jueves, 22 de agosto de 2019

Ramiro Ballivián: ‘En Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada’



Ramiro Ballivián tiene un magnífico presente en Wilstermann. El ex The Strongest fue “reacomodado” en la cancha por el técnico Cristian Díaz y las cosas le están saliendo bien, como que ya lleva cuatro goles en el torneo. Antes jugaba como lateral por derecha, pero ahora lo hace como volante por el mismo sector, con más posibilidades de llegar al área contraria en una posición que no desconocía.

— ¿Se puede decir que estás pasando por tu mejor momento futbolístico?


— No sé, lo que sí siento es que estoy feliz, me siento más suelto, pero no creo que este sea mi techo, siempre quiero aspirar a rendir más, a otorgar lo mejor, y creo que mi capacidad puede aún rendir mucho más.

— Sin embargo, ¿coincides en que eres otro en Wilstermann?


— La verdad es que yo antes, en las selecciones juveniles de Bolivia categorías Sub-15, Sub-17 y Sub-20, ya jugaba de volante por derecha y más adelantado; pero en Universitario, hasta cuando salimos campeones, jugué de lateral y también me fue bien, así que en ese puesto estuve muchos años. Ahora Cristian (Díaz, entrenador de Wilstermann) me volvió a esa posición en el medio y, bueno, creo que soy doble alternativa, lo que es bueno para el equipo y para mí. Juego de volante y de lateral, donde me necesiten estaré presente.

— Proyección, toque y goles, como ese de ‘tres dedos’ a Aurora en el clásico...


— Sí, y todo se lo debo a la bendición de Dios. Lo más importante es que las cosas le están saliendo bien al equipo, eso es lo primero, es el engranaje de todo. Ahora, si uno puede marcar diferencia en una acción, en el gol u otro gesto técnico para bien del equipo, pues bienvenido, eso me pone contento.

— Los hinchas atigrados se preguntan ¿y qué paso en el Tigre?


— En The Strongest pasé momentos lindos, especiales, inolvidables. Ganamos títulos y eso quedará siempre, y estoy agradecido; pero también hubo momentos duros, especiales para mi familia y para mí, aunque tengo la tranquilidad de haberlo dado todo. Como cuando jugué en Universitario, igual con cosas positivas y de las otras.

— ¿Será un partido especial?

— Creo que, viendo el torneo en general, es un partido más porque aún resta mucho por jugar. Será importante buscar y lograr estas tres unidades, pero igual faltará. Especial sería si en este partido se definiera el título o fuera la penúltima fecha. Es un partido importante, lindo, hermoso, pero pase lo que pase igual faltará bastante por recorrer.

— ¿Cómo ves a The Strongest?

— Un equipo muy fuerte, está jugando bien, consiguió resultados importantes. Jugar frente a ellos siempre es difícil, tiene jugadores de selección boliviana, mucha juventud, además es un grupo consolidado porque juega junto y tienen continuidad.

— ¿Cómo encarará Wilster este encuentro?

— Iremos con la misma ambición de buscar el partido, iremos a pelear un buen resultado. Tenemos fe en lograrlo, sin faltarles el respeto, porque ellos igual buscarán lo suyo.

— ¿Cuál es la clave para un Wilstermann puntero?

— El grupo, es vital el plantel que tenemos, todos con convencimiento, perseverancia, en Wilster trabajamos al límite, no nos guardamos nada, eso siempre nos pide Cristian, nos reitera que esa es la clave del éxito y además repite que no hemos logrado nada, por eso en cada entrenamiento trabajamos duro, fuerte y todos los partidos los vemos como una final, porque solo así nos acercamos de a poco al objetivo.

— ¿Se puede asegurar un buen espectáculo para el domingo?

— Sí, por lo que significan ambos planteles. Wilstermann viene con una buena campaña en el torneo y buen fútbol, con un plantel que se conoce bastante y eso siempre pesa. The Strongest mantiene su nivel de juego, lo tenía con Pablo (Escobar) y ahora con el profe Mauricio (Soria) lo mismo. No tengo dudas de que será complicado y ojalá que la gente se dé cita al estadio y haya un bonito ambiente.

— ¿Wilstermann viene mejor y con ventaja por el buen inicio que ha tenido?

— Ojalá, somos un grupo con muchas ganas de ganar el título, eso sí con mucha humildad, pero además Wilstermann también es un grande del fútbol boliviano y su hinchada pide logros importantes.

— ¿Cómo estás en Wilstermann, con qué grupo te encontraste?

— Me siento contento, feliz, porque desde el primer día que llegué me recibieron bien, me hicieron sentir parte del grupo. A muchos los conocía y jugué con ellos incluso desde las selecciones menores. Hay un grupo ganador, luchador. Nosotros seguimos trabajando día a día, partido a partido, para que a fin de año obtengamos el premio deseado y tengamos los puntos suficientes para ser campeones y volver a una Copa Libertadores de América.

— ¿Y cómo te llevas con la afición aviadora que es muy exigente?

— También me recibió bien, es una hinchada que está muy al tanto del club. En los partidos que jugamos de locales hay gran público que le da un buen marco y eso nos alienta a seguir con mayor compromiso.

Chupete Mariaca fue invitado a un torneo de Estados Unidos

Luego de haber visto su historia en las redes sociales, la Academia Soccer For Fun, de Estados Unidos, incluyó al niño boliviano Deimar Mariaca a sus filas para disputar un torneo en 2020.

“Se notó la garra que tiene Deimar, pese a que se formó solo. Lo bonito de todo es que creo una buena amistad con los chicos y Dios mediante nos seguirá acompañando en nuestros proyectos. Tiene bastante potencial y tiene que ser explotado”, aseguró Ariel Tapia Tellería, uno de los responsables del club de Virginia, que está conformado por residentes latinoamericanos.

El fin de semana, Mariaca fue parte de un torneo Sub-14 y Su-11, en la cancha Villa El Sol, en Valle de Ananta. Integró el equipo Stellar FC, que está ligado a la Academia Soccer For Fun.

“Hicimos el torneo para reclutar niños con talento para que puedan reforzar, en EEUU, en los campeonatos que se avecinan”, agregó Tapia.

La viralización de un documental elaborado por la televisora japonesa NHK puso Chupete en la mira de varios clubes y la Federación Boliviana de Fútbol lo nombró su imagen para el torneo Sub-15 de noviembre. Adrián Cueto y Patrick Cuba, en Sub 11, y Mateo Rodríguez, del Sub 14, también irán a EEUU.

Suena en España Roberto para reforzar Cultural

El lateral izquierdo de Blooming y la selección boliviana, Roberto Fernández, es la opción elegida por el club Cultural y Deportiva Leonesa, de la segunda división B del fútbol español, según un reporte de la emisora León de España. Ante la posible vinculación, el jugador indicó a un medio local que no tiene nada oficial pero que le agrada la idea de emigrar al plantel que es dirigido por José Manuel Aira.

Lo anunciaron. "Fernández reforzaría una posición en la que sólo cuentan con Julen Castañeda. Este joven futbolista boliviano, de sólo 20 años, ocuparía plaza de sub-23, dejando así la plaza senior para reforzar otra demarcación. Fernández, procedente del Blooming, uno de los clubes referentes del país andino, estaría cerca de la Cultural", señalaron en Radio León.

Incluso, en aquel medio de comunicación, indican que las negociaciones está avanzadas y es cuestión de horas para cerrar su vinculación.

Con la ilusión. "La verdad no sé nada oficial todavía, pero ojalá se dé", indicó el lateral a un medio impreso.
"Fernández es uno de los jugadores con más proyección de Bolivia y destaca como un lateral izquierdo de gran recorrido, conocido como 'El niño prodigio' en el país. Disputó el Sudamericano sub-20 en enero, siendo el futbolista más destacado del combinado andino, lo que le valió para debutar con la selección absoluta en marzo", destacan en España.

En la acutalidad, los resultados no acompañan a Blooming y su rendimiento se ve contagiado por el bajón futbolístico.

1 Gol
lleva convertido Fernández en el Clausura: le anotó a Sport Boys (4-1).

Erwin Sánchez apuesta por el canterano Ervin Montero

Debido a la salida del paraguayo Óscar Velásquez, el entrenador Erwin Sánchez fijó su mirada en el canterano Ervin Ernesto Montero de 18 años de edad, jugador central que disputó el sudamericano sub-17 y desde este jueves inicia sus labores en el primer plantel.

Martins donará $us 20 mil para bomberos y veterinarios

El delantero de la selección boliviana de fútbol, Marcelo Martins, donará la suma de 20 mil dólares para ayudar a combatir el incendio que se propagó en la Chiquitania boliviana desde hace varios días.

Según dio a conocer el conductor Marco Antelo, que mostró la conversación que habría sostenido con Martins, el delantero, además, anunció que viajará a Santa Cruz para ayudar "en lo que se necesite".

Antelo, en ese sentido, señaló que los 20 mil dólares que donará Marcelo Martins serán administrados por la familia del jugador y será entregado "a las personas que realmente lo necesiten" como bomberos, veterinarios, personas damnificadas, etc.

"Quiero agradecerle públicamente a Marcelo, primero y antes que nada por sentir a su país en el corazón. Es increíble como a pesar de todas las cosas Marcelo siempre eligió el lugar que le vio nacer (...) Ahora también ha elegido ayudar a su gente, con tremenda donación y por sobre todas las cosas sin ningún interés más que el de colaborar", destacó Antelo a través de su cuenta de Facebook.

domingo, 18 de agosto de 2019

Video Tremendo golazo del sobrino de Milton Melgar en Boca Juniors

Magia pura. El joven delantero boliviano Sebastián Melgar Parada, que juega en la categoría sub-18 de Boca Juniors de Argentina, marcó este sábado un golazo en el empate ante San Lorenzo (1-1), por el torneo de la AFA. El sobrino del ex jugador de la selección boliviana, Milton Melgar, anotó con un potente disparo de tiro libre.

Era el minuto 55 del partido y Melgar tuvo la confianza para agarrar el balón en un tire libre a aproximadamente 25 metros del arco rival. Se paró al frente del balón y sacó un potente derechazo para clavar el balón en el ángulo derecho del arco rival. Un auténtico golazo.

Fue algo especial. Me alegro por poder debutar de esa manera, aunque también me quedé sentido por el empate”, dijo Melgar a DIEZ. El artillero cruceño cumplió -hace pocas semanas- 18 años y está habilitado para poder jugar en torneos oficiales de la Asociación del Fútbol Argentino.


“Estos años esperé ser mayor de edad para estar habilitado. Ahora que lo estoy, puedo jugar en el equipo de reserva e incluso con el primer plantel si todo sale bien. Todo dependerá de mí”, indicó Melgar, que ya se entrenó con la mayor al lado de Carlos Tevez y Wanchope Ábila.

Se forma Boca hace tres años y en este tiempo ha logrado destacarse en la cantera de uno de los clubes más grandes de Sudamérica. Vistió la camiseta de la selección boliviana en el Sudamericano sub-17 que se llevó a cabo este año en Perú, donde le marcó a Colombia un golazo de taquito que se volvió viral en las redes sociales.

Farell relató el duro momento que pasa tras su segunda lesión grave

No está haciendo lo que más le gusta: jugar al fútbol. Desde ahí ya se nota su tristeza cuando se le consulta a Kevin Farell, el tiempo de recuperación que demandará esta segunda lesión grave que sufre en un año y cinco meses. Sintió que el mundo se le venía encima en marzo de 2018 cuando fue a trabar un balón y sufrió la fractura de tibia y peroné de la pierna derecha. Su recuperación fue larga y recién jugó un partido oficial el 8 de octubre de ese año. Anhelaba jugar, y el tiempo pasó rápido.

De ahí en más fue agarrando confianza y ritmo, y cuando ya creía que estaba listo para buscar un lugar en el onceno y volver a soñar con convertirse en figura, nuevamente sufrió un golpe duro. El 2 de julio de este año sufrió la rotura de ligamentos de la rodilla izquierda. “Fue en un entrenamiento y me lesioné solo, sin que nadie me marcara”, recordó ese instante el volante creativo, de 23 años, que en su mejor momento fue convocado para la selección boliviana por el entrenador argentino Ángel Guillermo Hoyos.

Nuevamente a cirugía, pero esta vez con una espera de por medio, pues recién lo operaron el 12 de agosto. Otra vez entre seis a siete meses de recuperación. Así, el volante del que se esperaba sea el reemplazante de Joselito Vaca, otra vez deberá remar contra la corriente para recuperarse de una lesión temida por los futbolistas, incluso más que una fractura.

En este momento difícil, Farell contó todo lo que está viviendo y hasta afirmó que si no fuera por su familia ya se haya retirado. Dijo tajantemente que volverá y que será más fuerte que antes. Afirmó que ningún compañero lo ha visitado en su casa, pero sí que ha recibido la llamada de algunos de ellos. Eso sí, justificó la ausencia afirmando que paran concentrados y que no tienen tiempo para visitarlo.

Agregó que su sueño sigue siendo volver y cumplir con las afirmaciones que lo daban como el nuevo Joselito, para ello es que seguirá al pie de la letra los pasos de su recuperción, que sabe será dura. Primero debe dejar el par de muletas que lo acompañan. Luego deberá dejar las vendas. Una tiene en la rodilla izquierda, por la operación de ligamentos que tuvo. En la derecha hay dos vendas una en la rodilla por donde le sacaron las dos placas, que le pusieron cuando se fracturó la tibia y peroné, y la otra está en la parte inferior de la pierna, desde donde le sustrajeron dos pernos.

Antes de entrar de lleno a la entrevista recalca, nuevamente, una frase que parece trillada, pero que hace notar su convencimiento de retornar a las canchas: “volveré a jugar para cumplir mis sueños de siempre”. Si hasta le pidió consejos a su amigo, el marcador central Luis Haquin, del Puebla de México, que también se recupera de una lesión similar.

¿Cómo viviste la primera semana después de tu cirugía?



Son duros momentos porque duele y molesta al caminar. Por ello tomo bastantes calmantes para poder sobrellevar estos primeros días que siempre son los que más cuestan en estos casos. Increíble, pero cuesta hasta dormir pues en la cama tengo que estar en una postura recta de espalda. Puedo asentar los dos pies y camino con muletas, pero al levantar las piernas me molesta. Por suerte esto pasará pronto.

¿En estos momentos difíciles quiénes son los que más se han acercado a vos?


Mis representantes Juan Manuel Peña y José Carlo Fernández, que también trabajan con Luis Haquin, del Puebla. Mis compañeros algunos me han escrito y la familia, que está cerca y que es la que sufre con uno en estos momentos.

¿Tu familia qué te dice?


Qué ya vendrán cosas buenas y que a esto hay que buscarle el lado positivo. Dios sabe porque pasan estas cosas y ya vendrán momentos mejores para todos.


¿Se te vino a la cabeza retirarte y dedicarte a otra cosa?


Con graves lesiones se viene a la mente dejarlo todo. Mi familia evitó que pase eso.

¿Ya pediste consejos a alguien que haya sufrido la misma lesión?

A Luis Haquin, que también está lesionado y que integra el plantel del Puebla, de México. Me dijo que para sobrellevar esto hay que alejarse un poco de las redes sociales y leer, que ayuda bastante en estos casos para que se pasen los días más rápidos. A Haquin lo conozco desde cuando el técnico Ángel Guillermo Hoyos nos convocó a la selección, en 2016.

¿Nunca pensaste tener tan mala suerte?

No me imaginaba que sufriera lo que solo veía que sucedía por televisión en otros jugadores. Esta vez me tocó a mí y hay que afrontarlo de la mejor manera, porque cosas mejores van a venir más adelante.

Cuando sufriste la fractura de tibia y peroné, fue inmediatamente la operación.

Fue al otro día y prácticamente no sufrí nada con el tema del dolor.

¿Y esta vez te presionó tu familia, porque tuviste que esperar 45 días para la intervención?

La familia ve lo mejor para uno y que los problemas se solucionen lo antes posible. Pero se dio de esta manera y sin decir mucho hay que salir adelante y agradecer a Dios por la salud que nos da.

¿Y el DT Platiní Sánchez qué te dijo?

Me recalcó que tenía que ser fuerte sobre todo en lo mental, pues lo físico se recupera con entrenamientos diarios.

¿Esto te llega cuando ya estabas agarrando ritmo tras tu fractura de tibia y peroné?

Venía con ritmo y me sentía bien. Era mi segunda pretemporada completa. Esto era clave porque mientras que uno evoluciona más en lo físico se rinde más en los encuentros. En realidad esperaba que en este torneo Clausura, dé mucho más por el bien del equipo y de los hinchas.

¿Te tranquilizó también la dirigencia?

Si. Me dijo que me iba apoyar en todo en esto que me ha pasado, que no me sienta solo y que están a disposición en todo momento. Mi contrato es hasta 2022. Por ahí estoy tranquilo.

¿Cuál es el mejor recuerdo en Blooming?

El debutar de titular en un Copa Sudamericana, frente a Plaza Colonia de Uruguay, en 2016. Fue un momento inolvidable.

¿Tu peor momento?

En 2018 me sentía tranquilo y cómodo, sabiendo que en cualquier momento iba a explotar mi potencia. Ese año, en marzo, me fracturé la tibia y peroné. Eso me frustró un poco, pero logré superarlo. Ahora vuelvo a recaer, pero voy a retornar con todo.

¿Sueños que aún buscás cumplir?

Volver a entrenar y practicar al fútbol que es mi vida y me apasiona.

¿Tuviste mala suerte?

Espero que Dios nos ilumine para saber por qué me están pasando estas cosas. En realidad no pienso nada malo, solo que de todo esto estoy aprendiendo. Tengo que recuperarme lo más pronto posible para volver a las canchas.

¿Qué pensaste tras la fractura de tibia y peroné?

Pensé que tal vez no vuelva a jugar. Ese era mi miedo. El que me tranquilizó fue el doctor, que me dijo que no iba a pasar nada. Que esté tranquilo que el hueso iba a calcificar.

¿Después de esta última lesión qué pensaste?

Que me rompí el ligamento, pues sonó fuerte, como si se quebrara algo. La fractura de tibia y peroné ni la escuché, pero esta vez sí.

¿Qué es lo más difícil de lo que se viene?

El primer mes es el que más lo sufrís. Te tienen que ayudar bastante porque no soltás la muleta. Además, que ir a la fisioterapia es un poco incómodo, pues aún tenés dolor. Hay que sobreponerse a ello y seguir adelante.

¿Cuándo volvés al estadio?

He pensado en ir pero cuando ya pueda asentar la pierna y también ir al club a la fisioterapia para estar con los compañeros. Aunque no esté entrenando y jugando me siento uno más del grupo.

¿Quién te sorprendió con su llamada en estos momentos duros?

La verdad que nadie.

¿Y tus compañeros ya te visitaron?

La verdad que no. Han estado concentrados por los partidos seguidos y eso se los impide.

¿Qué te faltó para terminar de explotar en Blooming?

En mi segundo semestre en Blooming fui de titular casi todo el campeonato. En mi mejor momento me faltó ser más fuerte de cabeza, y saber que así como se sube también se baja. Me cayó muy de golpe todo. Tuve algunos malos partidos en los que fui suplente, pero igual trataba de dar lo mejor de mí.

¿Qué le decís al hincha celeste?

Le agradezco. Ellos al saber de mi lesión escribieron mucho y sentí el cariño del hincha. Solo espero recuperarme y dar alegrías a ellos en agradecimiento.

¿Qué significa la selección para vos?

Lo más importante. Las veces que fui convocado tuve una alegría inmensa. Ser llamado a la Verde es lo mejor que te puede pasar. El profesor Hoyos me convocó y me dio una alegría tremenda.

¿Y Blooming?

Es impresionante el cariño de los seguidores de Blooming. El ánimo al levantarse para ir a entrenar es diferente. Todo lo vivís con inmensa alegría.

¿Qué harás además de recuperarte?

Mirar fútbol, tratar de ver muchos partidos porque lo que más quiero es volver. También estoy leyendo libros.

¿A quién admirás en el fútbol nacional?

Desde chico admiré al volante Joselito Vaca, que es el capitán del Blooming.

¿Y de fuera del país a quién seguís?

A Andrés Iniesta. Admiro a ellos porque me gusta el fútbol bonito de técnica y toque.

viernes, 2 de agosto de 2019

Henry Vaca: ‘Ha sido la mejor decisión que he tomado’



Henry Vaca vive una experiencia diferente y de comienzo exitosa. Dejó The Strongest, saltó al Universitario de Deportes peruano, debutó con un pase-gol y recogió elogios por su juego, incluso lo llaman “Messi boliviano”. Su talento ha comenzado a traspasar las fronteras y puede ser la llave para un gran momento en su carrera como futbolista.

— ¿Cómo vives tus primeros días en Perú?


— La verdad es que me siento bien, contento por lo que estoy pasando. Estoy trabajando con mucho entusiasmo, muy a gusto, me recibieron de la mejor manera y ahora toca hacer lo mío, paso a paso, partido a partido, e ir sumando para el equipo.

— No puedes quejarte del debut que tuviste, ¿no?


— Encaré la situación con mucha responsabilidad, creo que además me fue bien porque pude ayudar al equipo a sacar las primeras unidades. No hubo nervios, ya tengo un par de años como profesional y creo que eso me ha servido bastante.

— ¿Qué sientes cuando te dicen el ‘Messi boliviano’?


— No, no, para nada. No sé quién inventó eso, yo les dije en mis declaraciones que estoy lejísimos de eso, para nada. Les comenté que en Bolivia hay otros muy buenos jugadores, que yo vine a aportar al club con mi talento, pero no soy Messi ni nada que ver. Ojalá marque diferencia, tengo mis cualidades y ojalá que sirvan.

— Saltar del fútbol boliviano al peruano, ¿significa mucho cambio?


— La verdad que cuando uno viene a otro país se nota el cambio en muchas cosas, pero si te refieres a lo futbolístico, hay mucha diferencia y me estoy adaptando sin problemas. Yo como extranjero tengo la obligación de aportar mucho más, eso lo tengo claro.

— ¿Cómo te llevas con el grupo?

— Bien con todos. Los compañeros, el entrenador me recibieron bien, entrenamos bien, pero luego de ahí todos para sus casas porque la mayoría tiene familia.

— ¿Con quién vives?

— Solo, solo. No soy casado, entonces estoy mucho más metido en el club.

— ¿Pero hablas con tu familia en Bolivia?

— Sí, habló con mis padres, mis hermanos. Agradecido también con ellos, porque siempre me apoyan en las buenas y en las malas, los amo mucho; ahora me toca estar afuera y tratar de demostrar que un boliviano puede cruzar fronteras y jugar a buen nivel.

— ¿Te costó decidir irte de The Strongest?

— La verdad es que ha sido la mejor decisión que he tomado, no solo porque dije que quería más minutos, sino porque se dio la oportunidad. Ustedes saben más que nadie cuánto nos cuesta salir a los bolivianos y bueno se dio la oportunidad y no lo pensé dos veces.

— ¿Hablaste con Pablo Escobar de esto?

— Hablé con él antes de venir, él jugó mucho afuera y se está cumpliendo lo que me dijo: es otra la exigencia, desde la práctica y el ambiente mismo es diferente, son otros jugadores que no conozco, son otros clubes y otra afición. Yo vine a aportar, pero a la vez vine a crecer como futbolista y persona.

— ¿Cómo es Universitario de Deportes?

— La verdad, es un club espectacular, increíble por toda la infraestructura que tiene y las condiciones que da, además tiene una hinchada impresionante. Perú tiene un fútbol mundialista, eso se nota por el ritmo de juego, el trabajo y me estoy metiendo con todo.

— ¿Sirvió jugar en The Strongest y en la selección para llegar a esto?

— Es que gracias al Tigre yo puedo ahora jugar afuera y también el que me hubiesen llamado de la selección. Las cosas que hice con el profe (César) Farías, el mismo Pablo, por todo eso estoy agradecido con todos ellos. Con ellos aprendí bastante, pero tampoco quiero olvidarme de mis profes que tuve de chico, a todos los tomo en cuenta porque aportaron para mi carrera.

— ¿Jugar afuera supondrá ser más profesional?

— Seguro, igual que en todas partes, eso lo tengo claro y estoy madurando. La U tiene una hinchada espectacular, como la del Tigre en La Paz, por eso mismo tengo que ser más profesional.

— ¿La selección seguirá siendo un tema pendiente?

— Sí, vamos a trabajar mucho para volver y ojalá que podamos hacer bien las cosas para estar en las eliminatorias, que es lo que también quiero.

— ¿Te golpeó no jugar la Copa América?

— Un poco, pero son cosas que uno tiene que respetar, pues los entrenadores ven las cosas. Yo voy a tratar de ganarme un lugar y pelearé a muerte para que me llamen otra vez.

— ¿Cómo es un día de Henry Vaca en Lima?

— Me levanto a las 06.30, lo hago muy temprano porque aquí el tráfico es muy fregado, y vivo a una distancia considerable. Me viene a recoger un chofer del club, llego al complejo, entrenamos desde las 09.30, trabajamos toda la mañana, almuerzo ahí mismo, y luego me traen para la casa y a descansar. Es solo fútbol, a eso vine y nada. El entrenamiento es muy exigente y en la tarde tengo que descansar mucho.

— ¿Qué comes y dónde?

— Como en el mismo club, ahí tenemos una dieta especial y por donde vivo con otros extranjeros también hay un lugar recomendado por el club. Como sano, aquí hay mucho pescado y es otra cosa a la que también me estoy adaptando.

— ¿Cómo es Lima?

— Aún no vi mucho, solo la ruta que hago es desde donde vivo hasta el club. Es una ciudad muy grande, con alto tráfico y mucho movimiento de gente, tiene mucho movimiento y ruido.

— ¿Se vive ambiente de los Juegos Panamericanos?

— Eso estoy viendo, en la calle un poco, pero más en la televisión se está con eso, por ello precisamente hay un parate creo que de dos semanas en nuestro torneo, no vamos a jugar desde este fin de semana porque las canchas van a ser utilizadas, como también otros coliseos.

— ¿Irás a ver algo de los Panamericanos?

— Un poco, están muchos grandes deportistas, ojalá pueda darme una vuelta. ¿Está Bolivia, verdad?, ojalá que esté el nadador que tenemos de Santa Cruz.

Henry a su arribo al aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Foto: Depor

Perfil

Nombre: Henry Vaca Urquiza.

Nacimiento: En Santa Cruz, el 27 de enero de 1998.

Trayectoria: Se formó en la Academia Tahuichi, pasó por Calleja de Santa Cruz y O’Higgins de Chile, pero debutó como profesional en The Strongest; además, llegó a la selección boliviana. Ahora juega en Universitario de Deportes, de Lima, Perú.

jueves, 1 de agosto de 2019

Grecia, la apuesta fuerte de Bejarano



En diciembre de 2018, Danny Bejarano comenzó su segundo ciclo en el fútbol de Grecia atendiendo el llamado del Lamia FC, un club chico de la ciudad del mismo nombre.

La realidad del plantel no era de las mejores, pues cumplida la mitad de la temporada estaba en la parte baja de las posiciones y era serio candidato al descenso de categoría.

Pero el panorama cambió en el anterior semestre y terminó el campeonato en séptima posición, entre 16 participantes. El volante de marca nacional fue uno de los protagonistas de ese ascenso.

“Recuperamos terreno, fui titular en la mayoría de los partidos, entonces la directiva del club me propuso renovar contrato y firmé por dos años más, siendo que vine por seis meses”, dice Bejarano desde Lamia.

En Europa, en agosto comenzará la competencia 2019-20. Lamia terminó la pretemporada y regresó a su ciudad de origen para jugar partidos amistosos a fin de ganar ritmo y llegar bien al debut previsto para el 24 del próximo mes.

“Es su tercera temporada en primera división, no es un club grande, llegué con otros refuerzos cuando estaba en zona de descenso y con el resto del plantel logramos levantarlo. Fue una apuesta fuerte, terminamos en séptimo lugar y en Copa de Grecia llegamos hasta semifinales donde quedamos eliminados por el AEK, uno de los grandes de aquí”.

Emigrar es complicado para los futbolistas bolivianos, debido a que el mercado es cada vez más chico. Bejarano lo atribuye a los dirigentes como el principal impedimento.

“Muchas veces traban y cierran las puertas, piden más dinero de lo real. En mi caso gracias a Dios tuve la ayuda del técnico que me dirigió en Panetolikos y me convocó para Lamia, además tenía un contrato con Oriente de seis meses, quedé libre y no hubo problema”.

No fue tomado en cuenta por Eduardo Villegas para la Copa América de Brasil, pero no pierde la esperanza de regresar a la Verde en las eliminatorias para Qatar 2022.

“Pude ver algunos partidos y estuvo interesante, hubo selecciones que se nivelaron a otras consideradas superiores. Siempre tengo el deseo de volver a una convocatoria que es el premio al trabajo en tu club, entonces seguiré trabajando de la mejor manera y ya dependerá del cuerpo técnico”.

La experiencia vivida le permite asegurar que el fútbol griego es intenso, veloz y con mucho despliegue físico. “Mi función es un poco ingrata porque debo destruir el juego del rival en el medio, como que no está bien visto, pero los resultados ayudaron a dar valor a mi juego”.

Ahora su desafío es que en este semestre las cosas salgan mejor “El futbolista siempre se traza objetivos, en mi caso el próximo es clasificar al equipo a jugar un torneo continental para seguir jugando en Europa, y retrasar la vuelta a Bolivia”.

Admite que es complicado porque los partidos son de ida y vuelta y muchas veces cotejos que a priori parecen accesibles se transforman, pero todos están en la lucha.

“Con Larissa protagonizamos partidos que para mí son de tú a tú porque esa ciudad está a una hora de distancia, nadie regala nada al otro. Con los grandes es también trascendente porque hay que meter toda la capacidad en busca de las unidades”.

A Grecia no llegó aún el sistema de videoarbitraje (VAR). Si fuera por él, mejor si no se aplica nunca “porque se pierde la emoción del juego”.

Más allá del fútbol, Danny Bejarano ha establecido una ligazón fuerte con ese país con el compromiso matrimonial con una griega de nombre Xrysa y esperan la llegada de Angelous, su primogénito.

La conoció cuando era jugador de Panetolikos y en su regreso al país reafirmó su compromiso porque su vida allí se simplificó. “Aquí se habla también el inglés, pero en el idioma griego estoy aprendiendo y cuento con su valiosa ayuda. Al principio era complicado, pero ahora las cosas van mejor”.

En el tiempo de descanso aprovecha también para visitar ese país: “Las ciudades, las playas están cerca, hay mucha cultura y también aprovecho de aprender muchas cosas”.

La foto de la firma de contrato de Bejarano con el Lamia FC. Crédito: Lamia FC



Volante cruceño


Danny Brahyan Bejarano Yáñez, nació el 3 de enero de 1994 en Santa Cruz. En el país jugó en Oriente, Bolívar y Sport Boys.

Prepara la boda


Xrysa es el nombre de su novia, a quien conoció en Grecia cuando vistió la camiseta del Panetolikos. El próximo mes contraerán nupcias y ya esperan la llegada de su primogénito al que llamarán Angelous.

Debut en la verde

Su primer partido en la selección nacional fue bajo el mando de Xabier Azkargorta el 6 de septiembre de 2013 en Asunción. Fue triunfo 4-0 del conjunto local. Ahora espera un nuevo llamado.

Eduardo Demiquel: ‘De chiquito no pintaba para jugador’



El 15 de mayo, Eduardo Demiquel debutó en The Strongest a los 19 años, lo hizo en un partido frente a Blooming por la fecha 24 del torneo Apertura y cumplió el sueño que tenía desde niño: “ser futbolista profesional”.

Zaguero central, zurdo y de buena estatura (1,88 metros) son algunas de las virtudes que le permiten ser tomado en cuenta por el técnico atigrado Pablo Escobar.

Jugó los últimos tres partidos del Apertura y por sus buenas actuaciones, el DT le ha ratificado la confianza en el inicio del Clausura ocupando la plaza de Sub-20.

— ¿Desde cuándo te gusta el fútbol?


— Desde que era bien chiquito. Vine a vivir a Santa Cruz a los 3 años y cuando tenía 4 o 5 mis papás me inscribieron en la Academia Tahuichi, pero como que no pintaba para jugador.

— ¿Por qué dices que no pintabas?


— Mis papás me cuentan, por ejemplo, que pasaba un avión y yo me paraba a verlo, me distraía mucho, me olvidaba del entrenamiento, así que a partir de eso me dijeron que no me iban a obligar; poco tiempo después le puse más atención, me llevaron otra vez a la escuela, primero a Semillero, después a “Torito” García y acá estoy.

— ¿Decías que viniste a Bolivia cuando eras un niño?


— Yo nací en San Miguel de Tucumán, mi mamá es argentina; pero tengo la doble nacionalidad porque mi papá es de Santa Cruz de la Sierra.

— ¿Después de la escuela de fútbol dónde jugaste?


— Estuve mucho tiempo en la escuela “Torito” García, luego pasé a 25 de Junio de la Primera B de la ACF. Estuve un año, ya había jugado en las selecciones Sub-15 y Sub-17, y de ahí me preguntaron que si no me animaba a irme a la Universidad de Chile. Fui a prueba dos semanas y me dijeron que les interesaba que me quede. Permanecí un año en el equipo juvenil, aunque varias veces me invitaron a entrenar con el primer plantel, una experiencia inolvidable. Después me convocaron al Sudamericano Sub-20 que se jugó justo en Chile en enero, no pude jugar por una lesión en la rodilla, y después decidí volver.

— ¿Por qué volviste?


— Les dije a mis papás que tomé la decisión de volver a Bolivia, jugar primero aquí, porque es complicado hacerlo en el exterior, afortunadamente llegué a uno de los clubes más grandes del país.

— ¿Tu llegada al Tigre se hizo muy rápido?

— Volvimos del sudamericano, me acuerdo que un día estaba por la calle con unos amigos y me llamó mi representante, el Gato Fernández, y me dijo que había la posibilidad de jugar en The Strongest, pero había que viajar al día siguiente. Me puse feliz y no la pensé dos veces.

— ¿Siempre fuiste marcador central?

— En la Sub-11 jugaba de delantero, me gustaba hacer goles, pero el entrenador que era Marciano Saldías me decía ‘quiero que seas lateral’, y empecé a jugar de lateral izquierdo, después me probaron como central, luego jugué de volante de contención, pero un día me dijeron que el puesto para mí era de marcador central y ahí me quedé cuando tenía unos 15 años.

— ¿Zaguero central y zurdo, hay pocos en el país?

— Eso es lo que me dicen permanentemente, que tengo que aprovechar que soy zurdo, además tengo buena estatura, hay pocos centrales de mi perfil; pero para lograr las cosas es con trabajo, con esfuerzo, sacrificio, dejando de lado todo para conseguir lo que uno quiere.

— ¿Te parecía que era difícil jugar en el Tigre siendo juvenil, porque Ramiro Vaca se había ganado el puesto de Sub-20?

— Todo fue muy sorpresivo. Estábamos entrenando normal para jugar con Blooming (15 de mayo) y el técnico (Pablo Escobar) dice que vamos a hacer línea de tres y me pone ‘¿Será que voy a jugar?’ decía dentro de mí; pero después de que terminó el entrenamiento, Pablo me dijo ‘vas a tener cuidado, porque por ese costado juega Leo Vaca que es muy rápido, hay que marcarlo de cerca, no tienes que darle opciones’.

— ¿Fue un buen debut?

— Pude hacer las cosas bien, pero de inicio como todo juvenil tenía un poco de nervios, aunque me quedé feliz porque desde que era un niño mi sueño era debutar en el fútbol profesional. Fue una alegría única.

— Definitivamente, ese fue un impulso para que te conviertas en titular...

— Después de Blooming teníamos el clásico con Bolívar, jugué todo el partido y luego fue con Always, pero solo el primer tiempo.

— ¿Cómo viviste el clásico, que es un partido diferente?

— Fue una experiencia inolvidable mi primer clásico. Me acuerdo que estaba nervioso, calentamos adentro y cuando ya íbamos a entrar a la cancha, en el túnel, empecé a escuchar los gritos, el estadio estaba repleto, no entraba nadie más y pensé que tenía que hacer lo que venía trabajando y pude hacerlo bien.

— Para este torneo, ¿qué objetivos se han planteado a nivel de grupo?

— El principal es ser campeones, eso se ha hablado a nivel del grupo, de la familia que somos.

— ¿Los más experimentados del grupo te hablan?

— Constantemente me dan apoyo, me dicen que me sienta tranquilo porque estoy respaldado. Eso lo llena de alegría a uno y obviamente da tranquilidad.

— ¿Pablo te habla?

— El profesor siempre me dice que se alegra por cómo estoy rindiendo y que siga así, entregando todo, que no baje un solo segundo.

— Alejandro Da Silva (asistente técnico) dijo que si mantenías la humildad te ve como el futuro central de la selección...

— Como cualquier jugador, esas son las metas que me he trazado, para un futbolista lo más importante es jugar en su selección y lo demás que venga solo. Igual que Pablo, los otros profesores siempre me desean lo mejor.

— ¿Valió la pena el volver de la ‘U’ de Chile?

— Valió la pena, porque yo quería volver para jugar primero en mi país.

— ¿Qué te dicen tus padres ahora?

— Toda mi familia se siente orgullosa, están felices, porque era el sueño que yo tenía desde niño. También mis amigos están contentos. En el colegio todos me decían que iba a llegar lejos porque para mí todo era el fútbol, a veces no llevaba cuadernos en la mochila por llevar mi pelota.

— ¿Por jugar fútbol te alejaste un poco de tu familia y de tus amigos?

— A veces uno tiene que dejar muchas cosas de lado, la familia, los amigos, para conseguir el sueño que se ha trazado en su vida, pero todo el sacrificio y el esfuerzo que uno hace tiene su recompensa. Constantemente hablo con mi familia, me vienen a visitar, así que me siento tranquilo y feliz con lo que hago.

Eduardo (izq.) celebra el triunfo del Tigre en el clásico, con Reinoso y Henry Vaca. Foto: Álvaro Valero-archivo

Perfil

Nombre: Luis Eduardo Demiquel Banegas.

Nacimiento: San Martín de Tucumán, 15 de enero de 2000. Tiene doble nacionalidad porque su padre es boliviano.

Familia: Martín Eduardo (padre), María Alejandra (madre) y Melanie (hermana).

Joselito Vaca llega a 600 juegos y va a la caza de Nico Suárez

Joselito Vaca está cerca de convertirse en el jugador boliviano que más partidos oficiales disputó en el fútbol profesional boliviano. El mediocampista sumó el lunes por la noche 600 partidos, en el encuentro que Blooming perdió 3-1 ante Royal Pari. El futbolista va a la caza de Nicolás Suárez, que tiene 627 lances.

Vaca ingresó en el grupo selecto de cuatro jugadores que tienen 600 o más encuentros desde que se fundó la desaparecida Liga del Fútbol Profesional Boliviano (1977).

Sergio Gutiérrez, “estadístico apasionado”, alertó la pasada semana con el registro que estaba a punto de cumplir el jugador, que finalmente fue incluido el lunes por el técnico Erwin Sánchez en la conformación del cuadro bloominista.

El trabajo prolijo y dedicado de Gutiérrez permitió conocer que a Joselito, de 36 años de edad, le faltan ahora 28 encuentros más para superar a Nicolás Suárez (627) y ser de esa forma el jugador que más veces jugó en Bolivia. El segundo lugar en la tabla de los más asiduos es Darwin Peña, que hasta diciembre del año pasado jugó en Real Potosí y se quedó con 619 partidos jugados. Si Peña seguía en el equipo lila era candidato a superar a Suárez, pero el volante decidió seguir jugando en la Copa Simón Bolívar, al igual que Herman Soliz (609).

En resumen, si Joselito juega las 23 fechas que le restan a Blooming en el certamen Clausura llegará a 623 juegos y bastará que dispute cinco más en la temporada 2020 para establecer una marca histórica en nuestro fútbol.

Refinero y bloominista

El diminuto pero hábil jugador vistió en el fútbol boliviano las divisas de los dos grandes del fútbol cruceño. En Oriente Petrolero disputó 203 compromisos, pero en Blooming jugó más veces: 397, hasta el juego del pasado lunes.

Según los datos oficiales de Sergio Gutiérrez, el debut profesional del futbolista se produjo el 7 de febrero de 1999, día en el que los refineros empataron a dos goles por lado con The Strongest, en el estadio Ramón Aguilera Costas.

En 2001, Vaca se fue a jugar a la MLS por el FC Dallas, luego pasó por el New York Red Bulls y después de cuatro años retornó al país para ponerse la camiseta de Blooming, club con el que consiguió el campeonato de 2005. Su debut en el elenco bloominista se produjo el 5 de marzo de 2005 frente a La Paz FC. En esa fecha los cruceños perdieron por 3-1 en el estadio Hernando Siles.

Si Vaca se habría quedado en Bolivia en 2001 y por el promedio de juegos que tiene por temporada, en este momento habría sobrepasado los 700 encuentros, una marca que sería casi inalcanzable, y por muchos años, para cualquier jugador. Sin embargo, el reto ahora es jugar lo más que pueda en este torneo y a sus casi 37 años seguir activo el siguiente año para quebrar la marca del beniano Nicolás Suárez.

Al margen de Vaca, los otros jugadores que están en actividad y que tienen una buena cantidad de partidos son Daniel Vaca, de The Strongest (534), y Jorge Ortiz, de Wilster (531).



El aporte de Sergio Gutiérrez

Colaboración Sergio Gutiérrez es un boliviano que radica en Brasil y que cedió amablemente a Página Siete su recopilación de datos que tiene desde que se fundó la Liga en 1977.
Ingeniero Sergio es ingeniero de sistemas, pero se define como un “apasionado estadístico” por la cantidad de información que reunió desde hace 30 años. “Tengo datos básicos de una planilla como alineaciones, goleadores, cambios, minutos de gol, árbitros, tarjetas, etc.”, afirma.
Trío Gutiérrez, junto a Timothy Venables y el recordado Lorenzo Carri (+), formaron un trío de especialistas para intentar igualar datos estadísticos de la historia del fútbol boliviano desde 1977. En el momento Gutiérrez y Venables continúan con esa tarea y su minuciosa labor se ve reflejada en datos como el de Vaca. Otro destacado estadístico del país es Víctor Quispe.

martes, 30 de julio de 2019

Franz Gonzales y la Academia ingresan en el tire y afloja

Las negociaciones entre Bolívar y el jugador Franz Gonzales, hasta el cierre de edición no habían concluido. Hasta altas horas de la noche no se informó sobre el futuro del jugador que también está en planes de Wilstermann. Algunos indicaban que las negociaciones se truncaron, pero otras fuentes explicaron que estaban hablando con el jugador y sus representantes. Gonzales por su parte fue sincero e indicó a Deportes El Diario que sueña con llegar a vestir la camiseta de Bolívar este semestre. “En lo personal espero jugar en Bolívar, quiero mostrar mi fútbol, para mí sería un honor estar en ese glorioso club”, afirmó el jugador.

El mismo confirmó que hasta ayer nadie de Bolívar se había comunicado con él para llegar a La Paz.

Gonzales se extrañó de que no se haya cerrado la negociación.

Gamarra vuelve a Bolivia



Oriente Petrolero repatrió a Sebastián Gamarra, más conocido como el “Pirlo” boliviano. Así lo anunció el club refinero en sus redes sociales oficiales anoche, a pocas horas de que se cerrara el libro de habilitación de jugadores para la División Profesional de Bolivia. Llega de jugar en el AC Pisa de la Serie B italiana.

“Bienvenido a casa Sebastián Gamarra, proveniente del AC Pisa de la Serie B italiana. 22 Años, mediocampista. #OrientePetrolero”, publicó la institución refinera para comunicar oficialmente a la hinchada la contratación del volante con formación en el Associazione Calcio Milan y que, en su momento, fue convocado a la selección boliviana.

sábado, 27 de julio de 2019

¿Por qué se está enfriando el fichaje de Leo Vaca?

En días pasados estaba listo el fichaje de Leonardo Vaca a filas de Bolìvar, como un puente para luego recalar en el Inter de Miami, pero algo sucediò en los últimos dìas. No hubo el famoso twitter de Marcelo Claure, pasaron uno o dos días y no hubo nada, algo sucedió para que se enfrie el tema y que el entrenador César Vigevani llegue a mencionar ayer de que se puede esperar hasta fin de año para una incorporación más, generó la sorpresa en el entorno del atacante cruceño ex Blooming. Tal vez surgió algún requerimiento de parte de la dirigencia del celeste cruceño a sus pares de Bolìvar para no concretar el fichaje de un jugador que aún piensa que les pertenece y al que de cualquier manera lo quieren de su lado. El entorno de Vaca piensa que los dirigentes de Blooming hicieron de alguna manera que el fichaje se enfrie, por perjudicar al atacante. La dirigencia celeste no habla en torno al tema, menos su gerente general, porque las decisiones están en manos del Presidente de Baisa SRL, Marcelo Claure. Las próximas horas serán determinantes para saber si viene Vaca u otro jugador.

martes, 23 de julio de 2019

Henry Vaca hace méritos al apodo del ‘Messi boliviano’

El apodo no lo tiene gratis. Henry Vaca , el ‘Messi boliviano’, tuvo gran debut con la camiseta de Universitario de Perú, pues asistió para el gol de Germán Denis por la segunda fecha del torneo Clausura de Liga 1.

El partido de Universitario de Deportes contra Pirata FC estaba empatado sin goles y complicado hasta que entró el volante boliviano.

No pasó ni un minuto en la cancha cuando Vaca asistió a Denis, quien marcó el gol de la victoria (1-0). Por ello, el técnico argentino Ángel Comizzo se refirió al nuevo refuerzo crema y al partido del equipo en general.

“Lo conozco (a Henry Vaca), por eso lo trajimos. Sabíamos que en algún momento cuando poníamos a los petisos arriba, con el resultado a favor o empatado, nuestro equipo se torna más peligroso”, detalló Comizzo.

Vaca ingresó a los 57 minutos en reemplazo de Paulo De la Cruz y fue clave para que Universitario sume la segunda victoria consecutiva y sea uno de los líderes del campeonato peruano.

En el único gol del partido, Vaca sacó una jugada de repertorio para habilitar a Germán Denis, quien resolvió con categoría para que se desate la locura en los hinchas en el estadio César Flores de Lambayeque.

El volante boliviano encantó a los hinchas con otra genial jugada que casi acaba en el segundo tanto ante Pirata FC.

Sin contar con algún compañero cerca, Vaca encaró a dos rivales, quienes no pudieron quitarle el esférico y cuando parecía que la acción finalizaba, el ‘Messi boliviano’ giró para sacarse la marca y asistir a Alejandro Hohberg, quien vio al arquero adelantado y tomó la decisión de ‘picarle’ el balón, aunque llegó a desviarlo sobre la marcha.

“Muy contento por la gente que se dio cita para venir y apoyarnos. Estoy emocionado por debutar con victoria, gracias a Dios mi compañero la pudo meter y nos llevamos la victoria”, afirmó Vaca.

ELOGIOS DE LA PRENSA

El diario El Comercio escribió: “La primera pelota que tocó el boliviano fue productiva al 100%, controló, avanzó y le sirvió el gol del triunfo a Germán Denis”.

El matutino limeño La República trazó: “El primer balón que tocó Henry sirvió para brindar un pase entre líneas que fue decepcionado por Germán Denis, el argentino -sin marca- sombreó al portero Izaguirre y anotó el 1-0”.

El periódico deportivo El Bocón reflejó: “El tanto lo hizo Germán Denis, luego de un gran pase del boliviano Henry Vaca, quien destacó desde su ingreso en el segundo tiempo”.

Universitario comparte el liderato junto a Universidad San Martín y Alianza Lima, los tres con seis unidades.

lunes, 22 de julio de 2019

Video Marco Etcheverry le explica a Enrique Salazar por que le dijo No al MAS

Video Marco Etcheverry le dijo no a Evo morales

Universitario gana con pase de Vaca

Universitario logró el 1-0 ante Pirata FC en el Estadio César Flores Marigorda de Lambayeque por la segunda fecha del Torneo Clausura de Liga 1, con gol del delantero Germán Denis.

Ocurrió a los 57’ del segundo tiempo. Germán Denis recibió un gran pase de Henry Vaca, conocido como el ‘Messi’ boliviano’, y marcó el primero de Universitario.

Germán Denis metió un sutil toque de balón ante la salida del portero de Pirata FC, en el Estadio César Flores Marigorda de Lambayeque por la segunda fecha del Torneo Clausura de Liga 1. De esta manera, el boliviano debutó con buenos auspicios en el plantel “crema” que lo tiene bien considerado.

domingo, 21 de julio de 2019

Vaca brilló en entrenamiento de la “U”

El futbolista boliviano Henry Vaca, reciente incorporación de Universitario de Deportes, se lució en el último entrenamiento del cuadro “crema” con un gol que se ha hecho viral por las redes sociales.


Luego de una extraordinaria jugada individual en su tercer día de trabajos con el elenco que dirige Ángel David Comizzo, el ex futbolista de The Strongest convirtió un golazo desde larga distancia que dejó sin reacción al arquero merengue.

El popular Messi boliviano manifestó en su arribo a la capital que se caracteriza por ser un jugador aguerrido y encarador. Asimismo, le agrada mucho toparse contra los rivales mano a mano cuando está en juego el balón.

“Vengo al equipo más grande del Perú, estoy muy contento y espero que la hinchada me apoye siempre”, señalaba Vaca en su llega a Lima.

Vaca vistió los colores de la selección boliviana Sub-17, Sub-20 y llega al plantel crema en condición de préstamo por un año procedente de The Strongest. Universitario, por otra parte, recibió el tránsfer del futbolista boliviano y quedó a disposición de Ángel Comizzo para debutar hoy ante el Pirata FC.

El técnico de Royal Pari, Roberto Mosquera, dijo a la prensa peruana que “Vaca es un jugador muy rápido, que juega por izquierda. Es joven y ojalá le alcance su buena técnica y rapidez para sobresalir. Nunca escuché nada de indisciplina”.




viernes, 19 de julio de 2019

Etcheverry: No voy a ser candidato; soy un hombre de fútbol

El exmundialista Marco Antonio "Diablo" Etcheverry descartó ser candidato a diputado de Santa Cruz por el Movimiento al Socialismo (MAS), y aludió razones personales a su rechazo.

"No voy a ser (candidato), ya va haber tiempo para explicar", señaló el exfutbolista en el programa No Mentiras de la red PAT.

Había la posibilidad, pero yo creo que debo ser responsable. A mí me gusta ser el mejor, me gusta la gloria, porque la gloria trae muchas cosas. Y pienso que, para cuidar el país, hay que estar bien preparado con gente que lo asesore bien a uno, no me gustaría ser irresponsable. Me encantaría hacer muchas cosas, pero no soy político", manifestó.

"El Diablo" contó que envió un mensaje al presidente Evo Morales explicando su decisión, dejó en claro que ambos son amigos y que su determinación es personal.

"Soy un tipo de fútbol, siempre lo dije, que nunca iba a entrar a política porque si quiero entrar, me voy a preparar", agregó.

Los partidos políticos tienen plazo hasta hoy a media noche para presentar la lista de sus candidatos a diputados y senadores rumbo a las elecciones generales, que se celebrarán en octubre de este año.

LEANDRO MAYGUA: “Es un gran reto para mí”



“Es un gran reto, algo muy importante para mí”, fue lo primero que dijo Leandro Maygua luego de su primer entrenamiento que fue este jueves en la cancha del barrio Los Chapacos, el volante hizo fútbol en el primer contacto con sus compañeros y se notó que está en condiciones para afrontar la Copa Simón Bolívar.
Leandro, comentó que tuvo a partir de enero un “pequeño percance” en La Paz con su lesión, pero que eso ya pasó y que ahora está con la mejor predisposición de trabajar en Tomayapo. El volante que llega de Bolívar indicó que se decidió por Tomayapo porque se armó un buen grupo, por los jugadores y la seriedad en el proyecto de ascender al fútbol profesional.
Respecto al entrenador, comentó que ya lo conocía porque trabajó tiempo atrás junto a su padre en Petrolero y que por eso hay una afinidad para trabajar.
Maygua fue claro al asegurar que el objetivo común de todos es consolidar el ascenso al fútbol profesional, sin embargo hay que jugar los partidos en un grupo difícil porque hay equipos que invirtieron más a nivel de jugadores pero que eso no tiene que repercutir en la cancha porque son once contra once.

jueves, 18 de julio de 2019

¿Etcheverry como candidato por el MAS?

El Movimiento Al Socialismo (MAS) aún perfila a sus posibles candidatos a senadores y diputados con cara a las elecciones generales, que se llevará a cabo el 20 de octubre.

El Ministro Carlos Romero, manifestó al programa Fama, Poder y Ganas que efectivamente el exmundialista Marco Antonio "Diablo" Etcheverry es un candidato y señaló que se encuentra preparando la documentación.

“Lo invitamos para que sea candidato a diputado uninominal en Santa Cruz y ha aceptado. Está embalado. Está alistando todos los requisitos para su inscripción", aseveró la autoridad, citado en un tuit del periodista José Pomacusi.

Sin embargo, el exjugador aún no se pronunció al respecto.

"Son perfiles que están dentro de la expectativa que podrían ser parte de la lista", manifestó el senador David Ramos a Los Tiempos.

La Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) y la dirección nacional del MAS se encuentran coordinando la lista oficial de las candidaturas que se presentarán mañana al Órgano Electoral.

Henry Vaca conquista Universitario

“Es una cosa de locos. Me recibieron como a una estrella. Llego al club más importante de Perú y quiero aportar”, aseguró el boliviano Hernry Vaca, quien ayer fue presentado como refuerzo de Universitario de Deportes de Perú, en medio de una gran expectativa de hinchas y de los medios de comunicación.

El apodo de Messi boliviano lo persigue y no deja de ser un tema en sus conferencias de prensa. “Es una cosa de locos que me comparen con Lionel Messi”, opinó el futbolista que hasta el anterior semestre vistió con los colores de The Strongest.

“Me gustan mucho los mano a mano, me gusta encarar mucho, soy un jugador aguerrido, estoy preparado para demostrar mi fútbol cuando el técnico lo decida”, agregó el cruceño.

Vaca llegó el lunes a Lima y ayer se sumó al trabajo comandado por el técnico Ángel Comizzo. El ex-The Strongest podría debutar el domingo en su nuevo club, cuando el equipo crema se mida a Molinos Piratas, en el partido programado en el estadio Francisco Mendoza Pizarro (Olmos).

Vaca, el de los “mano a mano”, fue presentado

El jugador boliviano Henry Vaca fue presentado ayer oficialmente en su nuevo club, el Universitario de Deportes de Lima y es posible que debute el fin de semana en el campeonato peruano que comenzó el pasado fin de semana.

El jugador boliviano fue el centro de la conversación gracias a su comparación con Lionel Messi. Ante esta particular situación el volante aseguro que lo toma con mucha calma y tiene muchas ganas de mostrarse en uno de los más grandes clubes de Perú.

“A veces es una cosa de locos que me comparen con Lionel Messi, pero tranquilo yo ya demostré qué es lo mío, entrenar y llevar adelante al equipo. Universitario de Deportes un club grande y hay que trabajar”, comentó en conferencia de prensa en Campo Mar ‘U’, cuando fue presentado junto a Chirstian Ramos.

Vaca se definió como un jugador al que le gusta “mucho los mano a mano, me gusta encarar mucho, soy un jugador aguerrido, estoy preparado para demostrar mi fútbol cuando el técnico lo decida”.

“Llegar a un club grande como Universitario de Deportes requiere mucho compromiso y responsabilidad porque hay mucha gente atrás tuya. Hay que matar partido a partido para cumplir los objetivos con el club y con los hinchas”, acotó el jugador.

El jugador llegó cedido por The Strongest, con opción de pase definitivo al final de esta temporada.

“Estoy muy contento, agradecido con el club por confiar en mí, vengo a sumar un granito de arena para cumplir los objetivos que queremos como club”, concluyó.

El entrenador del equipo peruano, el argentino Ángel Comizzo, ya sabe de las cualidades de Vaca y puede ponerlo de titular el domingo cuando la U se mida a Molinos Piratas.

¿Ramiro pretendido en España?, medio paceño informa sobre la oferta

El suplemento deportivo de la ciudad de La Paz, Marcas, publicó este jueves la información brindada por un dirigente anónimo de The Strogest en la que señala que al Tigre le llegó una oferta del Numancia por el volante tarijeño Ramiro Vaca.

Según la información, se trata de una oferta de 300.000 dólares por el pase del jugador, pero la cotización que el Tigre le pone a Ramiro es de 600.000.

Numancia actualmente se encuentra en la segunda división del fútbol español.

martes, 16 de julio de 2019

Juan Manuel Peña forma jugadores al estilo europeo

Sus catorce temporadas en la Liga española y 21 años como futbolista son el respaldo para que desde 2018 un exdefensa de la selección de Bolivia, Juan Manuel Peña, haya orientado su esfuerzo a formar futbolistas con "nivel europeo" en las afueras de su natal Santa Cruz.

"Soy un convencido de que el fútbol boliviano tiene buenos futbolistas. Simplemente hay que ayudarlos y prepararlos y darles las herramientas necesarias para que puedan llegar más lejos", dijo en una entrevista con EFE, Peña, que ahora dirige hace más de un año la JMP Soccer School.

El emprendimiento es producto de una reflexión personal que se hizo realidad varios años después de su retirada en 2010, ya que primero se dedicó a invertir en el sector inmobiliario y a representar a varios jugadores que actualmente compiten en la División Profesional de Bolivia.
Una formación basada en el conocimiento sobre el fútbol y que supere el viejo patrón en el que el buen jugador es solo el que posee cierta de técnica y ha aprendido copiando algunas jugadas de la televisión. De continuar este modelo, a juicio de Peña, Bolivia quedará en "total desventaja" frente a los demás países.

El concepto para la formación de futbolistas por el que apuesta es "completamente distinto" al del medio boliviano, donde asegura no hay canchas adecuadas con equipaciones para el entrenamiento ni las "condiciones necesarias" para que los entrenadores aprendan sobre el fútbol moderno, aseguró.

Por ello, a parte de contar con un complejo propio, el exdefensa de los españoles Real Valladolid y Villarreal ha roto el hábito de trabajo por horas de los entrenadores y ha impuesto una rutina diaria para capacitarlos por las mañanas y que ejerzan la dirección técnica por las tardes.

La academia acoge diariamente a unos 250 alumnos, entre los 5 a los 17 años, y se asemeja a una pequeña aldea en la que solo se respira fútbol.

En ella hay varias canchas de césped sintético y espacios para el trabajo físico de los jóvenes futbolistas, además del equipamiento necesario, que se asemeja al de los equipos profesionales de Bolivia o que incluso los supera.

Es normal ver a un arquero de unos 9 años parando remates en una portería de dimensiones normales y a futbolistas de su edad que realizan jugadas organizadas en medio de obstáculos que podrían representar varias situaciones reales en el campo.

Una de las premisas de Peña es formar "personas" y mediante su academia dotar a niños y jóvenes de las herramientas necesarias "para que puedan acercarse al nivel europeo" y más adelante puedan ser futbolistas profesionales.

Peña, ahora con 46 años, fue uno de los jugadores que "ha tenido la suerte" de ser parte de algunos de los episodios más importantes de la historia del fútbol de Bolivia, como la clasificación al Mundial de 1994 en Estados Unidos.

También jugó la final de la Copa América de 1997 ante Brasil, "una de las cosas más grandes" que consiguió con la Verde, pese a la derrota por 3-1, además de integrar el equipo que goleó por 6-1 a la Argentina de Lionel Messi dirigida por Diego Armando Maradona en 2009.

Con la selección de Bolivia además participó en las eliminatorias de los mundiales de 1994, 1998, 2002, 2006 y 2010, mientras que disputó la Copa América en seis ocasiones, las de 1991, 1993, 1995, 1997, 1999 y 2007.

En el Valladolid, club en el que echó raíces durante casi una década, enfrentó a figuras como Bebeto, Mauro Silva, Ronaldinho, Zinedine Zidane y el brasileño Ronaldo Nazário, que a su juicio fue el delantero más difícil al que le tocó marcar.

También vistió la amarilla del Villarreal, equipo en el que jugó tres temporadas y con el que en 2006 alcanzó la semifinal de la Liga de Campeones de Europa, en una escuadra integrada por figuras como el argentino Juan Román Riquelme y el uruguayo Diego Forlán.

Sereno, efectivo y disciplinado en la defensa, esa es la imagen que mantienen los que lo vieron jugar desde sus inicio en el Blooming de Santa Cruz y el Independiente Santa Fe colombiano hasta la conclusión de su carrera en el Celta de Vigo español y el D.C. United estadounidense.


“Lejos de Messi, soy Henry Vaca”

Motivado por su nueva incursión en el exterior, el boliviano Henry Vaca arribó ayer a Lima para sumarse a Universitario de Deportes, de la primera división del fútbol peruano. La prensa de ese país lo comparó con Lionel Messi, a lo cual el futbolista reconoció que se encuentra “muy lejos de él”. El jugador tuvo su primer contacto con los periodistas peruanos, ayer, en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, donde mencionó como una de sus cualidades el ser aguerrido y encarador. “Me gusta el mano a mano, sé que llego al más grande de Perú”, dijo.El boliviano llega al país incaico en calidad de préstamo hasta fin de año. Tras algunos impases con la dirigencia aurinegra, Vaca tuvo el visto bueno al final para pasar la frontera y jugar para otro equipo que no sea el aurinegro.

Los medios de comunicación del Perú consultaron sobre su comparación con Messi, el jugador afirmó sentirse halagado, pero aún le falta mucho para poder jugar como él.

Pese a las cuestiones sobre su indisciplina en el Tigre, Vaca evitó hablar de este tema en Perú.

jueves, 11 de julio de 2019

Víctor Hugo Antelo: ‘Todos somos culpables y cómplices de la crisis del fútbol’



El histórico goleador del fútbol boliviano y actual entrenador de Sport Boys, Víctor Hugo Antelo, asegura que solo un cambio estructural deportivo puede sacar al fútbol boliviano de la crisis en la que se encuentra y de la que —afirma—todos los actores son responsables.

Ejemplifica que en la vida real, países como Japón —donde jugó y vivió— se levantaron de diferentes crisis en su historia y ahora son potencias en todo aspecto, incluso en lo futbolístico, lo cual debería ocurrir con el balompié boliviano.


— ¿Cómo está el fútbol boliviano en general?


— Mal y los resultados así nos lo demuestran. Nuestra selección, nuestros equipos, a la mayoría nos va mal en el exterior y hace años no conseguimos algo nuevo. No es invento y lo sabemos todos. Vamos a tener que trabajar bastante, consultar a la gente que sabe de fútbol, la que vivió etapas exitosas y así buscar salir del pozo. Uno escucha que opinan y opinan, que falta traer esto y lo otro, hasta hablan de traer técnicos extranjeros de primera, pero yo pienso que esta crisis de fondo tenemos que empezar a resolverla nosotros, los bolivianos que conocemos bien la situación desde adentro.

— ¿Cuáles serían los primeros pasos en la solución?


— Comenzar un gran cambio estructural deportivo, como cuando los países que quedaron dañados por las guerras y se recuperaron y fueron más fuertes. Cuando jugué en Japón, yo supe que ellos fueron atacados con bombas atómicas, pero se levantaron y son mucho más fuertes, son potencia.

Yo jugué en Japón cuando nacía recién su fútbol, mientras nosotros ya teníamos muchísimos años de recorrido de jugar al fútbol, pero ellos se organizaron mejor y nos superaron y ya no sé a cuántos mundiales ya fueron. El mismo Estados Unidos, su fútbol no tiene más de 30 años, nosotros empezamos mucho antes y ya nos pasaron.

— ¿Cómo califica la campaña de la selección en la Copa América de Brasil?


— No fue buena, no sumamos puntos y nos quedamos con mucha preocupación. Y esa crisis es desde cómo manejamos nuestro fútbol, que es dirigida por los empresarios, ellos saben de las muchas cosas negativas que hay, las ven y no dicen nada de esa corrupción que se tiene metida. Algunos entrenadores que actúan como empresarios, algunos periodistas que ayudan a ubicar jugadores y todos nos hacemos los de la vista gorda y por eso creo que aportamos para que nos vaya mal. Sabiendo cosas, sufriendo lo mal que nos va, no reaccionamos y creo que todos somos culpables y cómplices de la crisis del fútbol boliviano. No solo tocamos fondo, sino rompimos la base y estamos más abajo, ya sin fondo a donde ir a dar.

— ¿Qué fue lo positivo?


— Podemos decir los nuevos chicos que comenzaron a hacer sus primeras armas a nivel internacional, pero se debe definir qué se busca, cuál es el objetivo general.

— ¿Cómo ve el proceso de Eduardo Villegas?

— Tras los resultados siempre se crucifica a los técnicos y luego se habla de comenzar procesos, y no es así. En la selección mayor no se pueden comenzar procesos, sino en las menores, cuando comienzan a jugar desde chicos, porque hay que esperarlos; ahí se puede decir proceso, pero en la mayor ya es rendir y rendir. La gente quiere resultados ya, no está para esperar. Villegas está trabajando y hace lo que puede con lo que tiene.

— ¿Qué le desagradó?

— No ahora sino desde hace muchos años me sorprende que a la selección se convoquen jugadores suplentes, eso no puede ser por sentido común, y no lo digo por ahora, sino pasa desde hace 10 años, pues se citan a suplentes y no puedo creerla. A la selección deben ir los mejores.

— ¿Qué piensa de las declaraciones del presidente federativo y de las reacciones de algunos jugadores?

— Desacertado. No pueden agredirse públicamente jugadores y dirigentes, porque al declarar el presidente con eso de la billetera les tiró la gente encima de los jugadores. Eso se habla en privado. En un país pobre como Bolivia, donde el salario mínimo es de Bs 2.000, decir que el jugador va a ganar $us 20.000 o más es ponerlo en contra de la gente. Luego todo el mundo se estrella con los futbolistas.

— ¿Usted cree que el jugador solo piensa en el dinero y es metalizado?

— El fútbol es profesional y un futbolista juega porque le pagan. En el fútbol siempre se manejó mucho dinero, bastante dinero. Eso de amor a la camiseta no existe ni existió. Quizá antes se tenía mayor compromiso, pero igual se ganaba bien. En esa selección que fue al Mundial del 94 ganaban primas de 30 mil dólares y buenos sueldos, y era lo correcto.

— Jugadores de antes afirman que en sus épocas se ganaba menos y la entrega era mayor.

— Yo tengo y dirigí a jugadores muy profesionales, con gran entrega y muy concentrados en lo que hacen, no tienes que estar encima para controlarlos, pero también hay de los otros que se distraen con celular, internet y hay que orientarlos. Sinceramente pienso que la diferencia es que antes había mejor camada, desde los 70: Erwin Romero, Miguel Aguilar, Édgar Góngora, Raúl Morales y luego la otra camada del 94 que era espectacular; ahora no hay eso y nuestro mercado se hizo cada vez más chico, entonces debemos trabajar más.

— A propósito, está de vuelta en la conducción técnica de Sport Boys, ¿con qué perspectiva regresa?

— Con las mismas ganas de siempre, con la gran ilusión de llevarlo a los objetivos que nos hemos propuesto. Con la idea de hacerlo caminar, hacerlo ganar, que tenga identidad de juego, un estilo de cómo pararse y comprometer a toda la plantilla con la institución. Sabemos que en el anterior torneo al equipo le fue mal, acabó penúltimo y por eso tenemos la disposición de darle un mejor futuro para que al final del certamen estemos hablando de otra cosa.

— ¿Cómo encontró a la plantilla?

— Los encontré (a los jugadores) desanimados, ahora trabajamos para hacer un equipo compacto, único. Obviamente están golpeados por la campaña del anterior certamen y tenemos que recuperarlos. Hay buenos jugadores, ya les hemos hablado de lo que queremos y cuál debe ser la respuesta en la cancha. Ahora es necesario traer refuerzos para cubrir las zonas débiles que tenemos, porque hasta el campeón se refuerza y nosotros con mayor razón. Conozco a algunos jugadores de anteriores procesos y a la mayoría ya la estoy conociendo en el día a día.

— ¿Hay condiciones de trabajo en Sport Boys?

— Están las básicas, ya dije que tengo una plantilla con jugadores interesantes, muchos con experiencia y otros no tanto, pero igual tenemos que reforzarnos. Contamos con la cancha, la logística y bueno... Pedí concentrar, pero no se está dando y habrá que entender, aún espero hacerlo.

— ¿Cuáles son los objetivos con el club?

— Primero tenemos que salir de la situación difícil, no podemos estar en zona roja y para eso tenemos que ganar bastante; luego, apuntaremos a buscar un premio internacional, por eso también mi pedido de traer algunos jugadores con mayor experiencia. De ocho premios uno se dio para Bolívar y debemos pelear los 7 que restan. No es imposible, se puede lograr con trabajo, compromiso y mucha fe.

— ¿Es ventajoso tener más partidos en Santa Cruz con seis equipos?

— No, para nada, porque entre cruceños se sacan puntos, unos con otros y cuando vienen The Strongest y Bolívar acá, ellos sacan puntos y eso es perjudicial, pero así está. Eso de tener más equipos en una sola ciudad es un arma de doble filo. Igual debemos ganar a todos, no nos vamos a confiar en eso.

— ¿Cómo se imagina este torneo Clausura?

— Muy luchado, porque todos se juegan algo. En el caso nuestro espero que al plantel lo tengan al día para que se entregue al máximo y solo se meta a trabajar y de esa forma los dirigentes tengan todas las de la ley para reclamar. Muchas veces el dirigente es pasional y en función a ello actúa y, si el equipo no gana, a veces no tiene voluntad de cumplir o se le hace complicado conseguir dinero y recursos para pagar los sueldos.

— ¿Mantiene el perfil como el DT que se le conoce?

— Igual que antes, exigiendo las mismas normas de conducta que hay en la vida, porque no hay otro camino. Uno pide trabajo, esfuerzo, disciplina, identificarnos con los proyectos del club y nada más. Seguramente ahora tenemos más experiencia, y mejor manejo de grupo que antes, y eso lo vamos a ejecutar para beneficio del club.

— Desde que fue jugador, ¿cuántos años lleva en el fútbol y qué recuerda más?

— Casi toda mi vida estoy en el fútbol, ya voy a los 40 años de profesionalismo entre jugador y entrenador. Comencé desde los 10 años en Universidad de Santa Cruz, donde hice todas las inferiores hasta llegar a primera. Después jugué el Juventud de América con la selección Sub-20 y luego Oriente Petrolero compró mi pase y debuté a nivel profesional en 1980, luego pasé a Real Santa Cruz, Blooming, Fujita (Japón), Bolívar, San José, The Strongest, volví a Blooming donde fuimos bicampeones y cerré mi carrera en Real en 2001.

— Como no sucede seguido usted, fue ídolo en los dos rivales cruceños...

— En los dos me fue bien, en Oriente marqué 141 goles y en Blooming 123. En mis primeros años de orientista hice grandes campañas en la Libertadores y con Blooming fui bicampeón nacional. Con cada uno de esos clubes fui tres veces goleador de los torneos de Liga. De ambos tengo buenos recuerdos. La gente mayor de Oriente me tiene en su recuerdo y los más jóvenes en Blooming. Imagínese que yo hubiese estado en Argentina y marcase más de 100 goles en River y otros 100 en Boca, seguro allá le harían un monumento a uno y que yo sepa en Bolivia no hay alguien que hubiese hecho 100 goles en cada club rival clásico, como en Bolívar o The Strongest.

— ¿Y cómo fue la experiencia de jugar en los dos grandes paceños?

— Estuve en Bolívar en 1992 y fuimos campeones, pese a que jugué poco tiempo. Regresé el 94 cuando tuvimos una de las mejores actuaciones en Copa Libertadores, junto a The Strongest goleamos a los venezolanos, ambos clasificamos y después eliminamos al mismo Tigre en la otra fase y Olimpia nos eliminó en tercera fase.

— ¿Y The Strongest?

— Me llevó al Tigre el profesor Víctor Barrientos, donde hice 14 goles y estaba muy bien, me trataron de manera excelente, pero usted sabe que la tierra lo llama a uno para estar junto a la familia, yo tenía a mis hijos en crecimiento, entonces vino la propuesta de Blooming, que estaba en la asociación porque había descendido y regresé a Santa Cruz para jugar la Copa Simón Bolívar, y fuimos campeones y ascendimos a la Liga.

— Sus goles merecen un acápite aparte ¿qué duelos recuerda con los defensores rivales?

— Y había de todo, desde buenos y los técnicos y otros bastante rudos, sobre todo en los 80, como Eligio Martínez, el Tano Fontana, esas veces te pegaban desde atrás y fuerte, creo que ahora no hubieran podido seguir porque las reglas son más estrictas que antes. Eran otra clase de defensores.

— ¿Vidal Gonzáles fue un rival especial?

— En el fútbol hay de todo, lo que pasa es que Vidal provocaba, y él sabía que yo era de pocas pulgas y me provocaba y provocaba para que me expulsen, alguna vez a los dos juntos nos echaron, pero eran cosas del fútbol, cada quien quería sacar ventaja.

— Luego fue su jugador en sus inicios de técnico.

— Sí, nos encontramos en Oriente, recuerdo que se portó como un profesional, entrenaba bien, se cuidaba y rendía. Las peleas que tuvimos en la cancha quedaron ahí porque esa era otra etapa. No hubo ningún problema y salimos campeones nacionales.

— ¿La selección fue un tema aparte y diferente?

— Jugué un Juventud de América en 1983 al mando de Luis Terán cuando jugamos una fase eliminatoria en Cochabamba, luego de clasificarnos jugamos la fase final en La Paz con Argentina, Brasil y Uruguay, eran selecciones fuertes, pero fue una buena participación.

— ¿Y en la mayor?

— No me convocaron, recuerdo que jugaba en Oruro, pero justo ese año, el 93 se suspendió el campeonato por la huelga de jugadores de 8 meses. En los meses que estuve salí goleador de San José con 23 goles. Fue un año espectacular y no me llamaban a la selección y nunca olvido que la hinchada coreaba: ‘Tucho selección, Tucho selección’.

— En lo familiar otra vez los domingos sin los suyos porque vuelve a dirigir.

— Y es así, así es desde hace 40 años que estoy en el fútbol, ya estamos acostumbrados y no nos haremos problemas, ni ningún drama. Elegimos y tenemos que ser capaces de soportarlo. Ellos saben que el domingo no es nuestro día, pero esta profesión nos ha dado muchas satisfacciones y un bienestar del cual no podemos quejarnos.

— ¿Alguien de la familia que siga los pasos suyos?

— Tengo mi nieto José Luis que tiene 11 años y ya está en la escuela de Milton Melgar empezando a mostrar condiciones, ojalá que llegue. Lo estamos apoyando. Iremos con calma para ver qué sale.

— ¿Creció la familia con la llegada de los nietos?

— Sí, ya no solo están mis hijos, tengo cuatro nietos y bueno, el tiempo pasa rápido, pero seguimos en el fútbol que es nuestra pasión. En casa ya saben mis hijos y mi esposa cómo es, si tengo que viajar, concentrar o dirigir. Ya los cumpleaños o reuniones pasan a segundo plano.



‘Hacía un gol e iba por otro y otro, así llegué a casi 500’

Un acápite especial merecen los goles que Víctor Hugo Antelo marcó a lo largo de su carrera. El reporte oficial de la extinta Liga del Fútbol Profesional Boliviano asegura que convirtió 350, siendo el máximo goleador histórico en vigencia, pero él cuenta que en total sus goles son cerca de 500 si se contabilizan otros más que hizo.

— Marcó 350 goles en la Liga boliviana, pero dice que tiene más...

— Está correcto, lo que pasa es que son 350 goles en la Liga, pero yo tengo más porque tengo contabilizados mis otros goles, como los 62 que anoté en la Asociación Cruceña de Fútbol, los 23 que hice en Copa Libertadores y si sumáramos los que metí en el Fujita o en Universidad en etapas menores, fácil debo alcanzar los 500 goles.

— ¿Se acuerda del primero y el último a nivel liguero o profesional?

— El primer gol que marqué en la Liga fue con Oriente frente a Wilstermann, de cabeza en 1980, ganamos 2-1; y el último fue con Real Santa Cruz frente a Independiente Petrolero de Sucre, de tiro penal en 2001, ese fue el 350 con el que cerramos.

— Seguro muchos goles fueron especiales.

— Fueron muchos, entre bonitos, especiales e importantes, como los que marqué cuando sirvieron para ganar los títulos del bicampeonato con Blooming, o una chilena cuando estaba en Real a Bolívar en el Hernando Siles, ya en la parte final de mi carrera. Después recuerdo el gol 300 que no podía marcarlo porque venía de cinco partidos en sequía, y así, hubo de todo.

— ¿Cuánto tiempo llevará superar sus 350?

— Yo me retiré del fútbol hace casi 18 años, no sé quién me sigue y sí aún está jugando y cuánto tiempo más jugará. Me acuerdo que se me acercaba mucho Limberg Gutiérrez, que superó los 200 goles, pero ya no está y creo que José Alfredo Castillo va bien, pero no sé si llegó a los 200.

— ¿Le gustaría que lo superen?

— Seguro, porque eso significaría que tendríamos un buen delantero, ojalá que me superen y ojalá sea un boliviano, lo iría a abrazar y felicitar. De verdad no quisiera morirme sin que se dé eso; al contrario, sería bueno tener a un nuevo goleador del fútbol.

— ¿Por qué cree que fue goleador?

— Por muchas cosas, desde lo mental hasta estar bien preparado en lo físico y técnico. Yo lo sentía de esta manera el fútbol: hacía un gol y ya iba por otro y otro, así llegue a casi 500. Siempre estuve atento a las jugadas, metido en el partido, además tuve grandes compañeros que eran buenos asistidores que me hacían hacer goles. En mi primera época recuerdo a Oscar Ramírez en Oriente y en Blooming lo tuve a Limberg Gutiérrez y muchos otros.

— ¿Por qué desde lo mental?

— Con los años aprendí eso, que el gol también es un estado de ánimo, una forma de encarar el partido, porque recuerdo que yo entraba con ese hambre de gol total y marcaba. Ahora veo a algunos atacantes muy conformistas,que hacen uno y hasta dos y ya está y eso no debe ser, nunca se debe dejar de tener esa mentalidad y actitud de gol.

— ¿Tiene algún consejos para los delanteros de ahora?

— Lo que siempre les digo a quienes me toca dirigir, que el fútbol en general es muy generoso si sabes esforzarte, trabajar, sacrificarte y ser cumplido. El fútbol cambia la vida de los buenos futbolistas, de los disciplinados, porque los hace exitosos. Eso mismo es para los delanteros, trabajo mental, físico, técnico, actitud y seguro los goles ya van a venir.

sábado, 6 de julio de 2019

Tejerina y Peralta con pruebas en Buenos Aires

Toda esta semana los futbolistas de las categorías sub-7 y sub-9, Patrick Tejerina y Ulises Peralta, fueron parte de pruebas en los equipos más importantes de Argentina. Destaca San Lorenzo de Almagro, donde los jugadores tarijeños dejaron buenas impresiones.

Ellos forman parte en nuestra capital del club Albiceleste, institución formativa con Juan Maraude a la cabeza que tiene convenio con La Redonda de Buenos Aires y tienen pactado periódicamente la posibilidad de llevar chicos de su escuela a los equipos más sobresalientes del vecino país.

Tenemos un convenio con La Redonda que lo maneja Diego Jaime, ahora a través de eso enviamos a dos chicos que destacan en nuestro fútbol menor. El convenio es con Albiceleste, pero esta es una puerta para el fútbol tarijeño, en enero prácticamente tenemos decidido que vaya a vivir Jesús Maraude que ya fue parte en una prueba pasada. Luego también irán otros chicos de las categorías 12 y 10, estamos trabajando con esta linda oportunidad que los chicos puedan ir a ver que no hay nada de diferente, sólo que es un poco más exigente nada más, es un fútbol distinto, pero nosotros tenemos condiciones”, dijo Juan Alberto.

Por intermedio de redes, Jaime, quien está a la cabeza de La Redonda en Argentina, envió material de los chicos trabajando en Flores en el predio de San Lorenzo y manifestó que dejaron buena impresión a los profesores de las divisiones menores del “Cuervo”.


viernes, 5 de julio de 2019

Chupete estará en la Sub 15 para el Sudamericano

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, informó ayer que el jugador alteño Deimar Mariaca formará parte de la Selección Nacional Sub 15, que a cuatro meses del Sudamericano de la categoría, todavía no está entrenando con un profesional encargado de las divisiones menores.

El Chupete pasó ayer una serie de pruebas médicas que lo evaluaron desde lo físico, psicológico y nutricional, en el laboratorio de Alto Rendimiento del ente matriz del balompié nacional, en el edificio de la avenida Libertador, en Cochabamba.

El titular federativo resaltó “la predisposición y el compromiso del jugador para con la Verde”.

“Es un ejemplo de sacrificio y perseverancia. Tiene aspiraciones de crecer y llegar lejos en el fútbol profesional. Nos sentimos muy contentos. Le abriremos las puertas para que esté en la Sub 15 y el próximo entrenador definirá si se queda ahí”.

Salinas acotó que Mariaca es “el punto de partida para un proyecto de búsqueda de talentos a nivel nacional” y que será la imagen de la Federación. Asimismo, está previsto utilizar las instalaciones del laboratorio de la FBF para “futuros controles médicos de las categorías formativas de la Selección”.

“Tiene que haber 10, 20 o 100 Deimars. La idea es que se contacten con la Federación y pasen a formar parte de nuestras divisiones menores. Cualquier joven que quiera ser captado simplemente debe ponerse en contacto con la FBF. Habilitaremos varios canales de comunicación”.

El máximo dirigente del fútbol nacional aseveró que se hará un “trabajo integral” con el Chupete a partir del trabajo físico, táctico y la alimentación.

El doctor Dalton Salinas, encargado del laboratorio de Alto Rendimiento de la FBF, señaló que Deimar pasó los controles “de manera positiva”. “”Ha respondido muy bien a las evaluaciones cardiorespiratorias y la pruebas físicas en la recta final del trabajo. Él se encuentra en buena condiciones para la práctica del deporte”.

El galeno acotó que Deimar necesita trabajar la musculatura para estar “en su punto 10”.

Mariaca generó repercusiones en la prensa internacional. “Un joven que deslumbra, abre la búsqueda de talentos en el fútbol boliviano”, tituló la agencia informativa EFE.

El video donde el jugador de 15 años expresa su deseo de jugar en la Verde se hizo viral en las redes sociales.

“Este es un sueño hecho realidad para mí. Estoy muy feliz por las instalaciones de primera que tenemos aquí y quiero alcanzar un buen nivel y ayudar a la Selección a crecer”, dijo el Chupete.