martes, 22 de mayo de 2012

Pedriel, con sed de gol

El primer “legionario” ya está bajo bandera y listo para anotar.

Ricardo Pedriel se sumó ayer en la mañana sorpresivamente a la Selección Nacional. Demostró su gran profesionalismo a tiempo de incorporarse después de haber cumplido el permiso de tres días que le concedió el seleccionador nacional, Gustavo Quinteros.
La Federación Boliviana de Fútbol, a través de su encargado de prensa, Javier Silva, hizo conocer que Pedriel requirió un permiso de tres días para trasladarse a Estados Unidos, donde quería ver a su hijo. Por este motivo, una vez que retornó al país, el domingo en la noche, viajó con su esposa a Cochabamba, ciudad donde dejó a su pareja con familiares y luego intentó abordar un vuelo rumbo a La Paz. Pero se encontró con que no había pasajes, y para no perjudicarse no lo pensó dos veces para abordar un bus y arribar en las primeras horas a La Paz. De la terminal se dirigió solo al Hotel Andino, en la zona de Mecapaca, cuartel general del seleccionado. “Es lo que sucede cuando un jugador tiene un permiso especial, Ricardo Pedriel tenía los pasajes para viajar a Bolivia, pero una vez en territorio nacional, estaba bajo su responsabilidad el traslado a La Paz. Como no encontró pasaje en avión, él determinó su viaje en bus para estar con la Selección en el tiempo que había requerido, algo digno de destacar”, afirmó ayer Silva.
Pedriel arriba a La Paz tras cumplir una buena temporada en el Sivasspor, donde anotó 9 goles con la camiseta del equipo turco, que se ubicó finalmente en quinto lugar en el torneo de ese país. Pedriel anotó 18 goles en el Sivasspor.
“Me pone contento la cantidad de goles que anoté, estoy pasando un buen momento futbolístico y espero responder de igual manera en la Selección”, dijo el “Chacha” Pedriel apenas llegó a La Paz, a la red Uno.
“Espero que me salga todo en la Selección, es lo que más quiero, ser un aporte a mis compañeros, creo que se vienen dos partidos difíciles”, aseveró el delantero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario