la primera A de la Liga italiana.

SPAL tendrá su siguiente presentación el domingo (13:30 hora boliviana) frente al Sampdoria, en condición de visitante. Luego del empate contra Milán, el cuadro de Cuéllar está en la urgencia de ganar para subir escalones en la tabla de la Serie "A".
AddThis Sharing Buttons
Share to Facebook
Share to TwitterShare to CorreoShare to WhatsApp
Escucha esta nota aquí

El futbolista Jaumé Cuéllar Mendoza, nacido en Italia y de padres bolivianos, subió al primer plantel del SPAL de la Serie "A" y trabaja para debutar en el principal campeonato del fútbol italiano.

Cuéllar, de 18 años de edad, debutó con el SPAL en la Copa Italia en diciembre del año pasado. Ese fue su primer encuentro oficial en el profesionalismo. Después de dar ese paso, el mediocampista se ha colocado como objetivo jugar en el Campeonato de la Serie "A", el también conocido Calcio.

Desde la reanudación del campeonato italiano, han transcurrido tres fechas y el miércoles Cuéllar fue incluido en la lista del SPAL para enfrentar al Milán. Estuvo entre los suplentes, pero el entrenador Luigi Di Biagio utilizó cuatro modificaciones en ese partido por la fecha 29 que terminó 2-2. No tomó en cuenta a Cuéllar, pero su ascenso al primer plantel es un paso adelante.

Con 1.359 minutos acumulados en el plantel juvenil del SPAL, de acuerdo a los registros de la página Transfermarkt, Cuéllar destacó y llegó a actuar en 18 fechas, anotó ocho tantos y dio dos asistencias de gol.

Si debuta en el Calcio hará historia. Se convertirá en el primer boliviano que juega en la primera A de la Liga italiana.

SPAL tendrá su siguiente presentación el domingo (13:30 hora boliviana) frente al Sampdoria, en condición de visitante. Luego del empate contra Milán, el cuadro de Cuéllar está en la urgencia de ganar para subir escalones en la tabla de la Serie "A".

Con nueve fechas por disputarse, incluido el duelo del fin de semana, SPAL se juega la permanencia en el profesionalismo, porque está en la zona del descenso como penúltimo con 19 unidades, seguido por el Brescia con 18 y buscando desplazar al Lecce (25). (03 JUL 2020)



DT Copito Andrada ayuda a técnicos sin trabajo

Cuatro meses sin trabajar, por la pandemia del nuevo coronavirus, afectó a los entrenadores de las escuelas de fútbol del país, muchos la están pasando mal y precisan de la solidaridad de la gente.

Viendo la necesidad de los formadores de talentos es que el entrenador de Guabirá, Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada, no dudó en anotarse para colaborar con los técnicos de las divisiones menores de la Asociación de Fútbol de Tarija. ‘Copito’, muy apreciado en Tarija, por haber dirigido al club Ciclón, al que ascendió al fútbol profesional boliviano decidió enviar una polera de concentración de Guabirá para que sea rifada y los recursos sirvan para ayudar a los entrenadores.

“Me quiero sumar a esta campaña solidaria que están haciendo en Tarija para beneficio de los entrenadores del fútbol infantil, lo único que les voy a decir es que sigan trabajando de esta manera porque creo que es departamento donde reparte jugadores a todo el fútbol boliviano”, afirmó Andrada.

Aplaudido

El gesto de Andrada fue aplaudido por entrenadores de divisiones menores no solo de Tarija, sino de otros departamentos del país. “Gracias amigo por la ayuda y la colaboración a los profes. Usted siempre pendiente de lo que pasa en la chura Tarija. Desde ya mil gracias y Dios me lo bendiga siempre maestro”, le dijo el exdelantero de Guabirá, Juan Maraude, al DT azucarero.

Los entrenadores tarijeños esperan que las empresas y autoridades de la región se unan a esta cruzada benéfica.

jueves, 2 de julio de 2020

martes, 30 de junio de 2020

Video Julio Cesar Baldivieso en Que No Me Pierda

lunes, 29 de junio de 2020

domingo, 28 de junio de 2020

Fernando Saucedo: "Ojalá podamos comenzar a trabajar"



"Si no tienes la preparación necesaria no consigues nada; si bien el trabajo se desarrolla a diario de manera individual no es lo mismo que entrenar en cancha. Ojalá podamos comenzar a trabajar, conocemos lo que está pasando por la pandemia es muy difícil, pero debemos jugar, hay compañeros que no tienen ni para comer", aseveró el jugador Fernando Saucedo, de Always Ready.

Él al igual que muchos jugadores del país están convencidos que es importante volver a los entrenamientos, ya que también están en puerta los partidos de las eliminatorias mundialistas por lo que la preparación del elenco tiene que realizarse de acuerdo al plan de prácticas que tiene elaborado el cuerpo técnico de la Verde.

"Los jugadores tenemos que mostrar un buen nivel de juego, de esa manera la gente se enamora de nuestro fútbol y sigue valorizándose más", apuntó el jugador, además subrayó que todos los futbolistas realizan las prácticas que les envían los entrenadores sin embargo las limitaciones de espacio no les permite cumplir con la labor.

Mientras que el jugador Alejandro Melean, de Wilstermann está convencido que "tenemos que entrenar, comenzar por grupos pequeños. Hay países que están en peores circunstancias por la pandemia y están entrenando; tenemos que organizarnos para trabajar teniendo todos los cuidados necesarios".

¿Cómo sobrellevar la Covid? Baldivieso da sugerencias

El director técnico de Aurora, Julio César Baldivieso, que dio positivo a la Covid-19 habló sobre cómo su familia atraviesa la enfermedad e hizo algunas recomendaciones. “No puedo hablar de fútbol, mientras la gente muere en la calle”, aseguró.

La anterior semana el DT confirmó que él y varios miembros de su familia habían dado positivo al coronavirus. Desafortunadamente el suegro de su hermano perdió la vida a causa de la enfermedad. “Quiero tratar de ayudar a la gente, los hospitales están colapsados. Creo que se puede evitar consumiendo esto y siendo fuerte mentalmente, porque se te bajan las defensas y tu autoestima, es mucho más difícil subir las defensas, mucho tiene que ver tu ánimo”, dijo el entrenador, en un video en el que resalta que si la gente quiere algún consejo sobre cómo sobrellevar el virus pueden comunicarse con él.

“Mucho ánimo, muchas ganas de vivir, no sé si vamos a salir de esto, pero tengo mucha fe de que Dios y la Virgen está con nosotros, el protocolo que estamos siguiendo, estamos estables todos, viendo la familia de hermano y todo somos como 10 contagiados en mi familia”, dijo.

Baldivieso asegura que su familia está “pasando momentos difíciles, momentos críticos, pero también creo que es la prueba más grande que Dios me ha puesto en vida, de repente es el partido más difícil que me toca jugar, un partido de vida y muerte, donde tengo la fe y la esperanza de que vamos a salir adelante”. También dijo que cuando se recuperen serán los primeros en ir a donar plasma para ayudar a otros pacientes.

Jugador de Real Santa Cruz trabajó de albañil durante tres semanas por el retraso en el pago de sueldos

La crisis por el coronavirus dejó en penurias a varios futbolistas. Uno de ellos fue el volante mixto de Real Santa Cruz, Ronaldo Martínez, de 24 años y que durante tres semanas se desempeñó de albañil, pues la necesidad lo obligó a buscarse la vida luego de cobrar solo dos salarios en casi seis meses de este año. Ese oficio lo dejó atrás hace siete días luego de que parte de sus problemas económicos quedaron resueltos cuando se puso de acuerdo en la reducción salarial con los albos.

“Me pagaron con el descuento del 50% los meses de marzo, abril y mayo, y gracias a ello dejé de trabajar de albañil”, sostuvo el jugador, que ganó unos pesos dedicándose a la construcción, un trabajo que no es nuevo para él. “Recuerdo que a mis 15 años tenía esa labor ayudándole a mi padre. En esa ocasión, me entrenaba aún en Blooming”, el club donde se formó en las menores y en el que llegó hasta la reserva.

Luego tuvo un recorrido por varios equipos de la Primera A de la ACF. Desde 2011 pasó por El Torno FC, Argentinos Jrs. y Royal Pari. Con este último, ya en la División Profesional, estuvo hasta mediados de 2019, para luego firmar en Real Santa Cruz, que ascendió para disputar en 2020 el Apertura en primera. Así fue que en los primeros casi seis meses de este año solo le pagaron dos sueldos, debido a que su club, como casi todos los de la División Profesional, la pasa mal por la crisis generada por el Covid-19. La pandemia provocó que el torneo Apertura quede paralizado luego de la cuarentena que decretó el gobierno el 22 de marzo.

Así pasaron los meses, los clubes propusieron arreglar con sus jugadores con el descuento del 50% de marzo y el 75% de abril y mayo. Como los futbolistas no aceptaron, el tiempo de negociación se hizo eterno, hasta que Real Santa Cruz comenzó a lograr acuerdos de forma individual con los que menos ganan de su plantel, y uno de ellos fue Martínez. “Me propusieron firmar un acuerdo del 50% de reducción de marzo, abril y mayo. Arreglamos y me cancelaron tres meses, y por ello dejé mi trabajo de albañil, una función que cumplí durante tres semanas”, explicó.

Gracias a esa ocupación logró reunir Bs 600 por semana, sumando un ingreso de Bs 1.800. “Al menos con ese dinero logré mantenerme con mi esposa, Romina Elizabeth, pues también es una gran ayuda el hecho de que viva con mis padres. Lo bueno es que nunca me voy a morir de hambre, pues trabajo de lo que sea”, afirmó Ronaldo, que demuestra que es un luchador y que por ello espera cumplir el sueño de triunfar en el fútbol.

“En realidad quiero llegar a la selección y a The Strongest, equipo del que soy hincha pues juega de igual a igual en cualquier cancha y no tiene figuras. Logra jugar bien por el esfuerzo en equipo”, afirmó este volante mixto, que, en Real Santa Cruz, en las 12 fechas disputadas del Apertura, ya jugó entrando desde el banco de suplentes ante Blooming y El Tigre.

Dedicados a otros oficios


Algunos jugadores de Real Santa Cruz que no quisieron dar sus nombres, también tienen otros trabajos paralelos al fútbol para mantenerse económicamente luego de que en casi seis meses de lo que va del año solo pudieron cobrar dos salarios.

Entre los oficios que desempeñan está el de taxista. “No queda otra, esto está para largo. Aún hay varios que no arreglamos las reducciones salariales con el club”, afirmaron. Falta también ver como serán las reducciones, si las hay, de los meses posteriores a mayo.

No hay acuerdos con experimentados


Uno de los capitanes del equipo afirmó que no es cierto esa información de que el 95% de plantel arregló el monto del descuento en el albo. “No es cómo andan diciendo de que casi todos ya acordaron los montos. Quedamos unos 13 jugadores de experiencia con los que aún no se llegó a un acuerdo”, sostuvo.

Agregó que los más experimentados se pusieron de acuerdo en negociar sus descuentos cuando se firmen las reducciones con los más jóvenes, que tienen salarios menores. La misma fuente explicó que en el plantel hay solo un jugador que gana $us 6.000 y otro de $us 4.500. “El grupo restante de experimentados reciben entre $us 3.000 a 3.500, que son los que piden el pago del 90% de salario de marzo, y 80% de abril y mayo”, explicó.

Real Santa Cruz es uno de los dos clubes de los 14 de la División Profesional que aún no arregló las reducciones de los salarios, que ayudarán a paliar en algo la crisis que ha generado el parón por el Covid-19. El otro club es Royal Pari.

Al detalle

Solidaridad alba: Varios de los jugadores que aún tienen ahorros, les prestan a los más jóvenes para que no sufran en esta cuarentena. Estos créditos no pasan de los Bs 1.000.

Tope salarial: Según se conoció el jugador mejor pagado de Real Santa Cruz es Lucas Gómez, el atacante argentino que en su carrera acumula más de 100 goles.

Gabriel Ríos: “Si tienes coronavirus es mejor quedarte en casa, porque una vez te meten a un hospital salís en una bolsa negra”

Era como su madre y por eso la adulaba bastante. “Con 83 años, mi abuela Clementina Banegas estaba sanita. Se notaba su fortaleza. Fue duro perderla”, lamentó el delantero cruceño de Aurora, Gabriel Ríos, que vivió una odisea cuando tuvo que recorrer hospitales en busca de atención para su ser querido, que al final no resistió la falta de aire y falleció afectada por el Covid-19. Esta historia de terror se está repitiendo en especial en Santa Cruz.

“Si tenés coronavirus es mejor quedarte en casa, porque una vez te meten a un hospital salís en una bolsa negra”, sostuvo Ríos, que durante un mes y sus días estuvo elaborando pan junto con su abuela para distribuirlo entre los más necesitados. “Fue al inicio de la cuarentena, luego paramos porque era muy peligroso contagiarse al distribuirlo entre la gente que nos hablaba”, recordó.

El exjugador de Blooming y Wilstermann, entre otros equipos, aún no le informó a su abuelo Rolando Ríos, de 94 años, sobre la partida de su pareja de toda una vida. “No he dormido los últimos días pensando en lo que pasó, y no le he comunicado aún a mi abuelito que ella falleció el lunes. Él cree que sigue en el hospital. Tampoco mi tía sabe de la muerte de mi abuela, ella estuvo internada en el hospital Obrero tras a una cirugía en la cabeza y luego le dio Covid-19” contó compungido.

Ríos explicó que el domingo cuando le comenzó a faltar el aire a su abuela la llevó al hospital de El Remanso, pero no encontró espacio. Luego se trasladó al hospital Obrero, donde sí la atendieron, pero no hubo respirador para su abuela. “Ahí falleció el lunes, cuando ya no aguantó más. La impotencia que tengo es enorme. Esto no tiene que seguir pasando”, concluyó.

Hugo Rojas: “Aproveché este parón para venirme a Santa Cruz y operarme de una carnosidad en el ojo”

Está feliz en su nuevo equipo, pues pasó de no cobrar casi nunca en el descendido Sport Boys, en 2019, a estar este año al día en los salarios en Always Ready. “No me quejo del sueldo, acá estamos pagaditos hasta mayo”, sostuvo Hugo Rojas, que se recupera de una cirugía en el ojo izquierdo y que tiene el objetivo de ganarse un puesto de titular en el reinicio de la temporada.

El jugador ya estaba teniendo la continuidad que buscaba al mando del DT Eduardo Villegas, cuando se paralizó el Apertura por la cuarentena, con 12 fechas disputadas de las 26 que contempla el torneo y con Always Ready compartiendo el liderazgo con The Strongest. Ambos suman 21 puntos y tienen la misma diferencia de goles, de más nueve.

“Aproveché este parón para venirme a Santa Cruz y operarme de una carnosidad, que estaba creciendo y que desde hace tres años la tenía. Para ello hable con el cuerpo técnico y me dieron el permiso correspondiente. La cirugía fue hace una semana y ya estoy por recibir el alta médica”, sostuvo.

El veloz volante ofensivo consideró que ya está adaptado a la altura y que por ello su rendimiento ha ido en ascenso. “Adaptado es otra cosa. Aprovecharé mejor mi rapidez”, afirmó el jugador de 26 años.

sábado, 27 de junio de 2020

Julio C. Baldivieso: “Mi recuperación está yendo por buen camino”

Julio César Baldivieso, se encuentra en tratamiento luego de que la pasada semana diera positivo a la prueba de coronavirus. El director técnico de Aurora con voz llena de optimismo dijo a DIEZ que su recuperación va por buen camino.

El exfutbolista profesional comentó que hace unos 12 días comenzó a sentir algunos síntomas, como la pérdida del sentido del olfato y del gusto, luego pasó a sentir dolores de cabeza y dolores en la espalda difíciles de soportar.

“Según lo que me han comentado las personas que ya han sanado de coronavirus, estoy enfrentando las típicas molestias de esta enfermedad, estamos en la lucha con mucha fe y siguiendo el tratamiento recomendado”, manifestó Baldivieso.

El ‘Emperador’ dijo que en su familia todos están en franca recuperación, aunque no negó que sus padres y su hermano fueron los más afectados y acrecentaron su preocupación.

Agradeció las llamadas de apoyo que recibió de excompañeros de equipo, colegas y amigos. También se pusieron en contacto con él los mundialistas de 1994, para darle su voz de aliento, justamente en el mes que se recuerda los 26 años de la participación de Bolivia en la Copa del Mundo EEUU 1994

“Con energía y el aliento de mis amigos estamos saliendo adelante. Quiero agradecer a los doctores López, Lema y Aparicio que se han hecho cargo de la salud de mi familia”, agregó Baldivieso.

El DT del equipo del pueblo mencionó que de alguna manera quedó desconectado del fútbol cuando comenzó la pandemia de coronavirus en nuestro país y que ahora está totalmente enfocado en su salud.

“Hay que priorizar la salud por sobre todas las cosas y por ende la vida. Uno no sabe en qué momento va a tocar la puerta de tu casa esta pandemia, que es grave”, expresó.

Baldivieso tiene 48 años y en su carrera como futbolista, entre 1988 y 2008, jugó en equipos de Bolivia, Argentina, Japón, Ecuador, Chile, Arabia Saudita, Catar y Venezuela. También jugó el Mundial EEUU 1994 como integrante de la selección nacional, que fue dirigida por Xabier Azkargorta.

En el ocaso de su carrera como futbolista profesional también comenzó a dirigir y llegó a ser nombrado director técnico de la selección boliviana entre 2015 y 2016.

Otros casos

El coronavirus ya comenzó a atacar a la gente vinculada al futbol profesional en el país. El primero en contagiarse fue el volante de Wilstermann Moisés Villarroel, que ya se encuentra recuperado.

Comenzando esta semana el mediocampista de Guabirá, Marcos Andia, envió un mensaje a través de las redes sociales confirmando que contrajo Covid-19 y que está en proceso de curación.

“Empecé un tratamiento nuevo, restan algunos días para terminarlo y luego debo hacer un nuevo chequeo para saber la evolución”, afirmó el jugador. Su esposa, sus suegros y cuñadas también se vieron afectadas por esta enfermedad.

Otro caso tiene que ver también con un jugador de Guabirá, Ricardo Suárez, que la semana pasada sintió los síntomas y de inmediato se hizo la prueba que salió positivo. “Prácticamente toda mi familia padece del nuevo coronavirus”, manifestó el defensor, preocupado por la salud de sus seres queridos.

Hace un par de días, el último en anunciar que contrajo el virus fue el arquero de Always Ready, Carlos Lampe, que junto a su esposa están en la recta final de su tratamiento.

“Esta batalla contra el Covid-19 la estamos ganando juntos con mucha fe en Dios, muchas gracias a todas las personas por el apoyo y por sus oraciones. Tanto mi esposa como yo nos encontramos bien, estables y recuperándonos favorablemente", dijo el guardameta cruceño.

Al igual que Baldivieso; Andia, Suárez y Lampe no tuvieron la necesidad de internarse en un centro hospitalario y se recuperan en sus respectivos domicilios. (26 JUN 2020)

Abraham Cabrera, el zurdo defensor que le sienta bien el fútbol potosino

Abraham Cabrera está cómodo en Nacional Potosí, club que lo fichó esta temporada luego de haber mostrado un buen rendimiento el año pasado en Real Potosí.

Si, pasó a la otra vereda como se dice en la jerga futbolera, ya que la Villa Imperial cuenta con dos equipos en la División Profesional, cada uno con aguerridas hinchadas que ofrecen un bonito marco de público en el estadio Víctor Agustín Ugarte cada vez que se enfrentan.

Cabrera afronta la cuarentena por la pandemia en la capital cruceña con su esposa, Ruth Prada. Contó que una vez por semana entrena todo el grupo de jugadores de Nacional Potosí, vía zoom, y el resto lo hace cada uno por su cuenta, pero con un plan que supervisa el entrenador del equipo, el chileno Sebastián Núñez.

“Gracias a Dios nadie de mi familia enfermó por el Covid-19. Nos estamos cuidando bien”, dijo Cabrera, de 29 años, y que el 2010 debutó en Bolívar.

El defensor cruceño dijo que la continuidad que ha tenido desde el año pasado tanto en Real Potosí y ahora en Nacional le ha permito mostrar un mejor rendimiento y eso lo hace sentirse bien porque no descarta volver a una convocatoria a la selección nacional.

También destacó el trato económico que él y sus compañeros tienen en el club, que en días pasados pagó el salario de mayo. “Con el club hay una buena relación. Logramos un acuerdo económico sobre el porcentaje de reducción salarial y hace poco nos pagaron mayo”, dijo.

Además, Cabrera comentó que afortunadamente no lo afectó la crisis sanitaria y los problemas que ha originado a los clubes por la falta de ingresos económicos. “Estamos bien en lo económico porque ahorré desde los años que estoy en el fútbol. A eso se suma el apoyo de mi esposa y emprendimientos familiares que tenemos para buscar otros ingresos”, sostuvo el zurdo defensor, que el 2018 defendió los colores de Oriente Petrolero. (27 JUN 2020)

Villarroel luchó y derrotó al coronavirus



Hace menos de una semana, el miércoles 17, el joven volante de Wilstermann Moisés Villarroel (Santa Cruz de la Sierra, 7 de septiembre de 1998) anunció en sus redes sociales que él y sus papás (William y Helga) se recuperaron del coronavirus, después de un tratamiento de aproximadamente tres semanas.

Hasta que no tuvieron la confirmación de que estaban recuperados, mantuvieron en reserva la mala noticia, solamente su círculo más íntimo estaba enterado.

Moisés contó que actuaron rápido y siguieron al pie de la letra las recomendaciones médicas; pero admitió que tuvo miedo por la salud de sus padres, quienes fueron los primeros en contagiarse.

“La verdad que tuve temor cuando me enteré lo de mis padres, porque no sabes cómo va a asimilar su cuerpo, no sabes qué va a pasar, se escucha en las noticias que hay hasta muertes por este virus, así que eso te asusta; pero gracias a Dios lo controlamos a tiempo se tomó lo que se tenía que tomar en el momento exacto, eso ayudó bastante para que hoy en día podamos estar contando nuestra experiencia y podamos ayudar a gente que nos escribe para saber qué es lo que hicimos para recuperarnos”.
Moisés junto a su pareja y su hija. Foto: Familia Villarroel
El caso

Sus padres dieron positivo alrededor del 27 de mayo “y unos días después yo empecé a sentir los síntomas, perdí el sentido del olfato, fui hacerme la prueba y salí positivo”.

Mientras esperaba los resultados se aisló en su departamento, donde vive con su esposa (Belén) y su hija recién nacida (Dana Sofía). “Me quedé en la sala para estar alejado de mi esposa y de mi hija. No tuve ningún contacto con ellas para no contagiarlas y cuando me entregaron los resultados y confirmaron que estaba contagiado me fui a la casa de mis padres, ellos viven solos y eso facilitó las cosas”.

Más de dos semanas estuvieron aislados los tres, en ningún momento intentaron ir a un hospital o a una clínica porque “gracias a Dios ninguno estaba grave y era algo que podíamos controlar nosotros”.

Su mamá, Helga, es médico veterinaria, “conoce del tema, además tiene muchos colegas doctores que nos guiaron sobre qué tomar y no fue necesario ir a ningún hospital”.

Para recuperarse tomaron ivermectina, azitromicina y aspirina, entre otros medicamentos.


Desconoce quién fue el portador del virus en su familia “porque está en todos lados, pero suponemos que ha sido por contacto con mi padre; pero eso no significa que hayamos sido irresponsables, porque cumplimos siempre con las medidas de bioseguridad, usando barbijo, alcohol, lavándonos las manos, lamentablemente nos tocó a nosotros, creo que a mucha gente le pasa lo mismo, que se cuida y se contagia”, dice el futbolista que pudo superar el mal.

A finales de mayo, sin embargo, otro futbolista, Deibert Frans Roman Guzmán, juvenil que militaba en el Club Universitario de Beni, falleció víctima del coronavirus en Trinidad. También murieron por esa enfermedad su padre (dirigente) y su tío (director técnico).
El jugador en una postal familiar. Foto: Familia Villarroel
Donante

Después del episodio amargo que le tocó vivir y que tuvo la fortuna de superar junto a sus papás, Moisés Villarroel ahora quiere ayudar a la gente que en estos momentos está infectada con el virus.

Lo primero que hizo tras recuperarse, hace una semana, fue preguntar a los médicos que lo atendieron si puede ser donante de plasma hiperinmune y la respuesta fue que tiene que esperar unos 14 días, porque “me tienen que hacer otra prueba y después sabremos si puedo ser donante”.

William y Helga, también quieren ayudar a la gente, pero no saben si pueden hacerlo.

“Desconozco si las mujeres pueden donar el plasma y en el caso de mi papá también estamos esperando una respuesta, porque él tuvo hepatitis y ahora no está muy bien del hígado, pero la idea es que sí”.

Mientras estuvo en tratamiento no dejó de entrenar “porque la verdad que no tuve problemas respiratorios”.

Después que le detectaron el coronavirus siguió entrenando sin problemas en la casa de sus padres, pero ahora ha hecho un alto.

Los médicos que lo atendieron le han recomendado que por lo menos durante unos 10 días, eso es hasta el fin de semana, tiene que guardar reposo absoluto, y esperar a ver los resultados del análisis que le harán en estos días.


El cañonazo de ‘Platini’ Sánchez y el único gol de Bolivia en mundiales

El 27 de junio de 1994, en un Estadio Soldier Field de Chicago repleto, Bolivia se enfrentaba a España por la última fecha del grupo C del Mundial de EEUU; el gol de Erwin «Platini» Sánchez es uno de los mejores recuerdos de la Verde en la historia de los mundiales, el único que la selección convirtió en esas lides.

Transcurrían 21 minutos del segundo tiempo, el mediocampista nacional ejecutó un violento tiro de izquierda desde fuera del área que rozó en un oponente y se anidó en el ángulo de la portería española, defendida por el golero Andoni Zubizarreta, quien solo hizo vistas.
Un gol para el recuerdo

Era el descuento, el cuadro ibérico estaba imponiéndose por 2-0 (Joseph Guardiola 19’ PT y José Caminero 21’ ST), el tanto del cruceño le daba esperanzas a la tricolor de remontar, pero una conquista más de Caminero (25’ ST) puso cifras definitivas.

Con la caída 1-3, Bolivia quedaba eliminada de la competencia tras perder en el debut ante Alemania (0-1) y empatar con marcador en blanco con Corea del Sur.
Histórico

La anotación de Sánchez ingresó en los anales históricos, siendo el único gol del equipo patrio en estos torneos. El seleccionado boliviano participó en tres copas: Uruguay 1930, Brasil 1950 y EEUU 1994.

Bolivia disputó seis encuentros en los tres certámenes con un saldo de cinco derrotas y un empate; anotó un gol y recibió 20.

Pese a la eliminación del conjunto nacional, la hinchada celebró con euforia el tanto de «Platini», como le llaman al ahora entrenador boliviano, y la primera participación en una Copa del Mundo por mérito propio.

Veintiséis años han pasado y Bolivia no ha podido inscribirse nuevamente en un mundial de fútbol.

Seis mundiales se disputaron después de ese evento y la tricolor no ha podido volver a flamear en ese tipo de eventos, pero el recuerdo sigue vigente y los aficionados conmemoran esa intervención.

jueves, 25 de junio de 2020

Franz González: “Lo más importante ahora es conseguir el título y estamos bien encaminados”

Con 20 años tiene un gran futuro por delante. Por ello, en 2019 cuando su equipo de ese momento, Sport Boys, se derrumbaba lentamente hasta descender, las ofertas para cambiar de aires no le faltaban, entre ellas una de Oriente Petrolero y la otra de The Strongest, que al final lo convenció. Con el Tigre, Franz González, desde su llegada en febrero, poco a poco se ha ido haciendo un espacio, a tal punto que fue titular en los dos últimos encuentros que acabaron en triunfos de visitante ante el albiverde (0-3) y Aurora (1-2).

“Siempre uno quiere sumar la mayor cantidad de minutos. El Tigre es un club con grandes jugadores y se da una competencia sana, pero nuestro objetivo está claro. Lo más importante ahora es conseguir el título y estamos bien encaminados”, declaró al departamento de prensa de su club el volante, que también tuvo buenos partidos en el Preolímpico sub 23 de Colombia de este año, donde Bolivia estuvo bajo las órdenes del DT César Farías.

Sobre la cantidad de ofertas con las que contó antes de firmar por el Tigre, sostuvo que “tuve muchas opciones y hubo varios factores que me ayudaron a decidir a venir acá, que es un gran club y por ello estoy muy feliz”. Su felicidad tiene qué ver con la forma en que lo recibieron sus compañeros: “Los compañeros me recibieron bien, es un gran grupo. El complejo es muy lindo, tratamos de aprovecharlo de la mejor manera”

Para no perder la forma física debido a la cuarentena, que paralizó el torneo Apertura en la fecha 12, de 26 que contempla, González reveló que “trato de correr en mi terraza que es lo que más se puede hacer estando encerrado”. El futbolista pretende llegar de la mejor manera al reinicio de la temporada, que aún no tiene fecha. Su equipo comparte el liderazgo del Apertura con Always Ready, ambos con 21 puntos sumados.

Jóvenes quijarreños entregan alimentos donados por el goleador Marcelo Martins

Jóvenes voluntarios, movidos por un sentimiento de solidaridad entregaron la donación que realizó el goleador Marcelo Martins, a las personas de las zonas más alejadas de Puerto Quijarro (Santa Cruz) y de la tercera edad. Los beneficiados también se llevan esperanza y aliento en este tiempo de pandemia por el coronavirus.

Quienes respaldan está iniciativa son la agrupación 'Todos Somos Quijarro' encabezada por los esposos Silver Viera y Kimberly Cuéllar, apoyados por Álex 'Cacho' Giles y el grupo de residentes quijarreños en Santa Cruz.

El fútbol acercó a los más necesitados al corazón del atacante del Cruzeiro y de la selección boliviana, que envió la ayuda. Kimberly (única dama del grupo) dijo que familias de la comunidad de Yacuses también recibieron víveres.

Otro grupo que reúne alimentos en Puerto Quijarro y los distribuyen en otras zonas del municipio lo integran Jhonatan Delgadillo y Aldo Aguilera bajo el lema "Todos somos Quijarro, un mismo corazón".

El respaldo del 'Matador' es de $us 100.000, dinero que se utilizó para la compra de alimentos, que fueron distribuidos en los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz./(Lorenzo Yopiez, de Puerto Quijarro-25 JUN 2020)

Marcos Andia: “Hubo momentos de desesperación, pero gracias a Dios lo peor ya pasó”

“Hubo momentos de desesperación, cuando a los siete que vivimos en mi casa, incluyendo mi esposa y mis suegros, nos dio coronavirus, pero gracias a Dios lo peor ya pasó”, sostuvo el polifuncional jugador de Guabirá, Marcos Andia, que cumple la última etapa de su recuperación y que por ello le harán la primera prueba este sábado para saber si el virus salió de su cuerpo. “Luego tendré que esperar algunos días más para el último test”, sostuvo.

El momento crítico que pasó Andia fue cuando le comenzó a faltar el aire, y tuvieron que cambiarle la medicación. “Llegó a faltarme el aire, y por ello me dieron medicamentos más fuertes”, explicó el jugador, de 31 años, que espera estar completamente libre del coronavirus para donar plasma. “Es una promesa que le hicimos a Dios y la vamos a cumplir”, asegura.

Recuerda que las primeras cinco personas que sufrieron la enfermedad en su casa fueron prácticamente asintomáticas, luego les vino con síntomas más fuertes a él y a su suegro. “Pérdida del olfato, fiebre, dolor de cuerpo y dificultad para respirar. Todo se fue acumulando”, explica el exjugador de Nacional Potosí y de Blooming, entre otros equipos.
Lea también
Guabirá

Dos jugadores de Guabirá se recuperan del Covid-19


Marco Andia y Ricardo Suárez cumplen con un tratamiento médico. Esperan estar sanos muy pronto para retomar los entrenamientos virtuales del equipo. La dirigencia azucarera está pendiente de ellos.

El drama de Andia comenzó el 6 de junio con una picazón en la garganta y fiebre un día después. “El tema es que en la primera semana no veíamos resultados, y por ello tuvimos que consultar al médico”, afirmó Marcos, que en este tiempo se ha comunicado con sus padres vía telefónica. “La cuarentena la estamos cumpliendo”, afirmó el futbolista, que en Guabirá se viene desempeñando de marcador central, aunque también juega de volante de marca.

El 'traspaso' de Ronald García, de futbolista a empresario

Ya pasaron cinco años desde su retiro y aún sigue extrañando el fútbol, en especial los partidos oficiales, donde casi siempre salió aplaudido no solo por su nivel de juego, sino también por el derroche de energía y las ganas. Eso sí, a medida que ha pasado el tiempo Ronald García se ha dado cuenta de que hay vida más allá de un balón. El ex volante cruceño, que colgó las chuteras a los 34 años (el 15 de mayo de 2015) estando en Oriente Petrolero, hoy es un empresario al que le va bien en su emprendimiento, pues la empresa de seguridad que formó pasó en los últimos seis años de 3 a 30 trabajadores.

“No me puedo quejar, me va bien porque siempre me gustó trabajar con responsabilidad, como en el fútbol. Primero la empresa solo ofertaba seguridad electrónica, y luego pasamos a ofrecer servicios de seguridad con guardias”, explica ‘Nacho’, que ha dejado de lado un poco la preparación física, que antes era parte de su rutina diaria. En la actualidad su relación con el balón se resume a partidos de fútbol los fines de semana entre amigos. Los ejercicios, que le permitieron alcanzar un físico privilegiado pasaron a segundo plano.

Antes, Nacho estuvo un tiempo participando de los torneos de la Mutual de Exjugadores, pero poco a poco dejó de hacerlo porque asegura que es competitiva, pues hay futbolistas que aún están en excelente forma. “Más me gusta jugar en una cancha de barrio”, afirma el mediocampista, que en los últimos años aumentó de peso. “Subí 15 kilos porque ya no me muevo como antes. En realidad, no hago ejercicios entre semana”.

También ocupa parte de su tiempo en el trabajo de representante de jugadores que realiza junto a otros tres socios que radican fuera del país, y también en Bolivia, uno de ellos es el exvolante Rubén Tufiño. “Actualmente tengo la representación de Alexis Ribera, Samuel Pozo y Carlos Soliz, entre otros”, sostuvo Nacho, que ya ha realizado transferencias de jugadores en el ámbito nacional y espera llevar a otros fuera de Bolivia para que cumplan el sueño que él logró concretar.

Consultado sobre si en su vida de empresario ya superó los ingresos que tenía en su etapa de futbolista, su respuesta fue contundente: “Aún no, pero para eso trabajamos, para que la empresa crezca y nos superemos día a día. El objetivo es ser competitivos”. Antes de la paralización del fútbol por la pandemia, Nacho trabajó en la seguridad del clásico y en partidos de la Sudamericana para Oriente.

Experiencia corta


Ni bien colgó la chuteras, Nacho García siguió cerca de sus excompañeros al asumir como director deportivo de Oriente Petrolero, cargo que desempeñó por año y medio y que luego tuvo que dejar por falta de presupuesto del club para cubrir el pago de esa función, clave en clubes de otros países de Sudamérica y de Europa.

“Le agradezco a ‘Keko’ Álvarez (presidente de esa época de Oriente), que posibilitó que asuma un trabajo que me gustó y en el cual aprendí muchas cosas. Él también fue el que hizo posible mi regreso. Salí bien y no le guardo rencor a nadie, eso es lo bueno”, sostuvo el exjugador, que luego empezó a dedicarse casi íntegramente a su empresa que en los últimos meses ha incursionado en bioseguridad por la pandemia, trabajando junto con su hermano Ignacio García, que es futbolista profesional, pero que está sin equipo.

Nacho ya no está ligado a un balón, aunque no olvida que tuvo una carrera de 16 años, jugando 40 partidos en la selección boliviana y marcando dos goles. También disputó la Copa América en 2001, 2007 y 2011. En el país jugó en Oriente Petrolero y Bolívar, y fuera de Bolivia estuvo en el Aris, de Grecia, el Alverca, de Portugal, y el Anorthosis Famagusta, de Chipre.

"Siempre quise ser militar"


Al dirigir una empresa de seguridad, Ronald García se siente realizado, pues fue lo más cercano a su inicial objetivo de estudiar una carrera militar cuando aún no se había convertido en futbolista profesional. “Siempre quise ser militar, pero mi pasión por el fútbol ganó la pulseada”, sostuvo.

García no pudo cumplir el sueño de ser militar, pues a los 17 años partió a Bolívar, su primer club profesional. En el equipo paceño debutó en 1998, luego de formarse en la Academia Tahuichi. Sus condiciones resaltaron rápidamente en la academia paceña, desde donde en 2001 emigró al fútbol de Portugal para sumarse al Alverca. Desde ese año su carrera no paró hasta su retiro en 2015, en Oriente Petrolero.

Al detalle

La familia: Ronald García está casado con Kenia Roca, con quien tiene cuatro hijas: Erika (21 años), Nathaly (16), Valentina (9) y Celeste (4).

De corazón albiverde: ‘Nacho’ hizo lo posible para jugar en Oriente, equipo del cual es hincha. En el equipo albiverde estuvo en dos etapas: 2004-2005 y 2012-2015.

Principal logro: Fue clave en el equipo de Bolívar que llegó a la final de la Copa Sudamericana 2004, en la que el campeón fue Boca Jrs., de Argentina. /(25 JUN 2020)

miércoles, 24 de junio de 2020

Video Carlos Lampe y su esposa dieron positivo al Covid 19

Carlos Lampe, arquero de Bolivia, dio positivo por coronavirus

Una de las personas que más se había cuidado para no contagiarse de Covid-19, confirmó que dio positivo. El arquero Carlos Emilio Lampe público en su cuenta de Facebook que contrajo el virus, junto a su esposa, pero que se encuentran bien de salud.

"Esta batalla contra el covid-19 la estamos ganando juntos con mucha fe en Dios, muchas gracias a todas las personas por todo el apoyo y por sus oraciones. Tanto mi esposa como yo nos encontramos bien, estables y recuperándonos favorablemente", escribió el arquero de la selección boliviana y de Always Ready, que comparte el liderazgo del Apertura con The Strongest.

Lampe relató este momento duro que le toca vivir, en especial porque en el cumpleaños de su pequeña hija no pueden darle un abrazo. "Una de las cosas mas difíciles es que hoy es cumpleaños de nuestra hija María Emilia y no podemos besarla y abrazarla... Será un cumpleaños diferente pero faltan pocos días y sabemos que con mucha fe venceremos este virus y pronto estaremos con nuestras princesas.. cuídense mucho #quedateencasa".

Los futbolistas bolivianos que dieron positivo ya suman cinco. Antes ya se contagiaron el beniano Frans Román, que no pudo sobrevivir; Moisés Villarroel, de Wilstermann, que ya está recuperado; y Ricardo Suárez y Marco Andia, de Guabirá.

lunes, 22 de junio de 2020

El arquero Widen Rojas cumple triple turno en Valle Ivirza

Widen Rojas, tercer guardameta del Club Bolívar, es el único futbolista del primer plantel que no participa de los entrenamientos virtuales por las dificultades técnicas que tiene en la localidad de Valle Ivirza, en el Trópico de Cochabamba, pero ello no evita que cumpla con un triple trabajo: hace lo mismo que el primer plantel, los arqueros y practica en una cancha de futbol cerca de su domicilio.

“Los primeros días que iniciaron los entrenamientos virtuales yo estaba participando, pero lastimosamente la señal (de internet) donde yo me encuentro es muy mala y se conectaba y desconectaba, entonces por ese motivo vi se me podían mandar los entrenamientos a mi correo para hacerlo solo. Todos los días me mandan los entrenamientos a mi correo, los dobles turnos que hacen igual los arqueros de igual manera. Estoy entrenando todos los días con mis compañeros, se estaba diciendo que no lo hacía, pero no es así”, explicó Rojas.

Se entrena todos los días tal y como lo hace el primer plantel bajo las órdenes del preparador físico Diego Ferella. A ello se suma el trabajo que llevan adelante los arqueros los martes y jueves con el entrenador de la especialidad Matías Stampone.

Cancha


A ello añade el trabajo de campo que realiza junto a sus hermanos Michael y José Enrique en la cancha de fútbol que se encuentra a medio kilómetro de su casa.

“Vamos dos o tres veces a la semana en bicicleta a esa cancha, ahí mis hermanos me ayudan con el trabajo de arquero, ellos patean el balón y yo atajo. No voy todos los días porque acá igual hay restricciones” por la pandemia del coronavirus, detalló Rojas.

Hay restricciones en Valle Ivirza por el virus, pues «en cada camino que hay pusieron trancas para que no ingrese gente extraña porque todos están con miedo de esta enfermedad. Recién se tomaron muy en serio esto porque lastimosamente no estaban acatando nada, pero como apareció de golpe ya están con miedo”, señaló.

Por el momento está a la espera de que la situación mejore en el país y seguirá con el entrenamiento que realiza con la Academia mientras vive con sus hermanos y padres. “Solo pido a la gente que se cuide de esta enfermedad, tenemos que ser precavidos para cuidar de nuestras familias», indicó.

Andia y Suárez, del club Guabirá, se recuperan del coronavirus

l club Guabirá tiene a dos de sus futbolistas jugando un ‘partido aparte’ con el objetivo de ganar al nuevo coronavirus. Se trata del volante de contención Marcos Andia y el defensor central Ricardo Suárez, que están en pleno proceso de recuperación.

Andia contó que sintió los primeros síntomas el 6 de junio y de inmediato inició un tratamiento médico que tuvo pocos efectos, luego se practicó una tomografía pulmonar que evidenció que el virus afectaba a los pulmones.

“Empecé un tratamiento nuevo en el que voy en el quinto día, restan cinco para terminarlo y luego debo hacer un nuevo chequeo para saber la evolución”, afirmó el jugador, que tuvo que soportar dolores de cabeza, inflamación de la garganta, tos, fiebre, pérdida del olfato y del gusto.

La esposa de Andia, sus suegros y cuñadas también se vieron afectadas por el Covid-19, pero su recuperación es satisfactoria, según el jugador.

Una vez se recupere el volante afirmó que acudirá al Banco de Sangre Regional Santa Cruz para donar plasma.

En el caso de Suárez, el defensor sintió los síntomas hace cinco días, de inmediato se hizo la prueba y salió positivo; ahora su evolución es favorable y espera hacerse otro estudio para confirmar que venció al virus.

Lo lamentable es que “prácticamente toda mi familia padece del nuevo coronavirus”, relató Suárez quien está muy preocupado por el estado de su abuela, que “está mal y con oxígeno aquí en mi casa porque no hay espacio en los hospitales”.

Para Suárez y Andia no hubo necesidad de internación, ambos se recuperan en sus respectivos domicilios.

Respecto a estos dos casos el secretario general del club azucarero, Orlando Quispe, afirmó que se los ayuda en todo lo que puede.

Después de Moisés Villarroel (Wiltermann) y el DT Julio César Baldivieso (Aurora), Andia se convierte en el tercer caso de Covidl-19 positivo en la División Profesional y Suárez en el cuarto.

domingo, 21 de junio de 2020

Los hermanos Gilbert y Willan Álvarez le gambetean a la pandemia

Cumpliendo al pie de la letra los protocolos de seguridad, los hermanos Gilbert y Willan Álvarez le gambetean a la pandemia del coronavirus, desarrollando prácticas presenciales en un terreno de juego que está ubicado a una cuadra de su domicilio, en Santa Cruz de la Sierra.

Así es, el par de futbolistas cruceños que defienden los colores del club Wilstermann, llevan dos semanas entrenándose a campo abierto junto a tres de los nueve hermanos varones que forman parte de esa familia de deportistas. Eduardo juega con el club Callejas, Limbert milita en Universitario, y Sebastián integra el cuadro de Florida. Los tres planteles compiten en la Primera “A” de la Asociación Cruceña de Fútbol. Francisco, el hermano mayor, los asiste dotándoles de agua y fruta en los entrenamientos que se despliegan de 05:30 a 07:00 en la cancha de Barrio Lindo, en la capital oriental.

Cabe destacar que Jesús, padre de los futbolistas, no se pierde ni un solo ensayo de sus hijos. “Estamos trabajando para no perder el estado físico, con las instrucciones que nos imparte el asistente técnico Gastón Ramondino”, comentó Willan, hermano menor de Gilbert.

El delantero cruceño advirtió que se entrenan desde muy temprano, acogiéndose a las exigencias de seguridad para no contagiarse del coronavirus.

“Hasta hace dos semanas realizamos un trabajo físico exigente en nuestro domicilio, haciendo pesas para fortalecer los músculos, pero desde hace dos semanas trabajamos con balón en un campo de juego; es muy diferente, ansiábamos volver hacerlo”, señaló.
Willan admitió que extrañan volver a la actividad futbolística; sin embargo, dijo que la salud está “por delante de todo y que sin ella no se podría hacer nada. Hay que cuidarse porque el virus es fuerte. Veo noticias y me entero que cada día está muriendo gente.

Reitero que primero está la salud de las personas”, sostuvo a tiempo de explicar que, pese a la ansiedad que tiene de volver a jugar, también siente un poco de temor hacerlo por el crecimiento de los contagios del Covid 19 en el país.

El retorno
La probabilidad de que el club Wilstermann pueda retornar a las prácticas el lunes 5 de julio queda descartada, tomando en cuenta que las autoridades departamentales determinaron llevar adelante la cuarentena rígida del 29 de este mes hasta el viernes 10 de julio.

El atacante cruceño dijo que esa información está sujeta a confirmación por parte del cuerpo técnico liderado por el argentino Cristian Díaz.

Álvarez señaló que el plantel que lo cobija tiene todo dispuesto para poner en práctica el protocolo de bioseguridad para contrarrestar la pandemia del coronavirus.

“Nos avisarán con anticipación la fecha de la reanudación de entrenamientos ya que tenemos que tomar previsiones para trasladarnos a Cochabamba”, señaló el delantero.

sábado, 20 de junio de 2020

Víctor Hugo Antelo: ‘En este momento no me veo ni vivo’

Hasta 2001, cuando se retiró del fútbol, Tucho anotó 350 goles, un récord que va rumbo a los 20 años sin que nadie lo pueda igualar. El exgoleador y hoy DT habla de ello, pero prioriza la situación que vive el país por la pandemia del coronavirus y deja en segundo plano incluso la posibilidad de volver a dirigir

Sincero, frontal y también polémico, así es Víctor Hugo Antelo, notable exgoleador boliviano. Tucho hizo 350 goles en los torneos bolivianos, un récord inigualable hasta hoy, y eso que han pasado muchos años desde que se retiró del fútbol activo para convertirse en entrenador.

Ahora relega a segundo plano la pelota. No oculta su miedo por el avance del coronavirus en el país y en su Santa Cruz natal, donde la enfermedad está pegando duro. “¡Es una cosa de terror”, exclama.

—¿Cómo está, Tucho?


—Con mucho miedo; hay gente que se cuida, pero hay otra que es irresponsable. Creo que esas personas que no se cuidan son ignorantes, inconsecuentes, no toman recaudos y son las que caen; parece que no piensan en sus hijos. Es una pena lo que pasa aquí y en toda Bolivia.

—¿Cuál es el panorama en su barrio?


—Aquí nos hemos portado muy bien, salimos solo para lo necesario. Cerca hay un pequeño supermercado y es lo máximo a lo que vamos, lo hacemos tomando todas las medidas de bioseguridad; pero veo por televisión, me entero por los medios que hay sectores donde no se hace caso. Es una barbaridad.

—¿Qué mensaje da a quienes incumplen con las recomendaciones?


—Disciplina, nos falta eso. La disciplina no solamente es para el fútbol, es también para la vida misma. Alguien que no es organizado ahora sufre las consecuencias, esta situación enseña a la gente que hay que pensar en uno, en el futuro. Esta cuarentena ha agarrado a mucha gente sin un centavo, es cierto que viven el día a día pero tienen que fijarse en que mañana puede pasar algo grave y las cosas pueden ser difíciles.

También hay gente previsora que en su vida es organizada y puede sobrellevar esta situación, está aguantando.

Esta pandemia nos está enseñando muchas cosas: que es fundamental tomar previsiones, que a pesar de las complicaciones no solo es pensar en vivir al día.

—Pero es una realidad que hay gente que vive al día…


—Lamentablemente somos un país muy pobre. Ojalá que cambie cuando todo esto pase y entremos a lo que se llama la nueva normalidad.

—¿Se le hace difícil hablar de fútbol en este tiempo?


—Muy complicado. A mí me hablan para participar en entrevistas mediante esa plataforma de Zoom, pero no se puede pensar en fútbol cuando la gente se está muriendo, mueren amigos de uno, familiares y conocidos de otro. No puedes hablar de otras cosas cuando todos los días están enterrando gente, cuando a diario te enteras que se contagió Juan Carlos o Pedro, o no sé. No se puede hablar de plata, de negocios o lo que fuera cuando la vida se nos está yendo poco a poco. No hay ánimo cuando todos los días te enteras de una mala noticia.
—¿Así las cosas, es difícil que el fútbol vuelva en un tiempo corto?

—Pienso que la vida misma no va a ser igual cuando esto pase. Cada día está peor, no sabemos si vamos a poder mandar a nuestros hijos al colegio, si asistiremos a una función de cine. Esta es una cosa de terror.
—Se nota que está muy afectado…

—¡Pero claro que hay miedo! En mi casa tengo un arsenal con una fumigadora con lavandina, mi casa está llena de botellas de alcohol, de spray y jabones. En el portón que da a la calle tengo un balde con lavandina y una bandeja con desinfectante para los pies. Es una situación deprimente. Repito: lo que estamos viviendo es de terror.
—¿Ha podido hablar con sus colegas técnicos o con futbolistas acerca de esta situación?

—Con amigos estamos en contacto por WhatsApp. Por suerte la gente del fútbol no está afectada, a no ser que algunos no lo digan porque lo están guardando en secreto; es que por miedo al contagio, el pueblo te rechaza.

Me enteré que Wálter Castedo (expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol) estaba delicado, pero por un problema del corazón, nada relacionado con el coronavirus, pero es que también ha recibido muchas noticias de familiares y amigos infectados.
—¿Usted está con toda la familia en su casa?

—Tengo una hija casada que vive en otro lugar con la familia que formó, no puedo verla y tampoco a mis nietos. Todo el mundo está así, es muy difícil, no sabemos si la vida va a continuar.
—A pesar de esta situación, ¿se ve dirigiendo a algún equipo en 2021?

—Vamos a ver. En este momento no me veo ni vivo, uno no sabe ni cómo va a amanecer, si tendrá o no síntomas de la enfermedad, si le faltará aire. Lo único que preocupa en este momento es cuidar a la familia.

Estoy en el fútbol hace 40 años. Uno extraña siempre el fútbol y quiere volver, pero ahora es otra la prioridad.
—¿Hoy en día hay un goleador de las características suyas?

—Carlos Saucedo juega más o menos como los delanteros de antes, quizá también por la edad. Pero el fútbol ha cambiado mucho y es difícil que salgan jugadores como los de antes, ya no hay un Erwin Romero o un Ramiro Castillo. Los de años anteriores éramos de barrio, allí nos hemos curtido, ahora es todo en escuelita de fútbol y con cancha sintética.

Aquel tiempo había que ir y volver a pie de las canchas que estaban alejadas, allí uno se forjaba, te pegaban y pegabas, así te hacías futbolista. Ahora creo que son más fifí, por graficar al jugador actual.

Antes los padres no hacían los espectáculos tristes de los papás de hoy, no iban a las canchas a vernos jugar, nos dejaban crecer solos. Ahora se gritan entre ellos, ponen mal a sus hijos. Yo he ido a ver jugar a mis nietos alguna vez y he visto cómo sus papás gritan y presionan a los chicos, los perjudican para toda la vida.
—Usted tiene un récord goleador con 350 tantos convertidos, ¿por qué sigue vigente y nadie lo supera?

—Me retiré del fútbol en 2001, pronto se cumplirán 20 años. Creo que en esa época el jugador en actividad que me seguía era Limberg Gutiérrez, quien también ya se retiró.

Veo difícil que en un plazo corto alguien alcance esa cantidad, no obstante de que ahora se juegan más partidos que antes.

He dirigido a goleadores y he notado gente que no tenía esa hambre de jugar, un ejemplo es un futbolista que cuando nos tocaba ir a jugar a Potosí se lesionaba, aunque yo le decía que tenía que demostrar sus condiciones en todas las canchas.
—¿Lo dice con autoridad porque usted compitió con otros goleadores de raza?

—He competido con Fernando Salinas, Jesús Reynaldo, Juan Carlos Sánchez, Raúl Baldessari para citar a algunos, grandes goleadores y de notable calidad para jugar. Eran tipos que no te permitían aflojar, ellos y yo teníamos hambre de ser más. No debías descuidarlos nunca.
—¿Veía la tabla de goleadores los lunes en los periódicos?

—Sí, y pensaba en todas las posibilidades. Por ejemplo decía “Sánchez jugará contra un equipo supuestamente más fácil y con seguridad hará dos o tres goles, tengo que esforzarme y yo también marcar”. Si estaba primero en la tabla, siempre me fijaba a cuántos goles estaba el segundo.

Al margen de los goleadores, había otros con características de punteros o mediocampistas que tenían llegada al arco y hacían goles.
—¿No ha pensado en trabajar en la formación?

—Para trabajar con niños hay que tener vocación, mucha paciencia con ellos y con los padres que se meten en todo. Me gusta ir a ver partidos de reserva con jugadores de 16 o 17 años que están listos para dar el siguiente paso, allí hay chicos con buenas condiciones. No tengo las características de los profesores que trabajaban con Roly Aguilera o Enrique Happ o para hacer la labor que hace Isaac Mollinedo en La Paz.
—¿Cómo le ha ido en esa campaña que pretendía el cambio en Fabol?

—Quedó en nada, porque el jugador es muy dejado; se olvida de las cosas y aparece cuando tiene problemas. La gente de Fabol está bien establecida, es experimentada y seguirá porque nadie dice nada, no va a salir de allí, le ha gustado la mamadera.
—¿Le pagaron el dinero que le debía Sport Boys?

—Ni un peso de los tres meses que me debe. Ahora no hay ni a quién reclamar, el señor Pedro Zurita, el dueño del club, y su familia cayeron contagiados de coronavirus, la pasaron mal, se recuperaron y ahora están donando plasma.
—¿Boys es una muestra de la realidad de nuestro fútbol?

—Creo que Sport Boys ya es historia y pienso que San José de Oruro está por el mismo camino, no puedo entender qué pasa con el club que con frecuencia asiste a copas internacionales, Libertadores y Sudamericana, y ha recibido mucha plata; hay algo raro, alguien se ha hecho el vivo allí, alguien tiene que ser el responsable.