Lo ultimo

lunes, 22 de octubre de 2007

Silvio Rojas, el Pulgarcito veloz



Dice un dicho que el perfume y el veneno vienen en frasco chico, y ésto viene como anillo al dedo en el caso de Silvio Rojas, un futbolista que sobresalió por su habilidad y velocidad, antes que por su porte, que nunca fue óbice para su exitosa carrera. Pese a su pequeña estatura, Silvio Rojas (Pulgarcito o Chino como se lo conoció en sus tiempos de futbolista) tenía una gran velocidad, que sumada a la habilidad con que manejaba la pelota con la zurda, resultaba imparable para sus adversarios.Pulgarcito fue un delantero que a pesar de que jugó en tiempos en que los punteros corrían hasta la última línea y mandaban al centro para que el nueve o diez metan el gol, figura hasta ahora como uno de los máximos artilleros de la Liga del Fútbol Profesional boliviano, con 147 tantos en su haber .Empezó a jugar en la Escuela de la Asociación Cruceña de Fútbol y su primer profesor fue don Ernesto Ferrante. Recuerda entre sus compañeros a Johnny Herrera y a Luis Enrique Padilla, que también hacían sus primeras armas en el fútbol.Por cosas del destino tuvo que viajar, siendo aún muy joven, a Cochabamba. Ahí lo vieron dirigentes de Aurora, club en el que hizo una pretemporada, pero no jugó para ese equipo, pero sí lo hizo para Bata que le ofreció mejores condiciones, tanto para practicar el fútbol como para trabajar en la fábrica Manaco, donde se volvió un especialista en calzados.Jugó en la selección en dos campeonatos juveniles y en la absoluta en tres eliminatorias y también en copas América, donde demostró que estaba al nivel de los grandes.Paseó su fútbol también en Blooming, San José, Real, Orcobol y terminó jugando en Destroyers en 1993.Recuerda a Gerzán Montaño como el defensor con el que jugaba un clásico aparte y en lides internacionales a Leandro, de la selección brasileña.
Perfil
De las canchas a la políticaEdmundo Silvio Rojas Aguilera nació en Porongo el 3 de noviembre de 1959 en el hogar de los esposos Domingo Rojas y Emni Aguilera. Está casado con Rosario Roca Aguilera y tiene cuatro hijos: Silvio que estudia y juega al fútbol en Alemania, Rosario, Gabriela y Edmundo. Tras dejar el fútbol se dedicó a los negocios hasta que fue invitado por el MNR para las municipales. Fue alcalde y ahora es concejal en Porongo.

1 comentario:

  1. However, the function is really distinct. This is good as these
    exercise routines have been connected to backbone and back agony.



    Feel free to surf to my webpage: Http://phonereplica.info/informational-flex-mini-reviews

    ResponderEliminar