domingo, 13 de octubre de 2019

Cristhian Machado: ‘Sobre todo, quiero identificarme con Bolívar’



Cristhian Machado pudo haber quedado “colgado”. Wilster lo demandó por haber firmado un documento que le obligaba a pagarle un dinero al aviador si, al regresar a Bolivia desde el exterior, fichaba para otro equipo. Lo hizo para Royal Pari. Sin embargo, zafó de eso y, además, dio un salto importante, a Bolívar, donde ahora está convertido en un bastión del mediocampo.

—¿Qué enseñanza le dejó el problema que tuvo antes de llegar a la Academia?

—Sin duda, uno asimila cosas que le pasan. Cuando todo va a favor de alguien siempre hay intereses de otros, no quiero hablar mucho de aquello porque es incómodo, aunque felizmente todo se ha solucionado.

—¿Estas cosas tienen que ver con que uno, como jugador, aspira siempre, además del éxito, a mejorar la economía de su familia y suya?

—No es lo económico. Lo primordial para uno, o en mi caso, más que el dinero es lo que pueda ganar como futbolista, tener la oportunidad de jugar torneos internacionales, que son un vitrina primero para llegar a la selección nacional y luego para irse al exterior. La verdad es que sabemos que hay equipos grandes que en lo económico tienen estabilidad, pero uno debe preocuparse más en elevar su nivel y en mejorar su producción individual, aparte de que uno debe ver el interior de un grupo donde pueda adaptarse buscando hacer amigos y, sobre todo, aportando en lo futbolístico.

—¿En Bolívar está bien?

—Vine con el objetivo de hacer las cosas bien, quiero conseguir muchos objetivos y, sobre todo, identificarme con este club. Ahora quiero salir campeón, regalarle todo el cariño a la hinchada y en ese estamos trabajando a nivel de grupo; ojalá que se dé. Creo que vamos por buen camino. Encontré un grupo humano excelente en su trato como también en el campo de juego.

—En esto de ser campeón, otra vez los del occidente están luchando por alcanzar el título y de nuevo los del oriente se han rezagado, ¿por qué?

—Hay muchos factores de los que se hablan, por ejemplo, el clima, la altura, todo eso, pero se ha demostrado que si un equipo trabaja y se prepara con planificación va a ganar en la altura o en el llano. En el fútbol no hay excusas, pues si un plantel está bien preparado no tiene ningún problema. Varias selecciones vinieron a jugar con intensidad, y de igual a igual, y se llevaron buenos resultados, lo propio sucedió en la Copa Libertadores; y nosotros debemos basarnos en eso y no buscar excusas entre bolivianos. Sobre todo, prepararnos y buscar elevar nuestro nivel, porque en el fútbol todo se basa en la parte física, futbolística y mental.

—¿Entonces el nivel del fútbol boliviano está mal?

—Estamos en constante crecimiento, sobre todo, los jóvenes son los llamados a cambiar a nuestro balompié; creo que ellos nos llevarán al mundial que todo boliviano quiere llegar, pero también hay que trabajar para alcanzar ese objetivo; tenemos capacidad, talento, pero a todo aquello debemos inculcarle mucho trabajo y no solamente hablar. Creo que un buen proceso y con el aporte de todas las partes que están englobadas en el fútbol se lo puede lograr.

Una postal de Cristhian junto a su familia: Foto: Familia Machado

—Habló de los jóvenes, ¿los técnicos les dan oportunidad?

—Creo que si un jugador hace méritos para tener oportunidad de debutar la va a conseguir, pero lo que es bastante claro es que a ello hay que sumarle trabajo para poder hallar la continuidad que uno debe tener si quiere sostener una regularidad en un equipo. Ahora hay jugadores que a temprana edad pueden marcar una diferencia y seguramente jugarán, pero que no lleguen solamente por cumplir con el reglamento, eso se debe perseguir desde el inicio de la carrera.

—¿Cuáles son los pilares para ser un buen futbolista?

—Sin duda lo fundamental es la humildad, la disciplina y mucho trabajo. Aparte, tener un orden en la vida, buena alimentación, buen descanso, son factores que influyen. Si tienes desorden en lo particular no vas a poder rendir en la cancha. Ahora, uno tiene mayores posibilidades de crecer trabajando incluso fuera de horarios para mejorar en lo físico, en lo técnico, creo que cuando va al exterior se da cuenta de eso. En el país, lo que estamos haciendo, hoy por hoy, no alcanza y que hay que trabajar mucho más. Por ejemplo, en mi caso, sé que debo redoblar esfuerzos, trabajar más en mis debilidades y fortalecer mis virtudes si quiero volver a ser parte de la selección nacional, que es mi próximo objetivo. Trato de hacer las cosas bien en cada partido y busco estar listo por si se da una convocatoria.

—¿Se acuerda cómo fueron sus inicios en el fútbol?

—Comencé a los 7 años en un equipo de mi barrio, en un complejo petrolero. Jugué en Oruro Royal desde las categorías mascotas y de ahí pasé a formar parte de Wilstermann desde los 9 años hasta debutar profesionalmente; sin embargo, no me siento identificado con el club aviador. He sido un jugador trascendental porque estuve muchos años ahí.

—¿Cómo fue esa época de crecimiento?

—Tengo una familia tranquila, humilde. Mi papá Simón me dejó pequeño, se fue a Estados Unidos para trabajar por el tema económico; me crié con mi mamá Sabina y mis dos hermanos. Ahora todos viven allá, el único que estoy en el país soy yo. La verdad que mi niñez fue muy buena, mi familia siempre me apoyó para ser jugador profesional y si no lo hubiera logrado creo que hubiera estudiado mecánica automotriz o electromecánica. Creo que aún lo puedo hacer y estoy pensando seriamente en cumplir también ese objetivo.

—Hoy, Wilster, su anterior equipo, y Bolívar, el actual, están peleando por el título...

—El campeonato está muy peleado, hay equipos protagonistas que apuntan a salir campeón, el torneo está parejo, no se nota mucha diferencia y el que haga las cosas bien y, sobre todo, sume puntos de local y visitante será firme candidato al campeonato, pero faltan muchas fechas.

Viscarra cuenta los días para volver en Bolívar

Cuenta regresiva para el arquero Guillermo Viscarra que espera el alta médica para volver a disputar la titularidad con el costarricense Pablo Moreira y el nacional Saidt Mustafá. En vísperas del partido contra Guabirá, el viernes 18 de octubre, ‘Billy’ cumplirá los 45 días del plazo que le estableció el cuerpo médico. Se recupera de una lesión en el hombro derecho.

En el último informe, el médico de Bolívar Freddy Pati mencionó que a Viscarra le quedaban entre 45 a 60 días de recuperación. En el peor de los casos, el guardamenta tendrá que esperar al 3 de noviembre para tener el visto bueno médico.

Viscarra sigue con los trabajos de recuperación y fortalecimiento de la zona afectada para volver con todo a ser opción para el arco celeste. En febrero se lesionó en un entrenamiento que lo obligó a estar parado por cerca de ocho meses.

El guardameta llegó como refuerzo a la academia procedente de Oriente Petrolero y jugó ante Wilstermann y Destroyers, además del partido de ida en La Paz ante Defensor Sporting de Uruguay por la primera fase de Copa Libertadores, el 24 de enero.

‘Tonino’ Melgar mirará el partido desde las gradas por lesión

Carlos ‘Tonino’ Melgar está descartado para el encuentro ante Haití del martes (20:00), debido a un esguince en el tobillo izquierdo, lesión que sufrió durante el partido con Venezuela el jueves pasado en Caracas. El volante creativo de Wilstermann se quedará con las ganas de mostrar sus condiciones al DT César Farías.

Melgar ingresó en la segunda parte en lugar de Juan Carlos Arce, pero mostró muy poco porque solo pudo estar 14 minutos en el campo de juego por causa del esguince de tobillo que lo obligó a ser reemplazado.

El mediocampista no se ha podido entrenar con normalidad y fue sometido a exámenes médicos que determinaron el esguince es grado uno, por lo que no es grave, pero su presencia ante Haití es muy difícil, pues sino esta al cien por ciento el entrenador no lo arriesgará.

El resto del plantel se encuentra en buenas condiciones, por lo que el seleccionador trabaja este domingo muy tranquilo con el objetivo de afinar detalles para no equivocarse ante los centroamericanos.

Video Boliviano Fernández, importante en nuevo triunfo de Leonesa

El lateral izquierdo, Roberto Carlos Fernández, se afianza en Cultural Leonesa de España. El boliviano por primera vez recibió la confianza del director técnico, José Manuel Aira, para ir de titular en la victoria, de visitante, conseguida ante Izarra (0-1). El partido se jugó este domingo en el estadio Merkatondoa (Navarra) por la fecha 17 del torneo de Segunda División B del país europeo.

“En mi primer partido de titular me quedo tranquilo porque el resultado fue bueno. El espíritu de equipo vale más de lo que uno pueda hacer en lo personal, por eso nos vamos contentos”, afirmó Fernández a medios españoles tras el partido.

El exBlooming fue pieza importante por la banda izquierda. Subió permanentemente por su carril para buscar el arco rival. Su velocidad y buena dinámica hizo que pise el área contraria en más de una oportunidad. A los 66’ fue derribado tras pase de Dani Pichín, que el árbitro del partido no dudó en cobrar penal. Un minuto después el español Dionisio Villalba desperdició la oportunidad estrellando el balón en el poste derecho.

En el complemento y cuando parecía que el partido terminaba en cero llegó el gol del triunfo anotado por Sergio Benito. El delantero leonés marcó el 0-1 cuando se jugaban dos minutos de tiempo adicional. Con esta victoria, el equipo de Fernández sumó 17 puntos y comparte el primer lugar con Athletic Club B, Real Sociedad B y Logroñés.

En la próxima fecha, Leonesa recibirá a Leioa. Este lance está programado para el 20 de octubre a partir de las 12:00 hora boliviana.

El temple del Gigante, tras euforia fugaz en Boca y su drama actual



Quién diría que un año después del momento glorioso en el que estampaba su firma con Boca Juniors, el 10 de octubre de 2018, el arquero Carlos Emilio Lampe se sumergiría, ahora, en la completa incertidumbre. Suma 12 meses de inactividad, regresó a San José, le deben dinero prestado y por concepto de sueldos.

El 7 de octubre del año pasado, el cruceño se sumaba (con todo el entusiasmo que podía habitar en él) a las labores que afrontaba el plantel argentino, que el 9 de diciembre encararía -y perdería por 3-1- la final ante su máximo rival de la historia, el River Plate de Marcelo Gallardo.

Cariño “eterno”

Los simpatizantes de Boca Juniors que aún lo siguen en el Instagram le devuelven cariño en cada publicación. Muchos le piden que regrese al club argentino.

El escenario parecía advertir el mejor momento de la carrera del boliviano. Si, en el plano nacional, era casual verlo devolviendo una sonrisa como gesto amable, la cosa se multiplicaba en Buenos Aires. La calidez con la que lo abrazaba la hinchada generaba una alegría constante en el jugador, de 1.92 metros.

La Muralla boliviana se ganaba el cariño prematuro de los fanáticos boquenses con su sencillez.

Y fue, tal vez, una de sus etapas más lindas. Es que a pesar de no haber jugado un solo minuto oficialmente con la camiseta del Xeneize y observar la finalísima continental de Madrid desde el banco, Lampe se dio el gusto de lucir la medalla de plata, esa que será irrepetible, en su pecho.

Es verdad. La experiencia en Boca no se dio como él y sus seguidores lo esperaban. Verlo activo, justificando los motivos por los que la institución de La Ribera lo contrató y realizando aquellas maniobras arriesgadas para frenar los embates de cada acción eran el deseo compartido. No sucedió. No obstante, ¿quién le quita el subcampeonato con Carlos Tevez, Pablo Pérez, Nahitan Nández y el entonces estratega del club, el mellizo Guillermo Barros Schelotto? Seguramente, nadie.

Años después, Carlos Lampe retornó a San José, equipo en el que militó en 2015.
El portero, nacido el 17 de marzo de 1987, pertenece al Huachipato chileno.

Tampoco ningún otro boliviano podrá desbancarlo del lugar que ocupa: se transformó en el primer jugador del país en ser parte de una final de la Libertadores.

En aquel momento, su cuenta personal de Instagram pasaba de tener 8.200 seguidores a más de 30 mil en apenas dos días.

Ahora, luego de un año de la conquista, Carlitos (apodado así por los medios del país vecino) cuenta con 151 mil.

Se permite voltear la mirada hacia el pasado. No reniega, tiene fe. Y se encarga de transmitir optimismo y voluntad hacia aquellos que siguen sus pisadas.

“Hace un año cumplí uno de los sueños más difíciles de lograr, pero, a la vez, el más hermoso. Decirles a todos los chicos que nunca dejen de intentar, de buscar. En el fútbol, a veces se gana y se pierde, pero todo lo bueno puede pasar. Posdata: tener fe en todo. Esto es fútbol y nunca está todo dicho”. Ese fue el post que Lampe compartió en el Insta.

Curiosamente, los que más respondieron a su publicación fueron los simpatizantes del Xeneize.

“Volvé, Carlos”, “Ojalá que vuelvas a Boca. Te extrañamos, bueno, yo te extraño”, “Te amo, Lampe. Nunca te tendrías que haber ido, viejo”, “En Boca siempre te vamos a guardar un pedacito de nuestro amor, por si querés regresar”, han sido algunos de los comentarios.

La realidad de Carlos, de 32 años, es que lleva ya un año sin jugar. De octubre a febrero pasado, su inactividad reflejó el tiempo acumulado tras su traspaso de Boca a San José. De febrero a este mes no consiguió ser habilitado por la FIFA para enfrentar los torneos domésticos.

Todo un año sin trabajar activamente en el gramado. Es demasiado tiempo para un futbolista profesional.

Y si al momento crítico se le suma que la dirigencia del Santo atraviesa inconvenientes para pagarle su sueldo y que el propio arquero le prestó dinero a la institución, el panorama se complica.

Todo ello hace mella en el portero, que, pese a la avalancha de sinsabores, se mantiene firme y a la espera de una nueva oportunidad. Porque, como él mismo enarbola, “en el fútbol nunca está todo dicho”.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Video Romel Quiñónez hace campaña por un candidato del MAS

El arquero de Oriente Petrolero y de la Selección boliviana de fútbol, Rómel Quiñónez, se sumó a la campaña por el candidato a diputado uninominal por la circunscripción 46 (C-46) de la ciudad de Santa Cruz, Alpacino Mojica.

"Conozco al candidato Alpacino. He visto que él apoya mucho a la juventud, a los niños, al deporte (...). Me siento identificado porque es una persona con muchos sueños, con mucha visión y te invito a que lo apoyes para que pueda llegar al desarrollo a la Pampa de la Isla y la C-46", indicó el golero.

Alpacino Mojica es candidato del Movimiento Al Socialismo, por la C-46, misma que es una de las más grandes de Santa Cruz. De acuerdo con una nota de Diez.bo, Pampa de la Isla cuenta con 230 barrios y tiene una población estimada de 139.000 personas.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

martes, 24 de septiembre de 2019

Jorge Carreón, el boliviano que se enfrentó al Barcelona B



Tiene 21 años y busca hacerse un espacio en la segunda división B de España. El mediocampista boliviano Jorge Carreón Negrete intenta resaltar con el Gimnástic de Tarragona en procura de saltar a jugar en la liga ibérica.
El jugador que viene de la filial del Deportivo de La Coruña, disputó cuatro partidos con su nuevo equipo, el Gimnástic, uno de ellos, como titular en el empate 2-2 ante el Barcelona B (1 de septiembre), en cotejo disputado en el estadio Johan Cruyff de la capital catalana.
Carreón que participa con su equipo en el grupo 3 y no podrá enfrentarse al lateral boliviano Roberto Carlos Fernández del Cultural Leonesa que pertenece a la serie 2.
En el inicio de sus pasos importantes Carreón se hizo un lugar en el Club Fútbol Damm donde acabó su formación como juvenil. El mayor logró fue llegar a la filial del Deportivo de La Coruña donde estuvo un año y después paso al equipo del Terrassa FC, en Barcelona.
Su último partido fue el pasado domingo, cuando Gimnástic empató frente al UE Cornellà (2-2). El mediapunta ingresó en el minuto 46 por Viti.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Danny Bejarano anota su primer gol en Grecia

El futbolista boliviano Danny Bejarano se estrenó en las redes este domingo con la casaca del Lamia FC de la primera división del fútbol griego. El cruceño anotó en el empate de su equipo ante Panonios a un gol por bando.

Bejarano, que integra su segundo equipo en el balompié de ese país europeo (el primero fue Panaitolikos), marcó el tanto de la apertura del marcador a los 69 minutos con un potente derechazo que dejó estéril la ambición del golero rival por detener el envío para concretar su primera conquista en Grecia.

Lamia FC marcha décimo en la tabla de posiciones en la Super Liga griega con tres puntos luego de tres empates y una derrota, el líder es el popular Olympiacos con 10 unidades.

Bejarano, de 25 años, también militó en Oriente Petrolero, Sport Boys y Bolívar de Bolivia.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Video El boliviano Melgar su primer gol en un superclásico argentino

Un nuevo sueño cumplido para el delantero boliviano Sebastián Melgar, que milita en la sub-18 de Boca Juniors. El artillero nacional este sábado le anotó al clásico rival del xeneize, River Plate. El cuadro bostero se quedó con la victoria ante el millonario de visitante (1-2).

El boliviano marcó su tercer tanto con la camiseta de Boca en un torneo oficial de AFA. Esta vez fue especial, ya que lo anotó en un súper clásico y en la casa de River Plate. El artillero nacional fue el autor del 2-0 transitorio, luego de un tiro de esquina y un rebote logró conectarla de cabeza hasta el fondo de las redes al minuto 61.

"Fue un sueño poder jugar un clásico, no se me venía dando. Este sábado gracias a Dios. Estoy muy feliz por anotar y ganar en mi debut contra River", dijo Melgar a DIEZ.


El primer gol del cuadro xeneize lo anotó Nicolás Valentini. El descuento para los millonarios lo hizo Tomás Castro para decretar el 1-2 definitivo. El equipo bostero, dirigido por Sergio Saturno, sumó tres puntos en la quinta división del fútbol argentino.

jueves, 12 de septiembre de 2019

Trabajo y perseverancia de Garzón en Ready

El jugador tarijeño Milton Daniel Garzón a base de trabajo y esfuerzo busca ganarse un espacio en el equipo titular en Always Ready. Siendo él una de las promesas del fútbol tarijeño, espera aportar con su juego a su equipo para ser tomado en cuenta por el cuerpo técnico en los partidos de la División profesional del Fútbol Boliviano.

Una meta que el joven delantero espera alcanzar es debutar con el plantel titular del cuadro millonario en el principal torneo de fútbol a nivel clubes en nuestro país.

“Uno trabaja todos los días pensando en mejorar para aportar lo más que pueda en conseguir los triunfos en cada partido que nos toque jugar”, manifestó.

Este sábado 14 de septiembre a partir de las 11:00 horas en el Estadio Municipal de El Alto- Villa Ingenio el cuadro de la banda roja se medirá ante Real Potosí por el Torneo de Reservas.

“Venimos entrenando bien, el equipo está cada vez más fortalecido y solo estamos a la espera que llegue el partido”, mencionó el ex jugador de Real Tomayapo.

Pero el juvenil no se olvida de su pasado en el cuadro mendeño, al indicar que cuando tiene la oportunidad revisa la información de su ex equipo para conocer como le está yendo en la Copa Simón Bolívar.

“Siempre estoy pendiente de Tomayapo, veo los encuentros en facebook esperando que les vaya bien y puedan clasificar a la siguiente instancia de la Copa, ojalá se de aquello porque tengo varios amigos en Tarija que están dando todo de sí para lograr el ascenso”, finalizó.

sábado, 7 de septiembre de 2019

¿Qué pasa con Roberto Fernández y el Leonesa?

Pese a que recién se incorporó al Leonesa, de la segunda división B de España, el boliviano Roberto Fernández puede tener su chance de debutar mañana en la tercera fecha del torneo.

Hasta el momento, Cultural Leonesa no sabe de triunfos en las dos primeras fechas, donde consiguió dos empates. El domingo el rival será Bilbao Athletic, equipo al que recibirá en su estadio, desde las 13:00 (hb).

El titular por el lateral izquierdo es Julen Castañeda, un jugador con experiencia y que ha paseado su fútbol por varios equipos de España, entre ellos Racing de Santander, de la segunda división.


El técnico José María Aira le ha dado su confianza a Castañeda, aunque no se descarta que lo haga alternar a Fernández por ese sector, tomando en cuenta que el exjugador de Blooming es la gran apuesta de los propietarios del club.

De los 18 futbolistas que llegaron como refuerzos, por el único que pagaron para hacerse con sus servicios fue por Fernández ($us 250.000 fue el costo de su rescisión con Blooming). El resto de los futbolistas llegó sin costo alguno, cuando sus contratos ya habían concluido.

viernes, 6 de septiembre de 2019

Daniel Vaca está a tiro de romper la marca de Trucco



Si el golero Daniel Vaca juega el martes ante Ecuador en Cuenca se convertirá en el futbolista de mayor edad en vestir la camiseta de la selección nacional de fútbol, una marca por ahora en poder del exmundialista Carlos Leonel Trucco.

A esa jornada del 10 de septiembre Vaca llegará con 40 años, 10 meses y 8 días cumplidos desde que nació en Santa Cruz, el 3 de noviembre de 1978.

Trucco jugó su último partido con la Verde a los 40 años, 3 meses y 5 días, según los datos del periodista y estadístico Víctor Quispe Perca.

Vaca está a punto de romper el registro luego de 22 años, ya que Trucco actuó por última vez con el equipo nacional el 16 de noviembre de 1997, en un partido en Santiago, cuando Chile se impuso a Bolivia por 3 a 0.

“Estoy contento porque mi llegada a la selección no es casual y tampoco fácil. He trabajado fuerte después de la lesión que sufrí el año pasado, recuperé mi nivel y creo que puedo dar más en la selección y en mi club”, declaró Vaca.

Casi tres años después, el guardameta atigrado se prepara para volver a atajar en el arco de la Verde, ya que la última vez fue el 15 de noviembre de 2016, un triunfo sobre Paraguay 1-0 en el estadio Hernando Siles por las eliminatorias para Rusia 2018.

En la recta final de esa fase de clasificación había sido convocado de nuevo, aunque ya no le tocó entrar.

Veterano de varias batallas (el 3 de noviembre cumplirá 41 años), el golero regresó ahora a una convocatoria llamado por César Farías, quien fue su director técnico en el Tigre.

Hasta el momento no son muchas las veces que Vaca ha jugado con la selección, solo 13 partidos desde su primera convocatoria en 2010, cuando Eduardo Villegas era el director técnico interino; entonces actuó por primera vez en un partido frente a México, que se impuso por 5 a 0.

Dada su experiencia, Vaca le saca alguna ventaja a Jorge Arauz, golero de Royal Pari, para atajar ante Ecuador, como también a Rubén Cordano, de la Sub-23, quien podría ser incluido en la lista de viajeros a Cuenca.

También tiene la idea de aportar con su experiencia a los más jóvenes: “en esto del fútbol hay que guiarlos con un granito de arena que cada uno puede aportar, pues los mayores estamos más curtidos para apoyar a esa base de jugadores Sub-23”.

Junto con el delantero de San José Carlos Saucedo, son los más “grandes” de la Verde en esta ocasión.

Saucedo cumplirá 40 años el 11 de septiembre, al día siguiente del partido con Ecuador. Quiere decir que si juega ese partido lo hará con 39 años, 11 meses y 30 días, y sería el tercer futbolista con más edad en lucir la Verde, detrás de Vaca y Trucco.


Fontana fue el primero, a los 39

Otros jugadores con más edad no llegaron a jugar a la selección con 40 años o más cumplidos como ocurrió con Carlos Trucco y ahora posiblemente con Daniel Vaca, pero estuvieron cerca.

El primer futbolista en lucir la Verde casi a los 40 fue Ricardo Fontana, quien en 1989 debutó a los 39 años jugando la Copa América de Brasil y posteriormente actuó en las eliminatorias para el Mundial de Italia 90.

Hubo otros futbolistas símbolos del seleccionado: Luis Esteban Galarza y Vladimir Soria también le pusieron alto a su carrera en el seleccionado a los 39 años.

Otro ídolo bolivarista, el gran capitán Carlos Fernando Borja, jugó hasta los 38 años tras despedirse de la Verde en 1995. A esa misma edad dijeron adiós José Milton Melgar en 1997 y Sergio Galarza en 2013.

Los datos del periodista Víctor Quispe contemplan la era del profesionalismo desde 1950.

“Antes de ello había jugadores en la época amateur que jugaban a edades similares o incluso algo más”.

Clubes españoles reclutan jugadores bolivianos

Buscar taltentos para formar futbolistas es la consigna de Futbalia, el proyecto que busca llevar jugadores de Bolivia a España. Málaga (Primera División) y Alcorcón (Segunda División) realizarán en octubre el segundo "draft" (periodo de prueba) de jugadores comprendidos entre los 13 y 23 años. La escuela de fútbol El Semillero, a la cabeza de su presidente Eduardo James Tejerina, está a cargo de la organización en Santa Cruz, ya que las pruebas también se desarrollarán en La Paz, El Alto y Cochabamba.

Los detalles. "Los mejores jugadores que sean seleccionados irán becados a realizar pruebas a los clubes de Málaga y Alcorcón. Paralelo al draft, también se realizará un seminario para entrenadores", indicó Tejerina.

Las pruebas se desarrollarán en cuatro ciudades del país: 4 y 5 de octubre en La Paz y El Ato; 9 y 10 del mismo mes en Cochabamba; 11 y 12 en Santa Cruz.

"El draft se realizará en el Hotel Buganvillas. Tiene un costo de 250 bolivianos, esto para cubrir costos básicos porque se está desplazando entrenadores desde España. No importa que el jugador esté vinculado a algún club, en caso de que sea seleccionado el equipo español se hará cargo de la negociación para ver el derecho de formación y lo que corresponda, no está restringido a ningún jugador", detalló Tejarina.

Lo anuncian en su página web. Futbalia.com es el portal digital que promociana el evento: "Los mejores del Draft vendrán a España con todos los gastos pagados: a formarse durante mínimo dos semanas con el Club en sus instalaciones y formando parte del equipo correspondiente como uno más. En este proceso inician un programa de desarrollo intensivo a nivel profesional, técnico, táctico, físico, nutricional y psicológico para obtener la mejor versión del jugador", describe la introducción de la página.

El pasado año en el mes de abril se realizó el primer draft en Bolivia, que tuvo como saldo a seis jugadores seleccionados, que ya están en España desarrollando su fútbol.

2 Días
será el tiempo para que los jugadores demuestren sus condiciones.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Wilmer Rojas Acuña, delantero de Guabirá 'Mi falta de visión no me impide jugar'

Hizo las pruebas en Blooming y fue escogido entre 500 jóvenes, cuando tenía que dejar su documentos bajó la cabeza y dio un paso atrás, pues el dinero para transportase de Montero a Santa Cruz fue el factor que influyó en su decisión. Sin embargo, sus buenas condiciones con el balón le dieron una oportunidad en los colores de su pasión. Wilmer Rojas Acuña es delantero de Guabirá, y el pasado viernes debutó en el fútbol profesional gracias a Victor Hugo "Copito" Andrada. Lo especial, es que Wilmer tiene nula la visión del ojo derecho, pero este problema no impide perseguir su sueño.

P. ¿Cómo te sentís luego de debutar en primera?
W.A: Me siento muy bien y con ganas de seguir trabajando para salir de este momento que vive el club. Aparte de ser jugador yo me siento hincha y no quisiera estar pasando por esto con Guabirá, me duele mucho.

P. ¿Cómo se da tu llegada a Guabirá?
W.A: Yo hice las pruebas en Blooming el 2017. El profesor Castor Suárez me escogió entre los ocho de 500 jugadores que fueron a probarse. Cuando me pideron mis papeles decidí no entregarlos porque no me iba alcanzar para mis pasajes, entonces vine a Guabirá, y de las inferiores me subieron al primer plantel hace tres semanas y media. Esto también gracias al apoyo de mis padres (José Osvaldo Rojas y Candelaria Acuña).

P. Escuchamos que tenés problemas con la vista, ¿Qué ocurrió?
W.A: No tengo visión en el ojo derecho. A los 8 años sufrí una caída y fue empeorando. Ya fui al oculista varias veces y solo me recomienda que me cuide. Pero esto no impide que siga en el fútbol.

P. ¿Cuál es tu objetivo con Guabirá?
W.A: Primero quiero ganarme un puesto y consolidarme, y como todo jugador deseo llegar a la selección boliviana, pero hay que ir paso a paso. Lo que más deseo es que pronto Guabirá salga de esta mala racha, y para eso tenemos que trabajar el doble, jugar los partidos como si fueran una final.

P. ¿A qué jugadores admiras?
W.A: En Bolivia a Marcelo Martins, porque yo soy delantero. A nivel internacional sin duda que Lionel Messi.

17 Años
Es la edad de Wilmer Rojas, que cumplirá 18 el 12 de diciembre.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Lampe se siente perjudicado

El experimentado guardameta Carlos Lampe aseguró que se siente perjudicado por los “errores administrativos” en San José que no puede habilitarlo al igual que a otros tres jugadores. El motivo es la sanción FIFA a raíz de la deuda con el volante argentino Lizandro Alzugaray (primer semestre de 2017).

“Nosotros no podemos estar así por el desorden administrativo que hay en San José y por todas las deudas que se han venido por los juicios”, dijo Lampe a radio Fides La Paz.

“Lo que me contaron es que Fabol devolvió el dinero a San José porque no lo ubicaban al jugador y por eso San José no pudo honrar la deuda”, agregó el arquero nacional.

Lampe gestionó ante Huachipato de Chile (club con el que tiene contrato) para hacer un nuevo documento y extender el préstamo con San José hasta finales de diciembre; sin embargo, la sanción FIFA impide su habilitación junto al brasileño Marcos Morgón, además de los delanteros Rodrigo Vargas Touchard y José Vaca.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Leonesa oficializó la llegada del boliviano Roberto Fernández

Roberto Carlos Fernández fue oficializado por el club Cultural y Deportiva Leonesa de España. El lateral izquierdo es uno de los refuerzos del equipo ibérico que participa en la segunda B, de ese país. La institución le dio la bienvenida en sus redes sociales. “Oficial: Roberto Carlos Fernández, nuevo jugador de la Cultural”, dice el mensaje que publico en Twitter acompañado de una fotografía del jugador.

El futbolista, de 20 años, dejó Blooming para recalar en España donde llega como uno de los 16 futbolistas que se incorporaron al plantel que dirige el español, José Manuel Aira. Para materializar su incorporación, Fernández pidió permiso a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para no ser tomado en cuenta por César Farías en el amistoso ante Argentina. Es uno de los fijos en la sub-23 por su experiencia y el nivel mostrado en la academia cruceña.

De acuerdo con la publicación del club en su sitio oficial Fernández llega por la próxima temporada. En el portal destacan las cualidades como futbolistas y la proyección que tiene por su juventud. El cruceño es el último fichaje del plantel español, ya que el libro de pase finaliza este lunes en todo el continente europeo.

Después de firmar el contrato, el boliviano conoció las instalaciones del club. Posó en la cancha del estadio Reino de León donde el equipo juega de local. Este escenario tiene capacidad para 13.451 espectadores.

En el campeonato, Leonesa, con 2 puntos, marcha en el puesto 13 entre 20 clubes del Grupo 2 al cabo de dos fechas disputadas. En la próxima jornada a jugarse el 9 de septiembre, el equipo de Fernández recibirá a Athletic Club B a partir de las 13:00 hora boliviana. No se descarta que el cruceño sea tomado en cuenta por el técnico Aira.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Video SUB-18 ¡Lo hizo otra vez! Golazo de Sebastián Melgar en Boca

Un especialista de pelota parada. El delantero boliviano de la sub-18 de Boca Juniors, Sebastián Melgar, volvió a marcar un golazo de tiro libre. Esta vez su víctima fue Huracán, durante un torneo oficial de AFA de esta categoría.

Melgar, de 18 años, fue el encargado de ejecutar el tiro libre de cerca del borde del área grande. Fue un disparo preciso que se metió al ángulo del palo izquierdo del arquero, que solo atinó a mirar como ingresó el balón. El cuadro xeneize terminó goleando por 6-2 y ahora se alista para visitar a Arsenal el próximo sábado.

"Estoy feliz por volver a marcar. Los tiros a balón parado se podría decir que es una de mis virtudes, lo practico mucho", dijo Melgar a DIEZ. El artillero cruceño cumplió -hace pocas semanas- 18 años y quedó habilitado para poder jugar en torneos oficiales de la Asociación del Fútbol Argentino.


Hace dos semanas, Melgar -sobrino de Milton Melgar- mostró su categoría con un tremendo gol de tiro libre ante San Lorenzo. El video se volvió viral en las redes sociales, ya que llegó a tener repercusión en medios argentinos como el prestigio diario Olé y el programa televisivo Sport Center de ESPN.

'Sebas' fue una sorpresa que no esté en la lista de convocados de la sub-23, que dio a conocer este sábado el DT César Farías para jugar el amistoso ante Argentina. Melgar indicó que no está desmotivado por no estar en la lista y que se enfoca en el torneo argentino. "Estoy seguro que todo llegará a su tiempo", sostuvo.

jueves, 29 de agosto de 2019

La historia de Fernández, el lateral camireño de exportación

De Camiri para el mundo. Roberto Carlos Fernández Toro, de 20 años, está a pocos días de arribar a suelo español para cumplir su sueños de jugar en el exterior. Su carrera evolucionó de una manera vertiginosa. Hace tres años recorrió 290 kilómetros desde la capital camireña hasta Santa Cruz donde fue elegido entre un centenar de futbolistas. Ahora está a una firma de ser jugador del club Cultural Leonesa, de la segunda división B de España.

Una tarde de 2016, Fernández ingresó a la sede social de Blooming para realizar un curso de verano que estaba a cargo de Róger Avendaño. Una zurda prodigiosa llamó la atención del técnico de las divisiones inferiores para elegirlo. "Éramos uno 100 alumnos solo se quedaban tres", recuerda Roberto Carlos.

Con tan solo 17 años ya formaba parte de la academia cruceña. Aunque no todo era color de rosa, ya que tuvo que realizar varios sacrificios para poder entrenarse y conseguir el objetivo de salir bachiller. Primero se inscribió a un colegio de la capital cruceña, pero las largas distancias entre la sede y la casa de su hermana Sarah no le permitió hacer ambas cosas de la mejor manera.

Ese año decidió retornar a Camiri para finalizar los estudios secundarios y obtener su título de bachiller. Lo hizo en el colegio Jesús Nazareno, establecimiento donde su padre Juan Carlos es profesor de matemáticas. "Dios tiene un camino preparado para cada uno y todo llega a su debido tiempo. Hay que saber esperar las cosas y no apurarse para nada”, dijo el lateral.

Su padre Juan Carlos y su madre Felicidad afirman que desde niño Roberto, su tercer y último hijo, fue un apasionado por el fútbol y recuerdan cómo ‘pateaba el cuero’ en el patio de su casa. “Hacíamos arcos pequeños con las sillas para afinar la puntería y luego jugábamos a las técnicas para mejorar el dominio de la pelota”, dijo su progenitor en una declaración plasmada en el libro Por el Ojo de la Cerradura de Ubaldo Padilla.
Roberto Fernández (en el círculo) durante los Juegos Plurinacionales. Foto: Ubaldo Padilla

Fernández dio sus primeros pasos en el fútbol en la escuela Fútbol Club Camiri. Con tan solo 7 años jugó en el equipo Los Cachorritos de la fraternidad Osinaga-Ortuño. A los 12 pasó a formar parte del club Ismael Montes debutando dos años después en la Primera A de la Liga Camireñ. Sin duda su talento lo convertía en un lateral de exportación.

A finales de 2017 retornó a la capital cruceña para incorporarse a Blooming. Con la bendición de sus padres y el apoyo de sus hermanos Sarah (31) y Juan Carlos (21), llegó motivado para triunfar. La academia cruceña decidió prestarlo por un semestre a Quebracho de Villa Montes para jugar la Copa Simón Bolívar. Luego volvió al club celeste para brillar de la mano de Erwin Sánchez, quien fue el que lo hizo debutar en primera.



Roberto Carlos durante un campeonato de fútsal en Camiri. Foto: Ubaldo Padilla

Fernández vivió durante todo este tiempo en la casa de su hermana Sarah y su cuñado Gustavo Zeballos, a quién le da un agradecimiento especial por apoyarlo incondicionalmente.

Su buen rendimiento en la academia cruceña le permitió abrirse camino para ser convocado a la selección boliviana y participar en la Copa América 2019 donde llamó la atención de medios internacionales. El diario brasileño O Globo le hizo un reportaje especial, donde participó con un saludo especial de parte de Roberto Carlos, legendario lateral que salió dos veces campeón del mundo con la selección de Brasil.
Fernández vistiendo la camiseta del equipo de reserva de Blooming.

En solo tres años, la vida de Roberto Fernández ha evolucionado de una manera impresionante. Su orden defensivo, su salida clara y efectiva, además de la velocidad que imprime y su vocación ofensiva son las virtudes que le dieron notoriedad en el seleccionado nacional.

En su último día en el vestuario de Blooming se despidió de sus compañeros y a la hora de salir de la sede declaró: "espero volver algún día a casa".

Imanol Cárdenas: ‘En Bolívar estoy yendo tras mis sueños de futbolista’



En 2015, Imanol Cárdenas tuvo una destacada actuación en un campeonato juvenil en Trinidad, Beni, y su participación llamó la atención del técnico Óscar Villegas, quien le hizo la invitación para seguir su formación en las divisiones menores de Bolívar. Le fue bien, en 2018 dio el salto al primer plantel y debutó con el uruguayo Alfredo Arias y ahora ocupa la plaza de Sub-20 bajo el mando del argentino César Vigevani.

El fútbol no es su única prioridad, pues también dedica su tiempo al estudio en la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad Domingo Savio.

— ¿Cómo se inició en la práctica del fútbol?


— Gracias a mis padres a quienes les apasiona este deporte, mi familia es muy futbolera y desde niño tuve su apoyo y me hicieron sentir esa pasión por esta disciplina deportiva, empecé jugando en el Colegio Belgrano en Tarija, posteriormente pasé a jugar en la Asociación Tarijeña de Fútbol (ATF) en el plantel de la Escuela Municipal, luego en la de Juan Carlos Ríos y de ahí me vine a La Paz. En mi natal Tarija soy hincha de Ciclón por una tradición familiar, pero hasta ahora no pude jugar en el club de mis amores.

— ¿Y la llegada a Bolívar?


— Por una invitación del profesor Óscar Villegas, en 2015, me vio en un torneo nacional juvenil en Trinidad y se dieron las cosas para poder hacer del fútbol una profesión.

Felizmente, las cosas están saliendo bien, en 2018 me hizo debutar el técnico uruguayo Alfredo Arias, y ahora me está dando oportunidad el profesor César Vigevani.

Quiero continuar en esta actividad, la idea es consolidarme y luego pensar en emigrar como todo jugador que tiene aspiraciones de mostrar su fútbol en el exterior.

Fui convocado a una Sub-20 y ahora pienso en seguir mejorando para algún momento también tener la opción de llegar a la selección mayor.

— En Bolívar hay varios Sub-20, ¿qué hiciste para ganarte el puesto de titular?


— Es muy difícil por la competencia interna, hay jugadores buenos y con mucha jerarquía y uno como joven tiene que aprender de los referentes, escucharlos, tomar como ejemplo su día a día de entrenamientos.

En el club tenemos compañeros que se preocupan por uno como Erwin Saavedra, Juan Carlos Arce y Juan Miguel Callejón entre otros, quienes pese a que tienen todo o ganaron todo son muy humildes y te ayudan, te corrigen y enseñan. Aún debo aprender muchas cosas, para ello estoy trabajando, para aprender más con ellos y también con el técnico.

No pensé en llegar a debutar tan rápido en el primer plantel porque todo es un proceso, pero se me dio y ahora hay que sacarle provecho a ello y en especial mantener la humildad sin olvidar uno de donde viene.

— ¿Fútbol y estudio pueden ir de la mano?

— Para llegar a La Paz y Bolívar mis padres me pusieron como condición que estudiara si quería jugar al fútbol profesionalmente. Me vine el 2016 y tras llegar al internado y ponerme a órdenes del profesor Óscar Villegas busque una universidad para iniciar paralelamente la otra carrera a nivel profesional.

El fútbol y los estudios van de la mano, se puede si uno reparte bien el tiempo. Es un sacrificio entrenar en la mañana y asistir en la noche a la universidad, pero se puede si uno logra encaminar las cosas.

— ¿Por qué eligió ingeniería comercial?

— Voy a ser sincero, no me gusta mucho leer, en cambio me fascinan los números, las cifras. Desde niño estuve muy metido con las matemáticas, por eso decidí estudiar esta carrera, estoy en cuarto semestre de la Universidad Domingo Savio.

— ¿Si se presentará la situación de elegir entre la carrera universitaria y el fútbol qué haría?

— No he pensado en ello, pero pienso que tendría que hablar del tema con mis padres, pero ojalá no se presente. En el fútbol me está yendo bien y en los estudios estoy respondiendo, creo que por el momento no hay por qué pensar en elegir, sino al contrario quiero seguir creciendo en ambas cosas.

Cárdenas en un cotejo de la División Profesional. Foto: Archivo-La Razón

— ¿Cómo es un día a día con los juveniles del club?

— Acá todos se preocupan porque tengamos las mejores condiciones. La dirigencia hizo mejorar los ambientes del internado para que estemos cómodos, en lo referente a la alimentación también se preocupan por nosotros, entonces estamos tranquilos, descansa- mos bien para poder entrenar sin problemas y rendir ante las exigencias del cuerpo técnico.

Acá todos nos apoyamos.

— ¿Qué opinión tienes acerca de la formación de futbolistas en el país?

— La verdad que no hay una gran labor de formación, creo que este tema debería tener mayor atención por parte de las autoridades deportivas.

No hay una buena formación donde puedas obtener una gran base en lo relacionado a la parte táctica y a los movimientos dentro de la cancha.

Falta conocer los conceptos, no hay buena orientación en lo referente a la alimentación, creo que es una gran falencia, ahora también deben hablarte mucho con respecto a la disciplina. Creo que en esto el jugador debe ser guiado y aconsejado.

— ¿A quiénes admira en el fútbol?

— Sin duda alguna al ya retirado Juan Román Riquelme y a Toni Kroos, ambos mostraron tranquilidad en su juego con una lucidez y rapidez mental para envidiar, a todo ello hay que sumar el talento para tratar el esférico.

— ¿Cómo fue su niñez y adolescencia?

— Tuve una niñez feliz y dura a la vez, pero por la unidad de mi familia siempre hubo una sensación de felicidad.

Ya adolescente empecé a ayudar a mi familia en las tareas de viticultura. Iba a recoger uva en los viñedos, también pisaba la uva, ayudaba en la labor de maceración. Ir al campo es bonito y relajante, además es una tradición dentro la cultura tarijeña el trabajo en los viñedos.

— ¿Qué es lo que más extrañas de Tarija?

— El paso más complicado que he dado es dejar muy joven a los seres queridos, relegar las costumbres familiares.

La situación es complicada porque uno tiene que vivir solo en el internado, ya no están tus padres y llegas a formar lo que se dice que es tu segunda familia con los compañeros.

Eso sirve para madurar, para ser más responsable.

En Bolívar estoy yendo tras mis sueños de futbolista que es lo que me apasiona.

Rimassa, el incansable guerrero de Municipal y la selección



Marcaba, temporizaba el fútbol, bajaba a apoyar a la defensa, cuando podía se proyectaba y alguna vez le tocaba hacer goles. Era un volante de marca, pero también lateral y zaguero central. Para Jaime Rimassa, destacado exjugador de Municipal y de la selección boliviana en las décadas de los años 60 y 70, y principios de los 80, jamás existió en la cancha la palabra fatiga, era un futbolista inclaudicable.

Con la salvedad de las comparaciones, y más aún por su espigada figura de 1,84 metros, Rimassa fue el todoterreno de su época similar al despliegue del exatigrado Alejandro Chumacero, hoy en el Puebla mexicano.

“Con la casaca de Municipal aprendí a luchar y nunca saber lo que era el cansancio, ese club formó hombres de batalla no solo para el fútbol, sino para la vida misma. Quienes nos encariñamos con el Muni, siempre decimos que esa camiseta tenía algo especial. Pienso que en nuestra mejor época fuimos más aguerridos que The Strongest. Yo soy municipalista, ahí pasé lo mejor de mi fútbol, crecí mucho y me identifico mucho con la guinda porque era una química especial”, dice Rimassa, quien nació al fútbol profesional con la camiseta de Municipal y, tras una gran trayectoria, se despidió con esa misma.

No quiere ser un crítico negativo del fútbol actual, pero asegura que lo ve muy mezquino, porque si bien se hizo moderno, ya no existe el roce físico y la entrega total como ocurría en su época.

“Espero no caer en eso de que todo lo de antes era mejor, pero ahora que veo el fútbol, veo a algunos jugadores con una lentitud, una actitud que me sorprende. Antes no podías estar siquiera parado porque tu entrenador te botaba, ahora si a ellos los exiges, ellos los jugadores te hacen botar”.

Sus primeros pasos en el fútbol competitivo los dio en su natal Cochabamba, cuando jugó en New Players en 1965, luego pasó mucha agua debajo del puente para llegar a Muni, a Bolívar, el club más laureado con títulos y figuras nacionales, y años después volver a su amado cuadro edil.

“Era un club modesto, pero cuando me tocó hacer el cuartel en el Politécnico de El Alto, jugué por Independiente Alas, que era un equipo de la Fuerza Aérea Boliviana. Estábamos en la B, aunque teníamos un equipazo con Linares, Pinto, Ávila y otros que luego jugaron en la A”, recuerda.

No pasó más de un torneo para que la directiva de Municipal lo contratara en 1969, pese a que también lo quería el entonces poderoso 31 de Octubre, que tenía bastantes recursos.

Nunca pensó en que llegar a Municipal le enseñaría el plus de ser un guerrero no solo del fútbol, sino fuera de las canchas. “Con Municipal la preparación física con el profesor Paz Antezana era al estilo alemán, todos llegábamos a ser fuertes e infatigables. Nadie podía estar parado así no tuviera la pelota, él se enojaba bastante y te exigía. Los equipos no nos superaban corriendo, sino con sus individualidades, con juego táctico, pero no en lo físico, nunca”.

Jaime en la selección nacional. Foto: Julio Mamani

Entre sus compañeros en ‘Muni’ estaban Justo Ramón Zaya Mora, Willy Carranza, Pablo Baldivieso, Adolfo Flores, Nicolás Linares y Juan ‘Gitano’ Farías, entre otros. Además recuerda que ese grupo tenía al frente a un temperamental entrenador, Wilfredo Camacho.

Aún está en su memoria cuando en 1974 con el equipo guindo jugó la Libertadores contra los brasileños Palmeiras y San Pablo, a este último le empató en el Morumbí.

Desde su punto de vista, el golpe futbolístico más duro que le dieron a La Paz fue la desaparición de Municipal, sin valorar sus años y trayectoria. “En algunas épocas se habló de levantarlo, pero la falta de recursos no nos permitió a los exjugadores”, lamenta.

Cuando defendía la casaca de su equipo tenía muy buenas actuaciones, gran despliegue, mucha fuerza e imponente físico, factores que no pasaron desapercibidos y Bolívar lo fichó en las temporadas de 1976, 1977 y 1978. Fue parte del campeón invicto de 1976, poco antes de que se fundara la Liga, luego siguió y fue parte del primer título liguero de la Academia con jugadores como Conrado Jiménez, Ricardo Troncone, Luis Gregorio Gallo, Carlos Aragonés, Ovidio Messa, Tamayá Jiménez y Miguel Aguilar.

“Bolívar es un club atractivo, exitoso, referente boliviano a nivel internacional. Me fue muy bien. Jugar con un talentoso como Ovidio Messa fue estar al lado de un verdadero maestro en manejar el balón”.

Luego para Rimassa vinieron experiencias particulares y cortas en San José y Chaco Petrolero, para después volver a su querido y amado Muni en 1981 antes de despedirse.

Ya "retirado", en su diario caminar por La Paz un día se encontró con un dirigente de White Star, donde jugó y fue entrenador en la Primera A, experiencia "nada grata", porque asegura que no es fácil ser las dos cosas.

Con la casaca Verde, del 65 al 77


Otra camiseta especial, al margen de la de Municipal, para Jaime Rimassa es la Verde de la selección boliviana, con la que tiene gratos recuerdos como con los planteles de 1969 y de 1977, porque estuvo cerca de clasificarse al Mundial, muy diferente a lo que acontece actualmente.

“Con la selección boliviana llegamos a buenos niveles de competencia, no sé cómo ahora hemos podido estar así. Son bonitos recuerdos los que guardo, pese a que no fuimos a ningún Mundial, pero nos dimos el gusto de ganarles a todos en nuestra casa, eso ahora nos cuesta bastante”, afirma el exvolante.

Recuerda que con la selección nacional en las eliminatorias del 69 para el Mundial de México 70 le ganaron a Perú y Argentina en La Paz, pero en la revancha de La Bombonera de Buenos Aires "se inventaron un penal para los albicelestes y nos dejaron fuera".

También estuvo en la selección nacional de 1973, pero una semana antes abandonó la misma porque se recuperaba de una operación; sin embargo, la revancha vino en en 1977, cuando ganaron la serie sobre Uruguay y Venezuela. “Pero ahí también se inventaron una liguilla en Cali donde Brasil y Perú nos ganaron y luego enfrentamos a Hungría, con la que luchamos, pero nos quedamos en el camino”.

En todo caso su ‘romance’ con la Verde comenzó en 1965, cuando fue citado a la selección Sub-23 que participó de los Juegos Bolivarianos de Quito, en la que fue convocado por el entrenador cochabambino Carlos Trigo, quien fue padre del exjugador de los 80 Juan Carlos Trigo.

Moisés Calero: ‘Me formé en mi barrio, jugando con mis amigos’



Moisés Calero es una de las “perlas” que apareció en el último tiempo en The Strongest. En pocos partidos, el joven atacante —el 12 de septiembre cumplirá 21 años— se ha ganado un espacio en el equipo.

El extécnico atigrado Pablo Escobar le dio la oportunidad y en base a trabajo también se ha ganado la confianza de Mauricio Soria, el actual entrenador del plantel.

Nació en Cochabamba, pero siendo un bebé lo llevaron a Santa Cruz. La cancha de su barrio fue su escuela y ahora sueña con consolidarse en el Tigre, llegar a la selección nacional y si es posible jugar en el exterior.

Tímido a la hora de enfrentar a los micrófonos, pocas veces se le han hecho notas, pero bromista, alegre, y siempre con una sonrisa en el rostro el resto del tiempo.

— ¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol?


— El fútbol me gusta desde que tengo uso de razón, me acuerdo que desde chiquito jugaba con los amigos del barrio.

— ¿Fuiste a alguna escuela de fútbol?


— No estuve en ninguna escuela como te digo yo me formé en mi barrio, Nuevo Amanecer en Santa Cruz, jugando con mis amigos y cuando tenía 13 años empecé en un equipo que se llamaba Yapacaní Fútbol Club en una categoría de ascenso de la ACF (Asociación Cruceña de Fútbol).

— ¿Naciste en Cochabamba y a los cuantos años te fuiste a Santa Cruz?


— Nací en Cochabamba, pero a los cinco meses me llevaron a Santa Cruz, así que viví casi toda mi vida allá.


— ¿Tus papás son de Cochabamba?


— Ninguno, mi mamá es de Irupana y mi papá es de Vallegrande.

— ¿Después de jugar en Yapacaní donde fuiste?

— A los 17 años fui a probarme a la Tahuichi, pasé la prueba y me quedé ocho meses para jugar en la Primera A, en el club Callejas que es de la Academia.

— ¿Luego de esos meses?

— Me trajeron al Tigre, llegué en julio de 2017 con Clovis Roca, cuando el director técnico era el profesor César Farías. Por esas fechas habían llegado al club otros chicos como Daniel Camacho, Fernando Saldías y se hizo un trabajo importante.

— ¿Te acuerdas cuando debutaste?

— Fue en Uruguay más o menos por mayo (jueves 17), en un partido por Copa Libertadores frente a Peñarol. Ingresé en el minuto 75 en lugar de Rodrigo Vargas.

— ¿Cómo te sentiste, cómo fue esa experiencia?

— Ese día jugamos varios de los jóvenes del equipo, me acuerdo que estuvo Richet (Gómez), Yhonjairo (Villegas), Daniel Camacho, Yeltsin Ovando. Fue importante para todos.

— ¿Después jugaste algún partido de la Liga?

— Sí, jugué con Sport Boys en Warnes (14 de septiembre), empatamos a dos. Fue después de un clásico amistoso con Bolívar en Villa Tunari, que también lo jugué.

— ¿En el primer torneo de este año estuviste en algún partido?

— No jugué, pero me convocaron al banco en varios.

— ¿En este torneo empezaste a jugar y no paraste? ¿Qué cambió?

— Creo que fue importante el trabajo de pretemporada que hicimos en Perú, en los encuentros de preparación sumé varios minutos y desde que empezó este torneo he jugado todos los partidos. Entré en el segundo tiempo con Blooming y con San José, después fui titular con Guabirá, con Aurora y con Nacional Potosí.

Moisés junto a su mamá y sus hermanos en Santa Cruz. Foto: Familia Calero

— ¿En el partido contra Guabirá marcaste tu primer gol oficial?

— La verdad que fue una felicidad única, estábamos ganando 2-0 y a mí me tocó marcar el tercer gol, lo grite con todo y los compañeros me fueron a abrazar, me felicitaron, seguro que va a ser uno de los momentos de mi carrera que no voy a olvidar.

— ¿Después con Aurora volviste a anotar?

— Fue un gol importante ese, porque estábamos perdiendo 2-0 y logramos empatar con el gol que hice.

— ¿Después de ese partido te dijo algo Pablo Escobar, que entonces estaba dirigiendo al plantel?

— El consejo siempre fue que siga dando lo mejor de mí, como lo había hecho hasta ese momento; pero siempre me apoyó.

— ¿En una conferencia de prensa, Escobar dijo que como parte del respaldo que te daba y junto a su cuerpo técnico te ayudaron en cosas personales?

— Sí, es cierto. Yo tenía solamente el colchón en mi habitación y Pablo y los otros profesores me compraron una cama, por lo que yo estoy muy agradecido con todos ellos.

— ¿Cómo tomaste la marcha de Pablo y la llegada de Mauricio Soria?

— Lamentablemente son cosas que pasan en el fútbol, pero nosotros como jugadores siempre tenemos que estar a la orden del cuerpo técnico que designe la dirigencia. Afortunadamente, el profesor Soria también ha confiado en mí y he jugado en todos los partidos que ha dirigido.

— ¿Algún ídolo que tienes o que tuviste cuando eras pequeño?

— Tuve varios: Alcides Peña, Jhasmani Campos y Marvin (Bejarano) en el país cuando jugaban en Oriente, porque soy hincha de ese club. Del exterior siempre admiré a Neymar y con frecuencia lo veo por televisión,

— Alcides jugó en el Tigre, Jhasmani y Marvin son tus compañeros, ¿alguna vez les dijiste que los admirabas?

— Los tres lo saben, pero se ríen nomas, como que no la creen.

— ¿Cuáles son las aspiraciones a futuro?

— Lo primero que quiero es consolidarme en The Strongest, después llegar a la selección nacional y también me gustaría, como a cualquier jugador, salir al exterior. Todo se consigue con mucho esfuerzo y trabajo.

— ¿Tus compañeros te dicen algo del momento que estás pasando?

— La mayoría de los compañeros siempre me está hablando, me está aconsejando para que no baje los brazos y le siga metiendo.

— ¿Qué te dicen tus papás, tus hermanos del momento que estás pasando?

— Todos están felices por lo que me pasa, lo mismo que yo.

miércoles, 28 de agosto de 2019

Pablo Escobar es el nuevo DT de Sol de América

Pablo Escobar, el ex capitán y técnico de The Strongest, inicia un nuevo reto en su carrera. Esta tarde fue presentado como entrenador del Sol de América, equipo de la primera división del fútbol paraguayo.

El 'patrón del gol', como se lo conoció en su etapa de jugador, tendrá como asistentes técnicos a José Devaca y Alejandro Da Silva y su primer gran desafío será este domingo contra Sportivo San Lorenzo, por la octava jornada de la liga local.

Escobar reemplazará así al argentino Javier Sanguinetti y agarrará a un equipo que solo ha ganado un partido de siete que ha jugado en el actual torneo paraguayo. Sol de América, tras siete fechas, marcha en el noveno puesto - de 12 equipos- con siete unidades acumuladas y a nueve unidades del actual líder, Olimpia.

Escobar, al mando de The Strongest, dirigió en 33 partidos. Consiguió 18 victorias, 6 empates y 7 derrotas, logrando una efectividad del 61%./Oxígeno

martes, 27 de agosto de 2019

Saúl Torres; ‘Soy hincha del Tigre desde niño’



Saúl Torres “aterrizó” en The Strongest hace casi dos meses (el 1 de julio) e hizo realidad el sueño de niño y que siempre compartió con su familia.

Después de temporada y media espectacular (2018-2019) en filas de Nacional Potosí, sobre todo los primeros seis meses de este año, fue fichado por el Tigre en una operación que también incluyó al colombiano Harold Reina.

No todo, sin embargo, fue color de rosa en su carrera, en particular por lo que tuvo que pasar cuando le tocó jugar en Universitario de Sucre.


— ¿Desde cuándo juegas?


— Me inicié en una escuelita de fútbol llamada Oqharikuna, en Sucre, en realidad era un centro donde podías ir a hacer tus tareas, te daban alimentación, te podías quedar toda la tarde si querías, podías jugar fútbol, que a mí me gustaba mucho y ahí empecé. Después jugué la Copa Simón Bolívar en varios clubes de Sucre: Fancesa, Independiente Petrolero y Flamengo.

— ¿Y a nivel profesional?


— A mediados de 2012 hice una prueba en Universitario; Sergio Apaza era el técnico, me quedé y tuve la oportunidad de debutar en Uruguay, en una Copa Sudamericana frente a Liverpool (25 de julio).

Poco tiempo después se fue Apaza, el nuevo técnico no me hacía jugar (prefiere no decir quién era), no me daba la oportunidad y entonces me fui a Potosí. Las temporadas eran de julio a junio y jugué en Real (2014-2015), pero después de un año volví a Universitario porque Marco Sandy y Richard Cueto iban a dirigir al equipo, aunque no llegaron a un acuerdo; sin embargo, yo ya había firmado contrato, volvió el mismo entrenador y otra vez no me hizo jugar.

— ¿Qué hiciste?


— Estuve un año prácticamente sin jugar, jugaba muy poco y aparte me lesioné. Tuve una fractura de peroné en un partido contra Petrolero de Yacuiba. Estuve casi cuatro meses fuera. En principio la recuperación no fue buena, no me dieron las condiciones, por eso tuve que hacerla otra vez por mi propia cuenta y es así que se hizo larga.

— ¿Te recuperaste y qué hiciste a partir de ahí?

— Volví a Real (2016-2017), jugué todo el año, me fue bien gracias a Dios y después de eso Nacional me fichó a principios de 2018.

— ¿Entonces apareciste con todo?

— Jugando en Nacional tuve mi mejor desempeño, aunque en Real también me fue muy bien. En Nacional hice una gran temporada, fui titular, salí figura en algunos partidos, de manera que me convocaron a la selección boliviana.

Saúl (izq.) de niño junto a su primer hermano Pablo, ambos con la camiseta del Tigre. Foto: Saúl Torrez

— La selección habrá sido otro sueño hecho realidad.

— Desde que llegó el profesor Eduardo Villegas me convocó, asistí a todos los microciclos, viajé a Japón, Corea del Sur, a Francia para jugar partidos amistosos y a la Copa América de Brasil.

— ¿Qué rescatas de tu paso por la Verde?

— Ha sido una experiencia importante para mí, para crecer como futbolista, ganar roce internacional, estoy agradecido con el profesor Eduardo Villegas por la confianza; pero siento que también ha sido una recompensa al esfuerzo personal. Estoy contento de haber vestido la camiseta de la selección, espero seguir por el mismo camino, consolidarme en el Tigre y volver a ser convocado para las eliminatorias.

— ¿Cómo tomas la decisión de la Federación de rescindir con Villegas?

— Es una pena, porque no se le permitió continuar trabajando, no pudo terminar el proyecto que tenía, pero estamos acostumbrados en Bolivia a cortar los procesos.

— Hace poco colgaron una foto tuya en el Facebook con tu camiseta del Tigre cuando eras chiquito...

— Soy hincha del Tigre desde niño, lo mismo que mis hermanos mayores, quienes fueron los que me inculcaron a tener tanta pasión por esta institución, por eso llegar a The Strongest es un sueño hecho realidad. Lo mejor es poder defender los colores del equipo del que eres hincha.

— Tu llegada y la de Harold Reina se hizo en reserva, ¿por qué se manejó así?

— Desde el primer momento que nos dijeron que había la posibilidad de venir al Tigre, aceptamos todas las condiciones y se tuvo que manejar así porque no se sabía si se iba a abrir el libro de pases.

— ¿Sientes que los hinchas te han empezado a agarrar un cariño?

— Llegamos con el deseo de ganarnos un puesto, después consolidarnos; estoy agradecido con la hinchada por todo el apoyo, por el recibimiento que me ha dado, valoro eso y espero retribuir aquello en el campo de juego.

— Pese a que el inicio no ha sido de los mejores, ¿crees que están a tiempo para pelear arriba, por el título?

— Confiamos en nuestro trabajo, desde que empezamos la pretemporada con Pablo Escobar la ilusión es la misma. Si bien ahora manejamos otra idea con el profesor Mauricio Soria, el anhelo de todos los compañeros es el título y conseguir una clasificación a Copa Libertadores. Falta mucho y tenemos un gran equipo.

— ¿Cuán importante ha sido el apoyo de tu familia en tu carrera?

— La verdad es que ha sido muy importante el apoyo de mi esposa, de mi hijo que ha sido mi motivación, de mis hermanos; como te dije, hubo momentos en los que la he pasado muy mal, pero entre todos han estado ahí dándome fuerzas constantemente y hoy en día puedo decir que gracias a ellos he cumplido un sueño, pero no solo mío sino de toda mi familia.

jueves, 22 de agosto de 2019

Ramiro Ballivián: ‘En Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada’



Ramiro Ballivián tiene un magnífico presente en Wilstermann. El ex The Strongest fue “reacomodado” en la cancha por el técnico Cristian Díaz y las cosas le están saliendo bien, como que ya lleva cuatro goles en el torneo. Antes jugaba como lateral por derecha, pero ahora lo hace como volante por el mismo sector, con más posibilidades de llegar al área contraria en una posición que no desconocía.

— ¿Se puede decir que estás pasando por tu mejor momento futbolístico?


— No sé, lo que sí siento es que estoy feliz, me siento más suelto, pero no creo que este sea mi techo, siempre quiero aspirar a rendir más, a otorgar lo mejor, y creo que mi capacidad puede aún rendir mucho más.

— Sin embargo, ¿coincides en que eres otro en Wilstermann?


— La verdad es que yo antes, en las selecciones juveniles de Bolivia categorías Sub-15, Sub-17 y Sub-20, ya jugaba de volante por derecha y más adelantado; pero en Universitario, hasta cuando salimos campeones, jugué de lateral y también me fue bien, así que en ese puesto estuve muchos años. Ahora Cristian (Díaz, entrenador de Wilstermann) me volvió a esa posición en el medio y, bueno, creo que soy doble alternativa, lo que es bueno para el equipo y para mí. Juego de volante y de lateral, donde me necesiten estaré presente.

— Proyección, toque y goles, como ese de ‘tres dedos’ a Aurora en el clásico...


— Sí, y todo se lo debo a la bendición de Dios. Lo más importante es que las cosas le están saliendo bien al equipo, eso es lo primero, es el engranaje de todo. Ahora, si uno puede marcar diferencia en una acción, en el gol u otro gesto técnico para bien del equipo, pues bienvenido, eso me pone contento.

— Los hinchas atigrados se preguntan ¿y qué paso en el Tigre?


— En The Strongest pasé momentos lindos, especiales, inolvidables. Ganamos títulos y eso quedará siempre, y estoy agradecido; pero también hubo momentos duros, especiales para mi familia y para mí, aunque tengo la tranquilidad de haberlo dado todo. Como cuando jugué en Universitario, igual con cosas positivas y de las otras.

— ¿Será un partido especial?

— Creo que, viendo el torneo en general, es un partido más porque aún resta mucho por jugar. Será importante buscar y lograr estas tres unidades, pero igual faltará. Especial sería si en este partido se definiera el título o fuera la penúltima fecha. Es un partido importante, lindo, hermoso, pero pase lo que pase igual faltará bastante por recorrer.

— ¿Cómo ves a The Strongest?

— Un equipo muy fuerte, está jugando bien, consiguió resultados importantes. Jugar frente a ellos siempre es difícil, tiene jugadores de selección boliviana, mucha juventud, además es un grupo consolidado porque juega junto y tienen continuidad.

— ¿Cómo encarará Wilster este encuentro?

— Iremos con la misma ambición de buscar el partido, iremos a pelear un buen resultado. Tenemos fe en lograrlo, sin faltarles el respeto, porque ellos igual buscarán lo suyo.

— ¿Cuál es la clave para un Wilstermann puntero?

— El grupo, es vital el plantel que tenemos, todos con convencimiento, perseverancia, en Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada, eso siempre nos pide Cristian, nos reitera que esa es la clave del éxito y además repite que no hemos logrado nada, por eso en cada entrenamiento trabajamos duro, fuerte y todos los partidos los vemos como una final, porque solo así nos acercamos de a poco al objetivo.

— ¿Se puede asegurar un buen espectáculo para el domingo?

— Sí, por lo que significan ambos planteles. Wilstermann viene con una buena campaña en el torneo y buen fútbol, con un plantel que se conoce bastante y eso siempre pesa. The Strongest mantiene su nivel de juego, lo tenía con Pablo (Escobar) y ahora con el profe Mauricio (Soria) lo mismo. No tengo dudas de que será complicado y ojalá que la gente se dé cita al estadio y haya un bonito ambiente.

— ¿Wilstermann viene mejor y con ventaja por el buen inicio que ha tenido?

— Ojalá, somos un grupo con muchas ganas de ganar el título, eso sí con mucha humildad, pero además Wilstermann también es un grande del fútbol boliviano y su hinchada pide logros importantes.

— ¿Cómo estás en Wilstermann, con qué grupo te encontraste?

— Me siento contento, feliz, porque desde el primer día que llegué me recibieron bien, me hicieron sentir parte del grupo. A muchos los conocía y jugué con ellos incluso desde las selecciones menores. Hay un grupo ganador, luchador. Nosotros seguimos trabajando día a día, partido a partido, para que a fin de año obtengamos el premio deseado y tengamos los puntos suficientes para ser campeones y volver a una Copa Libertadores de América.

— ¿Y cómo te llevas con la afición aviadora que es muy exigente?

— También me recibió bien, es una hinchada que está muy al tanto del club. En los partidos que jugamos de locales hay gran público que le da un buen marco y eso nos alienta a seguir con mayor compromiso.

Chupete Mariaca fue invitado a un torneo de Estados Unidos

Luego de haber visto su historia en las redes sociales, la Academia Soccer For Fun, de Estados Unidos, incluyó al niño boliviano Deimar Mariaca a sus filas para disputar un torneo en 2020.

“Se notó la garra que tiene Deimar, pese a que se formó solo. Lo bonito de todo es que creo una buena amistad con los chicos y Dios mediante nos seguirá acompañando en nuestros proyectos. Tiene bastante potencial y tiene que ser explotado”, aseguró Ariel Tapia Tellería, uno de los responsables del club de Virginia, que está conformado por residentes latinoamericanos.

El fin de semana, Mariaca fue parte de un torneo Sub-14 y Su-11, en la cancha Villa El Sol, en Valle de Ananta. Integró el equipo Stellar FC, que está ligado a la Academia Soccer For Fun.

“Hicimos el torneo para reclutar niños con talento para que puedan reforzar, en EEUU, en los campeonatos que se avecinan”, agregó Tapia.

La viralización de un documental elaborado por la televisora japonesa NHK puso Chupete en la mira de varios clubes y la Federación Boliviana de Fútbol lo nombró su imagen para el torneo Sub-15 de noviembre. Adrián Cueto y Patrick Cuba, en Sub 11, y Mateo Rodríguez, del Sub 14, también irán a EEUU.

Suena en España Roberto para reforzar Cultural

El lateral izquierdo de Blooming y la selección boliviana, Roberto Fernández, es la opción elegida por el club Cultural y Deportiva Leonesa, de la segunda división B del fútbol español, según un reporte de la emisora León de España. Ante la posible vinculación, el jugador indicó a un medio local que no tiene nada oficial pero que le agrada la idea de emigrar al plantel que es dirigido por José Manuel Aira.

Lo anunciaron. "Fernández reforzaría una posición en la que sólo cuentan con Julen Castañeda. Este joven futbolista boliviano, de sólo 20 años, ocuparía plaza de sub-23, dejando así la plaza senior para reforzar otra demarcación. Fernández, procedente del Blooming, uno de los clubes referentes del país andino, estaría cerca de la Cultural", señalaron en Radio León.

Incluso, en aquel medio de comunicación, indican que las negociaciones está avanzadas y es cuestión de horas para cerrar su vinculación.

Con la ilusión. "La verdad no sé nada oficial todavía, pero ojalá se dé", indicó el lateral a un medio impreso.
"Fernández es uno de los jugadores con más proyección de Bolivia y destaca como un lateral izquierdo de gran recorrido, conocido como 'El niño prodigio' en el país. Disputó el Sudamericano sub-20 en enero, siendo el futbolista más destacado del combinado andino, lo que le valió para debutar con la selección absoluta en marzo", destacan en España.

En la acutalidad, los resultados no acompañan a Blooming y su rendimiento se ve contagiado por el bajón futbolístico.

1 Gol
lleva convertido Fernández en el Clausura: le anotó a Sport Boys (4-1).

Erwin Sánchez apuesta por el canterano Ervin Montero

Debido a la salida del paraguayo Óscar Velásquez, el entrenador Erwin Sánchez fijó su mirada en el canterano Ervin Ernesto Montero de 18 años de edad, jugador central que disputó el sudamericano sub-17 y desde este jueves inicia sus labores en el primer plantel.

Martins donará $us 20 mil para bomberos y veterinarios

El delantero de la selección boliviana de fútbol, Marcelo Martins, donará la suma de 20 mil dólares para ayudar a combatir el incendio que se propagó en la Chiquitania boliviana desde hace varios días.

Según dio a conocer el conductor Marco Antelo, que mostró la conversación que habría sostenido con Martins, el delantero, además, anunció que viajará a Santa Cruz para ayudar "en lo que se necesite".

Antelo, en ese sentido, señaló que los 20 mil dólares que donará Marcelo Martins serán administrados por la familia del jugador y será entregado "a las personas que realmente lo necesiten" como bomberos, veterinarios, personas damnificadas, etc.

"Quiero agradecerle públicamente a Marcelo, primero y antes que nada por sentir a su país en el corazón. Es increíble como a pesar de todas las cosas Marcelo siempre eligió el lugar que le vio nacer (...) Ahora también ha elegido ayudar a su gente, con tremenda donación y por sobre todas las cosas sin ningún interés más que el de colaborar", destacó Antelo a través de su cuenta de Facebook.

domingo, 18 de agosto de 2019

Video Tremendo golazo del sobrino de Milton Melgar en Boca Juniors

Magia pura. El joven delantero boliviano Sebastián Melgar Parada, que juega en la categoría sub-18 de Boca Juniors de Argentina, marcó este sábado un golazo en el empate ante San Lorenzo (1-1), por el torneo de la AFA. El sobrino del ex jugador de la selección boliviana, Milton Melgar, anotó con un potente disparo de tiro libre.

Era el minuto 55 del partido y Melgar tuvo la confianza para agarrar el balón en un tire libre a aproximadamente 25 metros del arco rival. Se paró al frente del balón y sacó un potente derechazo para clavar el balón en el ángulo derecho del arco rival. Un auténtico golazo.

Fue algo especial. Me alegro por poder debutar de esa manera, aunque también me quedé sentido por el empate”, dijo Melgar a DIEZ. El artillero cruceño cumplió -hace pocas semanas- 18 años y está habilitado para poder jugar en torneos oficiales de la Asociación del Fútbol Argentino.


“Estos años esperé ser mayor de edad para estar habilitado. Ahora que lo estoy, puedo jugar en el equipo de reserva e incluso con el primer plantel si todo sale bien. Todo dependerá de mí”, indicó Melgar, que ya se entrenó con la mayor al lado de Carlos Tevez y Wanchope Ábila.

Se forma Boca hace tres años y en este tiempo ha logrado destacarse en la cantera de uno de los clubes más grandes de Sudamérica. Vistió la camiseta de la selección boliviana en el Sudamericano sub-17 que se llevó a cabo este año en Perú, donde le marcó a Colombia un golazo de taquito que se volvió viral en las redes sociales.

Farell relató el duro momento que pasa tras su segunda lesión grave

No está haciendo lo que más le gusta: jugar al fútbol. Desde ahí ya se nota su tristeza cuando se le consulta a Kevin Farell, el tiempo de recuperación que demandará esta segunda lesión grave que sufre en un año y cinco meses. Sintió que el mundo se le venía encima en marzo de 2018 cuando fue a trabar un balón y sufrió la fractura de tibia y peroné de la pierna derecha. Su recuperación fue larga y recién jugó un partido oficial el 8 de octubre de ese año. Anhelaba jugar, y el tiempo pasó rápido.

De ahí en más fue agarrando confianza y ritmo, y cuando ya creía que estaba listo para buscar un lugar en el onceno y volver a soñar con convertirse en figura, nuevamente sufrió un golpe duro. El 2 de julio de este año sufrió la rotura de ligamentos de la rodilla izquierda. “Fue en un entrenamiento y me lesioné solo, sin que nadie me marcara”, recordó ese instante el volante creativo, de 23 años, que en su mejor momento fue convocado para la selección boliviana por el entrenador argentino Ángel Guillermo Hoyos.

Nuevamente a cirugía, pero esta vez con una espera de por medio, pues recién lo operaron el 12 de agosto. Otra vez entre seis a siete meses de recuperación. Así, el volante del que se esperaba sea el reemplazante de Joselito Vaca, otra vez deberá remar contra la corriente para recuperarse de una lesión temida por los futbolistas, incluso más que una fractura.

En este momento difícil, Farell contó todo lo que está viviendo y hasta afirmó que si no fuera por su familia ya se haya retirado. Dijo tajantemente que volverá y que será más fuerte que antes. Afirmó que ningún compañero lo ha visitado en su casa, pero sí que ha recibido la llamada de algunos de ellos. Eso sí, justificó la ausencia afirmando que paran concentrados y que no tienen tiempo para visitarlo.

Agregó que su sueño sigue siendo volver y cumplir con las afirmaciones que lo daban como el nuevo Joselito, para ello es que seguirá al pie de la letra los pasos de su recuperción, que sabe será dura. Primero debe dejar el par de muletas que lo acompañan. Luego deberá dejar las vendas. Una tiene en la rodilla izquierda, por la operación de ligamentos que tuvo. En la derecha hay dos vendas una en la rodilla por donde le sacaron las dos placas, que le pusieron cuando se fracturó la tibia y peroné, y la otra está en la parte inferior de la pierna, desde donde le sustrajeron dos pernos.

Antes de entrar de lleno a la entrevista recalca, nuevamente, una frase que parece trillada, pero que hace notar su convencimiento de retornar a las canchas: “volveré a jugar para cumplir mis sueños de siempre”. Si hasta le pidió consejos a su amigo, el marcador central Luis Haquin, del Puebla de México, que también se recupera de una lesión similar.

¿Cómo viviste la primera semana después de tu cirugía?



Son duros momentos porque duele y molesta al caminar. Por ello tomo bastantes calmantes para poder sobrellevar estos primeros días que siempre son los que más cuestan en estos casos. Increíble, pero cuesta hasta dormir pues en la cama tengo que estar en una postura recta de espalda. Puedo asentar los dos pies y camino con muletas, pero al levantar las piernas me molesta. Por suerte esto pasará pronto.

¿En estos momentos difíciles quiénes son los que más se han acercado a vos?


Mis representantes Juan Manuel Peña y José Carlo Fernández, que también trabajan con Luis Haquin, del Puebla. Mis compañeros algunos me han escrito y la familia, que está cerca y que es la que sufre con uno en estos momentos.

¿Tu familia qué te dice?


Qué ya vendrán cosas buenas y que a esto hay que buscarle el lado positivo. Dios sabe porque pasan estas cosas y ya vendrán momentos mejores para todos.


¿Se te vino a la cabeza retirarte y dedicarte a otra cosa?


Con graves lesiones se viene a la mente dejarlo todo. Mi familia evitó que pase eso.

¿Ya pediste consejos a alguien que haya sufrido la misma lesión?

A Luis Haquin, que también está lesionado y que integra el plantel del Puebla, de México. Me dijo que para sobrellevar esto hay que alejarse un poco de las redes sociales y leer, que ayuda bastante en estos casos para que se pasen los días más rápidos. A Haquin lo conozco desde cuando el técnico Ángel Guillermo Hoyos nos convocó a la selección, en 2016.

¿Nunca pensaste tener tan mala suerte?

No me imaginaba que sufriera lo que solo veía que sucedía por televisión en otros jugadores. Esta vez me tocó a mí y hay que afrontarlo de la mejor manera, porque cosas mejores van a venir más adelante.

Cuando sufriste la fractura de tibia y peroné, fue inmediatamente la operación.

Fue al otro día y prácticamente no sufrí nada con el tema del dolor.

¿Y esta vez te presionó tu familia, porque tuviste que esperar 45 días para la intervención?

La familia ve lo mejor para uno y que los problemas se solucionen lo antes posible. Pero se dio de esta manera y sin decir mucho hay que salir adelante y agradecer a Dios por la salud que nos da.

¿Y el DT Platiní Sánchez qué te dijo?

Me recalcó que tenía que ser fuerte sobre todo en lo mental, pues lo físico se recupera con entrenamientos diarios.

¿Esto te llega cuando ya estabas agarrando ritmo tras tu fractura de tibia y peroné?

Venía con ritmo y me sentía bien. Era mi segunda pretemporada completa. Esto era clave porque mientras que uno evoluciona más en lo físico se rinde más en los encuentros. En realidad esperaba que en este torneo Clausura, dé mucho más por el bien del equipo y de los hinchas.

¿Te tranquilizó también la dirigencia?

Si. Me dijo que me iba apoyar en todo en esto que me ha pasado, que no me sienta solo y que están a disposición en todo momento. Mi contrato es hasta 2022. Por ahí estoy tranquilo.

¿Cuál es el mejor recuerdo en Blooming?

El debutar de titular en un Copa Sudamericana, frente a Plaza Colonia de Uruguay, en 2016. Fue un momento inolvidable.

¿Tu peor momento?

En 2018 me sentía tranquilo y cómodo, sabiendo que en cualquier momento iba a explotar mi potencia. Ese año, en marzo, me fracturé la tibia y peroné. Eso me frustró un poco, pero logré superarlo. Ahora vuelvo a recaer, pero voy a retornar con todo.

¿Sueños que aún buscás cumplir?

Volver a entrenar y practicar al fútbol que es mi vida y me apasiona.

¿Tuviste mala suerte?

Espero que Dios nos ilumine para saber por qué me están pasando estas cosas. En realidad no pienso nada malo, solo que de todo esto estoy aprendiendo. Tengo que recuperarme lo más pronto posible para volver a las canchas.

¿Qué pensaste tras la fractura de tibia y peroné?

Pensé que tal vez no vuelva a jugar. Ese era mi miedo. El que me tranquilizó fue el doctor, que me dijo que no iba a pasar nada. Que esté tranquilo que el hueso iba a calcificar.

¿Después de esta última lesión qué pensaste?

Que me rompí el ligamento, pues sonó fuerte, como si se quebrara algo. La fractura de tibia y peroné ni la escuché, pero esta vez sí.

¿Qué es lo más difícil de lo que se viene?

El primer mes es el que más lo sufrís. Te tienen que ayudar bastante porque no soltás la muleta. Además, que ir a la fisioterapia es un poco incómodo, pues aún tenés dolor. Hay que sobreponerse a ello y seguir adelante.

¿Cuándo volvés al estadio?

He pensado en ir pero cuando ya pueda asentar la pierna y también ir al club a la fisioterapia para estar con los compañeros. Aunque no esté entrenando y jugando me siento uno más del grupo.

¿Quién te sorprendió con su llamada en estos momentos duros?

La verdad que nadie.

¿Y tus compañeros ya te visitaron?

La verdad que no. Han estado concentrados por los partidos seguidos y eso se los impide.

¿Qué te faltó para terminar de explotar en Blooming?

En mi segundo semestre en Blooming fui de titular casi todo el campeonato. En mi mejor momento me faltó ser más fuerte de cabeza, y saber que así como se sube también se baja. Me cayó muy de golpe todo. Tuve algunos malos partidos en los que fui suplente, pero igual trataba de dar lo mejor de mí.

¿Qué le decís al hincha celeste?

Le agradezco. Ellos al saber de mi lesión escribieron mucho y sentí el cariño del hincha. Solo espero recuperarme y dar alegrías a ellos en agradecimiento.

¿Qué significa la selección para vos?

Lo más importante. Las veces que fui convocado tuve una alegría inmensa. Ser llamado a la Verde es lo mejor que te puede pasar. El profesor Hoyos me convocó y me dio una alegría tremenda.

¿Y Blooming?

Es impresionante el cariño de los seguidores de Blooming. El ánimo al levantarse para ir a entrenar es diferente. Todo lo vivís con inmensa alegría.

¿Qué harás además de recuperarte?

Mirar fútbol, tratar de ver muchos partidos porque lo que más quiero es volver. También estoy leyendo libros.

¿A quién admirás en el fútbol nacional?

Desde chico admiré al volante Joselito Vaca, que es el capitán del Blooming.

¿Y de fuera del país a quién seguís?

A Andrés Iniesta. Admiro a ellos porque me gusta el fútbol bonito de técnica y toque.