domingo, 18 de noviembre de 2018

Andrada volvió, se disipa la chance de Carlos Lampe

El golero Esteban Andrada volvió a atajar después de aquel partido de ida de cuartos de final, contra Cruzeiro, cuando Dedé le fue con todo en un centro y le fracturó la mandíbula. Pasó por el quirófano, trabajó duro y siempre dijo que su meta era la final de la Libertadores. Y en su regreso ante Patronato, en un partido que no se postergó justamente para verlo en acción, demostró que está para atajar.

Con este retorno, la posibilidad de que el golero boliviano Carlos Lampe pueda al menos estar en el banco de suplentes ante River Plate, se disipa.

Siete años de carrera le llevó a Andrada llegar al arco de Boca. Apenas diez partidos con el buzo azul y oro, ganarse el cariño y, sobre todo, la confianza de la gente. Y le tocó regresar contra Patronato en un muy buen nivel: se lo notó seguro, sin temores. Nunca tuvo miedo de salir, de golpearse. Tuvo un gran cierre de partido con una volada, al tapar en el final lo que era el 1-1 de Patronato.

EL PARTIDO

Boca Juniors derrotó por 1-0 a Patronato de Paraná ayer sábado en un adelanto de la decimotercera jornada de la Superliga argentina, en su última presentación antes de la gran final del próximo sábado ante River Plate por la Copa Libertadores.

Con un solitario gol de Cristian Espinoza a ocho minutos del final del encuentro, Boca sumó su sexta victoria en el certamen doméstico y quedó a ocho unidades del líder, Racing Club.

Guillermo Barros Schelotto dispuso un equipo con mayoría de reservas para este compromiso en que la atención estuvo en la portería porque regresó Esteban Andrada tras dos meses por una lesión en el maxilar inferior. Tras conseguir la valla invicta en el triunfo ante Patronato, Andrada ahora deberá esperar por la decisión del entrenador para la final del sábado: si ingresa como titular o continúa Agustín Rossi.

La figura del encuentro de este sábado fue Carlos Tevez, que ante la lesión de Cristian Pavón del último sábado ante River busca quedarse con un lugar entre los titulares para el superclásico que definirá el campeón de la Copa Libertadores en la edición 2018.

El partido del próximo sábado se disputará en el estadio Monumental luego del empate 2-2 registrado el domingo pasado en la Bombonera en la ida. Uno de los más alegres, fue el atacante experimentado Carlos Tévez, quien tuvo una gran actuación ayer. “El sueño de la Libertadores está intacto y quiero estar ahí el sábado”, señaló en un principio el jugador quien tiene como meta ser campeón de la Copa Libertadores ante River Plate, el rival de toda la vida del xeneize.


sábado, 17 de noviembre de 2018

Lampe se reunió con Chilavert en la previa de la Superfinal

A ocho días de la gran Superfinal de Copa Libertadores ante River, uno de los arqueros de Boca se reunió con José Luis Chilavert. Se trata del boliviano Carlos Lampe, quien mantuvo un encuentro con el legendario guardameta paraguayo.

El futbolista del “Xeneize” compartió en sus redes sociales la imagen del cónclave con el ex Vélez y San Lorenzo.

“Compartiendo con un referente en el fútbol sudamericano y con quien comparto la pasión de ser arquero, Chilavert”, escribió Lampe en su cuenta de Instagram.

El arquero boliviano llegó a Boca a principios de octubre por la grave lesión (fractura de maxilar) que había sufrido Esteban Andrada en los cuartos de final ante Cruzeiro. La recuperación del ex Lanús, que está entre los convocados para el partido del sábado ante Patronato, podría dejarlo incluso fuera del banco en la segunda Superfinal.

Lampe está a préstamo hasta diciembre y solo puede jugar la Copa Libertadores. De no estar ante “El Millonario”, podría cerrar su ciclo en “El Xeneize” sin sumar minutos.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Quiñónez deja su retiro parcial y se alista para 2019

Terminó el paréntesis para Romel Quiñónez. El golero, cuyo contrato con Bolívar concluirá en diciembre próximo, dejó su natal San José de Chiquitos y ahora está Santa Cruz, donde comenzó su preparación para reaparecer en el fútbol boliviano el próximo año.

Por decisión propia, Quiñónez dejó de jugar a mitad de 2018. Con la Academia llegó a un acuerdo para apartarse del trabajo en los seis meses restantes de su contrato. Solo iba a ser llamado en caso necesario. No hubo tal.

Su idea es volver con fuerza y su futuro parece estar lejos de Bolívar. Según trascendió, ya tendría un acuerdo de palabra para defender en 2019 el arco de Oriente. Hasta se habla de un precontrato firmado. Sin embargo, con los cambios de directorio que hay en el club albiverde solo cabe esperar.

Estuvo en San José de Chiquitos con toda su familia: sus padres, hermanos, su esposa y su hijo, Bruno. Se dedicó a asuntos particulares.

Ahora trabaja en la capital cruceña a órdenes de Nery Quintana, un preparador de arqueros prestigioso en el fútbol boliviano. En dos meses, noviembre y diciembre, quiere ponerse bien en todo sentido y a partir de enero alistarse en el equipo que lo contrate.

“No me arrepiento de haber decidido dedicarle este semestre a mi familia, pude compartir con mis padres, mis hermanos y mi esposa todo este tiempo. Lo mejor de todo ha sido estar con ellos y disfrutar al máximo de mi hijo. Estuve mucho tiempo parado y ahora es el momento de recomenzar”, dice el guardameta.

Subió unos kilos, perdió ritmo de trabajo físico y de competencia. Todo eso espera recuperar con una intensa labor diaria al mando de Quintana.

“Estuve corriendo y haciendo deporte, pero no es lo mismo. Trotaba todos los días y también atendía algunos negocios. Una de las cosas que hice fue ayudar en la hacienda de mi familia, estamos metidos en la parte de ganadería (...)”.

Pero ahora “se terminó la vacación, he retomado los entrenamientos con Nery y quiero ponerme bien físicamente; además, en la parte técnica vamos a meterle duro para llegar bien a enero”.

En ningún momento pensó en dejar de jugar, solo fue un paréntesis necesario para atender otros asuntos.

“Extraño el fútbol, pero de las decisiones que uno toma no debe arrepentirse. Siempre estoy pendiente del fútbol y hablando tanto con los compañeros de Bolívar como con colegas”.

En Oriente ya jugó el año pasado, cuando fue cedido por la Academia. Su futuro podría estar de regreso en esa institución, a no ser que Bolívar le pida que regrese.

Quiñónez en Tembladerani, cuando atajaba para Bolívar. Foto: Miguel Carrasco-Archivo

Hace fuerza por un Bolívar campeón

Romel Quiñónez se fue de Bolívar sin poder ser campeón de nuevo defendiendo esa camiseta. Estuvo en el arco celeste el primer semestre de 2018, aunque el equipo no llegó a la instancia final.

Ahora, desde afuera, Quiñónez hace fuerza para que el club en el que estuvo muchos años consiga el título en el torneo Clausura.

“Siempre estoy pendiente de Bolívar, viendo cómo les va a mis compañeros, haciendo fuerza por ellos. Siempre estoy en contacto con algunos”, cuenta el antiguo cuidapalos celeste.

Bolívar (37 puntos) es uno de los cinco equipos que todavía tienen chance de pelear por el título, junto con San José (40), Royal Pari (38), The Strongest (37) y Wilstermann (36).

“Veo que va a ser una pelea dura en la recta final del torneo y creo que el campeón se definirá en los últimos partidos. El campeonato está lindo y competitivo, por tanto me parece que estamos frente a una sufrida e impactante recta final”.

Al comienzo, la Academia no iba bien, cedió puntos valiosos, pero se fue recuperando y ahora está con las mismas oportunidades que los otros.

“El equipo reaccionó a tiempo y tiene gran chance de pelear por el título. Sé que la característica del grupo es luchar hasta el final, conozco el esfuerzo de los compañeros y estar tan cerca de la punta le da posibilidades. Incluso tuvo varios lesionados, lo siento de verdad por ellos; en todo caso, con la bendición de Dios seguramente estarán de vuelta en cualquier momento”


martes, 13 de noviembre de 2018

Debate abierto: ¿Lampe estará en la lista?

Cuando restan poco menos de dos semanas para que se juegue la segunda final de la Copa Conmebol Libertadores, una nueva duda recae en el entrenador de Boca Juniors, más propiamente en el arco. Tras la buena actuación de Agustín Rossi ante River el sábado, y con la recuperación de Esteban Andrada, la prensa argentina ya inició el debate sobre quién debe atajar el 24 de noviembre en el Monumental, dejando de lado al arquero boliviano Carlos Lampe, fuera de una posible convocatoria al partido.

Rossi mostró nivel. Desde la llegada de Carlos Lampe al club “xeneize”, Rossi ha demostrado que la competencia en el arco le asentó bastante bien, ya que realizó buenos partidos desde que se apoderó de la titularidad, mientras que el guardameta boliviano estuvo en el banco de suplente.

Este buen nivel se reflejó en el destacado partido que realizó ante River el sábado en la primera final de la Libertadores.

Ahora esto complica al entrenador Guillermo Barros Schelotto, según la prensa argentina, ya que ante la recuperación de quien era titular en el pórtico, Esteban Andrada, se abre el debate sobre quién debe atajar el próximo 24 de noviembre en el Monumental.

¿Quedará fuera?. La prensa argentina desde ayer ya especula de que Rossi y Andrada deben estar en la lista de convocados para el duelo revancha ante River, con esto dejando de lado al boliviano Lampe de toda posibilidad de ir al menos al banco de suplentes para ese compromiso.

Todo dependerá del técnico Schelotto, quien en los próximos días debe despejar dudas, teniendo en cuenta que también dará minutos a Andrada en el torneo local, para que agarre ritmo futbolístico.

4 Atajadas de mérito
tuvo Rossi en el partido del pasado sábado ante River.

35 Días
Lleva Carlos Lampe en Boca Juniors desde que tuvo su primer entreno.

Farías: “Sagredo es un lateral de exportación”

El seleccionador boliviano César Farías justificó la convocatoria de José Sagredo al visualizar que se convertirá en el lateral izquierdo de la Verde en un futuro inmediato.
Sagredo acude a un tercer llamado consecutivo con el plantel nacional para la Fecha FIFA, pese a que no juega de titular en Blooming, donde fue desplazado al banquillo por el juvenil Roberto Fernández.
“Sagredo es un lateral de exportación. Buena estatura, buena técnica, buena sacada y buena persona”, argumentó Farías antes de emprender viaje a Dubái con la delegación.
El estratega venezolano calificó de “trillado” el hecho de cuestionar la convocatoria de Sagredo, pues considera que la Verde está en fase de preparación para los próximos torneos. “La competencia no es hoy, es una preparación. Entonces nosotros visualizamos por su edad y por su capacidad lo que puede ser Sagredo hacia delante”, amplió.
Sagredo, de 24 años, perdió el puesto en la academia cruceña en el torneo Clausura 2018, prueba de ello solo jugó una vez en 19 fechas. Incluso hay partidos en los que tampoco figura en la lista de 18 jugadores.
“Lo banco porque creo en él, pero el tiempo dirá si tengo o no la razón. Hoy perdió la titularidad con otro buen lateral izquierdo, que es el lateral izquierdo de la selección Sub-20 (Roberto Fernández)”, amplió Farías.
Un caso similar en la Verde es el de Marcelo Martins, inactivo este semestre tras quedar desafectado del Wuhan Zull de China. A raíz de ello entrena por cuenta propia para mantener estado atlético.
Farías explicó que la citación de Martins radica en el liderazgo y la experiencia que aporta a los jóvenes de la plantilla.

OTRO LARGO VIAJE
A MEDIO ORIENTE

Al igual que la anterior Fecha FIFA, la selección boliviana emprendió un largo viaje a Medio Oriente para afrontar dos amistosos internacionales.
La Verde rivalizará el viernes con Emiratos Árabes Unidos y cuatro días después ante Irak, ambos en Dubái.
El plantel realizará al menos dos prácticas antes de afrontar el desafío frente a los árabes.
Farías indicó que estos amistosos se aprovecharán al máximo para afianzar la idea de juego con miras a la Copa América de Brasil 2019 y las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar 2022.
El plan del cuerpo técnico se enfoca en la disputa de al menos 20 partidos de fogueo antes de encarar las competiciones del próximo año.

La presencia de Carlos Emilio Lampe para la gran final de la Copa Libertadores es una incógnita



La presencia de Carlos Emilio Lampe para la gran final de la Copa Libertadores es una incógnita. En las últimas horas medios argentinos dan cuenta de la recuperación total del arquero Esteban Andrada. De recibir el visto bueno del director técnico Guillermo Barros Schelotto, afectará directamente al boliviano porque se quedará fuera de los 21 que llama habitualmente para cada partido.

Lampe fue contratado del Huachipato chileno precisamente para reemplazar al ex arquero de Lanús, que se fracturó el maxilar inferior en el partido de los cuartos de final de la Libertadores ante Cruzeiro en la Bombonera (2-0). Su lugar, en medio de la desconfianza de los hinchas xeneizes, fue ocupado por Agustín Rossi, que hasta ahora no desentonó.

Se menciona que para que Andrada gane confianza jugará el 17 de noviembre ante Patronato por la Superliga Argentina (16:10 hora boliviana). De jugar y responder bien, no sería raro que el técnico le devuelva la titularidad en la Libertadores, en el partido más importante del campeonato.

De darse esa figura, es lógico que el meta de Bolivia quede fuera de los convocados y con cero posibilidad de debutar en esta apasionante definición de Copa Conmebol Libertadores, aunque la última palabra la tendrá el director técnico.

Pese a esto, Lampe ya hizo historia, ya que en los registros de la Conmebol es el primer jugador boliviano en ser inscrito en un partido final por el torneo continental. Fue convocado en la ida del superclásico.

ENCUESTA

En el diario argentino Olé se da por sentada la recuperación de Andrada y se comenzó una encuesta para saber quién debe atajar en la final de revancha de la Libertadores.

“¿Qué tiene que hacer Guillermo en la revancha ante River? ¿Devolverle el puesto a Andrada, que apenas tendría un partido de rodaje? ¿atajará ante Patronato, el sábado por la Súperliga? ¿Mantener a Rossi?”, es la introducción en la encuesta.

Con esto, borran del mapa al guardameta cruceño.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Hugo Franco marcó época con el club Petrolero



El destacado exzaguero Hugo Franco Sánchez integró el plantel de fútbol de Petrolero de Cochabamba que dirigía Luis Terán, que mantiene aún —desde 1980 (38 años)— el récord de partidos invicto (21), aunque fue igualado por The Strongest en el torneo liguero de 2016, pero con un partido jugado más (extra para definir el título).

El exfutbolista comenzó a jugar en el equipo de Estudiantes en 1965 (infantil), junto con Willy Zurita, Antonio Salazar, Raúl Viscarra, Rolando García. Después ascendió de categoría con su equipo en el torneo de la asociación local y tuvo la satisfacción de integrar las selecciones cochabambinas desde 1968 hasta 1970, jugando como volante. Entre sus compañeros de equipo podemos citar a Alberto Effen, Roger y Oscar Pérez, Carmelo Angulo.

Después fue invitado a integrarse al plantel de Litoral de La Paz en 1971, junto con Ismael Revollo, David Camacho y Tito Avilez. En este plantel también jugaba el argentino Ricardo Fontana que después fue figura en The Strongest.

En 1972 y 1973, jugó en Wilstermann y el técnico Carlos Trigo lo ubicó como zaguero. Sus compañeros fueron: José Issa, René Bilbao, Víctor Eduardo Villalón, Limbert Cabrera Rivera, Juan Carlos Gangas, Víctor Hugo Bravo, Jaime Olivera, Hugo Pérez, Juan Carlos Sánchez, Milton y otros.

Franco fue campeón con la selección valluna de jugadores juveniles profesionales en 1972.

Los Aviadores jugaron la Copa Libertadores de 1973, cuando ganaron en el estadio Capriles a San Lorenzo por 1-0 y por el mismo marcador a River Plate, en la vuelta perdieron con el primero por 0-3 y empataron con River Plate 2-2 en Buenos Aires.

En 1974, integró en el equipo de Wilstermann que jugó la Libertadores con Palmeiras y San Pablo de Brasil.

En 1975 fue su última temporada en Wilstermann, cuando su equipo enfrentó en la Libertadores a Unión Española y Huachipato de Chile, ya que tuvo que dejar el fútbol por motivos de estudio.

El año 1976, comenzó una nueva etapa en el Club Litoral de Cochabamba, con jugadores destacados como el arquero, René de Lafuente, Carlos Borja, Freddy Salguero, Hugo Rivera, entre otros.

Cuando se creó la Liga Profesional de Fútbol, en 1977, fue transferido al Club Aurora junto a otros jugadores juveniles, como el arquero René Reinaga, Ascensio Sansusti, Napoleón Tórrez, Coronado, Escobar y otros valores destacados.

Cambió de casaca en 1979, cuando se enroló en el Club Bata de Quillacollo, también con un grupo de futbolistas de gran nivel como Víctor Eduardo Villalón, Carlos Lasson (peruano), Salmón, Mercado y otros. Año en que el Club Bata se retiró de la Liga profesional por problemas económicos.

Comenzó la última etapa de su carrera futbolística en el Club Petrolero en 1980, junto a un grupo de grandes jugadores como Omar Delgadillo (+), Eduardo Terrazas, Roberto Servián (paraguayo), Horacio Awad (argentino), Edgar Castillo, Jorge Camacho , Augusto Guillén y Alberto Ayala (chileno).

Franco, luego de jugar dos temporadas más en Petrolero, colgó los botines a fines de 1982, luego de haberse dado la satisfacción de integrar los cuatro equipos cochabambinos que jugaban en la Liga: Wilstermann, Aurora, Bata y Petrolero, además de Litoral de La Paz y Cochabamba. Durante su trayectoria deportiva, el jugador al que más admiró fue el cruceño Limbert Cabrera Rivera.

Actualmente integra el equipo de Pablo Baldivieso que participa en el torneo de la mutual de exjugadores profesionales y que fue campeón el año pasado. También integró el plantel que participó en las Olimpiadas Petroleras que se realizaron el año pasado en Tarija.



FICHA PERSONAL

Hugo Franco Sánchez

Fecha de nacimiento: 29 de junio de 1951
Lugar: Cochabamba
Padres: Pascual y Candelaria
Esposa: Mary Oporto
Hijos: Daniel, Dennis, Dimas y Mayko
Deportes: Fútbol

El récord de los Refineros en el torneo liguero de 1980

Petrolero, en la temporada de 1980, tenía un buen plantel y bajo la dirección del técnico Luis Terán se mantuvo 21 partidos (invicto), récord que igualó The Strongest en 2016 (pero con un partido extra frente a Bolívar).
Cabe aclarar que el equipo valluno jugó 26 partidos (participaron 14 equipos en el torneo en partidos de ida y vuelta), mientras que el Tigre sólo disputó 22 (jugaron sólo 12 planteles). Será difícil que algún equipo superé el récord de Petrolero y The Strongest.
Los refineros comenzaron su campaña de 1980 empatando con Municipal en el estadio Hernando Siles de La Paz 1-1 y perdieron su invicto ante Wilstermann al caer por 3-1 en el Capriles. Los Aviadores contaban con el valioso refuerzo del trimundialista brasileño Jairzinho. Petrolero, pese a su buena campaña, fue tercero en el torneo de la liga, ya que Wilstermann fue campeón con 48 puntos, seguido de The Strongest que logró el subcampeonato con 39. Ambos equipos se clasificaron a la Libertadores de 1981 y Petrolero fue tercero con 38 puntos.

Franco: “Me preocupa la falta de promoción de jugadores”

“Algo que me preocupa y también a todos mis coterráneos es la falta de promoción de futbolistas en nuestro departamento para jugar en equipos profesionales, comparando con la cantidad de jugadores vallunos que había en los años 70, cuando la escuela Enrique Happ era uno de los semilleros de los planteles profesionales y había una gran camada de jugadores que eran solicitados por todos los equipos del país”, dijo Franco.
Señaló que es muy difícil encontrar una explicación y manifestó que hay algunas falencias en la Llajta. Como la falta de campos deportivos que estén disponibles para las escuelas de fútbol y para los equipos que cuentan con diferentes categorías. “Éste es uno de los factores que debe ser solucionado a la brevedad posible. Los jugadores que son preparados desde los siete años por los entrenadores en las escuelas de fútbol, desaparecen a los 17 años, cuando ven frustrada sus esperanzas de encontrar una plaza en un club profesional que les dé la oportunidad de mostrar su capacidad”, sostuvo y añadió proponiendo que en la elaboración de los contratos con los técnicos de los equipos incluyan la promoción de jugadores como parte de su trabajo, obligando de esta manera a incluirlos en los partidos que juegue su plantel. “Además, otro problema es que los dirigentes y técnicos muchas veces son exitistas y buscan el título recurriendo a jugadores extranjeros a veces de un nivel inferior a los que hay en el país y por ello los juveniles prefieren dedicarse a estudiar”.



Lampe, con menos chances

Juegue o no en la vuelta de la final ante River Plate (los vaticinios parecen indicar que no será titular), al cruceño Carlos Lampe ya nadie le podrá quitar lo logrado: se convirtió ayer en el primer boliviano en disputar un cotejo definitivo en la Copa Libertadores de América.

No importa lo que suceda en la vuelta del sábado 24, en Núñez.

El Gigante, que reforzó al Xeneize en octubre, no se paró en la cancha con sus compañeros, pero la celebración también es suya. El dorsal 28 que lleva en su espalda quedará para los registros del balompié boliviano y regional.

Después del empate (2-2) en la Bombonera, el arquero no subió imágenes en su cuenta de Instagram. No, al menos, hasta las 21:50.

Su participación en calidad de titular con Boca se encuentra lejana. Las alarmas optimistas suenan con relación al retorno de Esteban Andrada, recuperado ya de una fractura en la mandíbula. Y, para restar las chances de Lampe, el meta titular Agustín Rossi se mandó ayer una buena actuación que podría asegurar su presencia en el cotejo de vuelta.

Por otro lado, los medios argentinos destacaron el carácter del partido. Miraron hacia el estadio de River, el Monumental, como lugar en el que se decidirá el título.

“Empate monumental”, tituló Olé, en un juego de palabras con la cancha del Millonario, y añadió que se trató de una “tremenda final” en la que Boca no supo mantener la ventaja.

La Nación e Infobae coincidieron en calificar como “vibrante” la primera final.

Lampe ingresó en la historia de la Copa Libertadores



Carlos Emilio Lampe palpitó los 90 minutos más importantes de su carrera deportiva. Ingresó ayer en la historia al convertirse en el primer jugador de nuestro país en una final de la Copa Libertadores. Es el segundo arquero de Boca Juniors.
El nacional estuvo en los ojos del mundo con la camiseta 28 en la espalda. Saltó al gramado de la Bombonera con Agustín Rossi (titular) 40 minutos antes del inicio del partido y ante las miradas y los canticos ensordecedores de los más de 50.000 fanáticos en las graderías y de millones apostados frente a un televisor realizó el calentamiento junto a Rossi.
Mientras Lampe disfrutaba la fiesta en carne propia, en Bolivia y otras latitudes del planeta también se vibró a mil el partido soñado o fiesta del fútbol mundial como lo llamaron los argentinos. En suelo nacional, los amigos y familiares de Lampe cruzaban los dedos para que quede en la historia como ganador; sin embargo, el partido terminó empatado (2-2).
Los goles los gritó al lado de Carlos Tevez y compañía; sin embargo, se retiró amargado al igual que sus compañeros por no ganar la primera final. Ahora deberá esperar hasta el 24 de noviembre en el Monumental para ver si Boca gana o no su séptima Copa. Cualquiera que sea el resultado, Lampe ya entró en la historia.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Video Mirá el video motivacional de Carlos Lampe para la superfinal

Carlos Emilio Lampe palpita la definición de la Copa Libertadores 2018 a mil por hora. Este sábado en su cuenta de Twitter publicó un videoclip en que señala que "llegó el día". El arquero boliviano pone como hashtag #VamosBoca y #JugamosTodos. Por tercer partido consecutivo irá a la banca a la espera de su oportunidad.

En poco más de una hora el clip tuvo más de 130 retuit y más de 1.200 me gusta. Lampe juegue o no hará historia por el primer boliviano en los registros de la Conmebol en una definición del campeonato de clubes más importante del continente.

La primera final se jugará este sábado a partir de las 16:00 hora boliviana, mientras que la revancha está marcada para el 24 de noviembre en el Monumental de Núñez.

Melgar: “Estos clásicos son los mejores del mundo”

El exfutbolista internacional Milton Maravilla Melgar es el único boliviano que ha podido “deleitarse”con los superclásicos argentinos defendiendo las camisetas de Boca Juniors y River Plate.

“Estando en ambos equipos he jugado clásicos, conozco y tuve la fortuna de saborear estos partidos en ambas instituciones, que son intensos y los mejores del mundo”, dijo.

El boliviano recordó que en 1985 tuvo una sanción en Bolivia y, por ello, los dirigentes de Blooming hicieron gestiones para que fuera “a préstamo por tres meses” a Boca Juniors.

“Después, por el rendimiento que tuve, me renovaron contrato y llegaron a comprar mi pase. Fue con un poco de fortuna”.

Gracias a su talento permaneció hasta 1989 en Boca, en el que estuvo bajo el mando de César Menotti, quien luego lo dirigió también cuando pasó a filas de River Plate.

Su primer superclásico fue en Mar del Plata, en la llamada Copa de Oro, que se solía disputar en el verano, por entonces, una experiencia “muy linda”.

El Flaco jugó 99 partidos con Boca Juniors y anotó cuatro goles, según la prensa deportiva local.

Su paso a River Plate fue “muy rápido”, por lo que “no hubo muchos comentarios” al respecto.

La hinchada de River “se sintió un poco dolida” porque “venía de Boca y había hecho algunos goles” vistiendo esa camiseta.

Con el pasar del tiempo se ganó el respeto de los fanáticos millonarios. Recuerda como algo “muy lindo” el haber jugado en el estadio Monumental con la camiseta de La Banda.

Según el exfutbolista, en los superclásicos de ahora “tiene que haber demasiada seguridad en comparación con los de antes, pero en lo futbolístico no ha cambiado nada”.

“Por ahí, la jerarquía de jugadores no es la misma, pero el futbolista lo vive de la misma manera. Antes y ahora es igual”.

Al retornar a Bolivia militó en clubes como Blooming, Oriente Petrolero, Bolívar, The Strongest y Real Santa Cruz.

También logró la clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994 y disputó aquel certamen.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Video Milton Melgar opina de la Superfinal Boca Juniors vs River Plate

Lampe vive final soñada en la nómina de Boca

El arquero boliviano Carlos Lampe ingresó en la lista de 21 jugadores convocados por Boca Juniors para la primera final ante River Plate por la Copa Libertadores 2018, que se disputará mañana en la Bombonera (16:00).

Los futbolistas citados por Guillermo Barros Schelotto empezaron anoche la concentración cerrada a la espera del compromiso.

“Agradecido de poder vivir esta final soñada”, escribió Lampe en Twitter tras la clasificación de Boca a la definición del título.

Pese a que Barros Schelotto depositó confianza en Agustín Rossi, el golero cruceño mantiene la esperanza en disputar una de las dos finales.

Con la convocatoria de Lampe se descarta el posible regreso de Esteban Andrada, que recibió el alta médica tras cumplir el proceso de recuperación de una fractura en la mandíbula.

Rossi agarró la titularidad en ausencia de Andrada, aunque no fue exigido en las semifinales frente a Palmeiras. Mucho antes había recibido críticas de la prensa argentina por un supuesto bajo rendimiento.

La final de ida ante River será una prueba de fuego para el guardameta de 23 años, en vista del poderío ofensivo que ha mostrado el equipo millonario en el transcurso de la Libertadores 2018.

APOYO DE ETCHEVERRY

Marco Antonio Etcheverry visitó a Carlos Lampe en vísperas de la primera final de la Copa Libertadores 2018, en la que Boca Juniors recibirá mañana a River Plate en la Bombonera (16:00).

Etcheverry aprovechó la estadía en Buenos Aires para intercambiar criterios con Lampe, quien fichó por Boca para la recta final del torneo continental.

El arquero cruceño se vio emocionado por el apoyo brindado por el exastro del fútbol boliviano, que antes le dedicó un video de apoyo junto al resto de los mundialistas de 1994, luego de los ataques de racismo y xenofobia a los que fue objeto tras fichar por el club xeneize.

Al final de la charla, Lampe obsequió a Etcheverry una camiseta alterna de Boca.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Guillermo garantizó a Lampe en la primera final

A poco más de 24 horas para la gran final entre Boca Juniors y River Plate, Carlos Emilio Lampe, minuto a minuto está entrando en la historia del fútbol sudamericano. En las últimas horas el director técnico, Guillermo Barros Schelotto, dio a conocer la lista de los futbolistas que concentran, desde este jueves, para el duelo ante los 'Millonarios' el sábado (16:00 HB) en la Bombonera.



Con la inclusión de Lampe se descarta las especulaciones que surgieron en torno al posible retorno de Esteban Andrada, que se recupera de una lesión. Lampe será el primer boliviano en una final del torneo más antiguo del mundo que organiza la Conmebol.



El meta nacional es la primera opción en caso de que Agustín Rossi requiera ser relevado por lesión o disposición técnica. En los dos partidos por las semifinales, Lampe estuvo en la banca.

El choque entre Boca y River atrae la atención del mundo por tratarse de una definición de campeonato histórica. Será la primera vez que se jugará entre los dos más grandes del fútbol argentino y también será la última de este tipo (en partidos de ida y vuelta). En 2019 se jugará en una sola sede, similar a la que se disputa en la Liga de Campeones

Milton Melgar dice que para River será difícil jugar contra la presión de la Bombonera

Fue un destacado futbolista en el ámbito nacional y su paso por el fútbol argentino le otorga autoridad para referirse al Superclásico argentino. Milton Melgar habló sobre el resonante encuentro entre “xeneizes” y “millonarios” a tres días de la primera final Boca-River por Copa Libertadores y considera que la presión de la Bombonera puede afectar al equipo de la “banda roja”.

El único jugador boliviano que militó en los dos clubes más populares de Argentina dice que la sensación de jugar un clásico de esta naturaleza es difícil de explicar y que tiene una connotación especial.

“En la bombonera es algo especial por el apoyo de la gente, hay la sensación de que está todo más cerca, es muy difícil de explicarlo pero cada clásico que he jugado tiene un sabor muy especial. La 12 juega contra el rival como es de costumbre y para nosotros, los que jugamos, también es importante pero es más difícil para el rival”, contó el exjugador.

Cree que jugar en el Monumental de River es diferente por las características del escenario. La cancha está más lejos de los futbolistas pero la presión también está.

“En el Monumental hay diferencias, es más abierto y para el futbolista también es realmente especial”, afirmó en contacto con periodistas de La Razón.

La presencia de Carlos Lampe en la plantilla boquense genera una particular expectativa en Bolivia, y Milton no quiso quedar al margen, dice que es una “final impensada y más aún por tener un compatriota como Carlos y que tenga la oportunidad de salir campeón”.

Melgar no oculta su apego a la institución “azul y oro”, en la que destacó con más fuerza y en la que sigue siendo recordado por su hinchada, pero no se olvida del otro grande de Argentina.

“A mí me fue mucho mejor en Boca, la verdad es que estuve más tiempo, tuve mejores éxitos deportivos, la gente me quiere más; me fue mejor y cuando te va mejor tienes mejores recuerdos, pero no me olvido de las cosas lindas que viví en River”, afirmó.

Boca Juniors y River Plate disputarán dos finales de infarto por la corona del torneo para clubes sudamericanos más importante de la región. El primer lance es este sábado cuando se midan en el estadio Alberto J. Armando, más conocida como la Bombonera y la revancha será una semana después en la cancha de River, en el “Monumental” Antonio Vespucio Liberti.

Carlos Lampe en la lista de Concentrados para enfrentar a River por la final de la Copa Libertadores.


Mojica se resigna jugar este torneo y retira amparo

El volante cruceño Gualberto Mojica desestimó el Amparo Constitucional para ser habilitado ante la División Profesional y jugar en Oriente en el torneo Clausura 2018.



“Tenía la intención de jugar, muchísimas ganas de jugar este clásico (cruceño). La audiencia iba a dar para poder jugar. No vale la pena continuar con lo que estaba haciendo, porque no es conveniente porque hay tantas cosas en contra”, declaró Mojica, de 34 años.

Debut de Lampe se congela tras el alta médica de Andrada

El arquero titular de Boca había sufrido una fractura de mandíbula en el partido de ida por cuartos de final ante Cruzeiro, el pasado 19 de septiembre. La lesión se produjo tras un choque de cabezas con el brasileño Dedé.
En principio, la fractura le demandaría a Andrada dos meses de recuperación, sin embargo, tras uno y medio, ya trabaja a la par de sus compañeros en la previa de una definición que será histórica.
Será decisión de Guillermo Barros Schelotto si le respeta la titularidad al exgolero de Lanús, que regresará falto de roce, o si decide mantener a Agustín Rossi.
La vuelta de Andrada y la confianza que Barros Schelotto depositó en Rossi aleja del debut a Carlos Lampe, quien fichó en el equipo xeneize hasta fin de año con la chance de jugar las semifinales o las finales del torneo continental.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Melgar, el único boliviano que jugó en Boca y River

El exfutbolista internacional Milton “Maravilla” Melgar es el único boliviano que ha tenido la "fortuna" de "saborear" los superclásicos argentinos defendiendo las camisetas de Boca Juniors y River Plate.

"Estando en ambos equipos he jugado clásicos, conozco y he tenido la fortuna de saborear estos partidos en ambas instituciones que son de las mejores del mundo", afirmó Melgar a EFE.

Melgar (1959), que era centrocampista, inició su carrera profesional en 1979 en su natal Santa Cruz de la Sierra, en el club Blooming.

El boliviano recordó que en 1985 tuvo una suspensión en Bolivia y por ello los dirigentes de la Academia cruceña hicieron gestiones para que fuera "a préstamo por tres meses" a Boca.

"Después, por el rendimiento que tuve, me renovaron contrato y llegaron a comprar mi pase. Fue con un poco de fortuna", rememoró.

Y esa fortuna, además de su talento, hicieron que permaneciera hasta 1989 en Boca, en el que estuvo bajo el mando de César Menotti, quien luego lo dirigió también cuando pasó a filas de River Plate.

Su primer superclásico fue en Mar del Plata, en la llamada Copa de Oro.

martes, 6 de noviembre de 2018

Dos promesas bolivianas también vibran con el superclásico argentino



En medio de la agitación que causa la final histórica de Copa Libertadores de América entre Boca Juniors y River Plate, que sacude al continente y al mundo por la popularidad de ambas instituciones, la conmoción también impregna a Bolivia. Dos jóvenes embajadores del balompié nacional juegan un clásico aparte: Sebastián Melgar y Samuel Guzmán, quienes integran hoy por hoy las dos instituciones más populares del fútbol rioplatense y con gran arraigo internacional.

Sebastián Melgar, un cruceño de 17 años y sobrino del legendario Milton Melgar, forma parte de la sexta división de Boca Juniors. El joven delantero llegó a filas “xeneizes” durante la temporada 2016 y forma parte del equipo que disputa el campeonato de reservas en la sexta división. Los medios que cubren la actividad de la cantera lo catalogan como un atacante con buen dominio de balón y sensatez a la hora de definir.

En la otra acera está Samuel Guzmán, quien emigró muy joven con rumbo a la Argentina y conforma la plantilla juvenil del conjunto “millonario” desde mediados de 2015, engrosando también las filas de la sexta división aunque por una norma FIFA no puede jugar en los certámenes oficiales y debe esperar hasta cumplir los 18 años. El boliviano de 17 años disputó partidos amistosos y la Liga Metroplitana. Es veloz y con capacidad para desbordar por las bandas.

Los dos talentos también vibran con el superclásico en la final de Libertadores. El apego a las instituciones que los cobijan les hace sentir un afecto hacia las divisas “azul y oro” y a la de “banda roja”, por lo que apoyarán desde donde estén el éxito de sus clubes.

Boca Juniors y River Plate disputarán dos finales de infarto por la corona del torneo para clubes sudamericanos más importante de la región. El primer lance es este sábado cuando se midan en el estadio Alberto J. Armando, más conocida como la Bombonera y la revancha será una semana después en la cancha de River, en el Antonio Vespucio Liberti.


lunes, 5 de noviembre de 2018

Guzmán, el chico que se moldeó en las inferiores de River Plate

Como cualquier chico, Samuel Guzmán podría haber crecido con el calor de su familia y jugando a la pelota con amigos en una canchita de Guaracachi. Pero su vida dio un giro el día que llegó a Argentina con 12 años e inició un camino que hoy, con 17, lo ubica en uno de los clubes más grandes de Sudamérica: River Plate.

“Acá es otro mundo; si no aprovechás tu momento, hay otro detrás ‘comiéndote’ los talones”, dijo a EL DEBER Guzmán un volante zurdo. El estilo del boliviano es prometedor, ya que le gusta ir al choque pero también tiene abundante calidad. Él se identifica con el estilo de Exequiel Palacios, la última ‘joya’ del ‘Millonario’, que pretende Real Madrid.

“No me termino de acostumbrar a la vida en Buenos Aires, pero estoy acá por el fútbol, es lo único que me sostiene, sino estaría en mi casa”, confiesa Guzmán, quien desde que arrancó su andar en la capital argentina en marzo de 2014 solo ve a su familia una vez al año.

A través de la Escuela de Fútbol Milton Melgar, el cruceño fue invitado a probarse en Argentinos Juniors, donde permaneció un año y fue campeón en baby (futsal), hasta ser observado por un reconocido agente que lo hizo probarse en Boca Juniors y River.

“Ya había quedado en Boca, pero como debía esperar unas semanas para incorporarme, hasta eso mi representante (Gustavo Pedrozo) me llevó a River y ahí el coordinador de inferiores (Gabriel Rodríguez) me dijo ‘quedate acá de una vez, te damos la pensión y el colegio’”, relata.


El revés de FIFA


Desde mediados de 2015, Guzmán está en el cuadro de la banda roja, donde nadie lo llama por su nombre. En River, Samuel es ‘Bolivia’. Al principio fue duro, llegó a estar tres meses sin dormir normalmente. “No quería volverme, pero extrañaba mucho”, admite quien transitó de la novena a la sexta división. Y aunque posee talento para estar en un nivel superior, River no puede ficharlo oficialmente por su condición de extranjero hasta cumplir los 18 años, según el reglamento FIFA.

“Ni bien llegué a River presentamos una solicitud de habilitación a FIFA que fue rechazada recién hace un mes. Apelamos al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) y no sirvió; solo puedo jugar en Bolivia”, explica Guzmán, cuya esperanza de disputar el torneo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) renacía a cada cambio de almanaque. Finalmente solo compitió en la paralela Liga Metropolitana, aunque el verano pasado jugó amistosos con su categoría de AFA y viajó a Estados Unidos para participar de la Dallas Cup, uno de los torneos juveniles más importantes del mundo.

“Todos los técnicos que tuve me dijeron que tengo condiciones para llegar a Primera. Estoy más motivado para salir adelante, nunca me ‘achiqué’ y tampoco lo voy a hacer ahora”, asegura.



El cambio de mentalidad fue clave para que Guzmán se adapte al fútbol argentino. “Vi chicos que vinieron a probarse y, como que ven el estadio, sienten miedo y se ‘achican’. Es sicológico”, sostiene.

Guzmán persigue la suerte que le toca vivir con esfuerzo y confiando en su capacidad. Ahora su sueño inmediato es vestir los colores de Bolivia.

La esperanza de recibir un llamado que nunca llegó


Así como sus ojos brillan cuando se imagina en el primer plantel de River, también se apagan al hablar de la chance aún esquiva de jugar en una selección boliviana. “Dicen que estoy en observación, pero jamás me llamaron a mí ni a nadie del club. Incluso, el coordinador de inferiores (Gabriel Rodríguez) tiene que llamar para avisar que hay un boliviano acá, él mismo le habló a César Farías hace dos meses, por apoyarme”, sostiene con tristeza Guzmán.

La desazón no es únicamente del volante cruceño, ya que también es compartida con otros jóvenes bolivianos que se desarrollan en la Argentina, como Luis y Sebastián Melgar, jugadores de Argentinos y Boca, respectivamente.

“Siempre decimos que pasamos desapercibidos, a pesar del tiempo que tenemos acá. Tiene más posibilidades de ser citado a la selección boliviana un chico de segunda división de Bolivia que nosotros”, dijo Guzmán.

De taquito

Sport Boys

Ante la imposibilidad de fichar en River, volver a Bolivia se tornó en una opción viable para tener rodaje. Sport Boys ya lo aguarda. César Vigevani conversó sobre Guzmán con su colega Gabriel Rodríguez.

Busca una chance

“Si me dan la oportunidad, la voy a aprovechar”, dijo el juvenil, quien sabe que entrenarse en el equipo warneño podría ayudarlo a mostrarse y estar en una nómina de la Verde para el Sudamericano sub-20 de 2019.

Anécdotas

“Nunca voy a olvidar cuando River ganó la Recopa Sudamericana (2017) y Sebastián Driussi me hizo pasar al vestuario, lo disfruté tanto que no saqué fotos”, recuerda Guzmán. Driussi lo motivó a nunca bajar la cabeza.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Lampe, el primer boliviano en la máxima instancia

El arquero del club argentino Boca Juniors, Carlos Lampe, pasará a la historia del fútbol nacional por ser el primer futbolista boliviano en jugar una final de Copa Libertadores de América, cuando su equipo enfrente a River Plate los sábados 10 y 24 de noviembre.

Nunca antes un boliviano pudo alcanzar esa instancia de dicho torneo, porque ningún club del país jugó una final de Libertadores y porque en los clubes que disputaron esa fase tampoco figuraron futbolistas nacionales.

Los bolivianos alcanzaron como máximo las semifinales, cuando Wilstermann (1981), Blooming (1985) y Bolívar (1986 y 2015) llegaron a esa instancia.

“Agradecido de poder vivir esta final soñada. #VamosBoca #CarlosLampe”, escribió el meta en su cuenta de la red social Twitter, una vez que el cuadro Xeneize obtuvo el pase.

Más allá de que juegue, esté en la banca o no sea incluido en ella, Lampe está inscrito en Boca y como tal recibirá la medalla por el primer o segundo puesto.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Lampe, un boliviano es finalista de la Copa Libertadores



Con la clasificación de Boca Juniors, tras sortear la semifinal ante Palmeiras, Carlos Lampe se convierte en el primer jugador boliviano finalista de la Copa Libertadores de América.

El arquero de la selección nacional fue contratado por Boca por tres meses, hasta diciembre, solo con la opción de jugar desde semifinales de la Libertadores y sus consecuencias, y ahora ya está en la final, con la posibilidad de ir al Mundial de Clubes si el xeneize —que disputará el título ante River— es campeón.

Lampe no actuó en ninguno de los dos partidos frente al Palmeiras, pero estuvo en el banco. El titular fue Agustín Rossi.

La familia de Lampe en Bolivia estuvo atenta anoche al partido, que vio por Tv, y ahora se alista para viajar a Buenos Aires y ver la finalísima.

Su padre Juan Carlos, su madre Cecilia y una de sus hermanas, Ericka, preparan maletas para ir a la capital argentina, donde no podrá estar Claudia Cecilia, pues radica en Estados Unidos.

Las finales programadas para el 7 y 14 de este mes pueden cambiar para el 10 y 24, según se conoció anoche.

“Qué belleza, qué hermoso sería verlo entrar así sea unos minutos; y aunque no juegue, igual nos pone a todos felices porque él está feliz. Ojalá Boca salga campeón, lo vamos a festejar con todo si se da”, dijo anoche Juan Carlos Lampe sobre su hijo.

La emoción es mayor porque la finalísima será inédita entre los dos más grandes equipos del fútbol argentino. “Quién no puede querer ir a ver un Boca-River en una final de la Libertadores, es algo que creo nunca se dio en la historia y un boliviano estará ahí. Por supuesto iremos a verlo”.

Soria hace dura crítica a la FBF y Salinas culpa a tres clubes

El extécnico de la selección nacional Mauricio Soria fue duro en su crítica y afirmó que contempla la posibilidad de iniciar un proceso por discriminación en caso de que no se proceda de la misma manera en el caso de la agresión que protagonizó el técnico venezolano César Farías. Mientras tanto, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, aseguró ayer que se trata de un complot que es digitado por tres clubes de la División Profesional.

“No analizo nada de César Farías, pero sí veo que a quienes les corresponde analizar han tenido un trato de la situación totalmente discriminatorio. En mi caso, fue tajante la posición en la que se tomó para poder resolver el contrato, a mí no se me atendió el teléfono para poder hablar una sola vez con miembros de la directiva de la FBF”, sostuvo.

Soria se vio involucrado en un hecho de agresión a su extrabajador. El cochabambino fue filmado cuando lo agredía y aquella situación bastó para que se concretara su salida de la Verde.

El DT contó ayer que pidió que un amigo suyo converse con los directivos de la FBF para acordar su salida, pero señaló que ve con “muchísima extrañeza” que el tema de Farías lo traten como una situación “casual”.

“Lo mío fue casual porque tuve un problema en mi casa, sin ninguna indumentaria deportiva, representando y defendiendo a mi familia. No sé cómo es que ven otras cosas ahora, creo que debe ser, como dice un colega mío, porque soy boliviano. Creo que nos desvalorizamos nosotros mismos en nuestro país, no vemos el potencial que hay en nuestro país, de gente importante, que puede dirigir los clubes tanto como la selección”, aseguró.

Asimismo, Soria aclaró que desde la FBF no “pidieron” su renuncia, pero no atendieron sus llamadas.

“Se sabe que desde el mismo momento que Salinas entró a la FBF su idea era sacarme, no hay por dónde esconderla y había dirigentes de las asociaciones que estaban buscando cualquier tema, hasta en mi contrato, para sacarme”, dijo.

Sobre las aseveraciones que se dieron acerca del hecho de Farías, cuando dicen que son “aisladas”, Soria puntualizó que se dieron otras cuatro acciones anteriores.

“Hay justificaciones que no creo que sean correctas, hay que asumir. Yo asumí que había cometido un error en el momento y me fui. Además, sabiendo que me iban a sacar”, sostuvo.

Soria advirtió, finalmente, que iniciará un proceso en caso de que no se proceda de la misma manera.

“Si es que no hacen las cosas como pienso que se deben hacer, entonces veremos de tomar algunas acciones por discriminación a lo que también me han hecho a mí. Si va a haber el mismo trato, nos quedamos todos tranquilos”, declaró.

El titular federativo, por su parte, recordó que Farías es un “técnico invitado”, por lo que la situación es “diferente”.

“Quiero adelantar que nosotros nos hemos dado unos días para que el departamento jurídico entregue un informe completo. La gente sólo ve la agresión, pero no sabe el antes y el después o todos los detalles”, dijo.



FABOL: JUGADORES NO ASISTIRÁN A LA VERDE

Por el incumplimiento de los acuerdos entre la FBF y Fabol, ayer se informó que los jugadores no asistirán a las convocatorias de la Verde, según el representante de los futbolistas, David Paniagua.

Según se informó, la determinación se tomó junto a los 14 capitanes de los clubes de la División Profesional.



“SON DOS CLUBES DE SANTA CRUZ Y UNO DE LA PAZ”

REDACCIÓN CENTRAL

“Había anticipado que acá hay un complot en contra de esta gestión, para desestabilizarnos. Son dos clubes de Santa Cruz y uno de La Paz, además de los periodistas que ustedes saben”, dijo ayer el titular de la FBF, César Salinas.

El presidente de la entidad federativa señaló que aún mantiene el concepto del técnico César Farías, empero aseguró que el Comité Ejecutivo debe analizar el tema la próxima semana.

“No quiero adelantar nada, se especula mucho en el fútbol, eso es algo que he aprendido. En estos días tiene que salir la novedad, si va a o no va. Él (por Farías) tendría que ir (a los amistosos de la fecha FIFA) porque ése es el compromiso”, sostuvo.

Sobre Mauricio Soria, reconoció que no le pidió la renuncia, pero considera que se alejó de la Verde porque “no aguantó la presión, hizo un análisis personal y presentó su renuncia”.