martes, 12 de noviembre de 2013

Castillo Ahora entreno como si tuviera 18 años

El "Pícaro" Castillo encontró en Guabirá el equipo ideal para recuperar su olfato goleador. En la temporada liguera pasada no le había ido bien en Oriente, club en el que llegó a marcar 98 goles en 112 partidos y en el que se erigió el mejor goleador de mundo el 2001 al convertir 42 conquistas; sin embargo, en Montero está renovado y sobre todo bien “afilado” ya que se erige en el máximo artillero de la “furia roja”, equipo que ha tenido un gran levante en el campeonato Apertura.

¿Soñabas con este momento dulce?
J.C.: Seguro, porque hasta me sentía olvidado por la prensa, pero esto lo entiendo ya que no había nada que decir de mi persona. Cuando la pasaba mal, lo que hice fue trabajar duro para recuperar la confianza del entrenador y de mis amigos los periodistas

¿Te sentías olvidado cuando no hacías goles?
J.C.: Claro, porque reconozco que uno se siente raro de ser el centro de atención y de las noticias a ser olvidado. Esto es así cuando uno no está haciendo un buen trabajo.

¿Y qué ha pasado para que recuperés tu capacidad goleadora?
J.C.: Me he sacrificado bastante desde que llegué a Guabirá, pero acá lo vital ha sido la confianza que me dio el entrenador. Ha sido fundamental para todo delantero.

¿Con Claudio Chacior y "Teté" Quiroz el trato fue diferente al que tenés con David de la Torre?
J.C.: Con "Teté" Quiroz tuve respaldo, pero sin duda alguna que David de la Torre me dio la confianza que necesitaba para recuperar mi juego.

¿Es solo confianza del entrenador o también se debe al buen medio campo que te abastece?
J.C.:Acá el tema es claro. Así como yo necesitaba confianza del entrenador, los jugadores del medio campo también necesitaban del apoyo del técnico. Eso está pasando. Con respaldo y motivación, todo el equipo está jugando mejor y con esta actitud todo se hace más fácil,

Volviendo a los momentos en que la pasabas mal porque no hacías goles y la hinchada te insultaba, ¿qué se te pasaba por la cabeza?
J.C.: La verdad es que uno sabe hasta dónde puede dar; yo tenía fe que la situación iba cambiar, por lo tanto lo único que necesitaba era confianza. En esos momentos duros entendía a los hinchas que me crucificaban y me insultaban, pero ahora gracias a Dios la realidad es diferente

Tan diferentes que le ganaste la pulseada a los otros delanteros que empezaron el torneo de titular
J.C.: Lo bueno es que en el plantel hay buenos delanteros y además jóvenes como Henry Justiniano y Darwin Ríos que saben de mi trayectoria. De todas formas, yo desde que llegué a Guabirá entrenó como si tuviera dieciocho años y eso creo que ha sido la base para recuperar el buen estado físico.

¿Además del entrenador, hay otra persona que te incentivó para salir adelante?
J.C.: La familia es importante y esto destaco a mi esposa y mis padres. Tenían mucha fe en mí y eso me lo demostraban en el día a día. Sabían que iba tener mejores días.

Ahora hay hinchas de Oriente que te extrañan
J.C.: Ja, ja, ja. Lo que pasa es que uno tiene que pasar por todo esto para que lo valoren. Hace rato que yo pedía a gritos confianza y esta vez la encontré.

¿Lo difícil va ser mantener este buen nivel?
J.C.: Claro y por eso espero jugar el fin de semana que viene pese a que sufro de una fractura de muñeca. Me han dicho que durante 15 días debo estar con el brazo enyesado.

¿Cómo se dio la lesión?
J.C.: En una caída durante el partido del domingo ante Nacional Potosí. El médico me ha dicho que puedo jugar y para ello me pondrán un yeso de plástico. Yo quiero seguir jugando para tener continuidad.

¿Llegarás a marcar más de veinte goles hasta el final de este torneo?
J.C.: Dios quiera, aunque yo me he propuesto hacer goles en cada partido que juegue. Lo lindo es que sigo con la sed de marcar cada vez que me toca jugar.

El 2001 hiciste 42, ¿podés repetir en esta temporada de la liga?
J.C.: Seguro, lo sueño seguido; ojalá que se repita.

¿Esto de querer hacer goles en cada partido no te vuelve individualista?
J.C.: No, no, no. Reconozco que al comienzo de los partidos tengo ansiedad para marcar el primer gol, pero después reacciono porque sé que tengo noventa minutos para anotar.

¿Qué opinás del buen momento que atraviesa Carlos Saucedo con sus goles para San José?
J.C.: Está bien y acá la pelea es leal. De todas formas, aclaro que es un mérito aparte ser goleador de un equipo del llano. Hacer goles en la altura es como quitarle un dulce a un niño. ç

'Tengo fracturada la muñeca, pero igual quiero jugar en la próxima fecha, para no perder la continuidad'.

Datos

>>Nombre:
José Alfredo Castillo Parada
>>Fecha de nacimiento:
9 de febrero de 1983 (30 años)
Santa Cruz de la Sierra.
>>Año del debut:
El 2000 en el club Oriente Petrolero.
>>Títulos
El 2001 en Oriente Petrolero y el 2004 con Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario