sábado, 13 de octubre de 2018

Con el respaldo de todos

El interés despertado por Carlos Lampe en uno de los grandes del fútbol sudamericano, como es el Club Boca Juniors de la Argentina, ha originado tal expectativa que después de muchos años los comentarios de medios periodísticos del vecino país estuvieron dirigidos de distinta manera a nuestro fútbol.

Para los radicales, aquellos que piensan que en material futbolística siguen siendo los mejores del mundo, aunque los últimos resultados debían ser ya suficiente razón para obligarlos a poner los pies en la tierra, la contratación no tiene ninguna significación, incluso alientan un franco rechazo.

Otros en cambio, aquellos que saben que también en otros países pueden surgir, así se de vez en cuando, jugadores de jerarquía internacional, han visto con simpatía la decisión del DT del popular plantel argentino.

Lo demostrado por Lampe a lo largo de los últimos años, tanto en el proceso eliminatorio como en el equipo de Huchipato, dejan suficiente material para esperar con optimismo el aporte que el arquero boliviano puede ser para su nuevo equipo.

Basta con recordar la producción que tuvo frente a la selección brasileña en el empate sin goles para refrescar la memoria de los olvidadizos. Allá enfrentó a la mejor selección sudamericana de las últimas décadas recibiendo el elogio de sus mismos rivales como fue el caso de Neymar, delantero temido por todos los guardametas que lo enfrentan..

Que el desafío es grande nadie puede negar. Que para colmar la expectativa hay que tener temple y confianza en su propia capacidad, es innegable; pero Carlos está seguro de ello y lo dice la firmeza de las declaraciones brindadas por él, mostrando que está en condiciones de responder positivamente porque tiene el caudal de conocimientos y la experiencia que dan el aval correspondiente. Por eso y más, el día del debut estará junto a él todo un país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario